El misterio del bosque torcido de Polonia

En Polonia existe un singular bosque de pinos curvos, y hasta la fecha nadie ha podido explicar con certeza por qué estos árboles tienen esta particular forma.

El bosque está situado en Gryfino, en la región de Pomerania, al noroeste de Polonia. El origen de este bosque de pinos curvos, llamado comúnmente “El bosque torcido”, es un misterio. Sí se estima que los pinos de este bosque (también conocido como Crooked Forest) fueron plantados en 1930.

La invasión por parte de Alemania a Polonia durante la Segunda Guerra Mundial, habría interrumpido esta actividad, obligando a los granjeros a interrumpir su trabajo, e impidiéndoles continuar dándole las extrañas formas a estos árboles.

El pueblo donde se encuentra este bosque fue devastado durante la guerra y no se restableció hasta la década de 1970 cuando la nueva central fue construida en la zona. Esto explicaría por qué ninguno de los lugareños tienen la menor idea de por qué los árboles lucen de esta extraña manera.

En última instancia, nadie puede estar seguro de lo que causó la curvatura de estos árboles ya que no hay testigos que puedan testificar de una u otra manera lo que en realidad sucedió; sin embargo la última explicación parece un poco más probable.

En el bosque torcido de Polonia se calcula que existen cerca de 400 pinos que poseen una curvatura de 90 grados en la base de sus troncos, todos doblados hacia el norte. Luego los troncos de los arboles continuan creciendo hacia arriba en forma vertical.

Teorías sobre el bosque torcido de Polonia

Existen varias teorías que podrían explicar el fenómeno. Entre ellas está la que dice que los árboles abrían sido modificados mecánicamente, es decir, usando cuerdas y otros mecanismos de fuerza, para que los pinos al crecer tuvieran esta particular forma.

Se dice incluso que fueron carpinteros del servicio secreto alemán los que curvaron los pinos con dispositivos mecánicos con la intención de talarlos posteriormente y usarlos en fabricación de muebles de madera curva, cascos de embarcaciones o yugos de arados. Sin embargo, nada de esto ha sido comprobado fehacientemente.

Además, el problema con esta teoría es que según señalan los pobladores locales, la madera de estos troncos no es adecuada para fabricar ni muebles ni ningún de los dispositivos antes mencionados.

Otras teorías que apuntan a factores como la continua acumulación de nieve en su base, lo que llegaría a generar con el tiempo esta particular “deformidad”

Del mismo modo, muchos señalan que en la Isla del Hierro, en España, sucede algo similar con unos árboles llamados “Las sabinas del Hierro”. En ese caso el fenómeno lo produce el fuerte viento que azota la región en determinada época del año, y que hace que los árboles crezcan hacia arriba y luego se curvan hacia la tierra.

Lo que está claro es que el cambio en su forma se produce cuando los árboles son muy jóvenes, si es el viento el que lo causa, es posible que luego que los árboles adquieren mayor tamaño y fuerza, el viento no les afecte tanto ya se protegerían unos a otros, a modo de barrera, y luego podrían continuar creciendo en forma vertical.

Otros aseguran que la curva es el resultado directo de la acción del hombre, que habría plantado los árboles en los años 30 y les habría dado esa forma a propósito para producir madera curva, empleada sobre todo en la construcción de buques. La invasión de Polonia por la Alemania nazi habría paralizado el proyecto, por lo que los árboles habrían seguido creciendo de forma vertical hasta adquirir la curiosa forma que poseen en la actualidad.

El uso de técnicas para deformar los troncos está ampliamente documentado en muchas zonas de Europa, lo que da cierta credibilidad a esta teoría. Sin embargo, los habitantes de Gryfino rechazan esta posibilidad, ya que la madera de pino nunca se ha utilizado para construir barcos.

Una última teoría apunta hacia la posibilidad de que la deformación fuera causada por el hongo Melampsora pinitorqua, que causa deformaciones en los brotes de los pinos jóvenes, aunque normalmente no suelen ser tan acusadas como las de los del bosque encorvado de Gryfino.

Explicaciones biológicas

Otra posibilidad es la que indica que el busque se formó adoptando un extraño patrón natural en el que la causa de la curvatura de los árboles sería una mutación genética.

Otra apunta posible el ataque de insectos barrenadores (como el Dioryctría, el Eucosma o el Conophthorus) que obligan a las plantas a defenderse mediante rebrotes laterales. Sucesivos ataques de estos insectos podrían haber causado esta deformidad en los pinos.

Y claro, no faltan explicaciones que involucran a la magia y a la acción de fuerzas sobrenaturales. Como sea, el bosque torcido de Polonia es un fenómeno extraño, un lugar muy singular que deja en el aire flotando un halo de misterio.

FUENTES: http://vuelosbaratosbaratos.com/  http://www.abc.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s