El Misterio de la Muerte

El Misterio de la Muerte

“Creemos erradamente que la muerte existe, sin embargo es un nuevo nacimiento para el Espíritu, porque siendo de naturaleza Divina, es inmortal y eterno”

INTRODUCCION

La muerte, suceso que tanto angustia al Ser humano, suceso que nos llena de terror no tanto por él mismo, sino por el desconocimiento que de él se tiene, es lo más natural del mundo, porque nacer y morir es exactamente igual a dormir y despertar o a despertar y dormir, según el punto de vista con que lo veamos.

A través de la historia, se han tejido una gran cantidad de cuentos y comentarios acerca de lo que se cree es ese proceso mal llamado muerte, porque en realidad, muerte no existe. Todo en la naturaleza lleva un proceso de cambio, de transformación permanente, de evolución; no existe muerte tal como se la suele conceptuar.

Lo muerto, muerto está; pero el hecho de que un cadáver a las pocas horas empiece a descomponerse, implica que allí la vida continúa en actividad; no la vida interna, no la vida espiritual del Ego, que como fuerza álmica animó la materia, sino otros tipos de vida, inferiores quizás, pero absolutamente necesarias en la economía de la naturaleza para la transmutación y progresiva evolución de la materia que ha de convertirse nuevamente en los elementos constitutivos de la forma.

EL MISTERIO DE LA MUERTE

¿Qué ha pasado con ese ser tan querido que antes le veíamos hablar, pensar, reír, amar, actuar, sentir, en una palabra, vivir? El no ha desaparecido; ha dejado únicamente el traje que estaba usando, tal como nosotros cada noche, que antes de entregarnos al sueño nos quitamos la ropa que hemos usado durante el día, bien sea porque ya esté sucia, rota, etc., sin llenarnos de tristeza por hacerlo, para luego sumergimos en la inconsciencia del sueño, como análogamente ocurre con el proceso llamado muerte. Por lo tanto no hay nada de terrorífico en ella.

Cuando llega el momento en el cual por enfermedad, accidente o por secuencia natural de los años se ha de abandonar la materia en la cual hemos estado (viviendo), el Espíritu se va sumergiendo en un sueño cada vez más profundo, hasta que por fin logra desprenderse definitivamente de la materia porque ya no le es útil para continuar adquiriendo experiencias.

Pero igualmente, así como cada mañana nos despertamos llenos de energía, deseosos de continuar nuestra jornada cumpliendo con nuestros deberes, así mismo, después de un relativo período de tiempo que dura aproximadamente mil años en los mundos espirituales, nos despertamos a una nueva aurora de la vida, porque necesitamos seguir adquiriendo experiencias.Por lo tanto elegimos aquellos que han de ser nuestros padres, nuestro medio ambiente físico y social, el cuerpo y la salud que hemos de tener, etc., para comenzar una nueva etapa de evolución para el Espíritu en una nueva encarnación.

Siempre el Ser humano se ha preocupado por el nacimiento y por mantener relativamente bien la organización psico y fisiológica del cuerpo, pero no nos hemos preocupado por la muerte; siempre nos coge desprevenidos y nunca sabemos que es lo que vamos a enfrentar y que debiéramos hacer en ese momento.Allí es donde debemos prepararnos, por eso debemos aprender la ciencia del buen morir, que es la ciencia de la muerte.

Cuando la persona se encuentra en agonía, lo que suelen hacer los parientes es entregarse al llanto, a los lamentos y dejarse llevar por la manifestación del dolor, que es natural, porque los sentimientos no se pueden controlar con la razón, pero la consciencia sí puede iluminar la sensibilidad para que esos momentos de separación de nuestros seres queridos no sean tan difíciles ni tan dolorosos.Si fuéramos conscientes de qué es lo que sucede en esos momentos, la separación física no sería tan dolorosa.

Lo que debemos es mantener la calma y la armonía interior; rodear el lecho del moribundo en silencio, con la mayor armonía posible, liberando con nuestro interno ser, la mayor cantidad de amor hacia ese ser y si sabemos imaginar luz, imaginarla blanca, muy radiante, rodeando a esta persona que se está enfrentando a ese proceso de cambio, porque no hay muerte, sino cambio.

El silencio es indispensable.Entregarse a gritos, escenas de histeria y lamentos, lo único que hace es retener al agonizante, impidiéndole desprenderse totalmente de ese cuerpo que ya le está pesando demasiado haciéndole sufrir, porque ya cumplió con sus deberes y su objetivo de adquirir experiencias en esa encarnación.

Cuando ya el médico comprende que no se puede hacer absolutamente nada por mantener más allá de un límite adecuado la encarnación de esta persona, lo mejor es dejar que la naturaleza siga su rumbo de una manera absolutamente natural, porque es un crimen aplicarle al moribundo morfina y estimulantes para hacer que reaccione una y otra vez a la consciencia vigílica, sacándolo del estado de inconsciencia en el que naturalmente se va sumergiendo.

Al conversar con las personas que han fallecido de esa manera, dicen:

—“El sufrimiento fue increíble, jamás en mi vida había sufrido tanto, fue como si me retuvieran con violencia a una cárcel de la cual quería escapar”. También al preguntarle a las personas que han fallecido y que se encuentran en los planos suprafísicos: ¿Cómo estás? ¿Qué sientes?, responden:

—“siento una paz muy grande”.

Cuando se llegan a recordar los instantes de fallecimiento que se han tenido en otras encarnaciones, se encuentra que el momento de desincorporación fue de absoluta paz, de armonía total, y que al salir totalmente de la materia que le estaba atrapando, lo que se siente es una paz infinita.

Si no le tenemos miedo a entregarnos al sueño, ¿por qué le hemos de tener miedo a fallecer?Si el proceso es exactamente el mismo; la única diferencia es que cuando nos entregamos al sueño, tenemos la posibilidad de retornar al cuerpo en un momento determinado.Cuando fallecemos, ya no existe el mecanismo psico y fisiológico que nos permite vincularnos a la materia para continuar la encarnación.

A las personas en agonía se les observa sonreír; se le ve mirar perdidamente al espacio, ningún lugar en especial, saludar a alguien, mientras dicen por ejemplo a sus hijos:

—“saluden a su tía, mira que vino a visitarnos”.

Las personas que están al lado del lecho de muerte, dicen:

—“está desvariando, es la agonía, ya se va a morir”.

No comprenden que realmente lo que está sucediendo en ese momento, es que la persona al estarse retirando de su cuerpo denso, se torna clarividente; puede ver con facilidad el Mundo del Deseo que es la región inmediatamente superior (en vibración) al Mundo Denso.Allá se encuentran amigos, familiares y conocidos que ya le han precedido al mundo tetradimensional.No es que ellos estén desvariando, realmente es que están viendo a aquellos que ya se han marchado de este mundo objetivo.

A muchas personas a quienes les han fallecido seres queridos, se dan cuenta en los días siguientes, que de un momento a otro perciben o creen ver a la persona que ha fallecido, pero que cuando ya enfocan su mirada, definitivamente desaparece la visión.No es que desaparezca, es que tenemos en nuestros ojos algo que se llama el punto ciego; es un punto ciego para lo físico, pero es una avenida clarividente para los mundos suprafísicos.Si supiéramos enfocar a través de ese punto ciego, podríamos mirar lo que los ojos físicos no pueden ver.

Se habla de los mundos invisibles; si fueran invisibles, nadie los habría visto, pero el hecho de que haya personas que tengan la capacidad de verlos, implica que no son invisibles, sino que son visibles a la facultad clarividente que se ha entrenado para desarrollar la capacidad de verlos.

Algunas personas que están desincorporando, dicen que “hay mucha luz, demasiada luz”, a pesar de que su cuarto se encuentra en penumbra.Es porque estamos en la oscuridad de la materia densa y los planos suprafísicos son planos de luz, porque allí no existe materia que pueda oscurecer relativamente ese mundo a donde pasamos cada noche cuando nos entregamos al sueño y al final de nuestra encarnación cuando ya hemos cumplido con nuestros deberes terrestres.

Muchas personas dicen:

—“yo me soñé con fulano de tal y él ya está muerto”.

Yo les digo: ¿Y lo viste muerto?

—“No, yo lo vi como era, más joven quizás y hasta se veía alegre”.

Es que no está muerto; nosotros al entregarnos al sueño pasamos al mundo donde se encuentran aquellos que nos han precedido, al momento de la desincorporación.Si pudiéramos recordar nuestros sueños más profundos, nos daríamos cuenta que estamos en compañía de aquellos que decimos han fallecido, pero que seguramente están más vivos que nosotros.

Muchas veces, aquellos que quedan con el dolor profundo por el luto sufrido, hay días en que se despiertan muy felices y no saben por qué.Si lograran recordar sus sueños, sabrían que estuvieron en contacto con sus seres queridos y que esa es la razón de su dicha.

Cuando abandonamos el cuerpo físico, estamos en el mismo nivel de frecuencia vibratoria que aquellos llamados muertos.Por lo tanto, todas estas personas nos pueden ver y nosotros también a ellos; nos relacionamos, compartimos, charlamos, paseamos.
¿Cómo podemos hacer que aquellas personas que han fallecido se acerquen a nosotros y poder recordar con más plenitud esa experiencia?Si han pasado por lo menos tres días del fallecimiento nuestro ser querido o de nuestro amigo, podemos antes de entregarnos al sueño, sumergirnos en una profunda meditación, imaginando vívidamente a aquella persona que falleció, pero no imaginarla enferma, herida, sufriendo.Debemos imaginarla como en sus mejores épocas, alegre, sana, feliz.

Nos vamos quedando dormidos con esa imagen y llega el momento en el cual, por una reacción de afinidad simpática, atraemos a aquella persona al lado de nuestro lecho y cuando nos quedamos dormidos, que es cuando nuestro Espíritu se retira de nuestro cuerpo por la coronilla, lo primero que vemos es a aquella persona querida a la cual con nuestra imaginación y amor, habíamos contactado.

Si colocamos un despertador para una hora o dos horas después de habernos dormidos y al despertar, nos quedamos totalmente quietos, concentrándonos profundamente en el entrecejo tratando de ver lo que hicimos en los mundos sutiles, podremos recordar con quién nos vimos y qué hicimos.
Es un entrenamiento maravilloso que si lo verificamos con persistencia, tanto cuantas veces nos despertemos en la noche y al despertar en la mañana al despertar, llegará el momento en que el mundo espirituales, llamado Mundo del Deseo, se abrirá ante nuestra vista psíquica, la clarividencia se activará y podremos comprobar por nosotros mismos lo que estamos recibiendo por ahora como simple teoría.
Es la posibilidad de despertar todas esas facultades, es la posibilidad de comprender y comprobar por nosotros mismos, los asertos de la ciencia esotérica investigados a lo largo de miles de años por cientos de esoteristas que se han entrenado en este campo para verificar lo que ya antaño les habían ido enseñando.
Para comprender como ocurre ese proceso, tenemos que analizar la constitución psico- física y espiritual del ser humano, porque no solamente somos materia.La materia tal como la pueden conceptuar nuestros sentidos, es la reacción natural de fuerzas muy sutiles.
Tan densa e impenetrable que vemos la materia, pero si pudiéramos penetrar a nivel molecular dentro de ella, nos encontraríamos con una especie de galaxia, plena de sistemas solares, en donde los átomos con sus electrones estarían separados inmensamente los unos de los otros, pero manteniendo la armonía de sus órbitas gracias a las fuerzas de cohesión molecular que es lo que mantiene la dureza y estabilidad relativa de la materia.
Por la materia y energía son solamente los dos polos de la SOLA COSA ÚNICA Y ETERNA, que es uno de los nombres conceptuales con los que se le suele llamar a la Divinidad, el ARQUITECTO de seres y de cosas, La Inteligencia Cósmica que ha hecho posible la existencia del Universo, de todos los seres y de todas las cosas. Materia y energía, no son diferentes substancialmente.Ambas son absolutamente necesarias y están compartiendo una actividad permanente.Ya lo dijo el Sr. Einstein y la ciencia física lo ha confirmado: “la materia es energía condensada y la energía es materia que sutilizado”.Es lo que sucede cuando la Vida llamada Espíritu unas veces se encuentra condensada, sumergida en la materia llamada cuerpo y otras veces, se libera de la esclavitud de la carne para liberarse nuevamente a planos más sutiles, los mundos espirituales, en donde realmente es su verdadera morada, su verdadero hogar.
Para comprender mejor la dualidad de espíritu-materia, tenemos que saber que estamos constituidos por diferentes cuerpos o vehículos en donde el cuerpo denso, es solo uno de los que el Espíritu utiliza para la adquisición de consciencia.Cada uno de éstos cuerpos, está en relación con uno de los mundos en los cuales, nuestro Ego habitando uno de esos cuerpos o estados de vibración de la energía, debe tener su permanencia relativa.
El cuerpo denso junto con la energía vital, nos mantiene activos y sanos.Tienen su centro de acción en el Mundo Físico, este que conocemos relativamente y que está constituido por sólidos, líquidos y gases.Pero los sólidos, líquidos y gases, mantienen su actividad, debido a la energía vibratoria que produce el calor, la radiación que no se concibe ni como sólido ni como líquido ni como gas, es un cuarto estado, muy sutil y responsable de que los otros tres estados puedan interactuar.
Cuando a los sólidos se les aplica calor, se estimula su vibración molecular y poco a poco se convierten en líquidos al derretirse o en gases al quemarse y si se le sigue aplicando calor, continúa aumentando la vibración molecular hasta que llega el momento en que es tal la separación de las moléculas que se vaporiza o sutiliza. Así mismo, cuando el Ego está en un cuerpo denso; puede manifestarse, pero llegado el momento cuando tiene que abandonar la materia, en el proceso equivocadamente llamado muerte, ya el cuerpo denso no le es necesario en el estado de vibración relativamente superior en el cual se encuentra.

En la llamada muerte abandonamos los cuerpos denso y vital o la vitalidad, para abandonar el Mundo Físico.
Pero los otros mundos que no son lugares en el espacio sino estados de consciencia, se interpenetran los unos con los otros y con el Mundo Físico, tal como está correlacionado el Mundo Físico con los gases y con las ondas de energía llamadas electromagnéticas bien sea de la radio, de la televisión, de los rayos cósmicos, rayos X, rayos gama, ultravioleta y muchos otros.Cada uno ellos tienen un nivel de vibración particular; a mayor nivel de vibración, mayor sutilidad, pero todos están absolutamente interpenetrados.
El mundo donde se encuentran los llamados “muertos”, quienes en verdad están relativamente más vivos que nosotros, se encuentra aquí mismo rodeándonos, en un grado de vibración diferente, más sutil, porque ya no tienen la materia, la cual relativamente les condiciona para la manifestación física.
Además de los cuerpos denso y vital, tenemos un cuerpo de deseos o emocional, el cual nos permite llevar una vida muy activa durante muchas décadas, en los años posteriores a haber fallecido físicamente, en las regiones llamadas purgatorio y Primer Cielo situadas en el Mundo del Deseo.
Posteriormente nuestro Ego debe abandonar ese cuerpo emocional en un proceso llamado la segunda muerte, para seguir su vida relativa en el cuerpo mental, en el mundo mucho más sutil de vibración llamado el Segundo Cielo situado en el Mundo del Pensamiento o Mundo Mental, hasta que finalmente el Ego abandona ese último cuerpo que relativamente le servía para actuar en ese plano, para sumergirse en la Vida Divina, en el mundo espiritual llamado Tercer Cielo, en donde va asimilar las experiencias que logró aprovechar en su anterior encarnación.
El cuerpo denso nos proporciona experiencias, el cuerpo vital la salud, el cuerpo emocional es el que nos hace enojar tanto, pero también nos hace desear y estar activos, y el cuerpo mental que es el que nos hace pensar con más o menos claridad.Estos cuatro cuerpos: físico, vital, emocional y mental, es lo que constituye la personalidad; es lo que el Ego, la chispa divina que mora en nosotros, abandona después de ese período llamado encarnación, quedando la divina Individualidad, el Ego, Yo, el cual es Consciencia, Sensibilidad e Imaginación.Eso es realmente nuestro ser: un centro de consciencia, de amor y de poder.
Para hablar acerca de lo que es la muerte, se han tejido varias teorías: la materialista, la teológica y la renacentista.
La teoría materialista dice que vamos de la cuna a la tumba, que simplemente desde el momento en que nacemos, empiezan todos los procesos psico y fisiológicos a ir derivando la posibilidad de que podamos pensar, amar y que la consciencia se va actualizando a medida que avanzamos en edad, pero que cuando llega el momento de abandonar el cuerpo al morir, hasta ahí llegó todo y por lo tanto desaparecen la consciencia, las experiencias adquiridas y la Vida.
Es la teoría racionalista, positivista, materialista.Pero si vamos a la ciencia que es la que apoya esta idea, entonces, podemos observar, que está contradiciéndose en un postulado muy básico, que es el postulado de la conservación de la energía, el cual dice:“nada se crea, nada se destruye, todo se transforma”.Entonces, ¿cómo pensar que se van a destruir las posibilidades de consciencia, de amor, de imaginación creadora, de facultades mentales, de intelectualidad, de composición musical, de maestría en el arte, en la ciencia, en la literatura o en cualquier campo que se hayan adquirido, al momento de morir?
¿Para qué ese proceso de una encarnación que muchas veces es muy corta, para que se pierda absolutamente toda la genialidad relativa que un ser pueda lograr?Y si no se pierde entonces, ¿a dónde va?La ciencia material no tiene la posibilidad de dar respuesta a esta inquietud.
La teoría teológica, dice que al momento de nacer, “Dios insufló en la nariz del hombre, y este fue un anima viviente” y que sólo al momento del nacimiento es cuando el Espíritu viene a la existencia y que después de la muerte, según sus actos, irá a un cielo o a un infierno (¿hipotéticos?) por toda la eternidad.
Además esta teoría afirma que se salvarán ciento cuarenta y cuatro mil de éstos bien amados hijos de Dios.Imaginemos a Dios emanando parte de su Vida, de su Ser, de su Esencia Espiritual,a miríadas de Espíritus, la Vida que alienta en nosotros, para que de los miles de millones de chispas divinas de su ser, ¡sólo ciento cuarenta y cuatro mil se salven y los demás se vayan a al fuego eterno del infierno ! ¿Habrá realmente razón de perfección en ese plan divino?Además, si algún Ser humano es malo, si es perverso, entonces, Satanás se los lleva para el infierno.Si a Dios, le pueden ganar almas, no puede ser Dios.Y si Dios permite que nosotros, sus hijos nos condenemos, no puede ser bueno.
Dice la teología que “para que la Voluntad Divina se pueda cumplir en nosotros”, es la razón por la que hay unas muy pocas personas ricas, bellas, felices, sanas, con todas las posibilidades para satisfacer sus necesidades y generalmente con mucho más de lo que necesitan, mientras que la inmensa mayoría de la humanidad es pobre, fea, huraña, enferma, miserable y triste.¿Podremos llamar esto un plan Cósmico y justicia Divina:enviar unos muy pocos a ser felices y a otros, la mayoría, a sufrir?Eso no puede ser un plan Divino, porque no es coherente, ni bondadoso, ni amoroso, ni lógico.
Pero hay más, si a la persona no le echan agua en la cabeza, entonces se va para el limbo, un lugar que nadie sabe dónde queda, ni para qué sirve, pero que definitivamente el niño no bautizado, no queda “ni para Dios ni para el diablo”.
Estas teorías materialista y teológica nos llevan a pensar que satisfacen la inquietud de conocimiento del ser humano, del alma, que como decía Amado Nervo “es como un cáliz que sólo se llena con la eternidad”.
Y llega el momento en que empezamos a inquirir: ¿Quién soy realmente?¿De dónde vengo?¿Qué estoy haciendo aquí y para dónde voy? ¿Cuál es mi misión en esta vida? ¿Únicamente vine aquí a sufrir y nada más que a dar tumbos?¿Únicamente vine aquí a comer, a dormir y a cohabitar?¿Es esto realmente un plan divino, un plan cósmico?¿Voy a vivir aquí veinte, treinta, cincuenta, quizás noventa años y se acabó todo después de sufrir o de gozar mucho según lo que relativamente pueda suceder?
El destino del Ser humano no es el de gozar ni el de sufrir, sino el de adquirir experiencia, lo que da la base para la teoría renacentista, que es el conocimiento que el esoterista, ha logrado ir investigando profundamente después de desarrollar la facultad clarividente, que forma parte de las cualidades inherentes que todos tenemos.
Al investigar con la facultad clarividente, se observa en planos suprafísicos a aquellos seres que están prestos a renacer o reencarnar y también qué es lo que pasa con aquellos seres llamados muertos, después del momento del fallecimiento.
Muchas personas dicen: “la muerte es un misterio tan insondable, que nadie ha regresado para contárnoslo”.Si, si han regresado y son demasiados, han regresado a través de encarnaciones sucesivas y ahora recuerdan sus vidas anteriores y también lo que pasa en los planos suprafísicos.Tienen además la capacidad de desligarse de su cuerpo en los momentos de sueño profundo y pasar conscientemente a aquellos planos, observar a sus habitantes —los llamados muertos— hablar con ellos y conocer el misterio de la muerte.
La teoría renacentista explica que en el principio, la Divinidad, Dios, emana de sí y en su propio campo áurico o campo de energía, llamado Sistema Solar, una inmensa cantidad de chispas divinas o Espíritus, los cuales como chispas de la llama, tienen en sí la posibilidad de convertirse en llama.
Ese es el proceso maravilloso de la evolución: que la chispa divina evolucione a través de millones de años dentro de la forma, para desarrollar todas las cualidades cósmicas que tiene en sí misma.Si no tuviéramos esas posibilidades, ¿de dónde surgiría la maestría, la sabiduría y la genialidad de los prohombres de todas las razas?Justamente, es porque tenemos la esencia misma de la divinidad que puede ser despertada mediante procesos adecuados.
Gracias a la evolución, progresivamente iremos de lo bueno a lo mejor, de lo mejor a lo óptimo y de lo óptimo a lo superior, siempre en perfeccionamiento progresivo, perfeccionamiento que no podemos hacerlo en veinte, cincuenta, ochenta o noventa años, si es que estamos encarnados todo ese tiempo.
Leonardo De Vinci, que mostró la maestría en mecánica, física, anatomía, fisiología, pintura, escultura, que era inventor, etc., le preguntaron:
—¿Maestro, para saber con tal perfección una sola de esas ciencias se necesita toda una vida; usted sabe casi todas las ciencias, cómo ha hecho?
A lo que respondió:
—“Es muy sencillo, recuerdo mis últimas cuarenta vidas”.
Obviamente tenía un estado de consciencia superior; había logrado a través de su evolución desarrollar algo de esas cualidades infinitas que el ser humano tiene por desarrollar.Eso es lo que debemos saber, que por medio de encarnaciones sucesivas a través del tiempo, podemos ir desarrollando ingentes cualidades.
Encarnamos aproximadamente cada mil años y por lo general alternadamente: una encarnación como varón, otra como mujer, etc., porque nuestro Espíritu es andrógino, es decir que tiene en sí el germen divino de lo masculino y de lo femenino, sin ser el Espíritu de un sexo en particular, pero con la posibilidad de manifestarse como mujer o como varón según las necesidades evolutivas que esté necesitando, en un momento determinado de la experiencia cósmica.
Cuando la persona exhala su último suspiro, es decir, cuando se detiene definitivamente el corazón y ocurre el fallecimiento físico, el Espíritu se retira del cuerpo denso por el nervio pneumogástrico hasta el cerebro y luego por la coronilla, llevando consigo algunos átomos que tienen información de la constitución de los cuerpos físico, vital, emocional y mental.Después, el cuerpo vital empieza a salirse poco a poco del cuerpo físico, hasta que queda flotando aproximadamente 1metro de altura sobre el cadáver, en la misma posición en la cual está este, siendo interpenetrado por los cuerpos emocional y mental, y su morador el Espíritu.
Entonces el Ego (que no es posible verlo ni por el ojo clarividente más avanzado, porque ver al Ego significaría ver a Dios), queda en un estado de trance profundo, que va desde unas horas hasta tres días y medio, según el tiempo que esa persona hubiera podido permanecer despierta, pero no más de tres a tres días y medio. En ese momento comienza el llamado proceso post-mortem o visión del panorama, que consiste en que el Ego empieza a observar todas las imágenes de los hechos realizados en la encarnación que acaba de terminar, imágenes que se habían acumulado subconscientemente en el cuerpo vital, que es en donde se encuentra radicada la memoria, pasando toda la información que está archivada en el cuerpo vital hacia su siguiente cuerpo en grado de sutilidad que es el cuerpo emocional, cuerpo en el cual el Ego va a continuar su existencia durante un período de tiempo que dura alrededor de un tercio del tiempo físico vivido.

El estado post-mortem es un estado como de profunda concentración en el cual el Ego observa su vida anterior —sin intervenir mental ni emocionalmente— lo que hizo en los últimos años de su encarnación (posiblemente en la ancianidad), luego en la edad madura, posteriormente en la adolescencia, después en la infancia, finalizando en elmomento en el cual nació.A ese proceso, que es una retrospección, se le llama visión del panorama, lo que le ha de permitir al Espíritu fijar la información de todos los actos de su vida (o encarnación) anterior, desde el cuerpo vital hacia el cuerpo emocional, en donde el Ego ha de continuar en su vida post-mortem.
Durante ese proceso, no se debe interrumpir para nada al fallecido que se encuentra en ese estado de profunda concentración a la cual está sometido el Ego, porque todavía, aunque parcialmente, está el cuerpo vital interpenetrando el cuerpo denso, y siendo el cuerpo vital relativamente sensible a los estímulos externos, reacciona ante ellos afectándolo como cuando el cadáver se punza para inyectarle formol o cuando se le realiza la necropsia.
Incluso los cadáveres de personas relativamente obesas, sin aplicarles formol, en veinticuatro horas no se descomponen liberando el olor característico; por eso uno debedecir en la funeraria: —no le apliquen formol, es mi responsabilidad—.Y ellos tienen que respetar nuestra decisión.
En los casos en los que se prepara de esta manera al cadáver o se le realiza la necropsia, se interrumpe al Ego sacándolo de su profunda concentración, y al no poder hacer la visión del panorama de su vida, se retira definitivamente de su cuerpo vital, sin hacer su trabajo.
Lo mismo ocurre si se crema el cuerpo inmediatamente, porque al hacerlo, se destruye también el cuerpo vital porque está formado por átomos físicos.Igualmente, el ulular de las sirenas en los sepelios, el sonar de campanas y los lamentos y gritos de los deudos abalanzándose sobre el cadáver o sobre el féretro, sacan de ese profundo trance a ese ser que lo único que necesita es paz y silencio.

El Misterio De Los Ataúdes Deslizantes

El Misterio De Los Ataúdes Deslizantes

El 6 de julio de 1812 en las cercanías de la bahía de Oistin (Isla de Barbados), un grupo de enterradores se dirige al cementerio de Christ Chursh con el cuerpo difunto de la señora Dorcas Chase.
 
En el panteón familiar, una edificación sólida, construida con grandes bloques de coral unidos con cemento, se encuentran ya los ataúdes de Thomasina Goddard y Mary Anna María Chase, enterradas en 1807 y 1808 respectivamente. La pesada losa que cubre la tumba familiar, de 4 por 2 metros de superficie y semienterrada a la entrada del camposanto, es retirada con gran trabajo por el personal, debido a su considerable peso, y el ataúd es entrado posteriormente en su interior. Las tinieblas son cerradísimas allí dentro, y cuando los sepultureros encienden sus quinqués, se encuentran con una visión realmente aterradora. El ataúd de Mary Anna María había sido movido hacía un rincón y el de la señora Goddard, se encontraba ahora pegado contra la pared opuesta a la entrada. Los enterradores y familiares asistentes no dan crédito a sus ojos y la tumba es de nuevo cerrada con gran dificultad, no sin antes haber depositado en el suelo el ataúd de Dorcas Chase y puestos de nuevo en su sitio los otros dos.

Nathan Lucas dibujó la posición original de los ataúdes y posteriormente cómo fueron encontrados en abril de 1820.

El suceso conmovió a toda la familia y no comprendían cómo unos ataúdes, a la sazón revestidos de plomo, habían sido removidos en semejante lugar. En un intento por buscar culpables y racionalizar lo sucedido, se acuso a los esclavos negros de tal profanación. Se sabía que los negros habían asistido al entierro de la primera hermana Chase y que era poca la simpatía que tenían por el patriarca Thomas Chase, cuyo comportamiento cruel y tiránico había llevado al suicidio a su hija Dorcas. Sin embargo, los negros antillanos rechazaron la acusación y en su lugar mostraron miedo y respeto por lo que consideraban era obra de los espíritus. ¿Quién, entonces, era el responsable de tan macabra broma?. Nada de todo aquello tenía el menor sentido pues los ataúdes, aparte de ser removidos, no habían sufrido ningún deterioro ni faltaba pieza alguna que hiciera pensar en un robo. ¿Es posible que los negros se tomaran molestia tan grande para obtener unos resultados tan insignificantes? No es probable, y el suceso así quedó, hasta que un mes más tarde, el 9 de agosto de 1812, Thomas Chase murió también, siendo llevado su cuerpo al mismo panteón. En esta ocasión, los ataúdes seguían estando en su sitio, pero el 25 de septiembre de 1816, cuando la losa fue de nuevo levantada para enterrar a un niño llamado Samuel Brewster Ames, los ataúdes volvieron a encontrarse desordenados. Como en ocasiones anteriores, la culpa recayó otra vez sobre los negros, que retornaron en su insistencia de que ellos no habían sido.
El 17 de noviembre se creó una gran expectación en Oistin, cuando otro difunto fue trasladado desde el cementerio de St Philips al panteón familiar de los Chase. Una gran multitud se congregó en el lugar para observar los extraños movimientos de ataúdes. Cuando la bóveda fue abierta, todos los féretros habían sido cambiados de lugar. El de la señora Goddard, se hallaba deteriorado y roto por el desgaste y desplazado a la pared opuesta, y todos los demás sarcófagos, desperdigados en desorden por el suelo. Inútilmente se trató de descubrir algún indicio que explicara lo sucedido. Las paredes, el suelo y el techo, seguían estando en buen estado y no existía recodo alguno por el que pudieran pasar los posibles bromistas. Los ataúdes fueron reordenados, y la pesada losa fue vuelta a cimentar en su sitio.

Durante tres años, el panteón, que no había sido vuelto a abrir, fue objeto de la visita de los curiosos. Su fama llegó incluso a Europa y muchos fueron los que tomaron interés por ese misterioso cementerio de Barbados. El 17 de julio de 1819, Thomasina Clarke, murió, y su cuerpo fue trasladado al panteón. Para entonces, hasta el mismo gobernador de Barbados, el vizconde de Combermere, asistió al sepelio, acompañado por un centenar de observadores deseosos de encontrarse con el misterioso fenómeno. Y sus ansias quedaron satisfechas pues cuando los albañiles retiraron la losa, los ataúdes del interior se hallaban otra vez desordenados y desperdigados por todo el lugar. El registro que se hizo por los peones fue realmente exhaustivo, pero, como en ocasiones anteriores, no se encontró ningún indicio de profanación. Los féretros fueron entonces colocados en su sitio y se decidió recubrir el suelo entero de fina arena, para descubrir las huellas del posible culpable. Cuando la bóveda volvió a ser tapada, el vizconde de Combermere y dos funcionarios, marcaron el cemento con su sello, formando así una película infranqueable.

El 18 de abril de 1820, el panteón volvió a ser abierto. Hasta entonces el lugar no había sido utilizado, pero la expectación despertada en el público y el deseo del vizconde Combermere por comprobar si su experimento había dado resultado, hicieron que ese 18 de abril, se desvelara el misterio, a pesar de no haber ningún finado para ocupar un hueco en la sepultura. El vizconde Combermere, acompañado del Honorable Nathan Lucas, el secretario de gobernación, mayor J. Finch, el señor Rowland Cotton, el señor R. Bowcher Clark y el reverendo Thomas Orderson, se dirigieron al cementerio de Christ Church, con un grupo de asustados peones negros, dispuestos a levantar la losa.

Todo estaba como lo habían dejado, es decir: el cemento estaba intacto y los sellos oficiales seguían en su lugar, sin haber sufrido ninguna perturbación. Con esto, todos pensaron que el interior se encontraría también en buen estado, pero cuando el cemento fue picado y la losa retirada a un lado, se sorprendieron al escuchar un extraño rozamiento surgiendo de la oscura bóveda. Uno de los ataúdes de plomo había sido arrojado contra la losa y al ser retirada esta por los albañiles negros, la sepultura había sido arrastrada con ella. Los cada vez más aterrorizados negros comprobaron que el ataúd de Mary Anna María, se encontraba ahora empotrado en la pared del fondo, y del tal manera, que incluso el muro había sufrido daños. Los demás féretros estaban diseminados por el suelo de forma caótica. El vizconde Combermere, no daba crédito a sus ojos. El exterior de la bóveda seguía estando tan sólido como siempre, por lo que nadie podía haberse colado dentro por algún resquicio, y la fina arena depositada en el pavimento interior, no presentaba muestras de huellas o de presencia humana. Si alguien había entrado allí, pensó el vizconde, desde luego no era de este mundo.

El honorable Nathan Lucas, dijo de la inspección que hizo del lugar:

«Examiné los muros, el arco y toda la bóveda: todo era igualmente antiguo; un albañil, en mi presencia, golpeó minuciosamente el suelo con un martillo: todo era sólido. Confieso que no puedo explicar los movimientos de esos ataúdes de plomo. Ciertamente, no se trata de ladrones, y en cuanto a broma pesada o truco, hubiese sido necesaria la participación de demasiada gente y el secreto hubiera sido descubierto; y en cuanto a que los negros hayan tenido algo que ver, su miedo supersticioso a los muertos y a todo lo que con ellos se relaciona, excluye cualquier idea de esa clase. Todo lo que sé es que ocurrió y que yo fui testigo del hecho.”»

Desde aquel día, los ataúdes no volvieron a dar motivos para el misterio, pues todos ellos fueron sacados de la bóveda y trasladados a otros lugares del cementerio. Jamás se llegó a saber qué ocasionó semejante suceso incongruente y nunca más se le volvió a dar publicidad. Una multitud de teorías surgieron en aquella época, tratando de solucionar el enigma pero ninguna era lo suficientemente sólida como para validarla. Se habló de pequeños seísmos, de negros vengativos, de bromistas recalcitrantes, pero todas fueron desechadas por falta de consistencia y de pruebas. El misterio continuó así, y aún hoy se sigue hablando en Barbados del misterio de los ataúdes deslizantes.

En la actualidad el panteón está vacío y puede ser visitado por los curiosos que desean rememorar aquel extraño incidente. Sin embargo, no es necesario trasladarse hasta allí para encontrarse con caprichosos ataúdes andarines. “Antiguas Historias Antillanas” fue un libro publicado por sir Algernon Aspinall. En él, el autor nos describe un suceso similar acaecido en Stanton (Suffolk, Inglaterra) en 1815. Como en Barbados, los ataúdes de Stanton habían sido movidos al menos en tres ocasiones, llegando incluso a ascender unas empinadas escaleras. En 1867, el señor F.C. Paley, de Gretford, en las cercanías de Stamford (Lincolnshire, Inglaterra), relataba un hecho similar sucedido en un panteón local y confirmado por varios testigos. Al igual que en los dos anteriores, los ataúdes fueron removidos repetidamente, quedando incluso alguno de ellos, apoyados verticalmente contra la pared. En 1844, en Arensburg, en la isla báltica de Oesel, ocurrió algo parecido en el panteón familiar de los Buxhoewen. En el transcurso de un misa por los funerales de un familiar, se dejó sentir en el interior de la bóveda privada, unos extraños ruidos que alertaron inmediatamente a los concurrentes. Los más atrevidos, abrieron el panteón y descubrieron boquiabiertos, cómo los féretros de sus difuntos se encontraban desperdigados por el suelo, sin orden alguno.

Con el tiempo, el presidente del tribunal eclesiástico local, el barón de Guldenstabbe, encabezó una investigación oficial y ordenó que la bóveda se abriera. Los ataúdes, pese a haber sido reordenados, y la puerta principal cerrada con llave, se encontraban de nuevo desordenados y dispuestos en difíciles posiciones.

El barón Guldenstabbe, lejos de atribuir el misterio a agentes sobrenaturales, ordenó que el suelo del panteón fuera picado y levantado, con la intención de encontrar algún pasadizo secreto por el cual pudieran haberse colado los bromistas o los profanadores de tumbas (profanadores inexistentes, pues jamás fue robado nada). No obstante, el resultado fue negativo, no encontrándose ningún resquicio sospechoso. La Bóveda fue de nuevo pavimentada, y como ocurriera en Barbados, su suelo recubierto, en esta ocasión, de ceniza, mucho más sensible a las huellas que la arena. Como en Christ Church, también aquí se imprimieron sellos ocultos en la losa, que se romperían en caso de que alguien la abriera secretamente; además, el barón dispuso que unos soldados vigilaran el lugar durante tres días y tres noches. Cumplido el plazo, el comité investigador se desplazó otra vez al cementerio. Los sellos secretos permanecían intactos, la ceniza desperdigada en el suelo, no presentaba señales de huellas, pero los ataúdes, de nuevo estaban desperdigados en el interior de la bóveda, estando algunos rotos o boca abajo. El comité de Arensburg y los Buxhoewden, rendidos ante la evidencia, no pudieron hacer otra cosa que trasladar los féretros a otro cementerio y dejar que la providencia explicara algún día el misterio; lo que nunca ocurrió.

El misterio de los ataúdes deslizantes, tanto en Barbados, como en Stanton, en Stamford o en Arensburg, sigue siendo un misterio insoluble. Muchos fueron los que intentaron dar una explicación plausible al fenómeno, sin que ninguna de ellas, como hemos indicado antes, resultara consistente. En cuanto a Barbados, se sabe que el lugar se encuentra rodeado por un cinturón sísmico que posiblemente fuera el causante del movimiento de los ataúdes, pero también se sabe que en esas fechas no se registró presencia sísmica en la zona y que, de haber sido así, todos los ataúdes del cementerio se hubiesen movido y no sólo los del panteón familiar de los Chase. Corrientes subterráneas e inundaciones, fueron otras de las teorías barajadas. Pero la bóveda de Oistin, estaba por encima del nivel del terreno y su estructura era estanca; lo mismo ocurría en Stanton, Stamford y Arensburg.

George Hunte, autor de “Barbados”, un libro en el que se trata del misterio de los ataúdes, ofreció una teoría que intentaba explicar el suceso: “El gas de unos cuerpos en descomposición, y no espíritus malignos, fue responsable de las violentas separaciones y del desorden que desbarató el trabajo de los enterradores”. Aunque esta hipótesis parecía, en parte, solucionar el problema, nadie se preguntó cómo era posible que unos simples gases de procedencia humana podían mover unos féretros recubiertos de pesado plomo, de los que cuatro hombres apenas eran capaces de mover.
El misterio siguió y seguirá, me temo, sin solución, para el resto de la vida. Todas las hipótesis vertidas en el asunto, con la intención de explicarlo, han fracasado irremediablemente. Sólo cabe, pues, buscar su origen en otro lugar quizás no tan humano. Ante enigmas como este, uno se siente tentado en pensar en influencias del Más Allá, o en una capacidad psíquica desconocida hasta el momento, capaces de mover objetos pesados y ocultos con la simple fuerza de la mente. Es posible que, por razones fuera de toda lógica, los asistentes a aquellos sepelios, utilizaran sin saberlo una capacidad mental extraordinaria e inconsciente, causantes de ese deslizamiento sin sentido de los ataúdes; esto, reforzado con la convicción, el miedo y el deseo de los que se agregaban para encontrarse con el fenómeno, pudo potenciar aún más el suceso, hasta que, simplemente, se suprimía trasladando los féretros a otros lugares, acabando así con la tentación involuntaria de los eventuales psíquicos. Sin embargo esto no deja de ser una teoría más, tan válida o inválida como las anteriores, que en ningún caso clarifica contundentemente el suceso. El misterio de los ataúdes deslizantes, es, y seguirá siendo, un asunto para los hechos insólitos, y patrimonio del acervo popular.

FUENTE: http://www.mundoparanormal.com/

TIPOS DE FANTASMAS

TIPOS DE FANTASMAS

Desde que el hombre se considera como tal ha respetado a sus antepasados muertos, les ha llegado a rendir culto y a contactar con ellos para pedir consejo o ayuda. La mayoría de las tribus norteamericanas consideran sagrada la tierra de sus antepasados, la religión del antiguo Egipto estaba centrada en el tema de la muerte, incluso algunas culturas enterraban a sus parientes en la pared de su casa para que les resguardara. Muy pocas sociedades no realizan ceremonias funerarias, generalmente para mantener al fallecido contento en cualquier sentido, y evitar que no pueda llegar al otro mundo o que regrese.

Actualmente estamos algo más acostumbrados a escuchar historias sobre todo tipo de fenómenos paranormales, aunque aquellos que las viven no los terminan de olvidar. Hay manifestaciones de muchas clases, ya nadie creería en un fantasma ataviado con una sábana y unas cadenas. Estos suelen revelarse más por sus efectos secundarios que por una visión estremecedora.

Los denominados poltergeist, por ejemplo, se caracterizan por su habilidad para irritar a los que los sufren, suelen manifestarse moviendo objetos, escondiéndolos, dejando caer cosas, volcándolas o, en casos extremos, haciéndolas flotar. Una manera de saber si un objeto ha sido manejado por un fantasma es que suele estar caliente. El doctor Hans Bender logró rodar casi un minuto de película de un efecto poltergeist real ocurrido en Alemania, donde se ven volar y desplazarse objetos.

Otras entidades se manifiestan de maneras menos escandalosas, aunque no menos preocupantes, como en el caso de las caras de Belmez, en el que no se pudo hallar explicación a la aparición reiterada de dibujos de caras en el suelo y paredes. También son típicos los focos de frío o calor, o malos olores que aparecen sin una explicación racional y que desaparecen tan misteriosamente como llegaron, o incluso descargas eléctricas.

Por supuesto también están las apariciones de personas o cosas, generalmente en fotografías o vídeos, así como las psicofonías, en las que el/los entes se revelan “en diferido”. Los mensajes suelen ser ruidos humanos (lloros, quejidos…), o una frase que se repite, aunque no faltan los mensajes dirigidos al investigador (desde consejos hasta amenazas), por eso más que aconsejar se prohibe a personas que no estén psicológicamente preparadas que realicen este tipo de prácticas. Mediante cámaras de vídeo también se han captado entidades, incluso a veces con sonido si se combina con una grabadora, ya sea en tomas realizadas por casualidad o en circuitos cerrados de televisión (enfocando la cámara a la televisión en la que se emite lo que se grava), en los que en apenas unos fotogramas entre la estática se han descubierto imágenes fijas o en movimiento de seres fallecidos. De esta manera se captó un mensaje de Constantin Raudive, padre de las psicofonías; con el vídeo se captó su imagen, y con la grabadora el siguiente mensaje:

“Un sustrato inmaterial, cualquiera que sea el nombre que le deis, principio, alma o espíritu, es una parcela de eternidad, escapa a la destrucción… (ruidos). desgraciadamente hoy la gente tiene miedo a morir, pero la muerte no es temible. La enfermedad es temible. Y lo que precede a la muerte. La muerte desemboca en una eternidad radiante, es una liberación que pone fin a nuestras tragedias”

Si lo que desea es encontrarse con un fenómeno paranormal del tipo manifestación, debe saber que los mejores sitios son los lugares antiguos como casas viejas, teatros o cementerios, teniendo siempre en cuenta el carácter privado de estos lugares y el respeto que se merecen.

La mejor hora para recoger este tipo de experiencias son las primeras de la mañana (las 8 o las 9) en las que seremos menos propensos a dejarnos llevar por la imaginación y los ruidos naturales (crujidos o dilataciones de las estructuras, animales nocturnos…).
 
Si se ve algo por el rabillo del ojo se debe evitar girarse para mirarlo directamente, ya que entonces dejaremos de verlo. Por ello debemos usar la visión periférica, dejar que el objeto se introduzca en nuestro campo de visión. Siempre es aconsejable ir acompañado, y bien equipado. Se debe llevar una cámara con luz ténue o película infrarroja si deseamos tener pruebas. Lo mejor es usar una cámara de vídeo, ya que así evitamos que una mancha en el revelado nos dé que pensar, también evitaremos así enfocarlos directamente (usando la visión periférica con la cámara). También se debe llevar un termómetro digital para registrar los cambios inusuales de temperatura. Los profesionales, entre otras cosas, disponen de un detector electromagnético que capta señales de energía no producidas por aparatos corrientes (electrodomésticos, etc.) .
 
Uno de los casos más recientes de fantasmas aparecidos en vídeo es el que aparece en la película “Tres hombres y un bebé”, que no fueron hechos públicos hasta meses después de que apareciera en vídeo. Se dice que la casa en la que se rodó, un niño había sido asesinado con una escopeta.
 
En la primera imagen se ve en la ventana, del fondo una escopeta que por supuesto no estaba allí. En la segunda y tercera, también al fondo en la misma ventana, y mientras los actores realizan su trabajo en una escena de unos 20 segundos, la escopeta ha desaparecido y ahora por la ventana se asoma un niño que desde luego tampoco estaba allí.
 
Así pues, parece ser que los fantasmas existen. Hay quienes los han visto y quienes los han sufrido, y otros que no se creen ni lo uno ni lo otro.
 
VARDOGERS: LOS FANTASMAS DE LOS VIVOS
 
Últimamente la paraciencia en nuestras mentes ha quedado relegada a conceptos estancos. Ideas estándar sobre cuatro casos conocidos y un listado de temas que agolpan los posibles cálices de donde bebe el misterio y lo inexplicable. Tanto es así que si a cualquier viandante preguntásemos qué es un fantasma, al margen de que crea o no en su existencia, seguramente nos explicaría que es un ser espiritual venido del más allá para comunicarse con los vivos del más aquí. En cierta forma tendrían razón, ya que esa es la hipótesis más aceptada por el público y los investigadores de lo inexplicado, que en general han terminado relacionando las apariciones espectrales con un mundo dimensional ajeno, aunque en interacción con el nuestro. Pero existen casos y anécdotas testimoniales que versan sobre una posibilidad más amplia para redefinir los fantasmas. Algunas hablan de fantasmas de los vivos, desdoblamientos de personalidad, bilocaciones y por qué no, sosias o gemelos de la naturaleza. Tendrían razón, ya que esa es la hipótesis más aceptada por el público y los investigadores de lo inexplicado, que en general han terminado relacionando las apariciones espectrales con un mundo dimensional ajeno, aunque en interacción con el nuestro. Pero existen casos y anécdotas testimoniales que versan sobre una posibilidad más amplia para redefinir los fantasmas. Algunas hablan de fantasmas de los vivos, desdoblamientos de personalidad, bilocaciones y por qué no, sosias o gemelos de la naturaleza.

Casos excepcionales en que los ADN de ciertos seres humanos han sido creados a imagen y semejanza, tal que podrían resultar a simple vista hermanos sin guardar ninguna relación de parestensco familiar. Enigmas de la paraciencia que aunque no han sido tan estudiados por los investigadores internacionales con el mismo ahínco que otros fenómenos, no dejan de ser interesantísimos y conocidos desde antiguo. Para explicar estos prodigios surgen a su vez una serie de teorías audaces que abren las fronteras de la posibilidad incluso en temas científicos (clonaciones, dualidad, hermafroditismo, etc); a los casos de ufología en los que ciertos seres suplantan a humanos (intrusos, clones), y al propio más allá, ya que la posibilidad de que aquí suceda implica un reafirmamineto de que el hombre es algo más que una mortalidad temporal. Por supuesto que el más beneficiado de los temas es el esotérico, pues se reafirmarían las hipótesis de que el hombre es un complicado compuesto de varios cuerpos, energías, etc capaces de separarse y vivir de forma autóctona por períodos más o menos prolongados. Hablar de fantasmas de los vivos es dar posibilidad a que nuestras sombras decidan tener vida propia y salir a la vida al margen de nosotros…aunque esas sombras independientes sean vistas por pocas personas o muchas siguen siendo una manifestación a la que deberíamos dar mayor importancia dentro del estudio de lo anómalo, puesto que de encontrar respuesta abriría mucho camino a otros temas.

Vardogers: desdoblando el misterio

De todos es sabido que a estas alturas y después de muchos estudios basados en la casuística más que de la comprobación en sí, la paraciencia a logrado catalogar según su origen y forma de mostrarse a un gran número de los espectros y fantasmas que han ido enseñando su rostro a través de la historia. Así una amplia lista de vocablos lingüísticos nos muestran que el misterio es más amplio de lo que pensaron aquellas primeras personas practicantes del espiritismo en los albores del siglo XIX (época en que los médiums comenzaron a introducir un término como el ectoplasma para referirse a una extraña sustancia blanquecina, inodora y de evaporación rápida que lograban, en estados alterados de conciencia, producir y separar de su cuerpo en lo que parecía seres-fantasmas independientes o “residuos” de los mismos). Lo único que guardan en común es que ninguno de estos portentos han encontrado la explicación que los transforme en hechos tangibles y reproducibles, que es lo único que preocupa a nuestra más ortodoxa ciencia. Una ciencia que entubó para su estudio en varias ocasiones muestras. Por ejemplo, de ectoplasma, pero jamás logró definirse sobre qué era aquello. Una única constatación, por parte de los primeros estudios, hizo creer que aquella sustancia era parte del propio medium, que durante las sesiones perdían peso (en los casos en que se comprobó que si había fraude…era imposible de reconocer). Así expresiones que en antaño servían para determinar un conjunto de visiones fantasmales hoy han pasado a ser palabras que expresan un misterio con determinadas características. Tomando por ejemplo el caso de espectro y el de fantasmagoría, enfrontándolos veríamos que guardan sus relaciones y sus discrepancias. Ambos mencionan un hecho anormal, la visión por parte de un vivo de una entidad de materia e intenciones desconocidas, pero con presumible inteligencia propia. Hasta ahora, las dos han sido revisadas por los investigadores, partiendo de la premisa de que se trataran de energías materializadas, cuya procedencia estaría en un más allá determinado por el límite de la muerte humana o una dimensión anexa pero invisible a nuestro mundo físico. Las diferencias comienzan cuando el testimonio del observador empieza a introducir detalles determinantes que caracterizan la supuesta materialización de la identidad desconocida. El espectro se formaría lentamente, partiendo de un foco- origen hasta estructurarse como una forma humanoide. En todo momento, el espectro muestra conciencia, inteligencia e intención a la hora de comunicarse con el testigo. Con el que logra entablar diálogo (los espectros suelen aparecer en las sesiones mediumnísticas, aunque se les conoce como desencarnados). En el castillo de Windsor, el espectro del cazador Herne y el de sus sabuesos parece formar parte de la leyenda de la Familia Real británica. Además de monarcas, héroes y mitos religiosos también se han encontrado frente a frente con espectros. La Bíblia relata como Saúl invocó el espíritu del difunto Samuel. En muchos casos, los espectros aparecen justo en el momento antes que antecede a la muerte de una persona y se dejan ver por ellas. Por norma, son difuntos, familiares, etc…que vienen a aliviar el trauma del tránsito. La actual paraciencia estima, como en el caso del famoso Raymond Moody, que estas visiones son creadas por el propio testigo como una forma de autodefensa psíquica, un auto apoyo y una luz a la esperanza.

Fantasma, a diferencia de espectro nos hablaría de una identidad inconsciente que aparece espontánea y totalmente formada, que al margen de la presencia del testigo realiza una pequeña incursión por el “mundo real”, con un fin al que no podemos acceder porque en ningún momento hace otra cosa que dejarse ver. En el condado inglés de Wilt existe una antigua mansión llamada LittleLecote. Famosa porque sus propietarios, cuidadores e investigadores de lo anómalo afirmaban haber presenciado la aparición fantasmal de una mujer con ropas humildes, correr con un niño en brazos en un intento desesperado de encontrar la salida del recinto. Y es que en 1575, William Darrell, dueño de la hacienda mandó quemar a su hijo recién nacido en la chimenea de la casa y una de las sirvientas intentó evitar la tragedia, que terminó consumándose. ¿Puede ser una explicación a lo visto?. Quizás.

Sobre los fantasmas o periespíritus hay hipótesis que cuentan que posiblemente son parte de seres que vivieron una experiencia traumática y que quedaron enganchados a ella y al lugar donde se produjo (impregnación). Sin embargo, otros analistas metapsíquicos, como es el caso de Potdmore, defienden que son las personas vivas, conocedoras de la historia, las que reproducen mentalmente la acción y el fantasma, viviendo una alucinación o abriendo una puerta temporal (xendra). Así nos encontramos con fantasmas increíbles de hechos históricos. En 1644, una gran investigación sobre una aparición en masa llevada a cabo por prestigiosos oficiales británicos persiguió las pistas de este hecho fantasmagórico de gran escala. Donde varios pastores locales observaron la repetición de la batalla que había sucedido dos años antes contra las tropas monárquicas, Oliver Cromwell contra el príncipe Rupert en la conocida batalla en Edgehill en Warwickshire, el 23 de octubre de 1962. Lo que resultó curioso, puesto en que la aparición se dejó ver el príncipe Rupert entre los soldados muertos, sólo que él estaba todavía con vida. A partir de esto se sugirió que el fenómeno, o bien era una especie de doble escenificación o un pliegue temporal, más que una masiva aparición de espectros. En la Península Ibérica, encontramos que el desfiladero de Roncesvalles (Navarra) en 778, sucede lo mismo en repetidas ocasiones. Una y otra vez, se vuelve a ver la derrota fantasmal de las tropas francesas comandadas porRoldán (Roland), sobrino de Carlomagno.

Si los hombres fabricamos espectros, aunque no sepamos cómo tendría cierto sentido las distintas formas de comportarse de los mismos. Correspondiéndose su forma de actuar con el ánimo del creador. Tal vez, los miedos, por ejemplo, serían los culpables de esas figuras monstruosas que pueblan nuestra paraciencia. Mientras que entidades luminosas aparecerían para ayudar a superar conflictos emocionales.

Casi todo el Reino Unido posee su legendario fantasma de perro negro, donde se le asocia con lo demoníaco o con la muerte. En febrero de 1885, la aldea de Devon amaneció cubierta de nieve y de pisadas de animal. Huellas que no se detenían ante obstáculos como paredes, vallas o tejados. Recorrían 160 kilómetros y que terminaban en un prado de Littleham. Se buscó la causa entre los animales conocidos, pero no se correspondían con ninguno. Se insistió en el lugar donde habían desaparecido intentando encontrar a la “bestia”, pero ni los perros más cazadores quisieron entrar y huían despavoridos.

Los hombres tenemos una mágica capacidad llamada fantasía que hiperactúa cuando nuestro alrededor se nos antoja extraño. ¿Quién no ha girado la cabeza mientras caminaba solitario bajo la noche con la seguridad de que en cualquier momento saldría ese alguien que nos observaba desde su escondite?.

Ni siquiera nuestras casas, en la soledad o en la oscuridad, nos parecen lugares exentos de fantasmas. ¿Quién frente a un largo pasillo no ha sentido miedo de tener que cruzarlo o ha escuchado ruidos, silbidos o voces?. A partir de la fantasía sólo hace falta encontrar la llave que la materialice en una realidad fantasma. Las leyendas oídas, la lectura, los miedos, los deseos, nuestras necesidades individuales pueden ser partes de la clave, del código secreto. Tal vez algunos, incluso sin saberlo, la tienen en su poder.

De todas formas, tengamos en cuenta que todas las clasificaciones de fantasmas parten de la subjetividad humana de los testimonios. Y es que sin persona que afirme haber visto uno de estos seres no existiría tal fenómeno. Cuántos lugares no tendrán fantasmagorías, y sin embargo, no se sabrán hasta que alguien las observe. Lo que indicaría que los fenómenos podrían darse en mayor magnitud de lo que pensamos.

Justo después de comprobar la seriedad psíquica y personal del testigo, y habiendo desechado con anterioridad cualquier causa natural o ley científica conocida, empieza la verdadera búsqueda del misterio, que normalmente, a falta de pruebas, se limita a ser recopilada como una historia más con nombre, lugar y fecha en esa gran casuística de lo desconocido…aún.

Un caso de este tipo, donde el testigo o testimonios es vital para la existencia del mismo, lo podemos encontrar en Chile, donde un grupo de artistas que trabajan en una antigua casona, reestructurada en centro cultural, afirman que los protege el fantasma de Emilio Jequier, el arquitecto que diseñó el edificio. La casa situada en la calle de Monjitas, 619, parece haber transportado a una multitud de testigos al esplendor que el lugar tuvo a comienzos del siglo XX, cuando fue construida por la familia Puyó. Lo único que se sabe a ciencia cierta sobre este caso, es que un gran número de testigos aseguran haber escuchado voces y haber sentido presencia de alguien muy especial.

Ocurre la circunstancia de que después de revisar muchos de esos casos, los investigadores empiezan a darse cuenta de que hay piezas que no acaban de encajar. En ocasiones, los fantasmas son demasiado reales y tangibles, se comportan como tales e incluso “suplantan” personas y vidas. Lo que ha llevado a pensar que tal vez, dentro de nuestra realidad conocida, en el más aquí también se formen estas entidades. Es más, que estén vivas, perteneciendo por ende a conciencias que aún respiran. Y es que, junto a espectros de caballeros que se presentan pidiendo sepultura a los presentes del evento, encontramos los casos de personas que tras un viaje son recibidos en sus oficinas y en su familia como si jamás hubiesen estado ausentes, como si alguien les hubiese suplido eficazmente en su ausencia.

No hace falta una ouija, para que un fantasma burlón falsee una identidad y nos engañe. Ni hace falta morir, para poder comunicarse con otro ser a través del tablero…y es que al parecer los vivos podemos ser fantasmas.

Vardorgers: paraciencia, mística y esoterismo

Desde que nacemos, la sociedad y la ciencia nos hacen creer que el mundo es lo que vemos en primer plano. Un mundo en tres dimensiones. Las únicas que humanamente podemos percibir: ancho, alto y largo. Hemos creado un pensamiento en forma de cubo geométrico donde lo único posible se encuentra en su interior. Sin embargo, bastaría romper una arista para que la geometría se transmutara en otra realidad. Pero, ¿qué son esas aristas?, ¿podríamos asemejarlas con las leyes conocidas…¿espacio, tiempo, etc?. Entonces, ¿deberíamos pensar que son vértices relativos, imaginarios? (al fin de cuentas todo es puro concepto aprobado por unanimidad entre los sapiens sapiens).

Pero, hay más cosas, quizás equivocadas, que arrastramos desde nuestra más tierna infancia. Desde ese momento, en que se encargan de estructurar nuestra mente con una percepción de las cosas que no nos es innata. Entre ellas está el hacernos creer que biológicamente somos una unidad indivisible a la que llamamos persona, individuo.

Las antiguas filosofías originarias en los cuatro puntos cardinales convergen en difundir enseñanzas en las que el hombre es un todo, pero formado por otras unidades más básicas: cuerpo físico, cuerpo mental, cuerpo espiritual o astral, etc…Es decir, que somos algo así como un gran ordenador formado por un soporte físico (cuerpo) y una serie de programas (mente) que funcionan gracias a una corriente (energía astral o espíritu) y que realizan una función (karma) , pudiéndose comunicar con otros semejantes o no que se sigan el mismo sistema (conciencia). Y con pequeñas modificaciones, en una o en varias partes de nuestro ordenador, podríamos quién sabe si conectar con otros sistemas operativos (conciencias).

En el momento en que aceptamos esa percepción social de las cosas, nos consideramos educados dentro de nuestra especie. Pero, podríamos durante la transformación haber perdido una visión más cosmogónica de lo que realmente somos y de la gran realidad. No es difícil ver a un niño (menor a dos años) persiguiendo luces invisibles o sonriéndose mientras mira a un lugar vacío. Un hecho que vuelve a suceder, cuando se olvida, por motivos de enfermedad o senilidad, el concepto de universo humano aprendido. Todo esto implica, que somos animales complicados y que como tales debemos abrir la mente si algún día queremos intuir las cosas tal y como son, y no como nos la han dibujado.

Luego llegaron las religiones, que embebidas en la tradición no negaban el hecho de nuestra poliestructuración, simplemente nos enseñaron a no separarlas bajo ningún concepto. Y muchos “castigos” se encargaron de pulgar pecados de los atrevidos que pretendían practicar las posibilidades de su división. Porqué, si ya éramos rebeldes como borregos unitarios, apegados a un físico mortal, ¿en qué nos transformaríamos si pudiéramos gobernar nuestra totalidad?. A pesar de todo la historia cuenta que existieron osados que buscando o no aprendieron a dividir su mortalidad. Desde místicos hasta brujos, los fenómenos de dualidad, de desdoblamiento, de división corpórea, de duplicación, etc se fueron sucediendo. Y hoy por hoy, gracias a ellos, contamos con un nutrido diario de bilocaciones, viajes astrales, sombras vivas…

En general, no son si no referencias a un poder que aunque desconocido parecemos llevar dentro, al tiempo que nos hace protagonistas de mucho de los misterios que podrían estar dándose en nuestro mundo, sin necesidad de una mano invisible atravesando el más allá, el universo o dimensiones.

* Proyección astral, bilocación: en ambas circunstancias, el resultado es la creación de un símil humano, que actúa como fantasma en aspecto y materia, pero que depende de la voluntad de la persona que los crea. Los lamas tibetanos afirman que entre sus prácticas religiosas se hayan los conocimientos de la bilocación y la astralidad. Ambas son resultado de separar del cuerpo físico la parte invisible, pero consciente del ser. Y la diferencia estriba en que mientras en la proyección astral se crea un fantasma invisible o mínimamente perceptible para otros testigos, la bilocación consigue desarrollar un duplica del yo que parece tal real como el original. En algunos casos incluso, igual de compacto, lo cual indicaría que se ha conseguido duplicar la materia.(La ciencia-ficción nos habla de la materialización y transporte de objetos y seres de un lugar a otro -teletransportación-). La bilocación, vista de forma simple, habría conseguido lo que la ciencia lleva años intentando, autoteletransportarse a través del espacio y el tiempo, a la vez que dejarse ver juntos pues se habría desdoblado concepto temporal. (una paradoja).

Se podría citar una multitud de supuestas bilocaciones, a cual más asombrosa. En el campo de la religiosidad hallamos decenas de testimonios de este tipo pudiéndose haber bilocado: el Papa San Clemente, Santa Ludwina, San Martín de Porres, San José de Cupertino, San Francisco de Asís y un largo etcétera.

Cómo se puede ver ya no son fenomenología paranormal que se estudie desde el punto exclusivo de la fe y la creencia, sino que para su entendimiento se emplean vocablos que los más escépticos pueden emplear. Los grandes místicos que consiguieron bilocarse cómo los conocidos mártires debieron de encontrar la llave del proceso de desdoblamiento en su fe, pero no por ello el fenómeno producido deja de tener interés de estudio científico.

En todo caso lo importante es que el resultado es la creación de un fantasma capaz de moverse por este mundo.

* Dobles con voluntad propia: más sobre Vardogers…Fantasmas de los vivos o vivos pero cómo fantasmas. Caminan entre nosotros, son humanos o lo parecen, actúan con aparente normalidad hasta que alguien descubre que son fantasmas imposibles de seres vivos, o que son entidades tan semejantes a los originales que provocan confusión y jamás queda claro si son sosias, gemelos de ADN o clones de procedencia incierta. Pero qué teorías hay que nos den una explicación sobre qué son y que hacen aquí, otra inquietante cuestión es qué les relaciona a nosotros. Y por otra parte, por qué son tan numerosos sus casos que los encontramos con nombres diferentes pero idéntico proceder tanto en ufología como en paraciencia, incluso en algo tan real como crónicas de la historia diaria.

– En psicología: nos hablan de una indemostrada doble personalidad que poseen ciertos enfermos psicopáticos, en los que el cuerpo biológico es compartido por varias personalidades independientes, que se alternan para coexistir. Incluso pueden, pese a compartir humano, desconocerse la una de las otras. Y determinar cual es la real y cual la enfermiza es imposible debido a la complicación de conciencia y consciencia de la que ciertamente los facultativos se saben desconocedores, así como tampoco distinguen sus límites.

– En genética: no se niega la posibilidad de repetición natural de un mismo esquema genético, aunque no contemplan ningún caso histórico con pruebas suficientes que lo demuestren. En todo caso esto induce a pensar que ahí fuera pudiera haber en la actualidad o en un pasado un ser normal e independiente a nosotros que es un yo clónico nuestro. Las sosias aunque en un caso lejano servirían para ejemplificar esta posibilidad. En la actualidad y con los recientes avances de lectura del genoma humano que ha dado como resultado la clonación inducida en laboratorio, la hipótesis de gemelos de naturaleza cobra mayor veracidad. Incluso quién nos dice que algún listillo sabiéndose sosia no haya provocado alguno de los más renombrados casos de suplantación de personalidad, en el cual haya sacado además de morbo algún beneficio del tipo que fuere. Gill Smith trabajaba todas las semanas en su rancho de Arizona, hasta que decidió irse a una planta petrolífera en 1987, donde estuvo tres años. Al volver encontró que nadie le hablaba de su ausencia. Cuando extrañado preguntó a sus convecinos, estos le sonrieron y le dijeron que ya lo sabían pero que como sólo había estado una semana fuera, tampoco era para tanto. Su rancho estaba arado en parte y la otra prevista para la cosecha. Alguien le había hecho el trabajo. Todos afirmaron que Gill estaba “raro”, pero no tenían duda de que él mismo había vivido allí durante ese tiempo. Imposible porque él tenía papeles de pagos y otras pruebas que atestiguaban su ausencia y el trabajo en la plataforma petrolífera. ¿Quién vivió en el rancho aquellos tres largos años entonces?.

Otro curioso caso de “sosía” lo encontramos en Uruguay, donde en el mes de diciembre de 1999, Washington Gómez denunció a la policía que se sentía perseguido. Y es que Gómez era “clavado” físicamente al más que buscado Lino Oviedo. Provocando la presencia de Gómez un gran revuelo días antes en un almacén al haber estado confundido por el ex-militar e incluso algunas notas de prensa afirmaron que Oviedo estaba en Uruguay.

– En lo esotérico: el caso de los dobles de los vivos se nos explica por varias teorías la cual más curiosa, pero todas ellas tan fascinantes como posibles:

Almas gemelas, que terminan unidas eternamente y en excepciones mientras una vive la otra se encuentra en otro lugar al margen de nuestra realidad, pero su lazo de unión con su mitad la hace entrar en contacto con nuestra realidad lo que la mantiene semi-viva. Y es totalmente real y física para su gemelidad.

Almas incompletas o inadaptadas, aceptando la posibilidad de nuestra inmortalidad volvemos a buscar la explicación en los espíritus. Antiguas filosofías latinas hablan de mortales cuyo físico no encerraba del todo su alma, es decir la adaptación no era completa. Esto permitía que parte del espíritu de ese humano viviera fuera de él y a veces sin que el dominante, que era el que estaba manipulando el cuerpo, lo supiera. La parte marginal y libre actuaba independientemente… como una sombra viva con total libertad y personalidad.
Criptozoología, formamos parte del reino de los animales y como tales nos atenemos a sus virtudes, defectos y leyes. Si nos fijamos, la selva de la vida y la supervivencia a dotado a seres con la capacidad camaleónica de imitar a animales más fuertes. Es el caso de algunas serpientes comunes que presentan rasgos de las terribles y venenosas corales. Los camaleones y otras bestias se camuflan entre la naturaleza haciéndose visibles únicamente cuando lo quieres. Y si los hombres tuviéramos imitadores. ¿Quién sabe si esos fantasmas de vivos que se dejan ver en ocasiones, no son otra cosa que imitaciones de individuos a los que habrían seleccionado por su propia supervivencia?. En cualquier caso estos imitadores serían una especie desconocida pero viva.
– En Ufología: miles de casos en los que se basa el estudio de nuestra actual ufología dejan ver la existencia de distintos tipos de seres entre los que está en boga imitarnos, suplantarnos o clonarnos… infiltrarse en nuestra sociedad es mucho más fácil si son uno de nosotros. Se cuentan que las abducciones (en el caso de estar realizadas por extraterrestres, podrían perseguir la manipulación genética de nuestra especie, persiguiendo parecerse a nosotros o adquirir remedios a sus enfermedades cósmicas degenerativas. Algo no tan descabella porque si los grises descritos por Strieber existiesen, debemos de aceptar que tanto por sus rasgos como características guardan una gran semejanza a ciertas enfermedades desconocidas que se dan en nuestro planeta y que envejecen prematuramente a los afectados que además de pequeño tamaño comparten con estos ebes su característica macrocefalia y expresivos ojos, entre otras cosas).

Y famosos son también entre los aficionados a los ovnis casos como el de mutantes o metamórficos seres que apareciendo con forma extraña en nuestro planeta, una vez aquí se transforman en seres humanos con identidad reconocible y vivos en ocasiones.

Nuestro yo onírico. Cuando la voluntad se libera
Ocurre que todo ser humano ha vivido la experiencia de verse a si mismo en sueños. Y hacerlo de forma tal que a pesar de identificarnos con la visión, ésta nos resulta extrañamente independiente y como tal actúa, ante las circunstancias de lo soñado. No sólo en nuestros sueños creamos nuestro clónico fantasma, nuestra capacidad se amplia con la fabricación de copias de personas conocidas o no tanto. Lo que significa que en algún lugar tenemos una memoria fotográfica y un detonante psíquico, reproductor de esas imágenes adquiridas en el mundo. Que podemos proyectar de forma involuntaria, cuando la conciencia dormita o la tenemos bajo control. ¿Podría ser esta la base del sistema que crea a los fantasmas vivos?. Es decir, ¿podemos hacer reales seres de nuestra psique? o ¿logramos, en ocasiones, que otros vivos conecten con este archivo de nuestro incosciente, haciéndoles creer y creyendo que vemos fantasmas?.

LA LLORONA

La Llorona

Las tradiciones y leyendas son una parte importante de la historia y la cultura de nuestro Pais. Las leyendas son una mezcla de fantasia y realidad, narracion de hechos cuyos origenes se pierden en el tiempo y que en ocasiones son la expresion de algun pasaje de nuestra realidad historica. La gran mayoria de las leyendas mexicanas surgieron durante la epoca de la Colonia.

El antecedente mas conocido de la leyenda de la llorona tiene sus raices en la mitologia Azteca. Se cuenta que la diosa Cihuacoalt aparecia de noche como una señora vestida con ropajes blancos. Asimismo, en las cronicas de la epoca se registra que entre los presagios funestos con que se anuncio la Conquista de Mexico, una noche se oyeron voces de una mujer angustiada y con llanto que anunciaba: ¡Oh, hijos mios ya ha llegado vuestra destruccion, pues ya tenemos que irnos lejos! Y a veces decia: ¡Hijitos mios, a donde os llevare!
Con la llegada de los españoles al Continente Americano, y una vez consumada la conquista de Tenochtitlan, sede del Imperio Azteca, años mas tarde y despues de que murio Doña Marina, mejor conocida como la “Malinche”, se decia que esta era la llorona, la que venia a penar del otro mundo por haber traicionado a los indios de su raza, ayudando a los extranjeros para que los sometieran.
Al paso del tiempo la leyenda continuo. Aproximadamente a mediados del siglo XVI, se cuenta que los habitantes de la Ciudad de Mexico escuchaban, a media noche y principalmente durante los dias de luna llena, tristes y prolongados gemidos lanzados por una mujer a quien sin duda le afligia una pena muy honda. Las primeras noches en que se oyeron estos lamentos, los que la escuchaban se contentaron con persignarse, pero como los lamentos se prolongaron por mucho tiempo, algunas personas decidieron cerciorarse por sus propios ojos, y a traves de las ventanas de sus casas y despues atreviendose a salir a las calles, lograron ver a una mujer vestida de blanco y con un espeso velo que le cubria el rostro, recorrer con pasos lentos muchas calles de la ciudad dormida. Se dice que cada noche recorria distintas areas, pero nunca le faltaba una: “La Plaza Mayor” hoy conocida como el Zocalo de la Capital. En este lugar daba el ultimo y angustiado lamento, continuando con pasos lentos hasta que poco a poco se desvanecia como una sombra.
El silencio de la noche, el vestido, el pausado andar de aquella mujer y, sobre todo, el penetrante y prolongado gemido, formaba un conjunto de elementos que aterrorizaban a cuantos la veian y escuchaban. Asi, ignorando quien era, de donde venia y adonde iba, se le llamo la llorona. Tal es la leyenda popular que durante mas de tres siglos quedo grabada en la memoria de los habitantes de la Ciudad de Mexico.

Esta leyenda se extendio a otros lugares del Pais, manifestandose de diversas maneras. En algunos pueblos se decia que la llorona era una joven enamorada que habia muerto en visperas de la boda y traia al novio la corona de rosas blancas que nunca utilizo. En otras partes, se creia que era una madre que venia a llorarle a sus hijos huerfanos.

Poco a poco y a traves del tiempo la vieja leyenda de la llorona ha ido borrandose del recuerdo popular, quedando solo constancia de ella en la mitologia Azteca, en las paginas de las cronicas de la Ciudad de Mexico, en los pueblos lejanos o en las mentes de las abuelitas que, recordandola, aun intentan asustar a sus nietos con las clasicas consignas: ¡Si no te portas bien o si sigues llorando, vendra la llorona por ti!

Sin embargo, con el paso de los siglos es muy probable que la enigmatica llorona sea olvidada, ya que los niños de hoy ya no se espantan con las misteriosas leyendas que tan populares fueron en el pasado de nuestro Pais.

“La llorona”

Los cuatros sacerdotes aguardaban espectantes.
Sus ojillos vivaces iban del cielo estrellado en donde señoreaba la gran luna blanca, al espejo argentino del lago de Texcoco, en donde las bandadas de patos silenciosos bajaban en busca de los gordos ajolotes.
Después confrontaban el movimiento de las constelaciones estelares para determinar la hora, con sus profundos conocimientos de la astronomía.

De pronto estalló el grito….

Era un alarido lastimoso, hiriente, sobrecogedor. Un sonido agudo como escapado de la garganta de una mujer en agonía. El grito se fue extendiendo sobre el agua, rebotando contra los montes y enroscándose en las alfardas y en los taludes de los templos, rebotó en el Gran Teocali dedicado al Dios Huitzilopochtli, que comenzara a construir Tizoc en 1481 para terminarlo Ahuizotl en 1502 si las crónicas antiguas han sido bien interpretadas y parecio quedar flotando en el maravilloso palacio del entonces Emperador Moctezuma Xocoyótzin.

— Es Cihuacoatl! — exclamó el más viejo de los cuatro sacerdotes que aguardaban el portento.
— La Diosa ha salido de las aguas y bajado de la montaña para prevenirnos nuevamente –, agregó el otro interrogador de las estrellas y la noche.

Subieron al lugar más alto del templo y pudieron ver hacia el oriente una figura blanca, con el pelo peinado de tal modo que parecía llevar en la frente dos pequeños cornezuelos, arrastrando o flotando una cauda de tela tan vaporosa que jugueteaba con el fresco de la noche plenilunar.

Cuando se hubo opacado el grito y sus ecos se perdieron a lo lejos, por el rumbo del señorío de Texcocan todo quedó en silencio, sombras ominosas huyeron hacias las aguas hasta que el pavor fue roto por algo que los sacerdotes primero y después Fray Bernandino de Sahagún interpretaron de este modo:

“…Hijos míos… amados hijos del Anáhuac, vuestra destrucción está próxima….”

Venía otra sarta de lamentos igualmente dolorosos y conmovedores, para decir, cuando ya se alejaba hacia la colina que cubría las faldas de los montes:

“…A dónde iréis…. a dónde os podré llevar para que escapéis a tan funesto destino…. hijos míos, estáis a punto de perderos…”

Al oir estas palabras que más tarde comprobaron los augures, los cuatro sacerdotes estuvieron de acuerdo en que aquella fantasmal aparición que llenaba de terror a las gentes de la gran Tenochtitlán, era la misma Diosa Cihuacoatl, la deidad protectora de la raza, aquella buena madre que había heredado a los dioses para finalmentente depositar su poder y sabiduría en Tilpotoncátzin en ese tiempo poseedor de su dignidad sacerdotal.

El emperador Moctezuma Xocoyótzin se atuzó el bigote ralo que parecía escurrirle por la comisura de sus labios, se alisó con una mano la barba de pelos escasos y entrecanos y clavó sus ojillos vivaces aunque tímidos, en el viejo códice dibujado sobre la atezada superficie de amatl y que se guardaba en los archivos del imperio tal vez desde los tiempos de Itzcoatl y Tlacaelel.

El emperador Moctezuma, como todos los que no están iniciados en el conocimiento de la hierática escritura, sólo miraba con asombro los códices multicolores, hasta que los sacerdotes, después de hacer una reverencia, le interpretaron lo allí escrito.

-Señor, – le dijeron -, estos viejos anuales nos hablan de que la Diosa Cihuacoatl aparecerá según el sexto pronóstico de los agoreros, para anunciarnos la destrucción de vuestro imperio.

Dicen aquí los sabios más sabios y más antiguos que nosotros, que hombres extraños vendrán por el Oriente y sojuzgarán a tu pueblo y a ti mismo y tú y los tuyos serán de muchos lloros y grandes penas y que tu raza desaparecerá devorada y nuestros dioses humillados por otros dioses más poderosos.

– Dioses más poderosos que nuestro Dios Huitzilopochtli, y que el Gran Destructor Tezcatlipoca y que nuestros formidables dioses de la guerra y de la sangre? — preguntó Moctezuma bajando la cabeza con temor y humildad.
– Así lo dicen los sabios y los sacerdotes más sabios y más viejos que nosotros, señor. Por eso la Diosa Cihuacoatl vaga por el anáhuac lanzando lloros y arrastrando penas, gritando para que oigan quienes sepan oír, las desdichas que han de llegar muy pronto a vuestro Imperio.

Moctezuma guardó silencio y se quedó pensativo, hundido en su gran trono de alabastro y esmeraldas; entonces los cuatro sacerdotes volvieron a doblar los pasmosos códices y se retiraron también en silencio, para ir a depositar de nuevo en los archivos imperiales, aquello que dejaron escrito los más sabios y más viejos.

Por eso desde los tiempos de Chimalpopoca, Itzcoatl, Moctezuma, Ilhuicamina, Axayácatl, Tizoc y Ahuizotl, el fantasmal augur vagaba por entre los lagos y templos del Anáhuac, pregonando lo que iba a ocurrir a la entonces raza poderosa y avasalladora.

Al llegar los españoles e iniciada la conquista, según cuentan los cronistas de la época, una mujer igualmente vestida de blanco y con las negras crines de su pelo tremolando al viento de la noche, aparecía por el Sudoeste de la Capital de la Nueva España y tomando rumbo hacia el Oriente, cruzaba calles y plazuelas como al impulso del viento, deteniéndose ante las cruces, templos y cementerios y las imágenes iluminadas por lámparas votivas en pétreas ornacinas, para lanzar ese grito lastimero que hería el alma.

-Aaaaaaaaaay mis hijos…. Aaaaaaaaay aaaaaaaaaaay!-

El lamento se repetía tantas veces como horas tenía la noche la madrugada en que la dama de vestiduras vaporosas jugueteando al viento, se detenía en la Plaza Mayor y mirando hacia la Catedral musitaba una larga y doliente oración, para volver a levantarse, lanzar de nuevo su lamento y desaparecer sobre el lago, que entonces llegaba hasta las goteras de la Ciudad y cerca de la traza.

Jamás hubo valiente que osara interrogarla. Todos convinieron en que se trataba de un fantasma errabundo que penaba por un desdichado amor, bifurcando en mil historias los motivos de esta aparición que se transplantó a la época colonial.

Los románticos dijeron que era una pobre mujer engañada, otros que una amante abandonada con hijos, hubo que bordaron la consabida trama de un noble que engaña y que abandona a una hermosa mujer sin linaje.

Lo cierto es que desde entonces se le bautizó como “La llorona”, debido al desgarrador lamento que lanzaba por las calles de la Capital de Nueva España y que por muchos lustros constituyó el más grande temor callejero, pues toda la gente evitaba salir de su casa y menos recorrer las penumbrosas callejas coloniales cuando ya se había dado el toque de queda.

Muchos se quedaron locos y jamás olvidaron la horrible visión de “La llorona” hombres y mujeres “se iban de las aguas” y cientos y cientos enfermaron de espanto.

Poco a poco y al paso de los años, la leyenda de La Llorona, rebautizada con otros nombres, según la región en donde se aseguraba que era vista, fue tomando otras nacionalidades y su presencia se detectó en el Sur de nuestra insólita América en donde se asegura que todavía aparece fantasmal, enfundada en su traje vaporoso, lanzando al aire su terrorífico alarido, vadeando ríos, cruzando arroyos, subiendo colinas y vagando por cimas y montañas.

La verdadera historia de Drácula

La verdadera historia de Drácula

Por Pili Abeijon

El escritor irlandés Bram Stoker publicaba hace unos 100 años la curiosa novela Drácula, que iba a dar origen a uno de los mitos más difundidos de nuestro tiempo. El novelista se había inspirado en antiguas leyendas rusas y centroeuropeas, basándose sobre todo en un personaje histórico real, el príncipe Vlad Tepes.

“El Empalador”, como se le conoce en Rumania, fue uno de los príncipes de ese país que por sus hazañas y su personalidad fuera de lo corriente, llamó de manera muy especial la atención, no sólo de sus contemporáneos sino también en la historia y literatura actuales.

Para algunos historiadores fue un heroico defensor de la independencia de su país y del cristianismo, mientras que para otros se trataba de un caso patológico, el de un hombre que atormentaba y mataba por puro placer.

Vlad Tepes fue uno de los tres hijos legítimos de Vlad “el Diablo”, príncipe de Valaquia (antiguo principiado danubiano, que formó con Moldavia el resto de Rumania).

El viejo Vlad se ganó de forma sobradamente merecida el mote de “Dracul” (Diablo) por su crueldad, que heredaría su hijo posteriormente. El nombre Drácula tiene sus orígenes en la Orden del Dragón, que fue concedida al padre de Vlad por Segismundo, el Sacro Emperador Romano, en el castillo de Nuremberg en el año 1431.

(La insignia de la Orden del Dragón era una serpiente alada, que también es un símbolo muy usado para representar al Diablo tanto en el folclore como en el arte rumano.)
Se desconoce la fecha de nacimiento de Vlad Tepes (hijo), aunque se estima que pudo haber acontecido sobre 1428, en la ciudad de Sighisoara, Transilvania. (La mansión de su padre se ha conservado hasta nuestros días).

Su apodo, por el que más se le conoce, en realidad es el de Draculea, puesto que en rumano la terminación “ulea” significa “hijo de”, por lo que podríamos traducirlo como “Hijo del Diablo”.
Reinó como príncipe de Velaquia en 1448 y de 1456 hasta 1462, y finalmente en 1476, el año de su muerte.

El pueblo le apodó también “Tepes” (Empalador), por ser la clase de pena capital que aplicaba con extrema prodigalidad.

En aquellos tiempos el trono de Velaquia estaba amenazado desde el exterior por turcos y húngaros, y en el interior por nobles ávidos de poder, que luchaban entre sí con bestial ferocidad.

La infancia de Vlad fue muy difícil. Fue educado como cristiano en Transilvania, pero su padre le dejó como rehén entre los turcos cuando sólo tenía trece años, viéndose rodeado de gente con un lenguaje, unas costumbres, y una religión que no comprendía. Los padres de Vlad volvieron a Rumania dejándolo en Turquía a modo de promesa de que no les atacaría. Estuvo prisionero allí desde 1444 hasta 1448, cuando le llegó la noticia de que su padre había violado la promesa hecha al sultán turco, lo que significaba que estaba poniéndolo en peligro de muerte. Finalmente el sultán decidió no matarle, pero sí utilizarlo como peón en sus planes y negociaciones diplomáticas.

Vlad Drácula acabó consiguiendo hacerse con el poder en el sur de Rumania gracias al apoyo de los turcos en 1456, y gobernó hasta 1462. En ese tiempo se las arregló para matar a unas cien mil personas, y considerando que por aquel entonces toda la población del reino sólo ascendía a quinientas mil personas, no cabe duda de que fue uno de los peores asesinos de toda la historia.

Incluso después de 1462, cuando se encontraba prisionero en una celda de Budapest por orden del rey húngaro Matías, se dedicaba a capturar ratones a los que torturaba y empalaba en palos. También sobornó a algún carcelero para que le comprasen pájaros en el mercado y se los trajeran, después de lo cual les arrancaba las plumas y se divertía mirando como revoloteaban frenéticamente para intentar remontar el vuelo. Cuando se hartaba de ellos, los empalaba.

En 1476, Matías volvió a colocar a Tepes en el trono de Rumania. Durante una batalla con los turcos que tuvo lugar a finales de ese año, éstos le sorprendieron desprevenido y con una tropa de tan sólo 200 hombres, y una emboscada acabó con su vida, siendo decapitado posteriormente. Su cabeza fue enviada a Estambul y exhibida públicamente a modo de escarnio.

Una de las historias que se cuentan sobre Drácula era que tenía por costumbre cenar rodeado de muertos y agonizantes. El príncipe disfrutaba mojando su pan en la sangre de sus víctimas, que recogía en cuencos para tenerla disponible en su mesa. Después se comía el pan ensangrentado.

En una ocasión, unos embajadores extranjeros fueron a visitarle y no se quitaron el sombrero delante de él, entonces Tepes furioso ordenó que a sus criados que les unieran los sombreros a la cabeza con clavos.

También destacaba por su sentido del humor extremadamente macabro, pues en cierta ocasión mientras cenaba con un noble, entre sus víctimas empaladas, éste no podía soportar el olor de los cuerpos en descomposición y se tapó la nariz con la mano. A Tepes le pareció una falta de educación imperdonable, y ordenó que lo empalasen en una estaca muy alta, con lo que el invitado quedó clavado en la estaca muy por encima de las otras víctimas, diciéndole: “Muy bien, tu problema está resuelto, ahora estás suspendido entre las brisas más frescas y limpias ya que no tienes que soportar la pestilencia de estos cadáveres que se pudren aquí abajo…”

Fue un acérrimo defensor de la ley y el orden, y durante su reinado nadie osaba robar, por que fuese cual fuese el grado del delito, Tepes los castigaba a todos por igual con la pena de empalamiento. Su razonamiento era que si se permitía que los pequeños delitos quedaran impunes la gente poco a poco se iría animando a cometer crímenes más serios.

Nota de la autora:

El empalamiento era todo un arte de la tortura, por aquel entonces, y consistía en atravesar a una persona con una estaca. Se le podía clavar la estaca por el pecho o incluso introducirla por la boca, pero el método más corriente era colocar a la víctima en el suelo con los miembros extendidos al máximo y atar un caballo a cada pie. Después se preparaba una gigantesca estaca o poste lo bastante sólido para sostener el peso de esa persona, y se le redondeaba la punta, pues si la punta estaba afilada, la víctima moría rápidamente. La estaca era untada en aceite para poder ser insertada fácilmente en el ano de la víctima. Los caballos avanzaban lentamente mientras se iba insertando la estaca, y cuando ésta había quedado asegurada dentro del cuerpo, se cortaban las cuerdas de los caballos. Después, el infortunado era levantado junto con la estaca, y se iba hundiendo gradualmente en ella muriendo poco a poco.

DRACULA

Aún hoy, todavía existen discrepancias sobre si en verdad existieron (y existen) personas que chupan la sangre a sus víctimas para sobrevivir. Según los expertos, a un humano de nada le vale chupar sangre, ya que su estómago no puede digerirla y lo más probable es que la expulse mediante el vómito. Si esto es así, ¿de dónde viene la creencia de que bebiendo sangre se alcanza la inmortalidad?

Antiguamente, los hemofílicos (enfermos con falta crónica de hemoglobina) han intentado inútilmente beber sangre para curar su mal y para ello no han dudado en matar carneros nonatos, niños recién nacidos y, sobretodo, doncellas vírgenes. Detrás de ello no siempre estaba el deseo de ver curada su enfermedad, sino que en la mayoría de las ocasiones era una excusa para la venganza o la orgía sexual.

Pero no será hasta el siglo XV en que un siniestro personaje llamado Vlad Tsepech Drácula, príncipe de la rumana Valaquia, decide pasar a la historia como el primer vampiro humano de prestigio. Descendiente de la estirpe “Draco”, los dragones de la guerra, traducción latina de “Drácula”, este victorioso señor no tiene piedad con sus enemigos y en venganza porque los turcos le hicieron prisionero cuando era joven y se vio en la obligación de comer ratas para sobrevivir, cuando consiguió la victoria llegó a empalar hasta 100.000 prisioneros, a los cuales situó delante de su castillo. Además, para que su obra no fuera olvidada jamás, organizó banquetes multitudinarios delante de su macabra exposición.

Cuando murió, sus enemigos le cortaron la cabeza y le enterraron así en dos tumbas para evitar que volviera del otro mundo para vengarse. De poco les sirvió, ya que unos años después sus tumbas aparecieron abiertas y sin restos del tirano. Desde entonces, el vampiro sale todas las noches por tierras de Rumania y sacia su sed de sangre con mujeres y niños indefensos.

Un siglo después nace una aristócrata húngara llamada Elizabeth Bathory, la cual tiene un hijo ilegítimo a los catorce años y para evitar la deshonra se casa con un noble y se va a vivir al castillo de Csejthe. Pero como la cabra siempre tira al monte y solamente es cuestión de dejarla en libertad, cuando su marido se iba a la guerra esta mujer se dedicaba a mantener relaciones sexuales con mujeres, personajes sombríos y cuantos brujos conocía. No satisfecha con ello, torturaba de mil maneras a las mujeres de su servidumbre, especialmente a las más guapas, y cuando empezó a notar las primeras arrugas en su rostro las mataba después de hacer el amor con ellas y utilizaba su sangre aún caliente como agua de baño. Cuando fue descubierta, su marido contribuyó a ello, la emparedaron viva en una de las habitaciones del castillo y hay quien dice que sus gritos de dolor y venganza se siguen oyendo desde entonces.

Y así, la figura del vampiro decae en la mente de las gentes hasta que la literatura la rescata tres siglos después, pero ahora, afortunadamente en personajes literarios. William Polidori, un escritor amigo de Lord Byron y la célebre Mary Shelley, escribe “El vampiro” la misma noche en que Mary esboza la historia de “Frankenstein”. Corría el año 1819 y un vampiro literario llamado Lord Ruthven llega al New Monthy Magazine, pero la novela es casi un fracaso absoluto, hasta el punto en que su creador murió pobre y sin prestigio alguno, al menos en vida.

El tiempo hace justicia a quien se lo merece, casi siempre tarde, y años después el mismísimo Alejandro Dumas lleva esta desconocida obra al teatro con gran éxito. Hay quien asegura, no obstante, que otros autores como Burger y el alemán Goethe habían tocado ya el tema del vampirismo en obras como “Eleonora” y “La novia de Corinto”.

Otros escritores que se apuntaron al tema de los chupadores de sangre (quizás una metáfora contra los aristócratas de entonces), fueron Thomas Preskett con “Varney” y Joseph Sheridan con “Carmilla”, personaje tenebroso que el cine revivió muchos años después en dos películas.

VAMPIRISMO EN LA HISTORIA

VAMPIRISMO EN LA HISTORIA

A lo largo de la historia han aparecido personajes que han sido relacionados con vampiros y con prácticas vampíricas. Aquí damos un repaso de algunos de los más impactantes, útiles además para el juego de rol Vampiro. Éstos son personajes de la historia, los cuales demuestran que el tema del vampirismo no es únicamente cuestión de la fantasía, sino que se ha ido desarrollando a lo largo de la historia gracias a creencias populares y relatos de las épocas.

Esta leyenda de vampiros es de 125 A.C. originalmente estaba escrita en griego.

Las leyendas de vampiros se originaron de este a oeste en compañía de las caravanas a lo largo de la ruta de la seda por el Mediterráneo.

De allí se extendieron a Asia y luego a las tierras Eslavas y los Carpatos. Los mitos estaban originalmente más estrechamente asociados con Irán, entonces emigraron alrededor del siglo VIII, a donde están ahora.

Casi en cuanto llegaron, el proceso de cristianización empezó y las leyendas de vampiros sobrevivieron como mitos.

Más tarde los Gitanos emigraron desde norte hacia el oeste de la India (donde tienen varios mitos de vampiros ), ya allí sus mitos se mezclaron con los del pueblo Eslavo.

Los Gitanos llegaron a Transilvania brevemente antes de que Vlad Dracula naciera en 1431.

El vampiro aquí era el fantasma de una persona muerta, que en la mayoría de casos habían sido una bruja, mago etc.

Se tiene miedo a los vampiros, porque ellos matan personas pero al mismo tiempo se parecen a ellas.

Pero hay ciertas cosas que los diferencian de un ser vivo, no puede proyectar ningún tipo de sombra ni se puede reflejar en ningún espejo.
Además los vampiros pueden cambiar de forma, como por ejemplo la de un murciélago y eso lo hace sumamente difícil de capturar.

Al empezar un nuevo día los vampiros tienen que dormir en sus ataúdes por que los rayos del sol los matarían, pero por la noche despiertan sedientos de sangre.
La forma más común de nutrirse es volando por una ventana, en forma de murciélago y entonces morder a la víctima en el cuello y succionarle toda la sangre.
Los vampiros no pueden entrar a una casa sin ser invitados, pero en cuanto tienen el permiso, pueden entrar tan a menudo como ellos quieran.
El vampiro no es peligroso solo porque mata a las personas sino porque sus víctimas después de muertas se convierten en vampiros.

El lado mas fuerte de los vampiros es que son casi inmortales, sólo algunos ritos muy especiales poden matarlos tal como: poner una estaca en su corazón, cortar su cabeza o quemar su cuerpo.

Vlad Tepes, “El Empalador”

Vlad Dracul, príncipe de una provincia sometida bajo la influencia turca llamada Valaquia, tuvo un hijo el cual se llamó Vlad IV en torno al año 1430, quien sucede a su padre con veinticinco años, y el cual recibe el título de Drácula, “Hijo del “. Vlad Tepes fue acostumbrado a la violencia desde su niñez. Fue testigo del asesinato de su padre y del enterramiento en vida de su hermano mayor. Sus padres abandonaron al pequeño Drácula entre sus enemigos, los turcos, cuando únicamente tenía trece años. El sultán retuvo a Vlad Tepes como rehén para garantizar que el padre de Drácula no le atacase, y utilizarlo estratégicamente en la guerra. Estuvo prisionero desde 1444 hasta 1448, cuando su padre atacó a los turcos, sabiendo que su hijo corría el peligro de ser asesinado. Esta traición, según el padre de Vlad Tepes, enseñaría al joven Drácula que la vida no vale nada. Afortunadamente, el sultán decidió no matar al joven. Tras negociaciones diplomáticas, Vlad Drácula se hizo con el poder del sur de Rumania gracias a los turcos.

Drácula empleó numerosos métodos para librarse de los hijos legítimos e ilegítimos de su padre, para así ser el único aspirante al trono. Se convirtió en un temido jefe guerrero por las tropas turcas. En 1462, Drácula es derrotado y se refugia en Hungría, donde es tomado prisionero hasta 1473.

La personalidad de Vlad Drácula fue cuanto menos sombría, fue sádico a más no poder y fue también muy cruel. Una vez, estando él malhumorado, su amante, para animarle, le dijo que estaba embarazada y que ambos iban a tener un hijo. Lejos de alegrarse, tomó un cuchillo y la abrió en canal para “que todo el mundo pudiera ver donde se encontraba su verdadero fruto”. El método favorito de Tepes fue sin duda el empalamiento, y lo empleó con numerosas víctimas, se estima que fueron empaladas, desolladas vivas o quemadas a su nombre de 50.000 a 100.000 personas. El príncipe mandaba engrasar y arromar la punta de las estacas para que la agonía de los empalados fuese más prolongada. Drácula solía realizar banquetes rodeados de muertos y agonizantes cuando solían acudir gente importante.

Crónicas locales cuentan que mandó reunir a pobres y minusválidos en una sala cerrada con la excusa de invitarlos a un banquete y en lugar de eso el príncipe ordenó quemarlos a todos. En otra ocasión, dos emisarios turcos llegaron a su castillo y al saludar al príncipe éstos no se quitaron el sombrero. Considerado de una gran falta de educación, el príncipe mandó que les clavasen los sombreros en el cráneo a los emisarios. También cuentan que un invitado a uno de sus banquetes se tapó la naríz al no soportar el olor de la putrefacción de los cadáveres, y por ello Drácula mandó a realizar una estaca mucho más larga para empalar en su bosque de empalados a este invitado y que así respirara aire fresco por encima del resto de empalados. Encerró y quemó a unos 400 niños en un gran horno que habían sido llevados a Valaquia desde Vurcia con el pretexto de aprender la lengua del príncipe. Incendió numerosos pueblos habitados, arrastró a los hombres que cogían, los encadenaban para llevarlos hasta Valaquia y allí empalarlos. En una ocasión capturó en el campo de batalla a un tal Daym, y con él el principe ordenó construirle una tumba y a los sacerdotes realizar sus exequias mientras él estaba todavia vivo. Tras esto, le cortó la cabeza.

A finales del año 1476, en una batalla contra los turcos, Drácula se vistió con el uniforme de un turco para inspeccionar e infiltrarse, pero al ser encontrado por soldados suyos, éstos dispararon flechas contra Drácula al no reconocer a su señor por el disfraz de turco. Allí encontró la muerte este príncipe. Su cabeza fue cortada y expuesta posteriormente en las murallas del castillo Topkapi de Estambul. Aún hoy en su Rumanía es considerado como un héroe, pese a sus atrocidades, ya que luchó por liberar las provincias de Valaquia, Moldavia y Transilvania de los turcos.

Elizabeth Bathory

Nacida en Hungría allá por el 1560, la Condesa Elizabeth Bathory fue reconocida mundialmente como vampiresa. Su fama se extendió a raíz de su crueldad con sus sirvientas, y su castillo es reconocido por los lugareños como el Castillo de los Vampiros. De tendencia lesbiana, contaba entre su familia con un gran número de brujos, lesbianas y sátiros.

Tuvo un hijo a la corta edad de catorce años con un plebeyo. Eñlla y el Conde Ferencz fueron comprometidos cuando ella tenía 11 años, y se casaron el 8 de mayo de 1575 a la edad de quince años. El Conde se ausentaba ya que se encontraba en el campo de batalla, y fue apodado “El Heroe Negro”. En esas ausencias, la Condesa comenzó a visitar a su tía lesbiana Karla Bathory, quien dejaba a su sobrina participar en sus orgías. A raíz de ello, la Condesa descubrió su verdadera naturaleza, descubrió su pasión por causar dolor en jóvenes y comenzó sus andaduras en la magia negra. Para ello se encargó un sirviente de su castillo, Thorko, quien la instruyó en la magia negra y la sumergió en el sadismo.

Bathory fue vista con un extraño vestido de negro, pálido y con dientes afilados. Los ciudadanos temieron más aún al castillo y a la misma condesa, ya que pensaron que ese extraño era un vampiro. Se llegó a comentar incluso que ese extraño era el mismísimo Drácula revivido de la tumba.

Con la ayuda de la nana de Elizabeth, las brujas Dorottya Szentes y Darvulia y el brujo mayor Johannes Ujvary, Elizabeth se introdujo en nuevas depravaciones. Capturaban a jóvenes bellas mujeres y las llevaban a un cuarto subterráneo convertida en una cámara de torturas, y las sometían a torturas inimaginables. Comenzó a morder a sus víctimas en el cuello y las mejillas. La Condesa inventó sus propios utensilios de tortura, los cuales estaban realizados con plata. Estaba obsesionada con la belleza y la juventud.

Al tiempo, ella comenzaba a volverse menos bella. Un día, una de sus doncellas la peinaba e insinuó a la condesa que su pelo se encontraba algo mal. Furiosa, la condesa abofeteó a la mujer tan fuertemente que comenzó a sangrar, con tan mala fortuna que la sangre salpicó a la condesa. Allí donde la sangre tocó su rostro, la condesa observó que la piel se volvió más firme y bella. En ese momento comenzó sus prácticas vampíricas.

Elizabeth seguiría torturando a bellas damiselas, pero esta vez tomaba la sangre en baldes para tomarse largos baños en sangre y recuperar la juventud. Los sirvientes atraían a las jóvenes con el pretexto de contratarlas como sirvientas. Tras la muerte de su marido en 1604 por envenenamiento, la condesa continuaría en aumento con sus prácticas. Los cuerpos desangrados eran encontrados por los alrededores, y se extendió el rumor de que habitaban vampiros por los alrededores. Las víctimas fueron más de 650 doncellas, las cuales fueron torturadas, desangradas y mutiladas. Aún así, ella no conseguía volver a su juventud.

Elizabeth Bathory ordenó al reverendo Andras Berthoni enterrar en secreto los cuerpos desangrados. Antes de su muerte, el reverendo lo insinuó en una nota, y el con Conde Thurzo, quien era el primo de la vampiresa, se acercó al castillo en la noche de año nuevo de 1610. Allí, junto con el reverendo Ponikenusz, encontraron la cámara de torturas, donde habían cuerpos torturados y sorprendieron a la Condesa realizando estos crímenes en el acto. Los sirvientes de Elizabeth Bathory fueron acusados de Vampirismo y herejía, quienes fueron decapitados, exceptuando las dos brujas instruidoras de Bathory, quienes les fueron arrancados los dedos uno a uno antes de ser llevadas a la hoguera.

Finalmente, encerraron a Elizabeth Bathory en un cuarto del castillo donde era alimentada a través de una pequeña rendija. Allí, cuatro años después, el 14 de Agosto de 1614, Elizabeth Bathory murió con un cuerpo cadavérico.

Gilles de Rais

Barón de Rais, el joven Gilles de Laval, nacido en el año 1404, poseía una notable belleza y un elegante atractivo. Fue educado de manera esmerada. Con la edad de 20 años, fue militar al lado de Juana de Arco y reconocido como teniente del rey Carlos VII. Su destacada posición le llevó a ganar el título de Mariscal de Francia.

A los once años heredó una importante fortuna. Ésta aumentó cuando el Barón tomó a su prima Catalina de Thouars como esposa a la edad de dieciséis. Fue padre de una niña y se encontraba de los más ricos de Europa.

Tras la captura de Juana de Arco, el Barón intentó salvarla con notable desesperación, más poco le sirvió, ya que fue enviada a la hoguera. El pobre Barón sufrió tal shock por ello, ya que amaba en secreto a Juana de Arco, que se encerró solo en su castillo negando el contacto con mujeres. A partir de ahí, su vida cambió radicalmente.

Comenzó a desafiar a la iglesia y a Dios por el haber permitido la muerte de su amada. Organizaba lujosísimas fiestas y funciones de teatro muy famosas, pero a raíz de ello el Barón vio que su fortuna comenzaba a disminuir. A consecuencia de ello, convertió un ala de su castillo en laboratorio, y allí contrató a buenos y famosos alquimistas y magos para descubrir la piedra filosofal, aquella que convierte los metales en oro, pero los magos le costaban demasiado caros y su fortuna continuaba bajando. Desilusionado, despidió a gran número de ellos. Los que quedaron trabajando allí, convencieron al Barón de que exclusivamente con la ayuda del Diablo se podía conseguir ese oro que anhelaba.

En el primer crimen del Barón, supuestamente para hacer pacto con el diablo, el asesino cortó las muñecas y sacó el corazón, los ojos y la sangre de la pobre víctima. Tras esto, aunque no consiguió ver al diablo, descubrió su pasión por el asesinato y la violación de niños. A partir de ahí, del verano del año 1438, comenzó a raptar a numerosos niños y adolescentes de los alrededores. También utilizaban a niños mendigos, con los que el Barón violaba y mataba.

De Rais solía violarlos y decapitarlos. Mandaba a quemar el cuerpo de las víctimas, pero se quedaba con las cabezas de los desdichados. Se cuenta que De Rais tras haber violado el cadáver muerto, solía caer en un sueño muy profundo, cercano al coma. Curiosamente esto también sucede con otros asesinos vampíricos.

A la mañana siguiente, lloraba contemplando la cabeza del niño asesinado y prometía reformarse. Se llevaba la cabeza, la besaba, y le prometía que iba a ser llevada con otras bonitas cabezas de otros niños. Así, tenía el barón las cabezas en su dormitorio, las cuales habían sido retocadas por maquilladores. (se cuenta que hacía junto con sus servidores concursos de belleza con las cabezas).

Las sospechas aumentaron tras ser notable tantas desapariciones por los alrededores, aunque nadie atrevía a acusar al Barón directamente. Los padres de los niños desaparecidos eran amenazados si no se callaban, y los rumores de todo esto llegó hasta la corte de Bretaña en el año 1440, quienes abrieron una investigación.

En el 13 de septiembre, el barón fue detenido en Machecoul tras haber sido descubierto 50 cuerpos torturados en su propiedad. Fue acusado por el duque de Bretaña por prácticas diabólicas y de haber acabado de entre 140 a 200 niños. El Barón confesó que había disfrutado enormemente con lo que había hecho, y contó detalladamente todo lo que había realizado. Sus testimonios eran abrumadoramente duros y fuertes; narraba como a veces cortaba él mismo la cabeza con una daga, o cómo se deleitó con cada cuerpo. También dijo que no había nadie más implicado en eso.

Fue ahorcado y quemado en la hoquera en el 26 de Octubre junto con dos cómplices. Antes de ello, se arrepintió y pidió perdón a todas las familias que había roto.

EN RUMANIA :::

Rumania, la tradición sobre los vampiros se remota a muy atrás en el tiempo; no hay creencia en lo sobre natural mas difundida y arraigada que esta, tanto en las ciudades como en los pueblos de las comarcas mas remotas.

La mayor parte de los rumanos creen en la vida después de la muerte es muy parecida a la terrenal ; la fe en un mundo espiritual no esta muy difundida, por lo que resulta natural que para ellos los muertos vivientes vaguen por la tierra,, no bajo forma de espíritus, si no de personas físicamente definidas. es interesante notar que entre todas las regiones rumanas, el mayor numero de casos de vampirismo proviene de Transilvania, especialmente del norte de Transilvania, escenario en que también tiene lugar la narración del muy famoso Drácula de Stoker.

Como demostración de hasta que punto la creencia esta arraigada en la cultura rumana, sirva saber que el numero de térmicos utilizados para indicar los distintos tipos de vampiros es muy rico. el termino mas común es strigoi, al que le sigue moroii. se usan indiferentemente también lo términos varcolaci y pricolici, que a menudo son vampiros muertos y a veces animales que se comen la luna.

En este contexto cultural se presenta el único caso , ausente en todas la demás regiones de Europa, del vampiro viviente. Según la estudiosa rumana Agnes Murgoci, se pueden en contra en Rumania tres tipos fundamentales de vampiro : el vampiro difunto, el vampiro viviente y el varcolac vampiro que engulle la luna durante los eclipses.

Las infecciones vampiricas alcanzaron su punto álgido durante e siglo XII, y hay que suponer que las profanaciones de tumbas fueron muy frecuentes si se tiene en cuenta que las autoridades intervinieron mas de una vez para poner fin a estas practicas Los rumanos creen que si un hombre nace con la placenta o bolsa del liquido amniótico, se convertirá en vampiro a las seis semanas de su muerte .

Algo parecido les sucede a las personas que han sido malvadas o que han cometido acciones inicuas durante su vida, especialmente mujeres que ha tenido algo que ver con el maligno y con sortilegios y encantamientos.

Es bien sabido que un hombre es un vampiro si no come ajo; esta idea se encuentra también en los eslavos meridionales. Cuando un niño muere antes de ser bautizado, ala edad de siete años se convierte en vampiro y el lugar donde a sido enterrado se considera desconsagrado.

Los hombres que juran en falso por dinero se convierten en vampiros seis meses después de su muerte.

Si un vampiro lanza su mirada sobre una mujer en cinta, y ella no esta inmunizada, su hijo se convertirá en vampiro.

Cuando nacen siete niños del mismo sexo, el séptimo tendrá un pequeño rabo y será vampiro.

Un difunto se convierte en vampiro se un gato salta sobre él, si un hombre salta sobre el o si la sombra de un hombre cae sobre el. A algunos rumanos creen que si un hombre esta destinado a convertirse en vampiro, así sucederá, lo desee el o no .

Otros rumanos creen que , aun en el caso de que un niño nazca con la placenta, es decir , destinado a ser un vampiro, se puede hacer algo para reparara el desastre.

En primer lugar debe romperse la placenta para que el bebe no pueda engullirla y convertirse en un malvado vampiro, que lanzara el mal de ojo y devorara a sus parientes tras la muerte.

La comadrona deberá salir fuera con el bebe arropado.

Si se trata de una casa excavada en una zona subterránea, debería subir a punto mas alto; si no es así, ira a la parte trasera y gritara, sosteniendo al bebe entre lo brazos “Escuchad todos, un lobo ha nacido sobre la tierra.

No se trata de un lobo que devorara a las personas, sino de un lobo que trabajara y nos traerá fortuna” de esta forma el poder del vampiro se quiebra, y el mal se convierte en bien.

De hecho los vampiros que dejan de serlo traen buena fortuna.

Babilonia y Siria :::

En Babilonia y Siria tenían en común la creencia en vampiros, donde se comentaba que el muerto podía aparecer nuevamente en el tierra en busca del sustento viviente.

La creencia se unió con la teoría casi universal que dice que es necesaria la sangre de la transfusión para la revitalisación. Baños de sangre humana eran antiguamente prescritos como un remedio posible para la lepra.

A la cristiandad griega le han dado crédito por muchas creencias como el origen del vampiro. La creencia se desarrolló indudablemente bajo la influencia de la Iglesia griega, y utilizada por los sacerdotes griegos como un poder adicional sobre las personas.

En Creta :::

En Creta la creencia en vampiros (o katalkanas) y su existencia forman parte de la creencia popular en todas partes de la isla, pero ésta es particularmente fuerte en las montañas.

Alemania- Nachzehrer :::

En algunas partes del los dominios del Kaiser, todavía se entierra comida con el cadáver para prevenir las posibles punzadas de hambre, se cree que de no dejar la comida éste se levantaría, según la antigua costumbre, también se esparce granos de maíz o arroz en la tumba para evitar que este se lavante.

En Düsseldorf se cree que si no se pone dinero en la boca del muerto en el entierro, y no cortar el nombre bordado de la camisa, es probable que llegue a ser un Nachzehrer, y su fantasma saldrá de su tumba en la forma de un cerdo.

Otro prevención de tal calamidad es la ruptura del cuello del muerto.

Rusia- Vrykolaka :::

Los húngaros creen que quien han sido vampiros pasivos en vida lleguen a ser vampiros activos después de la muerte; a esos a quien los vampiros les han chupado la sangre en vida lleguen a ser vampiros después de muerte.

En muchos distritos la creencia prevalece, hay una sola manera de prevenir este acontecimiento y es que la víctima debe comer algo de tierra de la tumba del vampiro, y untar su propio cuerpo con sangre del cuerpo de ese vampiro.

Bulgaria :::

La tradición original del vampiro es generada sólo en las provincias búlgaras, adonde el conocimiento de la superstición fue importado de Dalmatia y Albania.

En el pasado el vampiro era conocido por el nombre de wukodlak. St Clair y Brophy declaran que “el vampiro no es mas que un cuerpo muerto poseído por un demonio, pero su alma esta en una constante lucha por salir del cuerpo.

Es descubierto por un agujero en la lápida que se pone encima de su tumba, el agujero es llenado por el curandero con tierra mezclada con hierbas venenosas.”

Se afirma que el vampirismo es hereditario tal como las enfermedades. Cuando el vampiro búlgaro ha cumplido su aprendizaje del mundo de las sombras, se eleva desde la tumba en forma de una persona común y corriente, pudiendo circular como un ser humano de la manera mas natural.

Slavonic :::

En el país de Slavonic se dice que tiene solamente un orificio nasal, pero se cree que tiene una punta afilada al final de su lengua, como el aguijón de una abeja.

Platón y Democrates dicen que las almas viven por un cierto tiempo cerca de sus cuerpos muertos, es por esa razón les crece el cabello, barba, y uñas .

Los antiguos cristianos también creyeron que el muerto podía salir de su sepultura.

HABILIDADES :::

Transformación:

La mayoría de vampiros tienen la habilidad de transformarse en un animal, que normalmente es un murciélago, rata, lobo, araña o cuervo. Muchos vampiros pueden transformar aun su cuerpo en una nube de niebla.

Energía:

Otra habilidad típicamente entre vampiros es la energía y sentidos humanos mas agudos. Dominio: Esta es la habilidad más rara de estas tres.

La habilidad de convocar y dominar diferentes tipos de animales que principalmente serían los mismos en que se convierte.

El Ataúd:

Casi todos los vampiros tienen que dormir en su ataúd durante el día. Originalmente se hizo el ataúd, para que los animales no excavaran arriba el cuerpo.

Luz del sol:

Casi todos los vampiros son muy sensibles a los rayos solares, muchos son debilitados por ellos y los daña, depende de la especie pero puede llegar a matarlos.

En la novela de Bram Stoker “Dracula” el no era afectado por la luz del sol. Símbolos religiosos: En la mayoría de los casos el símbolo no basta para dañar a un vampiro, para que surta efecto el portador de el simbolo, tal como la cruz cristiana tiene que tener fe en el simbolo en que realmente lo puede dañar de otra forma no surtira efecto. A veces el símbolo no hace falta que sea religioso.

Ninguna Reflexión:

Los Vampiros no se pueden reflejar en espejos. La razón es que dado que los vampiros estan muertos no tienen alma concecuencia, no pueden reflejarse en los espejos.

Más tarde da lugar a la creencia de que los vampiros no aparecen en las fotos. Se puede matar un vampiro por ponerlo directamente entre dos espejos. Agua corriente : Los vampiros no pueden cruzar el agua en funcionamiento tales como rios.

FORMA DE HACERSE :::

Según leyenda, las víctimas de un vampiro tienen que morir, de otro modo nunca llegarían a ser un vampiro. Estas son solo creencias de diferentes culturas

Animales que saltan por encima de un cuerpo: Si una persona ha muerto, y un animal (normalmente un gato) salta por encima de el cuerpo, antes de ser enterrado, la persona puede llegar a ser un vampiro. En Rumania esto se puede curar poniendo un pedazo de hierro en la mano de el cadáver.

· Cabello rojo:

En la Mitología griega era muy común que personas pelirrojas, después de la muerte se convirtieran en vampiros. Esto es por la creencia que Judas Iscariote tenía cabello rojo.

· Otras Maneras Comunes:

• Suicidio. Ser un mago o bruja.
• Ser el séptimo hijo. Ser mordido por un vampiro.
• Beber la sangre de un vampiro.
• Ser víctima de un asesinato sin vengar.
• Un cuerpo muerto que sea reflejado en un espejo.
• Por no recibir un entierro propio.

“Las Edades Oscuras”

Después de la caída del Imperio, los vampiros de Europa volvieron a las practicas de los primeros días. Ellos eran incapaces de restablecer sus ciudades estado, porque por primera vez una formidable organización mortal se opuso a ellos: la Iglesia. Sin embargo, o los Vástagos de las edades oscuras eran más débiles que sus progenitores, o la Cristiandad era una religión más fuerte que a lo que ellos se habían enfrentado antes, pero la Iglesia se transformó en un serio impedimento al poder vampírico. Los vampiros se agruparon en grupos a lo largo de las líneas de los clanes, pero muchos poderosos Cainitas quedaron libre de esta unión.

Por otro lado, el barbarismo de Europa hizo menos importante la necesidad de secretos. Si un vampiro se veía comprometido en una carnicería brutal, lo único que tenía que hacer era moverse a otra ciudad; el único castigo probable que le siguiese eran vagos rumores de su villanía. El caos después de la caída de Roma había causado una gran ruptura dentro de la sociedad de los Vástagos. Un gran número de Vástagos que acechaban por las campiñas sabían poco o nada sobre la historia de su raza. Todas las organizaciones habían caído profundamente a lo largo de los clanes, aunque unas pocas sectas vampíricas sobrevivieron al tiempo de Roma (como la Mano Negra y el Inconnu).

La población vampírica probablemente cayó a poco más que un millar después de la caída de Roma, pero creció gradualmente a lo largo de la Edad Oscura. De hecho, la población vampírica creció sobrepasando el crecimiento de los humanos, ya que había pocas restricciones sobre la alimentación de la fragmentada sociedad de los Vástagos.

A mitad de la edad media, la población vampírica había crecido de nuevo a varios miles, con generaciones variando entre la Cuarta y la Décima, con unos pocos de Onceava y Doceava Generación. No volvió a verse un mayor desarrollo de vampiros activos en el mundo. Unos pocos Antediluvianos aún se movían abiertamente también, notablemente Lasombra, Tzimisce, Cappadocius, y Tremere.

Por el siglo trece la presiones a la población vampírica eran extremas. El latigazo mortal no iba tardar en venir. La Inquisición segaría la población vampírica como una guadaña, y como antes, serían los más jóvenes los que caerían bajo los lobos humanos. Esta vez, sin embargo, los jóvenes no soportarían este trato de sus ancianos.

Los Vástagos más jóvenes se alzaron contra sus ancianos en una terrible guerra, tan sangrienta como todas las guerras generacionales vampíricas previas. Tal vez un tercio de los Vástagos cayeron bajo las llamas de la Inquisición, y otro tercio en la lucha interna vampírica, incluyendo muchos ancianos e incluso unos pocos Antediluvianos. Muy pocos de los jóvenes sobrevivieron, y estos, que a menudo compartieron la sangre de ancianos, disminuyeron su generación.

Fuera de Europa, la lucha no fue tan terrible. El siglo no era tan sombrío, y nunca hubo Inquisición. Los vampiros no europeos tenían una continuidad de la antigüedad más fuerte, aunque de muchas maneras la expansión del Islam les afectó tanto como lo hizo a los vampiros europeos, aunque no tan violentamente. Debido a esto, los clanes no europeos como los Assamitas, Ravnos, y Setitas están menos comprometidos con la Mascarada y la guerra entre el Sabbat y la Camarilla.

La Era Moderna

Después de que se posase el polvo, los vampiros fueron ampliamente reclutados en dos Sectas: el Sabbat y la Camarilla. Los Antediluvianos supervivientes se retiraron completamente del mundo, como muchos Matusalenes. Los vampiros más antiguos después de aquello trabajaron más detrás de las escenas, o en los más altos niveles de la sociedad del Sabbat o la Camarilla, permaneciendo escondidos, o controlando importantes principados o las nuevas posiciones de Justicia. La guerra entre las dos sectas subió y bajó durante siglos, pero a pesar de esto la población vampírica ha visto uno de sus más largos períodos de continuo crecimiento.

RAZAS DE VAMPIROS :::

Aquí hay algunas “razas” de vampiros: ·

• Asanbosam: Asanbosam es un vampiro Africano. Son vampiros normales sólo que ellos tienen ganchos en lugar de pies. Mordiendo a sus víctimas en el dedo pulgar.

• Baital: Baital es el vampiro indio, su forma natural es mitad hombre, mitad murciélago, mide medio metro.

·• Ch’tang Shih: En China hay criaturas como Vampiros llamados Ch’Iang Shih, se crean por tener un gato que salto por encima de el cadáver de una persona .

Aparecen pálidos y matarían con su respiración venenosa, en suma de agotar la sangre.

Si un Ch’Iang Shih encuentra un montón de arroz, debe contar los granos antes de poder pasar. Su forma material es una esfera de luz.

· • Ekiminu: Ekiminus es alcohol maligno (medio fantasma, medio vampiro) no es causado por su propia muerte. Son naturalmente invisibles y son capases de poseer humanos.

Se pueden destruir usando armas de madera o por exorcismo.

• katalkanas: El vampiro de Creta es como muchos de los originales, pero sólo puede ser matado haciéndole un tajo en la cabeza y echándole vinagre hervido. · Krvopijac: Estos son vampiros búlgaros.

Se parecen a los vampiros normales, pero tienen un solo orificio nasal y una lengua puntiaguda.

Se pueden inmovilizar por poner rosas alrededor de sus tumbas.

Puede ser destruido por un mago, que lo debe poner en una botella y tirarlo a una hoguera.

·• Lamia: Se supo de Lamias en la Roma antigua y Grecia. Son vampiros hembras, que a menudo aparecían mitad humano, mitad animal (a menudo la parte baja era una serpiente). Comen la carne de sus víctimas disfrutándolo tanto como cuando beben sangre. Se puede matar a un Lamia usando armas normales.

·• Nosferatu: Nosferatu es otro nombre para el vampiro original, que se llama también vampire o vampyre. · Rakshasa: Rakshasa es el vampiro indio con superpoderes siendo también un mago.

Usualmente aparecen como humanos o se parecen a un animal (garras, colmillos, ojos, etc.) o como animales con rasgos de humanos (pies, manos, nariz, etc.).

El lado animal es muy a menudo un tigre.

Comen a las víctimas, descarnándolas además de beberse la sangre. Se puede destruir a un Rakshasa por la ardiente luz del sol o exorcismo.

·• Strigoiul: Este es el vampiro Rumano. Strigoiuls es como mucho de los vampiros originales, pero les gusta atacar en bandadas.

Se pueden matar por poner ajo en su boca o quitar su corazón.

·• Succubus: Este es un vampiro europeo.

La manera de alimentarse es teniendo relaciones sexuales agotadoras con la víctima, alimentandose de la energía sexual.

Ellos pueden asumir la apariencia de otras personas.

A menudo visitarán a la misma víctima más de una vez.

La víctima de un Succubus experimentará las visitas como sueños.

· • Vlokoslak: Vampiros Serbios también llamados Mulos. Normalmente aparecen como personas que llevan ropa blanca.

Están activos tanto de día como por la noche pudiendo asumir forma de caballos y ovejas.

Ellos comen a sus víctimas y beben su sangre.

Pueden ser matados cortando su dedo del pie, o por apretar una uña en su cuello.

·• Upierczi: Estos vampiros tienen sus orígenes en Polonia y Rusia llamados también Viesczy. Tienen un aguijón debajo de la lengua

FORMA DE MATARLOS :::

Estas son solo creencias de diferentes culturas

• Estaca de madera:

enterrar una estaca en el corazón es tan común como la sensibilidad a la luz del sol. Unas leyendas dicen que la estaca tiene que ser de un tipo especial de madera tal como el fresno.

La razón de esta creencia es que el corazón es asiento de vida y poder.Generalmente basta solo con clavar la estaca en el corazón

• Decapitación:

La razón es que el cerebro también era el segundo asiento de vida. Si también corta la cabeza de un vampiro le estará quitando su vida.

• Ardiente:

Quemar el cuerpo, parece ser un método muy común y casi universal de librarse de un vampiro.

• Espejos:

Se puede matar un vampiro por ponerlo directamente entre dos espejos.

• Agua corriente:

Los vampiros no pueden cruzar el agua en funcionamiento tales como ríos etc. siendo esta una forma segura de matarlos, ej: poniendo su cuerpo después de decapitado en un río.

• Enterrarlo con la cabeza hacia abajo:

Si se sospecha que alguien puede llegar a ser un vampiro, el modo de prevenirlo es enterrar el cuerpo hacia abajo.

• Perro con ojos de Angel:

La manera de aullentar a un vampiro es con un perro completamente negro y que en su cabeza sobre los ojos tenga pintado dos ojos de Angel de color blanco

Apartir de aquí, la información que doy empieza a ser de tipo mas oscuro, quiero decir con esto que es informacion NO conocida por el vampiro medio, Si recuerdas, Cain mató a su hermano Abel y fue desterrado a la Tierra de Nod por Dios.

Según la leyenda Cain fue el primer vampiro, construyó una ciudad (llamada Enoch o la primera ciudad) y engendró 3 chiquillos, la 2ª generación. Sus nombres eran Zillah, Enoch e Irad.

Estos engendrarón a su vez chiquillos, el número de estos no esta claro pero normalmente se acepta que fuerón 13, son lo que hoy en dia conocemos como los Antediluvianos o la Tercera Generación.

“LOS CLANES”

En principio hay 13 clanes, esto son “Familias” o “Grupos” de Vampiros que descienden de un mismo Antediluviano y que tienen disciplinas y personalidades parecidas…

Todos los miembros de un mismo clan estan sujetos a un “Defecto de Clan”, rasgo que heredó de la linea de su Antediluviano y que de alguna forma les perjudica.

Las disciplinas son poderes vampiricos como transformarse en Murcielago, hacer que caigan rayos, fuerza sobrehumana y cosas por el estilo.

Los 13 clanes son:

¡Assamitas!

Procedentes de Turquia, son asesinos profesionales que sirven a su antediluviano de forma fánatica, trabajan a cambio de sangre y hasta la revuelta anarquista eran diabolistas empedernidos (más adelante les explico lo que es la Diablerie).

Demografía del Clan: Este es el más grande entre los clanes de fuera de la Camarilla, el tamaño de los Assamitas es debido principalmente al gran número de miembros en el Sabbat (250). Sólo unos 100 son miembros de la Camarilla, y sus lealtades probablemente setán unidas con los 600 miembros independientes del clan. Con su larga tradición de Diablerie, Los Assamitas en el pasado estaban cerca de las generaciones más antiguas, pero esto ha sido menos cierto desde que fueron maldecidos por los Tremere.

Disciplinas: Celeridad (gran velocidad para actuar), Ofuscación (el poder de ocultarse a los ojos de los demás) y Extinción (su disciplina de asesinos que implica el uso de la sangre en diferentes formas…).

Defecto de clan: debido a una Maldición lanzada sobre ellos por los Tremere, los pertenecientes a este clan no pueden cometer Diablerie.

¡Brujah Original!

Fué diabolizado por Troile, quien desaparecio durante la destrucción de Cartago, luchan contra el orden establecido y desprecian a los clanes Ventrue y Lasombra que destruyerón la Utopía que Troile habia creado en Cartago donde vampiros y humanos vivian en armonia (Cartago fue destruida por Roma controlada por los 2 clanes anteriores principalmente).

Los brujah participaron activamente en la Revuelta Anarquista pero firmarón la paz y suelen estar bien en la camarilla y bien en el bando anarquista, desprecian al Sabbath.

Disciplinas: Celeridad, Potencia (fuerza sobrehumana) y Presencia (el poder de infundir amor y/o respeto hacia uno mismo y hacia los demás), aparte se dice que el Brujah original tenia una disciplina que le permitia manipular el tiempo, y que sus descendientes que no fueron eliminados, se llaman asi mismos brujah originales, la heredaron y se preparan para exterminar a los descendientes de Troile. Esta mistica disciplina recibe el nombre de Temporis..

Defecto de clan: No está claro a que se debe, pero desde la caida de Cartago y la consecuente desaparición (no se sabe si destrucción) de Troile, los Brujah muestran bastante dificultad para controlar a la bestia interior entrando con gran facilidad en Frenesí. (Lo de la bestia interior, frenesí, lazos de sangre y demás, lo explicare mas adelante).

Demografía del Clan: Este es uno de los clanes más grande, implican porcentajes de la Camarilla, Sabbat y Anarquistas, los Brujah de la Camarilla cuentan con 1100 miembros, el tercer mayor clan, muchos de los cuales (pero no todos) tienen tendencias anarquistas. Los Brujah son el tercer mayor clan en el Sabbat, con 300 Brujah Antitribu.

También hay otros 100 independientes, con sus indiscriminadas razones para Abrazar nuevos miembros, Los Brujah se están centrando más fuertemente entre las generaciones más jóvenes que la mayoría de los clanes.

¡Gangrel!

Nobles vastagos que aman la Naturaleza y desprecian las ciudades, no suelen inmiscuirse en las intrigas de los demás cainitas considerando la política algo artificial, pueden estar en cualquier bando aunque se les considera Anarquistas pues hacen lo que les place.

Demografía del Clan: Otro clan de tamaño medio, con un número decente en la Camarilla (900) y el Sabbat (200), y otros 100 independientes. Muchos Gangrel de la Camarilla son sólo nominalmente parte de la secta, pasando gran cantidad de tiempo en las tierras salvajes.

Disciplinas: Fortaleza (el poder de soportar mejor las heridas), Animalismo (el poder de hablar con los animales y hacer que te obedezcan) y Protean (la disciplina que permite ver en la oscuridad, sacar garras, fundirse con la tierra, convertirse en lobo, Murcielago, niebla…).

Defecto de clan: Los gangrel, con su uso de las disciplinas de Animalismo y Protean, están destinados a convertirse poco a poco en la bestia que esconde su corazón. Cada vez que un gangrel entra en frenesí, adquiere un rasgo animal (osea, le aparecen ojos de gato, garras, cosas así..), al final no queda nada de humano en su semblante.

¡Giovanni!

Este clan italiano esta formado por una sola familia, estan fuera de cualquier secta y trabajan para ellos mismos, su siniestra historia la contaré mas abajo.

Disciplinas: Potencia, Necromancia (el poder de manipular las almas de los muertos) y otra que ahora no recuerdo…pero que bien podría ser Dominación.

Defecto de clan: Los Giovanni sacan todo el mal que hay en ellos cuando se alimentan, cuando un giovanni bebe de su víctima, la hace el doble de daño que haria cualquier otro vampiro. (Osea, debe beber la mitad de lo normal si no quiere acabar con ella).

Demografía del Clan: Los Giovanni son también un clan relativamente joven y fuertemente unido, con la mayoría de sus miembros (700) independientes de la Camarilla, aunque unos pocos (100) se han unido a la secta. No se conoce de ningún miembro que se haya unido al Sabbat.

¡LaSombra!

Este clan es uno de los fundadores del Sabbath y es un clan de manipuladores, durante la edad media dominaban casi toda Europa y gobernaron Roma junto a los Ventrue en los tiempos antiguos.

Defecto de clan: No pueden reflejarse en los espejos, hay quien dice que ello es debido a los siglos que llevan manipulando las sombras…

Disciplinas: Dominacion (el poder de hacer que los demas sigan tus ordenes), Obtenebracion (el poder de manipular las sombras para que te sirvan..) y Potencia.

Debido a las bajas que se han llevado las guerras Sabbat- Camarilla, los Lasombra son uno de los clanes más pequeños, aunque son el mayor clan en el Sabbat (550). Unos pocos (50) antitribu son miembros de la Camarilla, y más (100) son puramente independientes. Su estructura generacional está extrañamente enfocada al centro. Muchos de sus antiguos fueron destruidos en las guerras, y la mayoría de los jóvenes Lasombra han diablerizado en su camino hacia la cumbre de la escalera.

¡Malkavian!

El clan que nadie entiende, estan maldecidos (o segun ellos , bendecidos) con el don de la Locura, estan presentes en todos los grupos vampiricos y nadie sabe si tienen algún objetivo común.

Disciplinas: Auspex, Ofuscación y Dominación (Creo).

Defecto de clan: No hay un solo Malkavian que no esté loco, cuando un humano es abrazado por uno de estos vampiros, la transformación le enloquece para siempre. (El abrazo es el hecho de crear vampiros).

Demografía del Clan: El segundo clan más pequeño en la Camarilla (800) no es sólo marginalmente numeroso en el Sabbat (150) también. Su número en ambas sectas es mantenido reducido por su inestabilidad. Los Malkavian también tienen unos 100 independientes.

¡Nosferatu!

Son vampiros con formas horrendas pues esa es su Maldición, son uno de los clanes mas unidos debido sobre todo a que todos los demás les desprecian, se encuentran presentes en todas las sectas pero en realidad siempre trabajan para el clan.

Disciplinas: Ofuscacion, Animalismo, Potencia. Defecto de clan: Cuando un humano es abrazado por un Nosferatu, se convierte en una criatura horrenda que habrá de arrastrar por el resto de la eternidad el reflejo en el exterior de su bestia interior.

Demografía del Clan: Un clan de tamaño medio tanto en la Camarilla (1000) como en el Sabbat (150), los Nosferatu a menudo trascienden las fronteras entre las sectas, estando más interesados en la unidad del clan. Esto se extiende también a los aproximadamente 100 Nosferatu independientes.

Los únicos Nosferatus excluídos de este acuerdo son los temidos Nicktuku, quienes, si existen, deberían estar más cerca de ser enumerados como una línea de sangre que como parte de un clan.

¡Ravnos!

Los ravnos es un clan que originalmente solo se componía de gitanos, es un clan lleno de tramposos y bufones que sin embargo tiene un sentido del honor y de unidad mucho mayor que el de la mayoría de los demas clanes… (parte de su historia mas abajo).

Disciplinas: Animalismo, Fortaleza, Quimerismo (el poder de las Ilusiones, de crear cosas donde no las hay…)

Demografía del Clan: La mayoría (600) de los Ravnos son independientes, pero unos pocos son miembros del Sabbat y de la Camarilla (100 en cada uno).

Defecto de clan: Los ravnos tienen una tendencia compulsiva al crimen, sencillamente no pueden evitar saltarse la ley.

¡Seguidores de SET!

Este clan es despreciado y temido por todos, siguen al antediluviano Set (dios egipcio de la oscuridad) y tienen por meta el corromper al mundo entero… en fin de momento parece que les va bastante bien no?

Disciplinas: Ofuscacion, Presencia, Serpentis (el poder de las serpientes y el engaño…)

Defecto de clan: Si la luz del Sol es dañina (mortal) para el resto de los vampiros, para estos siervos de la oscuridad es simplemente insufrible, el sol les hace el doble de daño que a los demás. Devido a su desprecio por la pureza, la Fe Verdadera también les afecta de forma mucho mas potente a los setitas.

¡Toreador!

Uno de los clanes fundadores de la Camarilla, aman el arte y viven por y para él, en general no son mas que unos hedonistas…

Disciplinas: Presencia, Celeridad, Auspex (el poder de ver y viajar mas alla de lo evidente…)

Defecto de clan: los toreador no pueden evitar su amor hacia el arte…, es frecuente ver un toreador que se queda ensimismado con una obra de arte durante minutos sin poder prestar atención a nada mas. Pero no solo con las obras de arte, todo aquello bello o que simplemente les llame la atención, mas de un toreador a muerto debido a que no ha podido evitar deleitarse con la belleza de un amanecer…

Demografía del Clan: Es el segundo clan más grande en la Camarilla, cuenta con 1200 miembros, y son los segundos príncipes más comunes en la Camarilla. De nuevo, hay pocos en el Sabbat (100), y pocos independientes (100). Los Toreador tienen una bastante Típica extensión generacional.

¡Tremere!

Otro clan de la camarilla, son hechiceros y su historia te la contaré mas abajo porque es bastante curiosa.

Disciplinas: Auspex, Dominacion, Taumaturgia (el poder de la sangre y de las sendas y rituales, todo lo que les queda a estos antiguos magos de la auténtica magia) Defecto de clan: debido a su origen.

Defecto de clan: de los tremere no es heredado de su antediluviano, sino que es mas bien artificial, todo tremere tiene un lazo con el clan…

Demografía del Clan: El más pequeño (700) clan de la Camarilla es también el más fuertemente unido. Relamente pocos (50) sobreviven por defecto en el Sabbat. Debido a la relativa juventud del clan,

Los Tremere en cierto modo tienden a las generaciones antiguas. De hecho, mucho de la Cuarta y Quinta Generación aún están activos en el clan. Se rumorea que hay cierto número de “independientes” Tremere, pero se esconden cuidadosamente.

¡Tzimisce!

Originarios de los Cárpatos, estos son los míticos vampiros de Transilvania (si, Dracula fue un tzimisce…), fue gracias a ellos por lo que se produjo la revuelta anarquista cuando descubrieron la Valdeurie, un ritual por el que se destruian los vinculos de sangre (Un vinculo de sangre se hace cuando un vampiro bebe 3 veces en 3 noches diferentes la sangre de otro vampiro, a partir de ese momente queda esclavizado para siempre…). Al finalizar la revuelta, ingresaron el Sabbath con los Lasombra.

Disciplinas: Animalismo, Auspex, Vicisitud (el poder de modelar la carne y los huesos como si fueran barro…)

Defecto de clan: Los tzimisce pertenecen al lugar donde nacen, por ello, han de llevar siempre consigo tierra proveniente de él, si no lo hacen, la distancia con la tierra que les vió nacer hace que se debiliten.

Largamente odiados y temidos, los Tzimisce son ahora el clan más reducido, aunque son el segundo mayor (450) en el Sabbat. Unos pocos (50) antitribu son miembros de la Camarilla, y más (100) son simplemente independientes. Como los Lasombra, sus generaciones están enfocadas hacia el centro. Se rumorea que existe una alianza de antiguos Tzimisce con poderes diferentes, pero son una línea de sangre diferente y no son contados junto con los Tzimisce.

¡Ventrue!

Principal clan fundador de la Camarilla, creen que su destino es gobernar el mundo, son los politicos por excelencia y no dejan que nadie les de ordenes.

Disciplinas:Dominacion, Fortaleza y Presencia.

Defecto de clan: Los ventrue son muy selectos a la hora de alimentarse y solo lo hacen de un tipo de víctima en particular… (solo muchachas jovenes y guapas, póliticos…lo que sea).

Líneas de sangre: Las líneas de sangre son familias de vampiros que aunque si tienen un antecesor común, éste no es de la 3ª generación (puede ser de 4ª o 5ª habitualmente, pero hay bastantes lineas y bastantes generaciones posibles). Las líneas de sangre son incontables, sin embargo hay algunas que merecen ser mencionadas, recuerda, esto NO es una lista exaustiva ni pretende serlo.

Demografía del Clan: Igual en número que los Brujah, pero con la diferencia que Los Ventrue dominan la Camarilla, con 1300 miembro. Esto es fundamentalmente debido al número de Príncipes Ventrue que hay en la secta, con autoridad sobre los derechos de procreación.

Los Ventrue tienen más progenie que ningún otro clan, teniendo a algún tipo de separación en el modo de ser de las generaciones. Hay pocos Ventrue (100) en el Sabbat, y sobre 100 independientes.

¡Hijas de la Cacofonía!

Son un grupo de vampiros (vampiresas para ser exacto) que aparecierón en el renacimiento y que parecen ser una mezcla entre toreador y malkavian, pues su disciplina principal (Melphone) se basa en provocar la locura a través del canto.

¡Samedi!

Este grupo son Nosferatu llevados al extremo, sus cuerpos estan prutefactos y suelen ser seres bastante despreciables, su disciplina importante es Tanatosis que se centra en eso, la manipulacion del cuerpo via putrefación. (Para mas información sobre esta línea, ver abajo).

¡Salubri!

Son los descendientes del antediluviano Saulot, que fue diabolizado por Tremere. Los salubri son perseguidos por la camarilla debido a la influencia de los tremere pues se les acusa de ladrones de almas. En la actualidad se cree que sólo quedan 7 salubri amparados por el Inconnu. La realidad es bien distinta, los salubri son en realidad un clan de sanadores y buscadores de la golconda.

¡Anti-Tribu!

Anti-tribu: Cuando se formó el Sabbat, aquellos vampiros que se afiliaban a la secta dejaban de pertenecer a su clan pasando a ser un anti-tribu, así existen anti-tribu gangrel, anti-tribu toreador etc… De estos algunos adquieren disciplinas diferentes, asi los anti-tribu malkavian cambian no se si es Dominación por Dementación (una temible disciplina para contagiar su locura a los que les rodean…), los anti-tribu gangrel (urbanos, porque estos antitribu se dividen en dos grupos: Urbanos y de campo) cambian animalismo por celeridad etc.

A su vez, existen anti-tribu Lasombra que no pertenecen al Sabbath y un clan que se opone a los Tzimisce y que comento mas abajo…

¡Khiasyd!

Creo que se escribe así…: Esta línea son el resultado de un experimento llevado a cabo por los lasombra sobre un miembro de su clan de 5ª generacion al que hicieron ingerir un elixir hecho con sangre de hada y no se que mas… . Como resultado, adquirió una forma extraña (pasó a medir 3 metros, su figura se estilizó muchisimo y su piel se volvió semitransparente) y desarrolló una nueva disciplina con la que mostraba poderes faéricos…. Esta línea se mantiene al margen de la Yihad.

¡Gárgolas!

Fuerón creadas por los Tremere durante la edad media en su guerra contra el clan Tzimisce, posteriormente las gárgolas se revelaron e independizaron. Su disciplina Visceratica las hace unos enemigos temibles (piel de piedra, fundirse con la roca…)

¡Hermanos de Sangre!

Desarrollada por los Tzimisce del Sabbat, esta linea permite a sus miembros gracias a su disciplina -Sanguinus- unirse en una sola masa de carne, actuar como un solo ser y cosas similares. No voy a poner aquí nada sobre vampiros orientales porque aún no me he leido nada sobre ellos, pero vendrian a alargar la ya larga lista de clanes y líneas. Espero que con esto te hayas hecho una pequeña idea de lo que son los clanes, a continuación te escribo sobre “LA BESTIA” y “EL ABRAZO”.

¡Lineas de Sangre!

Un considerable porcentaje de la población vampírica ha desarrollado cierto número de líneas de sangre individuales. Hay 700 vampiros de líneas de sangre especializadas en la Camarilla, 200 en el Sabbat, y 1150 independientes. Hay unas pocas antiguas y extensas líneas de sangre con fundadores de generaciones antiguas, como los Baali y los Dakini.

Los miembros de estas líneas se cuentan en varios centenares.

La mayoría de las líneas de sangre son mucho menores, con algunas docenas de miembros. Hay tal vez de tres a cinco líneas de sangre “principales”, y otras dos docenas de líneas de sangre minoritarias.

Las líneas de sangre principales podrían ser de hecho clanes con fundadores olvidados, pero la mayoría de las líneas de sangre minoritarias sólo han aparecido en los últimos siglos.

“EL ABRAZO”

Para convertir a un humano en Vampiro es necesario que otro Vampiro absorba toda la sangre de su victima hasta la ultima gota e inmediatamente después darle una porción de su sangre, si pasare mucho tiempo entre que el humano murió y recibiese la sangre, el primero permanecerá muerto y la sangre no surtirá efecto, al acto de convertir a alguien en Vampiro se le llama “EL ABRAZO” (Embrece en Ingles), al Vampiro original, El Señor (SIRE) y al nuevo Vampiro, el que acaba de morir, se le llama “Vasallo” o “Chiquillo” (CHILDE).

“LA BESTIA”

Cuando ocurre “EL ABRAZO”, las emociones primarias e instintivas del vasallo de algún modo despiertan y toman identidad propia o casi, a esta identidad se le llama “BESTIA” y aunque no posee conciencia propia, trata de hacer actuar a su dueño en forma despiadada y bestial, es decir que el Vampiro al sentir las necesidades que le dictan sus emociones o necesidades básicas como son el defenderse y el alimentarse para ellos se vuelve un “FRENESÍ”, tanto que si se encuentra muy hambriento, atacara a quien sea, así se trate de su madre, hermanos, amante e hijos.

Criptozoología

CRIPTOZOOLOGIA

La criptozoología es una pseudociencia dedicada a la búsqueda de algunos supuestos animales desconocidos para la ciencia, pero presentes en la mitología y el folklore; los cuales el investigador de la criptozoología (Criptozoólogo) presume reales aun sin pruebas o indicios científicos serios que las avalen.

Estudio

Las personas que se dedican al estudio o investigación de tales animales se llaman criptozoólogos, mientras que las hipotéticas criaturas en cuestión son llamadas críptidos.

En la criptozoología, se presume la posible existencia real de los críptidos; producto de que algunas de las características o avistamientos que se dicen que presentarían estos animales, hacen creer que existen posibilidades de que estas criaturas existan. La criptozoología igualmente se dedica al estudio de presuntos animales desconocidos, los cuales poseen una gran lista de reportes a través del tiempo; y que en algunos casos, son reportados por algunos testigos que informaron avistamientos ocasionales con ellos, entregando una descripción coincidente con las características de animales extintos.

Aunque popular y antiguamente se asocia a la criptozoología con todos los seres presentes en las mitologías o leyendas”; los criptozooólogos modernos “no” se dedican a estudiar a “todas estas criaturas fantásticas”. Para que una de estas criaturas sea estudiadas por ellos y sea catalogada como críptido, debe de presentar las características anteriormente mencionadas.

Historia

La invención de este término suele atribuírse al zoólogo Bernard Heuvelmans, que acuñó la palabra criptozoología, derivada de la palabras de origen griego cryptos (oculto), zoos (animal) y logos (estudio). Definiendo a la criptozoología como el estudio de los animales sobre cuya existencia sólo poseemos evidencia circunstancial y testimonial, o bien evidencia material considerada insuficiente por la mayoría. Su monumental libro de 1955 Tras la pista de animales desconocidos es a menudo visto como el génesis de esta disciplina, pero el mismo Heuvelmans remontó dichos orígenes a Anthonid Cornelis Oudemans y su estudio de 1892 La gran serpiente marina.

Heuvelmans argumentó que la criptozoología debía ser practicada con rigor científico, pero también con una actitud abierta e interdisciplinaria. Además, según Heuvelmans, se debe también prestar especial atención al folclore sobre estas criaturas. Aunque suelen estar cubiertas de elementos fantásticos e inverosímiles, estas leyendas populares pueden contener alguna parte de verdad que pudiera ayudar a guiar la investigación de los informes sobre animales inusuales.

La criptozoología pretende hacer suyos ciertos descubrimientos de la zoología. Animales como la mariposa esfinge de morgan, cuya existencia fue predicha por Charles Darwin, el Calamar gigante, del cual afirman que se origina la leyenda del kraken; el celacanto que se creía extinto, o el okapi, cuyo descubrimiento causó impacto mundial, entre otros más, fueron hallazgos realizados por zoólogos o por casualidad, pero son citados por los criptozoólogos como justificación de su disciplina. El Okapi que por años fue conocído solo por los relatos recopilados de los pigmeos, es usado como emblema de la “Sociedad Internacional de Criptozoología”.

Bestiario de criaturas criptozoológicas

Criaturas acuáticas

Criaturas lacustres, ejemplos:

Monstruo del lago Champlain

Monstruo del lago Ness

Nahuelito

Ogopogo

Criaturas Marinas, ejemplos:

Kraken

Leviatán

Medusa asesina

Serpiente marina

Criaturas terrestres

Animales extraños, ejemplos:

Bestia de Gévaudan

Bestia negra de Exmoor (Inglaterra)

Aka Allghoi Khorhoi

Chupacabras

Mokele-Mbembe

Mapinguarí

Moa

Criaturas Humanoides, ejemplos:

Barmanu

Humanzee

Orang Pendek (Sumatra)

Pie Grande / Sasquatch / Bigfoot

Yeti

Wendigo

Chuchuna
Bestiario de criaturas Pseudocriptozoológicas

También existe otro grupo de criaturas que popularmente aun se los identifica como críptidos, pero la mayoría de los criptozoólogos modernos las descartan para ser estudiadas por ellos, de debido a:

Estas criaturas no presentan todas las carácterísticas necesarias para ser considerados como un críptido, tales como el tener o mantener relatos constantes de su presencia a través del tiempo.

Estas criaturas son consideradas más forteanas o de estudio de la parapsicología.

Criaturas aladas

Diablo de Jersey

Rod (fenómeno)

Mothman

Mujer alada de Vietnam

Criaturas terrestres

Bestia de Loveland (Estados Unidos)

Kasai Rex

Bestiario de criaturas criptozoológicas falsas

Igualmente en la criptozoología, debido a sus características, facilmente existen falsificaciones de supuestas criaturas que pudieran ser consideradas como un críptido. ejemplo de ello:

Monstruo de Ras El-Khaimah (Emiratos Árabes Unidos)

Sirenos

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Criptozoolog%C3%ADa

Criptozoología: Los monstruos del más acá

Por Manuel Carballal

Y el río, más que sonar, bramaba a nuestro alrededor.

En varios poblados cercanos a la frontera entre Mozambique y Malawi, en Centro-Africa, había escuchado relatos sobre extrañas criaturas. Uno de esos “cuentos para niños” describía una especie de monstruo blanco capaz de engullir a un ser humano de un mordisco.

En esa zona, el idioma local es el chichewa, y la conversación había de sufrir una traducción triple antes de hacerme comprensibles las respuestas de los indígenas. Un guía nos traducía del chichewa a una especie de inglés africanizado que otro me traducía al español.

Naturalmente, siempre que tenía oportunidad, en toda aldea o poblado que visitábamos intentaba interrogar, a veces hasta por señas, a los indígenas sobre sus leyendas y creencias tradicionales. Y así me habían descrito aquella extraña criatura que, por los gestos y relato de los testigos que afirmaban haberla visto, a mí me parecía una especie de rinoceronte feroz de fauces gigantescas y color blanco. Estaba equivocado y no tardaría en darme cuenta.

Poco después de zarpar, me había acomodado en la popa de la barcaza que habíamos alquilado para remontar el río. Según nos había relatado el guía de aquella expedición naútica, el “monstruo blanco” había sido visto con frecuencia en las orillas del río Lambwe, y decidimos probar suerte remontando el río armados de cámaras hasta los dientes.

Después de cruzar kilómetros y kilómetros entre serpientes, cocodrilos y demás fauna salvaje, también yo comencé a considerar aquellos fantásticos relatos de los indígenas como un producto de la imaginación popular. No había rastro de voraces monstruos blancos por ningún lado.

Por fin, tras horas de travesía que se hacían interminables, decidimos regresar al punto de partida. Una lagartija, inesperado polizón en nuestra barcaza, me miraba perezosa desde la cubierta como riéndose de mi ingenua credulidad. La fotografié pensando que sería el animal más extraño que podría encontrar en aquella incursión por el río Lambwe y encendí otro cigarrillo recostándome sobre mi brazo mientras el patrón viraba para poner proa hacia el sur y comenzar el retorno.
Apenas habían transcurrido unos minutos, y pongo a mis compañeros de expedición por testigos, cuando un espantoso bramido a escasos metros de mi cabeza me hizo caerme al húmedo suelo de la barcaza.

Imagino que la expresión de mi cara debía de resultar de lo más cómica, a juzgar por las risas generalizadas, pero no presté demasiada atención a las burlas. Instintivamente dirigí el 300 mm. de mi cámara hacia la fuente de aquel terrible rugido, pero no pude apretar el disparador antes de que dos enormes ojos redondos desapareciesen bajo las aguas.

Apagamos los motores de la lancha y permanecimos en sepulcral silencio unos minutos. Yo aproveché para sacar el magnetófono dispuesto a grabar de nuevo aquel bramido si llegaba a producirse. Y vaya si se produjo.

Poco a poco, a unas decenas de metros de la barcaza, comenzaron a asomar de las aguas del río Lambwe pares de ojos redondos flanqueados por divertidas orejas oscuras. Eran hipopótamos. Docenas de hipopótamos que rodeaban a prudente distancia la embarcación. Con grandes bramidos parecían saludarnos.

Y por fin lo vimos… En medio de la manada, como si de un ser de leyenda se tratase, surgió de las aguas un hipopótamo diferente a todos. Parecía un poco más grande que los demás, pero lo que le diferenciaba del resto de sus compañeros era su color blanco. Se trataba de un hipopótamo albino.

Ante nosotros y ante nuestras cámaras estaba el origen de aquellos relatos que habíamos escuchado en algunos poblados. No se trataba de un mito, ni de una leyenda, ni siquiera de una criatura sobrenatural. Los indígenas me habían descrito, sorteando las limitaciones del lenguaje, exactamente lo que habían visto: un animal de enormes fauces, completamente blanco. Una caprichosa mutación genética había marcado la diferencia entre aquel hipopótamo y sus demás congéneres, creando un mito que, de no haber confirmado personalmente, para mí seguiría siendo un “cuento de niños”. Y muy al contrario, era la fiel descripción de un fenómeno absolutamente real y natural.

Posteriormente tendría la oportunidad de encontrarme en otros poblados africanos, con mutaciones genéticas similares, incluso en seres humanos. Seres humanos que, diferentes a causa de esas mutaciones, eran marginados por su comunidad. No ha de extrañarnos que ante el nacimiento de una niña albina en una aldea indígena que no ha tenido contacto con los musumgos (hombres blancos), la imaginación y la superstición busquen explicaciones sobrenaturales a tan incomprensible fenómeno. Probablemente, si supiesemos diferenciar los añadidos sobrenaturales y mitológicos que adornan la descripción de un fenómeno real, estaríamos en disposición de obtener enriquecedores conocimientos sobre la naturaleza que se ocultan en las leyendas tradicionales africanas.

Y es que en la mitología africana existen relatos sobre extraordinarias criaturas, que siempre han sido relegadas a la superstición indígena por parte de los misioneros y de los zoólogos más conservadores.

Sin embargo, los testimonios que pretender avalar esos relatos no se limitan a indígenas africanos.

En 1959, cuatro militares belgas que sobrevolaban la selva del Congo en un helicóptero pudieron ver -y fotografiar- una serpiente pitón de 14 m. de longitud (casi el doble de las conocidas hasta ahora). Ya en 1915, los habitantes de una aldea en la colonia inglesa que forma la actual Kenya fueron atacados por un enorme mono babuino de más de dos metros de altura. El explorador Johan Reinhart Werner afirmó el pasado siglo que había visto en algunas zonas de la selva cocodrilos de entre 11 y 15 m. de longitud, cuando los más grandes no suelen superar los 9 m. Pero de todos los animales legendarios descritos por testigos africanos, el más fascinante y polémico es el mokele-mbembe (también llamado diba o songo).

En los últimos dos siglos, exploradores y cazadores han recogido en el centro de Africa docenas de testimonios de nativos, e incluso algunos de ellos han llegado a encontrarse con la legendaria bestia.

Es el caso del biólogo del Ministerio del Agua y Bosques de la República del Congo, Marcellín Agnagna, quien el 1 de mayo de 1993 se encontró con el mítico animal en la zona pantanosa situada en la confluencia de los ríos Likouala y Bai.

A primeras horas de la tarde, uno de los porteadores llamó a voz en grito a Agnagna para que mirase el centro del pantano. Se trataba de un animal semisumergido en las cenagosas aguas, del que se podía distinguir un gran dorso de al menos cinco metros de longitud, así como un largo cuello rematado por una pequeña cabeza de aspecto reptiliano. Según manifestó más tarde el asombrado biólogo, la criatura era un reptil con una morfología que recordaba a la de “un saurópodo del Mesozoico”.

Exploradores como Alfred Aloysius Smith, Carl Hagenbeck o el capitán de las fuerzas coloniales alemanas, barón von Stein zu Lausnitz, han recopilado también abundante información sobre este misterioso animal en Camerún y Rodesia. Igual que el naturalista Ivan T. Sanderson, quien en 1931 tuvo un encuentro con él, o al menos con un animal similar, en las montañas de Asambo, en Camerún. Según Sanderson, viajaba por el río Mainyu con sus guías cuando la enorme bestia atacó su canoa.

Según el bioquímico de la Universidad de Chicago, Roy Mackal, que realizó dos expediciones a la zona en 1980 y 1981, los nativos de la región describen además otros animales no catalogados por la zoología: el emela-ntouka (que tendría un aspecto similar a un triceratops, un saurio con cuernos en la frente), el mbielu-mbielu-mbielu (gran reptil con protuberancias en el dorso, como los estegosaurios), etc.

Otros, como el escritor y realizador de documentales belga Douchan Gersi, el científico de la Universidad de Chicago Roy P. Mackal, y el cazador profesional Jim Kosi, recopilaron durante una expedición por la costa de Namibia en 1988 docenas de testimonios de nativos sobre un enorme animal alado similar al prehistórico pterodáctilo.

Ya en un libro de viajes publicado en 1923, Frank H. Melland narra los testimonios de varios indígenas de la región pantanosa de Jiundú, pequeño afluente del Zambeze (en el noroeste de la actual Zambia), que describieron el kongamato, una especie de reptil con alas de murciélago y un largo pico armado de feroces dientes. Cuando Melland mostró a los nativos algunas láminas que ilustraban libros de biología, éstos identificaron inmediatamente al pterodáctilo, a la vez que se echaban a temblar murmurando “kongamato, kongamato …”

Por otro lado, el explorador Roy Mackal pudo recopilar en el Congo numerosos testimonios referentes al mahamba, una especie de cocodrilo gigante y muy voraz que en Angola se llama lipata. La descripción de estos gigantescos reptiles recuerda a algunos naturalistas al Phobusuchus, una especie desaparecida de saurio que podía alcanzar los 16 m. de longitud.

Pero volvamos a los cuatro militares belgas que en 1959 sobrevolaban Katanga en la entonces colonia del Congo Belga (actual Zaire). A las órdenes del coronel y piloto de la aeronave, Remy van Lierde, habían despegado de la Base de Kamina en misión de reconocimiento. Y sin buscarlo, se convirtieron en testigos de otra leyenda indígena al avistar, a menos de 40 m. de altura, una inmensa serpiente de color verdoso y rosado, de vientre blanquecino, tan ancha como un hombre y de unos 14 m. de longitud, reptando entre los arbustos. Durante varios minutos pudieron contemplar al monstruoso animal, cuya cabeza triangular medía unos 80 cm. de ancho.

De no haberse tratado de cuatro militares europeos, y de no haber fotografiado al enorme animal desde el helicóptero, la monstruosa serpiente continuaría siendo una leyenda que los nativos de la zona llamaban pumina.

Evidentemente, las tradiciones y leyendas que todavía hoy narran los nativos de toda Africa deberían ser contempladas con un poco menos de pedante escepticismo por los eruditos científicos occidentales. Probablemente, tras esos pintorescos relatos llenos de matices sobrenaturales, se ocultan excitantes realidades que podrían enriquecer notablemente nuestro conocimiento de la naturaleza y de la biología. Y eso no sólo ocurre en Africa.

Dragones, saurios y criaturas que no pueden existir

El 27 de marzo de 1992 las agencias de prensa de todo el mundo se hacían eco de una estremecedora noticia; Segundo López Tapullima, niño peruano de 15 años de edad, había sido engullido por un gigantesco ejemplar de serpiente boa de más de 20 m. de longitud. El muchacho había sido devorado por tan colosal reptil mientras descansaba a la sombra de un árbol en la carretera de Taropo a Yurimaguas, en el departamento selvático norteño de San Martín.

El caso pasó sin pena ni gloria por los medios de comunicación, como tantas otras veces, y sólo los coleccionistas de enigmas y algún que otro criptozoólogo sumó aquel recorte de prensa a su documentación. No hacía mucho que otra persona, esta vez panameña, había muerto de forma atrozmente similar, entre las fauces de un enorme lagarto de 600 kg. de peso y cinco metros de largo, en el río Santa María, provincia de Herrera, a unos 250 kilómetros de la capital panameña.

Casos similares se producen con indeseable frecuencia en distintas regiones del continente americano, donde monstruosos reptiles capaces de ridiculizar todos los relatos sobre monstruos legendarios, acaban con las vidas de campesinos, niños o indios que nunca llegarán a las primeras páginas de los periódicos occidentales.

Especialmente en la inmensa región bañada por el Amazonas se han detectado anacondas de entre 10 y 50 metros. Son las denominadas Sucuriju gigantes.

Uno de los casos más extraordinarios y documentados se produjo en 1948, cuando un destacamento del ejército en Juerte Abuna (Brasil), dió muerte con nutrido fuego de ametralladora a un gigantesco ofidio que alcanzó los 35 m. de largo, más del triple del máximo conocido en estos animales.

Enormes serpientes, saurios gigantescos, colosales reptiles… no es extraño que ante relatos sobre monstruos similares venga a nuestra memoria el excéntrico bestiario que describían los antiguos cronistas. El Unicornio, el Roc, el Ave Fenix, la Hidra, los dragones, el Kraken… la lista es interminable.

Todavía hoy existen autores que pretenden avalar la realidad de estas míticas criaturas amparándose en casuística contemporánea. Por ejemplo, en relación al legendario Kraken, el calamar gigante, algunos autores apelan a los cadáveres de cachalotes encontrados en el océano que mostraban huellas de enormes ventosas y que, una vez abiertos, presentaban trozos de tentáculos de talla desmesurada en su interior.

Sin embargo, la comunidad científica se conforma con interpretar algunas especies animales recientemente descubiertas por la zoología como inspiradoras de las antiguas leyendas.

Tal es el caso del fabuloso Dragón de Komodo, un espléndido reptil descubierto en 1912 en las islas Komodo y Flores, en el archipiélago indonesio. Para muchos autores ortodoxos este soberbio animal, heredero de los prehistóricos saurios que dominaron la tierra hace siglos, sería el origen de las leyendas sobre los míticos dragones orientales. Sin embargo, nada nos garantiza que en los relatos de los nativos africanos o de los indígenas del Amazonas se encuentren las verdaderas claves para comprender las leyendas sobre dragones u otras criaturas mitológicas. El gran problema de la zoología, igual que ocurre con la arqueología, es que los nuevos descubrimientos tienden a ridiculizar las dogmáticas afirmaciones de quienes pretenden que la ciencia ha llegado a su tope de conocimiento, obligando a revisar una y otra vez el dogma científico.

Ya en 1812 el prestigioso zoólogo francés Dr. Cuvier manifestaba públicamente su escepticismo acerca del descubrimiento de nuevas especies animales. Y aunque su opinión no fué apoyada por la totalidad de la comunidad científica, no deja de ser un excelente ejemplo de una afirmación categórica que el tiempo se ha ocupado de corregir. Por ejemplo:

En 1904 se descubre una nueva especie de jabalí selvático en Africa denominado Puerco Salvaje Gigante de Africa.

En 1912 se descubren en Indonesia los magníficos lagartos gigantes bautizados como Dragones de Komodo.

En 1973 se descubre un nuevo tipo de murciélago enano, el denominado Murciélago Nariz de Cerdo de Kitti. Con su carencia de rabo, sus 3 cm. de largo y 3 gramos de peso es, probablemente, el animal de sangre caliente más pequeño del mundo.

En 1976, y gracias a que se había tragado el ancla de un buque de la marina estadounidiense, fue capturado en aguas del Pacífico el primer ejemplar de Megachasmia Pelagios, conocido popularmente como “Megamouth” (“Bocainmensa”), una nueva especie de tiburón de cinco metros de envergadura.

En 1989 un cazador de Kamcharca (URSS) captura una especie de oso gigante, hasta entonces considerado producto de la fantasía de los lugareños, el Irkuyén.

También en 1989, el biólogo marino francés Francois Pelletier ocupó las portadas de las revistas especializadas al descubrir en la isla de Borneo un nuevo tipo de delfín-ballena: el Pesut.

En 1992, una expedición del Fondo Mundial para la Naturaleza dirigida por John McKinnon, descubría en la reserva natural vietnamita de Vu Chuary una nueva especie de bóvido de 80 kgs. de peso y metro y medio de largo, desconocido hasta esa fecha. Se bautizó como Pseudoryx ngherinhensis.

En 1993 se descubría en la selva brasileña del estado nororiental de Maranhao una nueva especie de monos, los Cebus kaapori, hasta entonces sólo conocida por los indios urubú ka-apor.

En 1994, y también en la reserva de Vu Chuary, se descubrió otro nuevo mamífero bautizado como Gigante Muntjac por casi duplicar el tamaño de los Muntiacus muntjak, estando este nuevo animal armado de largos cuernos y púas en la frente.

La lista sería interminable. Y sólo hemos mencionado grandes mamíferos. La cantidad de insectos, pequeñas aves o peces que se descubren anualmente a los ojos de la ciencia es mucho mayor.

Estos descubrimientos suponen una buena cura de humildad para la comunidad científica, que todos los años ha de enfrentarse a nuevos hallazgos zoológicos. Evidentemente, la naturaleza todavía se reserva muchos secretos. Y en las selvas, montañas, desiertos, y sobre todo en los mares del planeta, nos aguardan sin lugar a dudas muchas sorpresas.

Pero indudablemente, uno de esos asombrosos hechos lo constituye la súbita reaparición sobre la faz de la tierra de animales cuya existencia sólo conocíamos por fósiles de hace millones de años. ¿Es posible que contemporáneos de los dinosaurios continúen existiendo en tierras y mares del planeta? Pues sí.

El caso más conocido, la auténtica “estrella” de esos fósiles vivos es el Celacanto.

Oficialmente el Celacanto había dejado de existir hacía 65 millones de años. Fósiles del Celacanto habían sido localizados y catalogados por los expertos y todavía hoy continúan apareciendo. Sin embargo, la ciencia sufrió una conmoción en 1938, cuando un grupo de pescadores capturaba en aguas sudafricanas los primeros ejemplares vivos de este excepcional pez de inquietante aspecto. Metro y medio de enigma biológico provisto de aletas lobulares y amenazadora dentadura.

Pero el celacanto no es el único fósil vivo que atenta contra nuestro conocimiento de la historia animal. Son ya muchos los animales prehistóricos que reaparecen súbitamente en nuestro conocimiento de la naturaleza:

En 1958 se redescubre el kakapo, la especie de loro más pesada del mundo que con sus casi tres kilos de peso es incapaz de volar. Este ave estaba oficialmente extinguida.

En 1966 reaparece otro fósil de 20.000 años de antigüedad vivito y coleando, el Opossum pigmeo, uno de cuyos ejemplares apareció, con vida, en un cubo de basura de la Universidad de Melbourne.

En 1972 se descubrieron manadas de pecarí (jabalí enano americano extinguido -oficialmente- en la Era Glacial) correteando por los montes de Paraguay occidental.

En 1977, el zoólogo y especialista en vertebrados Dr. J.I. Menzies descubre en Nueva Guinea los fósiles de un curioso ejemplar de murciélago falto de incisivos en la mandíbula superior, de 10.000 años de antigüedad. Poco después, el mismo Dr. Menzies recibió un ejemplar vivo de esos antiquísimos fósiles que vivían en una colonia en grutas de la misma Nueva Guinea.

Escudados en estos espectaculares casos, los criptozoólogos defienden la existencia de las grandes estrellas legendarias en este campo, a saber: el Yeti y Nessie, el Monstruo del Lago Ness.

El “Abominable Hombre de las Nieves” y el “Monstruo del Lago Ness” han hecho correr ríos de tinta y son protagonistas de docenas de monográficos. Tanto al Yeti como a Nessie les han salido numerosos parientes por todo el globo.

El mito de los Hombres-Bestia se encuentra en infinidad de culturas. Desde el Sasquatch hasta el Bigfoot, los “primos”
lejanos del Yeti, tan polémicos y escurridizos como él, se encuentran en Asia, América, Africa, etc.

Exactamente lo mismo ocurre con Nessie. Además del Loch Ness, otros muchos lagos y ríos de todo el planeta mantienen leyendas sobre monstruos marinos. Por ejemplo, los lagos Nahual Huapi, en Argentina o Tianchi en China.
Con relación a cualquiera de estos monstruos legendarios contemporáneos, que se suponen supervivientes de grandes animales prehistóricos, existen abundantes testimonios, fotos y filmaciones.

No entraré a desarrollar estos casos por existir una abundante bibliografía para consultar, pero sí me gustaría reclamar la atención del lector sobre los aspectos comerciales de dichos casos.

Tanto el Yeti, y más aún Nessie, se han convertido en reclamos turísticos de sus respectivos contextos geográficos. Escocia debe tantas divisas al monstruo del lago Ness como a los fantasmas de sus castillos.
Y es importante, a mi juicio, marcar la diferencia entre estos grandes mitos criptozoológicos eminentemente comercializados por los medios de comunicación y los casos africanos o sudamericanos, los cuales, por el contrario, no han supuesto ningún beneficio económico a los testigos que afirman haberlos visto.

Estoy seguro de que, igual que los indígenas que me relataban sus encuentros con el “monstruo blanco del río Lambwe” describían un fenómeno real, tras numerosos relatos sobre extrañas criaturas en Africa, Asia o América se ocultan nuevas especies animales o, más interesante aún, ejemplares vivos de fósiles datados en millones de años…