La leyenda de la mujer que bailó con el diablo

La historia es conocida como El diablo en la discoteca o como la mujer que bailó con el diablo y ha alcanzado todo el matiz de una verdadera leyenda, al punto que muchos sitios reclaman ser el suelo donde ocurrieron los hechos.

Todo ocurrió en Tijuana, México, allá por el año de 1990 pero, como se indicaba antes, lugares como Hermosillo o Popayán, Cali y Medellín en Colombia, reclaman la misma leyenda (¿o quizás es algo que ha ocurrido en varios sitios?).

Pero volvamos a Tijuana. La historia cuenta que todo ocurrió en el bar Aloha, entre la calle segunda y tercera de la Avenida Revolución un jueves o viernes Santo. Sin ocultarse todavía el sol se oscureció tanto el firmamento que los habitantes pensaron que se trataría de un eclipse de sol inesperado, así mismo hubo un viento súbito y un incendio en el bar Aloha que desapareció al instante, o bien una descarga eléctrica.

Sin embargo, al interior del bar había una muchacha proveniente de una familia muy creyente y que la había mantenido en cierta forma reprimida. La muchacha había decidido ese día sacudirse de las imposiciones familiares y salir a divertirse justo ese día.

Los testigos cuentan que la muchacha afirmó que esa noche bailaría, de ser preciso, hasta con el mismísimo diablo y, al parecer, su petición fue escuchada pues, al instante, entró al bar un joven atractivo y elegante que la abordó de inmediato. Tras pedir bebidas y hablar un poco, él la invitó a bailar advirtiéndole que no le fuera a mirar los pies, a lo que ella aceptó, total que el sujeto era encantador y le había impactado desde el comienzo.

El ambiente se impregnó de un penetrante olor a azufre y de inmediato la pareja se convirtió en el centro de atención cuando vieron que de los pies del joven comenzaba a salir humo. La pareja daba vueltas cada vez más rápidas y, en un punto, comenzaron a elevarse. Ahí fue cuando la muchacha comenzó a gritar de terror al ver que los pies del joven se convertían en cascos y la cara asumía un aspecto macabro y aterrador. Tras esto se escuchó una explosión y la muchacha cayó al piso, quemada y sin vida.

Una variante de este relato es que cuando ella no resistió la tentación de mirar sus pies vio unas garras horribles, tras lo cual cayó desmayada.

Poco después llegó la policía, pero la única explicación que pudieron dar los que estaban presentes en el lugar es que el diablo mismo era quien había tomado la vida de la muchacha tras retarlo a bailar con ella.

Hay una versión que afirma que la joven murió en el bar, mientras que la otra versión asegura que la muchacha sobrevivió unos días, pero que luego murió.

Una noche de viernes santo, se hizo una fiesta en la discoteca más famosa de la ciudad, dicen que en un momento determinado de la noche ,entró a la discoteca un joven, que atraía las miradas de todas las jovencitas que se encontraban en el lugar, era alto, muy bien vestido, con unos ojos algo extraños pero encantadores…

Este apuesto joven se acercó a una muchacha para sacarla a bailar y ella encantada por su apariencia aceptó sin pensarlo dos veces, mientras bailaban él le advirtió que no mirara sus pies ya que se sentía un poco intimidado y no era capaz de seguir el ritmo, ella asintió con la cabeza…

Pero al cabo de un rato no resistió mirar sus pies, ella se quedó sin aliento al ver unas garras horribles y se desmayó enseguida, todo el mundo al ver a esta joven tendida en el suelo corrió a socorrerla, y el joven con el que bailaba ya había desaparecido del lugar.

La muchacha cayó en un terrible estado de coma, y sus padres ordenaron revisar las cámaras del lugar para identificar al hombre que todos creían que era el culpable de su estado, pero para sorpresa de todos, en el video de seguridad se veía claramente que la jovencita se movía sola por toda la pista de baile, el hombre no se reflejaba en la grabación. Para confirmar esta escalofriante historia en el baño del establecimiento en uno de los espejos decía:

“Viernes Santo, muerte de Cristo, Viernes Santo yo revivo y riego sangre y temor entre los humanos”…

La discoteca estuvo varios días impregnada con un olor a azufre y la joven murió después de un tiempo con unas marcas de quemaduras en la espalda…

¿¿¿Te atreverías a irte de fiesta ahora en Viernes Santo???

FUENTES: http://misterios.co/  http://www.leyendas-urbanas.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s