La Casa de la Tía Toña

La supuesta casa de la tía Toña

Esta es una leyenda que lleva años oyéndose en la Ciudad de México y área metropolitana, la historia ubica a la casa cerca de un panteón que corre sobre la Avenida Constituyentes, el ya famoso Panteón de Dolores; en la tercera sección del bosque de Chapultepec. De acuerdo a las fotografías que existen sobre la dichosa casa, parece que el inmueble es un lugar abandonado y descrita de forma similar a la casa que aparece en la película de “The Blair Witch Project”.

Los múltiples relatos que plagan internet sobre la casa dicen que por una de las ventanas de ésta se puede ver a una viejecilla asomada (la supuesta “tía Toña”), así como ruidos, quejidos y movimiento en el perímetro de la casa.

La famosa casa se encuentra cerrada al público por motivos de crímenes relacionados al narcotráfico. Para llegar al lugar, debe apartarse de las vías de tránsito principales del bosque de Chapultepec y cruzar el bosque hasta llegar a una barranca de 30 metros de profundidad (misma que ha cobrado las vidas de varios intrépidos y ha dejado accidentados a otros), y luego cruzar un puente colgante donde se escucha a alguien lanzando piedras al río y voces que provienen de lo más profundo del bosque.

El famoso puente colgante.

Según quienes han ido al lugar, al cruzar el puente, una niebla densa y fría cubre el área sin importar la temperatura previa. Es en este punto donde, al ver la casa, se puede ver el rostro de la supuesta “tía Toña” asomada en uno de los ventanales de la casa, como si estuviera esperando a los visitantes. Dependiendo de quien cuente la historia, pueden oírse los lamentos de una mujer en el fondo de la barranca.

Quienes alegan haber entrado a la casa, comentan que de inmediato se siente una presencia que oprime el pecho, el aire se torna pesado y escaso, ocasionando que varios visitantes sufran de mareos y náuseas, o simplemente se desmayen.

En las habitaciones se ven sombras de niños corriendo y escondiéndose, se escuchan lamentos de dolor de la mujer y risas de infantes; así como también es común que los visitantes sientan que alguien les da palmadas en el hombro, tropiecen con objetos inexistentes e inclusive que sufran de ataques físicos que van desde moretones hasta marcas de una mano y arañazos.

Supuesta ubicación de la casa en el Bosque de Chapultepec

Algunas versiones de la historia dicen que la habitación de la famosa tía se encuentra al final del inmueble, pero que resulta inalcanzable y que es imposible entrar, debido a que suceden aterradores eventos paranormales y que el aire se vuelve imposible de respirar, mientras que de acuerdo a otras versiones, hay quienes han logrado entrar y acabaron sus días internados en hospitales psiquiátricos.

Hay quien narra que en el camino de regreso por el puente, se sigue escuchando el lamento de la famosa tía Toña, y que se puede escuchar pasos pesados en las tablas de la construcción, de forma que parece que alguien sigue a los aterrados visitantes.

La historia “oficial” de la tia Toña es esta:

La tía era una señora de edad avanzada que vivía sola en su vieja casona. Era caritativa y bondadosa, y que a pesar de no contar con mucho dinero, gustaba de ayudar a los niños de la calle que llegaban a vivir a su casa; donde los cuidaba, los alimentaba y les permitía pasar las noches.

Se supone que un día, un grupo de chicos rebeldes acabaron sacando de quicio a la señora, que enloqueció y los mató a golpes; y que, para deshacerse de los cadáveres, fue arrastrándolos uno a uno hacia el río que corría bajo la barranca, y que cuando logró caer en cuenta de lo que acababa de hacer, y que se había convertido en una asesina, fue a su habitación y se suicidó.

Cuenta la historia que su cuerpo aún sigue en su habitación, acostado sobre la cama y que esa esa la razón de las fuertes manifestaciones de actividad paranormal en el lugar, y el motivo de que nadie pueda alcanzar la famosa habitación.

En realidad, la casa no es sitio de crímenes, ni un lugar embrujado. Es solo una mansión privada y que pertenece a alguien de dinero. El lugar tiene vigilancia todo el tiempo, y los mismos empleados de seguridad del lugar han sido los testigos de los múltiples accidentes que ocurren a jóvenes que intentan llegar a explorar la famosa “casa de la tía Toña”, que no es más que un edificio que lleva 20 años en remodelación.

FUENTE: http://mitosmonstruosyleyendas.blogspot.mx/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s