TITANIC, El barco que nunca se hundió.

El Titanic fue un transatlántico de bandera británica, que fue botado a principios del siglo pasado y que colisionó contra un iceberg en su viaje inaugural, terminando de manera trágica, con la muerte de más de 1.500 personas, tuvo 2 hermanos, uno mayor, el Olympic, y otro menor , el Britannic. Y digo mayor y menor por el momento de su botadura, ya que los tres barcos eran prácticamente idénticos.

El primero de ellos, el Olympic, fue construido en el astillero Harland & Wolff y fue botado al mar en octubre de 1910. Realizó su viaje inaugural el 14 de junio de 1911. Su capitán fue Edward John Smith, que a la postre capitanearía también el primer y último viaje del Titanic, desapareciendo en el naufragio.

El 20 de septiembre de 1911, el Olympic tuvo un grave incidente con un buque de guerra, el HMS Hawke, que se acercó demasiado debido a la turbulencia de la hélice del Olympic colisionando con éste y provocándole graves desperfectos. Tras un análisis de los hechos, se declaró culpable del incidente al Olympic, por lo que el seguro no cubrió los gastos de la reparación.

Hay una interesante teoría de la conspiración, que postula que ante los problemas financieros por los que atravesaba la empresa propietaria del barco (White Star Line), como medida desesperada por evitar la bancarrota, optó por cambiar los dos barcos haciendo pasar al Olympic por el Titanic, enviando al falso Titanic a un viaje sin retorno para cobrar el seguro. Esta es la trama.

Tras el accidente, el Olympic fue parcheado y enviado de vuelta a Belfast para una reparación en profundidad. A finales de 1911 los dos barcos estuvieron juntos en Belfast. Allí pudo haber sido donde ambos barcos se cambiaron, sustituyendo los rótulos y el nombre de los cascos.

Cuando el Titanic abandonó Belfast, rumbo a  Southampton, el Reino Unido estaba en medio de una huelga del carbón. Muchos trabajadores estaban sin empleo, pero aun así parte de la tripulación del Titanic rehusó enrolarse en su primer y último viaje transatlántico. ¿Sabrían algo?

En medio de esta huelga, otro barco, el Californiano, perteneciente al holding de J.P. Morgan y destinado al transporte de mercancías y pasajeros, no tuvo problemas para abastecerse de carbón para realizar un viaje a los Estados Unidos, 5 días antes de que partiera el Titanic. A pesar de que debido a la huelga debía de haber centenares de personas tratando de encontrar un barco que los llevara a América, el barco partió sin pasajeros, sólo con un cargamento de mantas y de jerséis.

Mientras tanto, más de 50 pasajeros de primera clase del Titanic, cancelaron en el último momento su boleto. Muchos de ellos eran asociados de J.P. Morgan, y el propio banquero en persona, que canceló su pase alegando enfermedad, aunque un par de días después fue sorprendido en Francia con su amante.

El Californiano, cuando llegó a la zona en la que el Titanic colisionaría horas después con un iceberg, se detuvo y se quedó allí con los motores encendidos. Extrañamente, la noche de la colisión, el capitán del Californiano durmió vestido en un sofá del puente en vez de retirarse a su camarote, como sabedor de que algo inminente iba a ocurrir requiriendo su inmediata acción. Esa noche, el Titanic cruzó tres mensajes con el Californiano, en los que este último le informaba de su posición. El capitán del Titanic, también durmió vestido en un sofá esa noche.

Incluso sin luna, el iceberg pudo haberse visto a 8 kilómetros de distancia, estando dentro de los márgenes de maniobrabilidad del Titanic para esquivarlo, pero aun así lo golpeó. Por desgracia, el Titanic confundió un tercer barco que se divisaba en el horizonte con el Californiano, que se encontraba realmente a 20 kilómetros, esperando sin éxito que apareciera el Titanic.

En el Titanic, tras el incidente imperó la calma, sabedores de la presencia en las inmediaciones de un barco que vendría en su rescate. Pero al no acudir, finalmente cundió el pánico, lo demás de la historia ya la conocen, nunca llegó a su rescate el Californiano, usto antes de las 2:20 del 15 de abril, el Titanic se partió por la mitad y se hundió por proa con cientos de personas todavía a bordo. La mayoría de los que quedaron flotando en la superficie del mar murieron de hipotermia, aunque algunos fueron rescatados por los botes salvavidas. Los 710 supervivientes fueron rescatados por el transatlántico RMS Carpathia unas horas después.

La historia es apasionante. Reveladora. Pero deja cabos sueltos. El principal de ellos es el propio Titanic, (oficialmente, Olympic). Los desperfectos  que sufrió habrían desaparecido por completo, algo que no debió de pasar por alto la aseguradora LLoyd’s que desembolsó la por entonces astronómica cantidad de 5 millones de dólares, solo 15 días después de que se firmara el seguro.

Tras pasar 100 años sumergido en aguas del Atlántico, la corrosión ha desprendido alguna de las letras fijadas a su casco dejando ver lo que había detrás. En este caso una M y una P,.. ¿de OlyMPic?

Aunque se insiste en la facilidad del cambio entre ambos barcos, esta tarea no sería tan fácil. Sobre todo considerando que uno de los barcos seguiría a flote y que podría ser inspeccionado. Todos los paneles de madera estaban numerados etiquetados con el identificativo 400 (Olympic), mientras que el Titanic llevaba el 401. Para evitar ser descubiertos, habrían tenido que ser desmontados y montados de nuevo en el otro barco. Después de que el Olympic fuera retirado del servicio, algunos de esos decorados fueron adquiridos en subastas para ornamentar hoteles y despachos de acaudaladas personalidades. Por ejemplo este salón del Olympic adorna ahora una suite del hotel White Swan en Alnwick.

Aunque parecían iguales, existían bastantes diferencias entre ambos barcos.

En la zona marcada con una linea roja, podemos ver un mirador de primera clase que en el Titanic estaba cubierto con paneles de cristal retráctil, mientras que en el Olympic estaba descubierto.

La zona marcada en verde eran camarotes en el Titanic, pero no en el Olympic. La distribución de las ventanas era distinta. Basta decir, que en ambos barcos habría que haber realizado los cambios necesarios para que nadie hubiese notado nada.

La zona azul era parte de la cubierta B en el Olympic, pero en el Titanic, toda esta zona se eliminó para ampliar el restaurante de primera clase.

El recuadro amarillo marca unas ventanas que eran redondas en el Olympic, pero rectangulares en el Titanic.

Las chimeneas también eran distintas, por lo que habría que haber pintado las del Olympic y pintado y envejecido las del Titanic.

Todos estos cambios tendrían que haber sido realizados en ambos barcos en un breve espacio de tiempo y sin que nadie sospechase nada ni viese nada extraño.

En abril de 2012, el australiano multimillonario Clive Palmer anunció la construcción del Titanic II, que será una réplica exacta del RMS Titanic. La botadura está prevista para el 2018.

FUENTES: http://www.lamentiraestaahifuera.com/  http://www.paullee.com/ http://es.wikipedia.org/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s