El mito de Medusa

Medusa -su nombre proviene del sánscrito Medha, del griego metis y del egipcio met o maat, que significa “soberana de la sabiduría femenina”. En el templo de Ártemis en Éfeso, la señora de los animales tiene cabeza de Gorgona. Dicha cabeza también aparece en los santuarios de Deméter…. Lo que sugiere que la Gorgona tuvo antaño naturaleza de función en relación con todas las diosas, y que sólo más tarde se identificó exclusivamente con Atenea.

En la mitología griega, una gorgona (en griego antiguo  γοργών gorgōn, “terrible”) era un despiadado monstruo femenino, a la vez que una deidad protectora procedente de los conceptos religiosos más antiguos. Su poder era tan grande que cualquiera que intentase mirarla quedaba petrificado, por lo que su imagen se ubicaba en todo tipo de lugares, desde templos a cráteras de vino, para propiciar su protección. La gorgona llevaba un cinturón de serpientes, entrelazadas como una hebilla y confrontadas entre sí.

Hacia el 1400 a.C. Medusa fue adorada en la Libia mediterránea bajo su aspecto destructor de Diosa Triple (diosa-sacerdotisa-serpiente), conocida allí como Neth, Anath, Atiene o Atenna.  Sus imágenes la muestran como una mujer de pelo largo y rizos anchos como tubos, los cuales evidenciaban su origen africano y que, sin duda, posteriormente fueron interpretados como serpientes. Muchas diosas tenían patas hirsutas, los cascos equinos, las patas de gato, lo que denotaba su origen sobrenatural. Estaban dotadas de gran poder y nadie podía levantar su velo y mirarla directamente al rostro, pues esto le permitía sondear el porvenir del desafortunado curioso y revelarle su propia muerte.

En la Odisea siglo VIII a.C., la gorgona es un monstruo del inframundo: “…el pálido terror se apoderó de mí, temiendo que la ilustre Perséfone me enviase del Hades la cabeza de Gorgona, horrendo monstruo.”

Sobre el 700 a. C., Hesíodo (Teogonía, El escudo de Heracles) incrementa el número de gorgonas a tres -Esteno (“poderosa”), Euríale (“que surge lejos”) y Medusa (“reina”)- y las hace hijas de las deidades marinas Forcis y Ceto. Su hogar quedaba en el lado más lejano del océano occidental (Libia).

Medusa (del griego Médousa que significa guardiana o protectora) en la mitología griega, era una de las tres hermanas Gorgonas (Medusa, Esteno y Euríale), hijas del dios marino Forcis y del monstruo acuático Ceto. Vivían en el extremo Occidente, cerca del reino de los muertos. Medusa habitaba en los límites de la vida, en una cueva más allá del borde del día; es guardiana del árbol de las manzanas de oro, llamadas Hespérides, nombre que deriva del oeste, donde el sol se pone. Sus cabezas estaban pobladas por serpientes vivas -lo que indicaba su naturaleza ctónica-, tenían colmillos de jabalí, manos de bronce, el cuerpo recubierto de escamas de dragón y unas doradas alas que les permitían volar. De sus penetrantes ojos salían chispas y quien los miraba se convertía en piedra, pero Medusa tenía una característica que la diferenciaba del resto de sus hermanas, ya que era la única mortal y bella, no compartiendo esas temibles características.

Las Gorgonas y sus otras hermanas las Grayas o Greas, y posiblemente las Hespérides eran hijas de Forcis y Ceto.

Según la versión mas difundida y aceptada: Medusa mortal y diferente a sus hermanas tenía una belleza tan grande que llegó a deslumbrar al dios Poseidón, que al verse enamorado de Medusa -quien era sacerdotisa del templo de la diosa de la guerra Atenea-, decidió seducirla, violándola dentro del templo. Ambos dioses (Atenea y Poseidón) eran rivales desde que compitieran por el patronazgo de la ciudad de atenas y los habitantes de la ciudad prefiriesen el olivo de Atenea, a la fuernte o los caballos de Poseidón.

Tras la profanación de su templo. La ira de Atenea fue tan grande al haberse enterado de lo que ocurrió en su templo, que su reacción inmediata fue la de castigar a Medusa. La transformó, de manera que fuese igual a sus monstruosas hermanas Esteno y Euríale, convirtiéndola en un monstruo alado; en un principio descrita como un caballo con ala, mas adelante en una mujer con colmillos de jabalí, lengua negra, garras y cabellos de serpiente.

No conforme con este castigo, Afrodita se vio celosa de su hermosa cabellera, por lo cual dentro del castigo, se hizo que en lugar de cabellos se disponga de serpientes vivas. Siendo luego desterrada a vivir en tierras hiperbóreas, mas alla de las columnas de Hércules.

De aquel idilio fortuito que hubo entre el Dios Poseidón y la hermosa Medusa, surgió un embarazo, lo que no hizo mas que incrementar el rencor de Atenea, ordenando esta a Perseo que mate a Medusa. Perseo ayudado por Atenea y Hermes, le entregaron las sandalias aladas, una espada y un escudo espejado – un escudo muy brillante, de forma que si medusa llegare a mirarle, pudiera repeler el ataque de la luz letal de sus ojos-.

Con el fin de encontrar el escondite de Medusa, Perseo fue en busca de las hijas de Forcis, las Grayas o Greas tres ancianas que sólo tenían un mismo ojo y un mismo diente y que compartían pasándoselos una a la otra. Perseo les arrebató el ojo y el diente, obligándolas a confesar donde estaba situada la residencia de Medusa a cambio de devolvérselos.

En su camino, Perseo se encontró con las Náyades (Ninfas), de las que consiguió un zurrón (bolsa de cuero) mágico, el casco de Hades, que permitía volver invisible al que lo llevara puesto. Con la ayuda de estos objetos logró introducirse en la residencia de las gorgonas. Esperó a que Medusa se durmiera en su guarida. Perseo volando con sus sandalias, logró ubicarse por encima de Medusa cortandole la cabeza en un solo acto.

Con este corte, por el medio del cuello de Medusa, salieron sus hijos, Pegaso y el gigante Crisaor (el padre de Gerión, un gigante que poseía tres cuernos hasta la cintura y al que Hércules mataría en La Coruña y enterraría debajo de la Torre de Hércules)

Perseo salió del palacio de las gorgonas. Esteno y Euríale, hermanas inmortales de Medusa, lo buscaron, pero sin encontrarlo, ya que el casco lo volvía invisible. Cuando Perseo decapitó a Medusa, sus hermanas Esteno y Euríale lloraron su muerte con lastimeros sonidos emitidos por las bocas de las serpientes que poblaban sus cabezas, y se decía que Atenea imitó tales sonidos con un junco, inventando así la flauta.

La cabeza de Medusa fue para Atenea, que la utilizó en su escudo en todas sus batallas, como hiciera Perseo anteriormente para rescatar a Andrómeda y poder matar a Polidectes y, petrificar al titán Atlas

Según Ovidio, Perseo pasó por el noroeste de África junto al Titán Atlas, que estaba allí sujetando el cielo, y lo transformó en piedra. De forma parecida, se decía que los corales del Mar Rojo se habían formado de la sangre de Medusa que salpicó las algas cuando Perseo dejó la cabeza petrificadora junto a la playa durante su breve estancia en Etiopía, donde salvó y se casó con la hermosa princesa Andrómeda. Incluso se decía que las víboras venenosas del Sáhara habían brotado de las gotas caídas de su sangre.

Perseo voló entonces a la isla de su madre, donde ésta estaba a punto de ser casada por la fuerza con el rey Polidectes. Gritó «Madre, protege tus ojos», y todos menos ella fueron convertidos en piedra por la vista de la cabeza de la Medusa.

Entonces le dio la cabeza a Atenea, quien la colocó en su escudo, la égida.

Según algunas fuentes, la diosa le dio la sangre mágica de Medusa al médico Asclepio, pues la que manaba del lado izquierdo del cuello era un veneno mortal, y la del lado derecho tenía el poder de resucitar a los muertos y con ella Asclepio resucitó a algunos héroes.

De vuelta a su hogar, Perseo encontró a Andrómeda encadenada a una roca, lugar donde había sido dejada por sus padres Cefeo y Casiopea para ser devorada por el monstruo marino Ceto por orden de un oráculo. Perseo se enamoró de ella y decidió liberarla, por lo que tras pedir su mano a Cefeo y Casiopea mató al monstruo con su espada o, según otras versiones, petrificando una parte del monstruo al mostrarle la cabeza de Medusa.

Durante el banquete de bodas con Andrómeda, llegó Fineo, tío paterno de ésta y a la vez su prometido. Comenzó una batalla entre quienes apoyaban el enlace y los partidarios de Fineo. Al ver que su bando iba perdiendo, Perseo no tuvo más remedio que convertir en piedra a Fineo y a los que lo acompañaban con la cabeza de Medusa. Perseo y Andrómeda lograron finalmente casarse y llegaron a tener siete hijos: Perses, Alceo, Heleo, Méstor, Esténelo y Electrión, y una hija llamada Gorgófone.

Luego regresa a Sérifos. Allí, Dictis y Dánae se han refugiado en un templo huyendo del acoso de Polidectes. El rey está muy satisfecho en su palacio pensando que se ha librado de Perseo.

Perseo se presenta ante Polidectes y ante toda su corte, pero ellos empiezan a burlarse de él, entonces, mirando hacia otro lado, saca la cabeza de Medusa y se la muestra; todos quedan petrificados con una expresión de incredulidad en sus rostros, en especial Polidectes.

Entonces, Dictis y Danae se casan y gobiernan juntos el reino de Serifos.

Perseo devuelve todos los objetos mágicos a las Náyades y le regala a Atenea la cabeza de Medusa. Después decide regresar a Argos.

Desde la antigüedad clásica, la imagen de la cabeza de Medusa aparece representada en el artilugio que aleja el mal conocido como Gorgoneion.  Gorgoneion amuleto como símbolo apotropaico que se ubicaba en puertas, muros, suelos, monedas, escudos, corazas y lápidas con la esperanza de alejar el mal.

Estaba relacionado con las deidades de Zeus y Atenea; se dice que ambos habrían llevado un pendiente con este motivo. También era un aegis real popular, tal como se muestra por ejemplo en el mosaico de Alejandro y el cameo Gonzaga.

FUENTE: http://imagenesytextosselectos.blogspot.mx/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s