Relatos de Terror: Payasos…

Es el mes del niño y esta semana lo dedicamos a aquellos personajes que alguna vez nos hicieron sonreir, o a veces lo siguen haciendo, nos referimos a la los payasos, los siguientes relatos fueron escritos por personas como tú, por amables lectores que deciden escribir y compartir sus experiencias vividas o a veces inventadas pero que incluyen una pizca de terror, ahora Corporación Phantom comparte contigo estas historias.

El payaso ambulante.

Es un hecho real una noche como cualquiera, el juguete payaso de mi hermanita se comenzó a mover después me desperté y lo vi caminando por nuestra sala pensé que solo era nuestro perrito después fui a recogerlo y mientras me acercaba mas se iba pareciendo mas a un juguete entonces pensé que era a cuerda pero después dije pero quien le dio cuerda lo levanté y no era de cuerda y era el payaso corrí a mi cuarto pero lo había dejado allí a la mañana siguiente no estaba allí sino en el baño lleno de sangre mis padres no se despertaban todavía así que lo recogí y lo tire afuera y seguí mi vida después fui donde lo compramos y le dije al señor quien le dio ese muñeca y me dijo que fue una niña con aspecto fantasmal le pregunte si sabia como se llamaba la niña y me lo dijo se llamaba carolina investigue descubrí que había muerto en 1847 y me dije a mi mismo pero como si el señor dijo que la niña selo había dado en 1999 me asuste demasiado y después el payaso volvió y del payaso salió un espíritu le pregunte te llamas carolina y dijo que si después fue desaparee siendo poco a poco hasta que se fue desde ese momento me aterran lo payasos….//COLABORACION DE: JEAN PAUL

El payaso de mi abuela.

Un día mi abuela vio una artesanía de una payaso que se la compro a un señor de un puesto el señor notaba un trauma al mirar el payaso y se lo vendió muy barato , un día mis primos se fueron a dormir a casa de mi abuela y como les gustaba tanto decido ponérselos junto a ellos en la noche sintieron mala vibra y el payaso se le pusieron los ojos rojos y es triste no se si fue la causa de la ceguera de mi primo. Fernanda.

El payaso desaparecido

Hola , para empezar esta historia de terror me paso a mi, y nunca la voy a olvidar, porque me quedo clavada en la cabeza , bueno, aquí va:

Un día de invierno mis padres no habían vuelto de trabajar y yo estaba sola, en mi cama, durmiendo (yo no tengo hermanos) y yo siempre dormía con un payaso medio grande, pero siempre tenía una cara malvada. Ese día, me había dormido profundamente, a mitad de noche, fría y terrorífica, cuando me desperté, en la noche, mis padres no habían vuelto, pero lo que si me extrañó, fue que el payaso (al cual yo le llamaba Dr Punki) no estaba a mi lado, me puse muy triste, porque yo siempre amé a ese payaso, aunque tenía cara terrorífica.

Desde entonces, todos los días me levanto a la misma hora donde había desaparecido mi payaso a tomar agua y cuando voy para la cocina, me parece ver la silueta del payaso el cual yo perdí.

Un Payaso en mi baño.

Un día en la noche a la 4am me levante al baño vi una cara muy feliz me asuste agarre el celular y le tome una foto, desde ese día ese payaso se aparece en mis sueños y en mi baño si leíste¡¡ esto ponte atento puede que se aparezca en tus sueños o en tu baño una vez cuando tenía 5 años estaba escarbando en el patio encontré algo como una muñeca seguí escarbando y era un pequeño payasito lo lave se veía como un payaso inofensivo pero des que lo tengo se aparece en mi casa siempre que me deshago de él está en mi cuarto en el mismo lugar no puedo quemarlo ni tirarlo así que si se encuentran un payaso igual al que les dije mejor déjenlo donde estaba puede que tenga algo malo se los digo esta historia es 100 por ciento real…COLABORACION DE: SAIRA

Un payaso en la obscuridad.

En una noche de navidad mi madre se dirigía al cuarto de san alejo de la casa de unos amigos de mis padres, como es de costumbre entre familia decirse feliz navidad a las 12 de la noche en colombia,mi mami desesperada buscaba un teléfono para poder marcarles a mis tíos y a mi abuela, el único teléfono libre se encontraba en aquel cuarto, mi madre me cuenta que en el momento en que ello comenzó a marcar sintió un frio en aquel cuarto y cierto miedo pues no había un bombillo q alumbrara el cuarto solo estaba la luz del segundo piso que se reflejaba allí, después de que ella colgó el teléfono sintió un pellizco en su pierna derecha, ella se asusto pues pensó en un niño pequeño y en ese instante pensó en mi pues yo estaba pequeñita en aquella época, pero al observar mi mami hacia abajo se encontró con la sorpresa de que era un payaso de pie que la miraba fijamente a sus ojos, tenía el pelo de colores, media aproximadamente 40 cm, y parecía antiguo mi mami del susto le dio una patada y salió corriendo atemorizada, le conto a mi padre pero él no le creyó, luego años después me conto a mí, y yo si le creo pues lastimosamente mi padre resulto enredado con una de las hijas de sus amigos y hoy es su esposa, tuve que quedarme en esa casa sola algunas veces cuando iba de visita a donde mi padre luego de la separación con mi madre, yo escuchaba ruidos y pasos, abrían las puertas y movían las cortinas, fue realmente un infierno que aun no logro entender, lo que sé es que en esa casa se practicaron actos de brujería y hechicería, afortunadamente soy cristiana y ya no le temo a cosas del mal pues Cristo es más fuerte que todo eso. Recuerden que el bien vence al mal.

COLABORACION DE: PAOLA

El payaso de la mecedora

Los payasos son artistas del mundo de la alegría que buscan animar al público y robarles muchas sonrisas. Por todo esto, es muy extraño pensar que los payasos además de hacer reir a la gente puedan generar miedo. Un miedo que es capaz de instalarse en la psiquis de las personas de la manera más siniestra.

Una leyenda urbana que en el presente cobró notoria popularidad a través de las redes sociales refleja claramente el miedo a los payasos. Ocurrió hace algunos años en Estados Unidos. La protagonista de esta historia, una niñera, jamás imaginó que un payaso le provocaría el terror más grande de su vida.

Según cuenta la leyenda, una vez ocurrida esa masacre el matrimonio abandonó para siempre aquella casa. Es que ninguno de los dos pudo superar el terrible trauma padecido.  Lo más aterrador del caso es que el autor de esos crímenes tan espantosos nunca fue atrapado. Muchos creen que lo que dijo la niñera en aquella última llamada fue cierto y que los asesinó un payaso siniestro que irrumpió en aquel hogar para matar de la manera más despiadada.

FUENTES: http://www.lahoramarcada.com/  http://www.teledoce.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s