LA FONDA SARITA, MITO, LEYENDA O REALIDAD?

En el ramo gastronómico hay muchas historias y esta es una de ellas.
La Sra. Sofía alquiló en una construcción antigua del Centro de la Ciudad de México, un local para poner una fondita, con ayuda de sus hijos: Rocío, María de Jesús y Leonardo, al hacer arreglos en el bañito del local, el albañil que había contratado pegó un alarido al derrumbarse una pared y quedando al descubierto en esqueleto, con una larga cabellera negra, que parecía mirarlos detrás de un montón de cascajo, con un vestido negro cenizo por el polvo y lleno de telarañas, colgando de unas gruesas cadenas.

Leo fascinado, con lo que habían descubierto se quedó frente al esqueleto. Mientras doña Sofía pensaba que hacerse, avisar a las autoridades o a un sacerdote, como ya estaba anocheciendo decidió cerrar y dejar todo para como estaba y regresar el día siguiente.

Leo sintió lastima por aquel esqueleto, si había estado colgado tanto tiempo merecía descansar y sin que su mamá lo viera, rápidamente lo había descolgado de aquellas cadenas, al caer el esqueleto escuchó un suspiro de alivio como si el esqueleto descansara de su castigo. Al otro día llegaron muy temprano, abriendo la accesoria y dispuestos a enfrentar el problema, pero sorpresa aquellos restos no estaban habían desaparecido ¡no había nada!

Leo hizo en letrero “FONDA SARITA” y abrieron sus puertas a la clientela, los meses pasaron y la fonda no tenía ventas, para colmo de males Leo enfermó gravemente y su mamá se tuvo que ausentar del negocio, estando sus hijas al frente, pero una noche al regresar a su casa llegaron muy animadas, oye mamá que bueno que nos enviaste a esa muchacha, a Inés, ella nos dijo que ya se había puesto de acuerdo contigo, al hablar doña Sofía con Inés, la convenció de quedarse en un cuartito contiguo a la fonda, colocándole un catre para que descansara.

Desde ese momento la fonda tuvo éxito, la gente entraba como atraída por un encanto o quizás por los ojos de Inés que miraban con ternura.

El día que Leo cumplió doce años y después de festejarlo invitaron a Inés a que se cambiara a su casa pero ella rechazó la propuesta, despidiéndose al final de Leo y dándole un abrazo le murmuro al oído: gracias por apiadarte de mi largo sufrimiento adiós, Leo, adiós dijo él.

Inés desapareció aquella noche, al abrir la fonda ella ya no estaba, cómo se fue si estaba cerrado por fuera se preguntaban uno a otro.

Era Inés un fantasma que ayudo a ese niño y a su familia por haberla librado de su cruel castigo, hay que tener cuidado al remodelar en las construcciones del Centro Histórico detrás de esas paredes hay muchas historias.

EL CONDE DE ARAGON

Anuncios

La Niña Atropellada de Eugenia y Gabriel Mancera

La leyenda que a continuación voy a contar, ha circulado de boca en boca por los habitantes de las colonias del Valle, Narvarte y aledañas por igual. La ubicación exacta de ésta, toma forma exactamente en el cruce del Eje Vial Número 5, mejor conocido como Eugenia, y el Eje Vial Número 2, también conocido como Gabriel Mancera.

Alrededor de las 2 a.m., se cuenta, una chiquilla se dirigía caminando hacia la farmacia para comprar las medicinas que su madre enferma requería, hecho por el que se vió forzada a salir a esas altas horas de la madrugada (o por lo que fuera, esta versión se practica para darle dramatismo a la historia y para justificar qué podría estar haciendo una escuincla en la calle a esa hora).
La niña, consciente de la hora, prudentemente respetaba los semáforos y señalamientos antes de cruzar las calles hasta llegar a su destino, y así lo hizo también en el cruce de Eugenia con Gabriel Mancera.

Al ponerse la luz roja para los vehículos que transitaban sobre Eje 5, la chica se dispuso a caminar, de esquina a esquina, para cruzar dicho Eje, pero, a diferencia de la gallina, nunca llegó al otro lado del camino, ya que un coche que iba a exceso de velocidad decidió ignorar la luz roja y cruzar, sin tomar precaución alguna sobre otros automóviles o transeúntes cruzando. Golpeó mortalmente a la niña, dejándola medio viva y medio muerta en el arroyo del tránsito. El automovilista responsable nunca se bajó del vehículo… es más, nunca se detuvo para saber si la niña vivía o moría y nunca fue para pedir asistencia médica a nadie ni por nada. Siguió su camino, sin más.

Eventualmente, la niña falleció en agonía y sola, nadie la ayudó. Desde entonces, y es aquí donde uno debe espantarse, alrededor de las 2 a.m., en el cruce de Eugenia con Gabriel Mancera, el espíritu de la niña se aparece a los automóviles que circulan a esa hora a exceso de velocidad. Ella cruza la calle como aquella fatídica noche cuando perdió la vida, provocando así que los autos se vuelquen por tratar de esquivarla cuando la ven, quedando literalmente “patas arriba”. Una vez que provocado el accidente, se va, dejando a los pasajeros sin asistencia de ningún tipo para morir solos, tal cual a ella le sucedió.

MITOS Y LEYENDAS MX.

EL INCREÍBLE METEORITO DE ALLENDE

UN VISITANTE DE LAS ESTRELLAS EN MÉXICO

Por Roberto S. Contreras Esparza

Durante una visita que llevamos acabo al museo de Geología de la UNAM, buscábamos averiguar sobre cierto tema que desarrollábamos y necesitábamos para una de nuestras investigaciones. Queríamos conocer sobre un visitante que según se nos dijo, era más viejo que el mismo Sistema Solar, algo que se nos hacia increíble y por lo mismo necesitábamos que alguien experto en el tema nos explicara porque se creía eso sobre este visitante que en realidad era un “meteoro”, si, sobre uno de esos errantes viajeros del espacio que ocasionalmente llegan a nuestro planeta y que muchos de ellos han sido trascendentales para la vida tal y como ahora la conocemos, pero buscábamos saber mas sobre ese meteoro en especial que había caído en México, y para eso en compañía de Ángel Vallejo y Adrián y Eloy Flores, solicitamos la ayuda del director e ingeniero del Museo de Geología Julio Caballero, quien amablemente nos recibió y mostro el solicitado meteoro y en una amena charla nos relato lo siguiente:

REVELADORES DATOS SOBRE UN VISITANTE DE LOS CONFINES DEL COSMOS

R. S. C.: A ver ingeniero, por favor, estamos ante el meteorito Allende, usted nos platicaba que es de los más importantes y representativos del museo, ¿por qué?

Ingeniero Julio Caballero: Es la pieza más importante que tenemos en el museo, es un meteorito que cayó en 1969, el año que el hombre iba a llegar a la luna, cayó cerca de Parral, en el pueblo de Allende, de ahí tomó su nombre, cayeron aproximadamente 4 toneladas, la universidad tiene 60 kilogramos de ése meteorito y actualmente es una de las rocas más estudiadas del mundo, porque como fue en el 69 cuando ya se tenían listos los laboratorios para hacer los análisis de las rocas que iban a traer los astronautas de la Luna, pues para empezar a calibrar los aparatos se empezaron a hacer pruebas a este meteorito y resultaron cosas súper interesantes. En primer lugar se encontró que tiene agua, que tiene aminoácidos, y sobre todo lo que más sorprendió fue cuando se le sacó su edad. En geología para saber la edad de las rocas hay un método que se llaman métodos isotópicos donde unos elementos cambian a otros elementos con el tiempo, con diferente rango, el caso del carbono 14 que tiene un rango de hasta 50,000 años que se usa para cuestiones arqueológicas, en este caso se utilizó el Uranio-Plomo que es un método isotópico que alcanzan decenas de millones de años. Cuando se le sacó la edad se dio que esta roca era más vieja que el Sol, entonces es un material con el que se formó el Sistema Solar, se incrementó el interés, se le empezaron a buscar muchas cosas más, se cuenta que tiene Nanodiamantes, aminoácidos que son estructuras complejas de carbón que ya van en camino hacia la vida, cuestiones que no se esperaban que hubiera en la nube molecular antes de que existiera el Sol, entonces este es un material de esa nube molecular y te digo, ahorita actualmente es la roca más estudiada en todo el mundo, todos los centros de investigación quisieran tener un fragmento de ella para poder analizarlo, y fue una sorpresa porque cuando se vio que era tan viejo, se hizo un simposio internacional porque creían que a lo mejor eran errores de laboratorio de los que se estaban efectuando, se distribuyeron en muchos centros importantes de investigación en el mundo, se hizo un simposio y todos coincidieron en que era una roca más vieja que se tenía noticia, esta roca es más vieja que la Tierra, más vieja que el Sistema Solar, es el material con el que se formó el Sistema Solar. Le decía yo que hay 3 tipos de meteoritos: Los de roca, que pueden ser condritas y acondritas, éste en especial es una condrita carbonosa, condrita quiere decir que tienen condros, que son unas estructuras, esferitas pequeñas de mineral, que no hay mecanismo en la Tierra que los forme, es un mecanismo de desarrollo molecular original y las acondritas que también son meteoritos de piedra pero que provienen de la corteza de algún otro planeta pero ya son mucho más nuevos. Las condritas son las interesantes sobre todo las carbonosas.

HAY TRES TIPOS DE METEOROS

R. S. C.: Pero los otros tipos de meteoros ¿cuáles son?

Ingeniero Julio Caballero: Ya quedamos que hablamos de los de roca, como en este caso del meteoro de Allende, los que son de metal, como todos los que están aquí afuera, los de metal nos cuentan otra historia; éstos nos cuentan una historia antes de que hubiera planetas en el Sistema Solar, los meteoritos de metal ya son fragmentos de un planeta ya formado en el Sistema Solar, que ya se había diferenciado, o sea, que los elementos más pesados se habían ido al núcleo, Níquel y Hierro principalmente, que son lo que es esos meteoros, y ése planeta fue destruido, chocó con un cometa, ó con otro planeta etc., y esto que estamos viendo son fragmentos del núcleo de ése planeta, de esto es el núcleo también de la Tierra, de Níquel y Hierro. Entonces esto nos cuenta una historia, de roca, otra historia, y luego hay la tercera clase de meteoritos que son los que son combinados, roca y metal, pero ésos parece ser que son de la parte transicional del planeta destruido entre el núcleo y el manto, entonces tienen un poquito de metal, esa es la historia que nos cuentan los meteoritos y actualmente son muy importantes porque nos cuentan historias que no se pueden leer aquí en este planeta, sino que nos traen información de fuera del Sistema Solar, fuera de la tierra ¿no?, por eso son tan importantes.

CHICXULUB EL METEORO QUE ACABO CON LOS DINOSAURIOS

R. S. C.: Tiene además de lo que es para la ciencia, la importancia que tienen, ¿hay algún valor para los meteoros?

Ingeniero Julio Caballero: Sí, tienen valor comercial, hay gente que se dedica a comerciar con ellos, los andan buscando por todo el mundo y los venden, yo aquí tengo uno, este es un meteorito que se llama Cañón del Diablo, que hizo un cráter en Arizona hace 40,000 años, está el cráter ahí, están los fragmentos alrededor que se han recobrado, pero la historia de los meteoritos tienen cosas muy importantes.

R. S. C.: ¿Por ejemplo, el de Yucatán?

Ingeniero Julio Caballero: Exacto, un meteorito de 12 kilómetros de diámetro ya no es cualquier cosa, haga usted de cuenta que es dos veces el volumen del Popocatépetl, una montaña dos veces el tamaño del Popocatépetl, que se estrelle con la Tierra a 20 kilómetros por segundo, causó una conmoción en todo el planeta, a tal grado que ¾ partes de todas las especies que habitaban en el planeta no lo soportaron, se extinguieron, sin embargo hubo sobrevivientes, entre ellos nuestros ancestros los mamíferos. Cuando se estabilizó otra vez el planeta, después de aquella catástrofe, salen y ya no encuentran depredadores, que eran los dinosaurios, todos los reptiles que estaban más evolucionados que nosotros, y encontramos un planeta para nosotros. Un evento que tuvo lugar hace 65.000.000 de años es importantísimo para nuestra existencia ¿no?

TUNGUSKA ¿METEORO O COMETA?

R. S. C.: Entre los meteoros que ahorita recuerdo está el de Tunguska.

Ingeniero Julio Caballero: Tunguska, ése es un fenómeno, no fue un meteorito. Bueno, fue una explosión que se dio en el aire, probablemente un meteorito que entró a la atmósfera, posiblemente nada más atravesó la atmósfera en forma tangencial o nada más la rozó y produjo esa devastación en Tunguska, porque en un radio de 20 kilómetros todos los árboles fueron derribados pero no se encontró un cráter de impacto; quiere decir que explotó en el aire.

R. S. C.: ¿Ni fragmentos?

Ingeniero Julio Caballero: Ni fragmentos, hubo una explosión en el aire, tal vez fue una onda de choque ó fue un pedazo de cometa; que los cometas son de hielo, es otra historia, los cometas son de hielo que pego en ese pedacito de tierra que explotó y produjo esa devastación, que si hubiera sido sobre Europa, hubiera sido un desastre, un desastre tremendo.

R. S. C.: Esos meteoros que caen, ¿existe la posibilidad actualmente de que vuelva a suceder?

Ingeniero Julio Caballero: Sí definitivamente, ya hay una parte de la NASA que tiene un departamento especial, se llama NEAR (cerca), que están estudiando los cuerpos que están flotando en la trayectoria de la Tierra, para prevenirlos.

EL PAPÁ DE LOS METEORITOS

R. S. C.: ¿Caen seguido muchos?

Ingeniero Julio Caballero: Sí, todos los días están cayendo meteoritos, si usted tiene la paciencia un día que se aleje de la ciudad, de todas las fuentes de luz, de las ciudades, un rancho, de sus amigos, de sus parientes, vea hacia el cielo y le aseguro que en una hora verá una docena de estrellas fugaces que son meteoritos pequeños que entran a la Tierra y se calientan tanto que aunque sean de metal se calcifican y son los que vemos, hay más grandes, como el de Chicxulub que cayó en Yucatán, hizo un cráter que se llama Chicxulub de 180 kilómetros de diámetro, o sea, una cosa tremenda, de lo más grande que se tiene registro.

R. S. C.: Hablando del meteorito Allende, ¿alguien más lo tiene exhibido?, ¿lo están estudiando?

Ingeniero Julio Caballero: Sí, muchos centros de Estados Unidos lo tienen. No sé si en exhibición, pero de que lo tienen, si. El señor que colectó este meteorito, como juntó cuatro toneladas y las embarcó para Estados Unidos y se distribuyeron en muchos centros del mundo, la UNAM tiene 60 kilogramos.

R. S. C.: Por la importancia que tiene, no lo conocemos muy a fondo, ¿no se le hace difusión, porqué?

Ingeniero Julio Caballero: Desgraciadamente la Geología es una materia poco conocida, pero los que manejan y comercian con ello aquí en México, es súper conocido, es más, es objeto de culto, o sea, todos los comerciantes lo ven como algo sagrado, porque es el papá de todos los minerales del mundo. Es el más antiguo, tiene cosas increíbles, como decía, tiene agua, aminoácidos, estructuras complejas de carbono, nano-diamantes, esas manchitas blancas que ves ahí se llaman “cai” (calcio-ricos en inclusiones), es el material más viejo, las manchitas blancas. Entonces por su vejez, por todo eso, es objeto de culto, mucha gente viene aquí sin saber que lo ven como algo sagrado. En la religión musulmana, en la Meca, hay un meteoro.

METEOROS DE CULTO

R. S. C.: Cuando decía de culto, yo estaba pensando en ese meteoro exactamente.

Ingeniero Julio Caballero: Pues imagínese que tengo entendido que ése meteorito lo vio caer Mahoma, el profeta, y lo recobró… Imagínese un mensaje de Dios. Ahí está y jamás va a estar al alcance de la ciencia, quién sabe cuánta antigüedad tenga, pero por lo raro son objetos de culto.

R. S. C.: Para la gente que quiera venir a ver este meteoro, porque debe de venir a verlo, ¿cómo le hacen?

Ingeniero Julio Caballero: Organizar grupos y se les dará un taller especial con énfasis en el meteorito Allende, únicamente pagarán la entrada al museo que es de $ 15.00 p/p y avisar con anticipación para programar la cita. El museo de Geología se encuentra frente al kiosco Morisco de la alameda de Santa María la Ribera.

R. S. C.: Gracias Inge.

UN MUSEO PARA APRENDER SOBRE LA TIERRA EN QUE VIVIMOS

Reveladora e increíble historia que nos ofrece este bólido. Sabemos que siempre han caído meteoros en el mundo, caerán mas a futuro, pero saber que el que extermino a una especie (los dinosaurios) cayo en México y que este, el meteorito Allende, al cual lo podemos admirar en la actualidad y saber mas sobre el, también cayo al norte de nuestro país, de alguna forma nos hace privilegiados, porque ese tipo de acontecimientos pasan a ser mas de las maravillas con las que contamos en nuestro México y a las cuales debemos de poner mucha atención, valorarlas y conocerlas. Antes de concluir, queremos agradecer al ingeniero Caballero por su ayuda y disponibilidad para este articulo y los invitamos a conocer este excepcional museo y ver algo de la historia geología de la tierra, con todos sus dramáticos cambios y estamos seguros de que pasaran un rato increíble… Gracias.