EL NIÑO QUE VIVIÓ PARA CONTARLO

Wisconsin, EE.UU.,1865

Caso de Telepatía o milagro bíblico?

Relata la Biblia la historia de Lázaro, que había muerto y gracias a un milagro hecho por Jesucristo, resucitó. Similar es el caso de Max Hoffman, de sólo cinco años, quien fué declarado muerto a consecuencia del cólera, velado y enterrado. Esa noche, su madre tuvo una vivida pesadilla: su hijo se movía dentro del ataúd, tratando de salir de él. Lamujer, en un ataque de nervios, le pidió a su marido que abrieran la tumba, pero éste se negó. La noche siguiente, la señora Hoffman tuvo el mismo sueño y volvió a suplicar. El padre aceptó. Ante su sorpresa, cuando abrieron el ataúd de Max, su cuerpo estaba en una posición diferente de como lo habían enterrado. Lo sacaron y se lo llevaron a su casa. El médico lo observó detenidamente y percibió un leve parpadeo. ¡Max no estaba muerto!. Pocos días después, se recuperó por completo y tuvo una larga vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s