STONEHENGE ¿Una gran mentira?

Hace poco más de 100 años se llevaron a cabo las tareas de restauración de un montón de piedras situadas cerca de Amesbury, en Gales. Después de esta restauración, lo que apareció a la luz fue una maravilla arquitectónica, un  monumento megalítico, tipo crómlech (menhires enterrados parcialmente y con forma circular),  una maravilla llamada Stonehenge.

En seguida captó la atención de arqueólogos, antropólogos, historiadores, y demás expertos. Un descubrimiento arqueólogo de tal importancia que incluso se intentó etiquetar como una de las 7 maravillas del mundo, como pueden ser las Pirámides de Niza o los Jardines de Babilonia.
Desde entonces, se ha investigado el motivo de la construcción megalítica. Y aunque no se sabe con certeza, se piensa que tiene un origen religioso, ya que se han encontrado huesos de hasta 300 personas incineradas que creen pudieron ser cremadas hace unos 3000 años antes de nuestra era. Otra hipótesis es que las piedras de Stonehenge cumplen una función astronómica y astrológica. Dado que las luces y sombras que produce el Sol sobre el monumento tiene características especiales los días de solsticios. Entendiendo pues que era usado como calendario.
Estas rocas, pesan toneladas, algunas superan las 5 toneladas. ¿Cómo pudieron pues moverlas y levantarlas? Las explicaciones son muchas: desde las más prácticas que afirman que se trajeron utilizando bolas y troncos de madera, y levantadas con sistemas de poleas o rampas de tierra; hasta otras explicaciones más elaboradas que afirman que se hizo gracias a la fuerza de unos gigantes ya extintos llamados “hiperbóreos” o incluso con ayuda extraterrestre, ya que esta construcción coincide con algunas construcciones egipcias.
 Ahora viene lo más fuerte!  
De todo lo que se ha estudiado, hablado, teorizado y analizado; cabe destacar el trabajo de un arqueólogo: Mike Parker Pearson, cuyo trabajo ha sido recogido y publicado por National Geographic.
Parker Pearson, realizando los análisis de las rocas que formaban el monumento de Stonehenge, descubrió datos contradictorios, algunos análisis no encajaban en la construcción de este monumento. Las rocas de interior contienen una composición mineral diferentes a las rocas externas, las rocas colocadas en la parte externa contienen una composición mineral diferentes a las encontradas en inmediaciones a la colina de Preseli, de donde se extrajeron las piedras centrales. Tengamos en cuenta que hace 5000 años, no habían camiones ni trenes, ni siquiera se había inventado la rueda… y lo más lógico era que ya que había material, sacar las piedras del lugar más cercano a la construcción.
Tras este raro acontecimiento, Parker se dispuso a investigar un poco más…. Y lo que descubrió fue un hallazgo que haría temblar los cimientos de todo el mundo que se ha levantado en torno a las piedras de Stonehenge. Unas investigaciones que están siendo silenciadas por las autoridades Británicas aun cuando medios tan importantes como National Geographic lo sacan a la luz.
Investigando entre la documentación, Parker encontró entre los papeles un nombre que se repetía una y otra vez: William Gowland, un trabajador de cierta importancia de la restauración de 1901. Por supuesto, este personaje estaba muerto, pero la casa en la que vivía aun estaba en pie. Así que Parker se dispuso a buscar más información sobre la curiosidad de Stonehenge en la casa de William.
Descubrió que William Gowland, participó en los trabajo de la primera restauración como un cargo importante y que se hicieron en 1901. Y ente los papeles encontró varias cosas, por ejemplo una carta que ponía:
“Debemos construir algo grande”, aseguraba el ingeniero jefe en una carta de febrero de 1901, “un monumento que ponga Gales en la mente de todos y haga palidecer los hallazgos del continente [franceses]”.
A Parker se le empezaba a formar una idea en la cabeza. ¿ A qué se refería el ingeniero en hacer algo importante en Stonehenge?, ¿Tenía que ver esto con los análisis de rocas que le habían llevado a pensar que esas rocas no eran de la zona?…
Pero no solo descubrió esta carta, encontró decenas de correspondencia entre el tal William Gowland y un mandatario del gobierno que firmaba como Mr H. En esas cartas se hablaba de la construcción de un gran centro de cultura druida, de algo que llamara la atención, algo que pusiera en el centro del mundo cultural a Gran Bretaña. Parker destaca una de las frases del tal Mr H: “Debéis hacer algo a la altura de sir Walter Scott, digno del Rey Arturo”. ¿Estaban hablando de Stonehenge? ¿Hacer algo…?
A Parker la cabeza le daba vueltas, ¿Podía ser que Stonehenge fuera falso? ¿Que fuera una construcción artificial del gobierno para conseguir importancia internacional? Si es así, ¿por qué ha nos han engañado? ¿Por qué mantienen la mentira?… ¿Todo los documentales, libros, ensayos, trabajos y dinero mal gastado son erróneos o falsos?
Las fotografías que encontró a continuación no le dejó dudas, Parker lo tenía claro, Stonehenge fue construído (al menos el 90%) en 1901 por el gobierno británico, y no hace 5000 años por una cultura celta, druida … mirar las imágenes y juzgar por ustedes mismos:
FUENTE: http://misteriossinresover.blogspot.mx/
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s