La casa embrujada

Carmen tenía 16 años cuando su tía le invitó a pasar unos días a su casa en un pueblecito de Castilla y León. Bueno pues en la noche de su primer día en la casa se quedó sola porque sus primas se fueron a dar una vuelta por ahí con sus novios y sus tíos se fueron de marcha con lo cual Carmen se quedó solo con el perro de su tía.

Mientras Carmen cenaba oyó como la puerta de la buhardilla se abría y se cerraba de un portazo y seguidamente bajaba por las escaleras alguien. Se oían como si fuesen tacones. Entonces el perro levantó las orejas y empezó a ladrar. Carmen asustada cogió las llaves (porque se encerró con llave en la casa) y abrió la puerta y salió a la calle. De repente pasó su prima delante de la casa y le preguntó a Carmen que hacía en la calle. Como la prima no creía en esas cosas y le daba vergüenza contar lo que había pasado, le mintió y le dijo que estaba tomando el aire…

Su prima prima, cansada tras haber estado por ahí decidió entrar en casa. Carmen se quedó paralizada y no le impidió que entrara.  A los pocos segundos se escuchó un grito y Carmen corrió para entrar en la casa. No había nada. Su prima había desaparecido.

Rápidamente fue a buscar al resto de sus familiares y salieron en busca de la joven. No encontraron nada. Desde ese día Carmen no puede dormir, todas las noches se despierta llorando al escuchar “por qué no me avisaste… algún día te la devolveré”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s