Los Ataúdes colgantes de Los Bos.

Los ataúdes colgantes de los bos, una de las 56 minorías nacionales de la antigua China, son un conjunto de sepulcros que penden de los precipicios, y que por su extraña y majestuosa naturaleza han sido incluidos entre las reliquias culturales de preservación priorizada del país. Se concentran principalmente en el dique Matang y el golfo Sumawan, de la meridional provincia de Sichuan.

Dicha zona acoge hoy a 265 sepulcros de este tipo, en lo que constituye la mayor concentración de los mismos en todo el país. Las tumbas se encuentran entre diez y 50 metros de altura. La más alta está a 100 m.

En la antigüedad se utilizaban tres métodos de construcción, entre ellos el de estacas de madera. Se tallaban dos o tres agujeros en el acantilado y se insertaban las estacas de madera con el fin de propiciar un apoyo al ataúd. Al segundo se le conoce como talla en cavernas, cuyas paredes se cincelaban en dirección horizontal o vertical para colocar los ataúdes. El tercero consistía en aprovechar las cuevas y grietas naturales para colocar los féretros.

El ataúd, hecho generalmente de madera, era más ancho en su parte superior y más angosto en la inferior, y se ensamblaba con broches de presión y espigas. Se acostaba al difunto boca arriba y con el cuerpo envuelto en sudario de lino. Los artículos funerarios, cuya cantidad variaba, se disponían a los pies. Se incluían entre ellos objetos de cerámica, bambú, madera, hierro, tejidos de lino y de seda. El material predominante era el lino. Existe una gran divergencia entre los círculos académicos sobre cuál de los grupos étnicos dio inicio a esta práctica. La creencia general es que pertenece a la minoría de los bos y liaos. En cuanto a su historia, no se sabe cuando se inició, pero sí que concluyó durante la dinastía Ming.

Los féretros del dique Matang, principal asentamiento donde se ubican los ataúdes colgantes de los bos, están ubicados en el suroeste del poblado Luobiao, distrito de Gongxian. La extensión del dique de este a oeste abarca entre 300 y 500 m, y unos mil metros de sur a norte. El río Pangxie (cangrejo) discurre por el dique. De oeste a este, frente a frente, se encuentran 21 montañas en zigzag. Los 223 ataúdes, principalmente de madera, están esparcidos por doquier, a alturas comprendidas entre 20 y 60 m, con una máxima superior a los 100 m. También se encuentran agujeros con estacas y más de 200 dibujos de color rojo pintados en el precipicio.

El contenido diversificado de las pinturas incluye temas de equitación, arco, danza, acrobacia, armas, figuras geométricas, entre otros. Todas ellas muy vívidas. En las reliquias de los féretros colgantes en otros lugares también se presentan estos dibujos.

Los ataúdes de Sumawan se ubican a la orilla norte del río Dengjia del pueblo Haitang, aldea Caoying. En las montañas ondulantes se hallan los castillos y caseríos montañosos de estilo antiguo, y frente a ellos está el precipicio donde se ponen los ataúdes. Entre los 42 féretros conservados, siete están colocados en cuevas y bloques de rocas naturales, y el resto, 35, en estacas de madera.

No se sabe exactamente cuándo dio comienzo esta forma de enterramientos entre las etnias chinas de provincia de Sichuan ni qué creencias estaban arraigadas a estas ceremonias. Lo único que parece claro es que los ataúdes fueron colocados con esmero no solo para vencer a la gravedad y a las características de la orografía de la zona, sino para desafiar al paso del tiempo.

FUENTES: http://misterios.co/  http://www.ilustradordigital.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s