La Última Cena fue un miércoles y no un jueves

La Última Cena que compartió Jesucristo con sus 12 apóstoles en la noche del Jueves Santo tuvo lugar en realidad un miércoles, según afirma un experto británico en un libro publicado por la Universidad de Cambridge.

“He descubierto que la ‘Última Cena” tuvo lugar el miércoles 1 de abril del año 33″, declaró al diario The Times de este lunes el profesor Colin Humphreys, de la Universidad de Cambridge.
En un libro titulado “The Mystery of the Last Supper” (“El misterio de la última cena”), el universitario trata de aportar su granito de arena a un tema que divide a teólogos e historiadores.
“Ese es el problema: los expertos en la Biblia y los cristianos creen que la Última Cena comenzó tras la puesta de sol del jueves y la crucifixión se llevó a cabo al día siguiente hacia las 09h00. Los juicios de Jesús se produjeron en varias zonas de Jerusalén. Los expertos recorrieron la ciudad con un cronómetro para ver cómo se podían producir todos los acontecimientos entre el jueves por la noche y el viernes por la mañana: la mayoría concluyó que era imposible”, subrayó el profesor, según extractos de su libro.

Los discípulos Mateo, Marcos y Lucas dicen que la Última Cena fue una comida pascual, mientras que Juan afirma que tuvo lugar antes de la Pascua judía. “La solución que he encontrado es que tienen todos razón pero que se refieren a dos calendarios diferentes”, explica el universitario. Reconciliando los dos calendarios, el profesor concluye que la Última Cena se celebró en realidad la víspera del “Jueves Santo”.
Aristas paraguayos representan una ‘Ultima Cena’ viviente del cuadro de Leonardo Da Vinci, en Misiones, 200 km al sur de Asunción, en abril de 2010. La Última Cena que compartió Jesucristo con sus 12 apóstoles en la noche del Jueves Santo, tuvo lugar en realidad un miércoles, según afirma un experto británico en un libro publicado por la Universidad de Cambridge.

Fuente: AFP

Anuncios

Los Hatifnat

Los Hatifnat, Hatifnates o Hattifatteners

Es dificil imaginar criaturas más intrigantes que los hatifnates.

El Hatifnat es un personaje del mundo de los Mumin creado por Tove Jansson . Son criaturas blancas similares en apariencia y en su mayoría a hongos con pies o parecidos a un fantasma Blanco, de pequeño tamaño, tiene pestañas como un deforme cuyo equipo tiene las manos pequeñas, el torso se mueve a la derecha y la izquierda. En apariencia puede parecerse un espíritu o a un calcetín al revés.
Se les priva de la audición y el olfato, pero difícil de reaccionar a los estímulos eléctricos .La mayoría de ellos no son visibles. A veces viven en casas de las personas y aparecen a en las noches cuando todo está en calma. Pero por lo general andan en todo el mundo, no se detienen por cualquier cosa porque no les importa nada. Los Hattifatteners nunca se ven si son felices o están enojados, tristes o sorprendidos. No creo que ellos tienen sentimientos.

Los Hattifatteners emigran en grandes bandadas, sobre todo por mar en pequeños barcos de vela, pero también por tierra. Ellos tienen un rebaño en un número impar, el interminable deambular de los Hattifatteners medio se utiliza para recolectar un gran número de ellos en las islas del mar. Tienen, sin embargo, una característica peculiar: una tormenta eléctrica, se reservan la facultad de sí mismos, y si pueden recibir hasta amenaza de choque eléctrico, se ha informado de algunos casos de muerte súbita (¿paro cardiaco, espanto súbito o electrocución?).
Los Hattifatteners varían en longitud desde un máximo de alrededor de la mitad de la longitud de los Mumin. Ellos son blancos y a veces fosforescentes, tienen pies como criaturas-hongo, tienen dos manos con cinco dedos, éstas criaturas blancuzcas y espigadas parecen largos bastones luminosos y provistas de dos ojos. Todos los Hattifatteners tienen completamente el mismo aspecto, no se conocen sus posibles diferencias sexuales. Los Hattifatteners son mudos y sordos, y son muy estúpidos, pero su sentido del tacto es muy sensible.
Les gustan también los claros del bosque y se interesan mucho por los fenómenos eléctricos, en las noches de tormenta su actividad se vuelve frenética, se estremecen con los relámpagos y se vuelven fosforescentes.
FUENTE:

LA LEYENDA DE MAMA DLO

Mamá Dlo o Dglo Mama es una de las personalidades de menor de Trinidad y Tobago folclore.

El nombre se deriva del francés “maman de l’ eau”, que significa “madre del agua”.

Una criatura horrible, su mitad inferior adopta la forma de una anaconda. Ella a veces se piensa que es el amante de Bois Papa, y los cazadores viejos cuentan historias de venir sobre ellos en el “Alto Bosque”. Ellos también hablan de haber oído un fuerte, agrietamiento de sonido que se dice que es el sonido producido por la cola mientras que encaje en la superficie de una piscina de montaña o una laguna todavía.
Los hombres mortales que cometen crímenes contra el bosque, como la quema indiscriminada de árboles o poniendo a los animales a los ríos de muerte o contaminación podrían verse casado con ella por la vida, tanto en un presente y un a seguir.

Cuando Mamá Dlo elige a un hombre como “esposo”, se transforma en una mujer muy hermosa y se deja admirar, Intrigado y seducido, el desdichado se acerca… y, a la velocidad de un rayo, Mamá Dlo se vuelve a transformar en mujer serpiente y captura a la víctima para abrazarla estrechamente formando anillos.
“¿Has visto un salto de los peces?”
“Sí, pero no regresó de nuevo!”
Si se va a cumplir con Mamá Dlo en el bosque y el deseo de escapar, quítate el zapato izquierdo, dale la vuelta e inmediatamente salir de la escena, caminando hacia atrás hasta llegar a casa. Se ignora el motivo de que Mamá Dlo tenga tanto miedo a los zapatos izquierdos.

FUENTES:

El mito de las "Rusalki".

Dentro de la mitología eslava, una rusalka (plural:rusalki) era un fantasma, ninfa del agua, súcubo o demonio que vivía en un canal. De acuerdo con muchas tradiciones, una rusalka era una sirena, quien vivía en el fondo de los ríos. A medianoche, acostumbraban salir y bailar en los prados. Si veían a un hombre hermoso, lo encantaban con canciones y bailes, y entonces lo conducían al fondo del río a vivir con ellas.
Existe otra versión que sostiene que una rusalka es el alma de una mujer joven, que ha muerto cerca de un río o un lago, y encanta dicho lugar.
Debido a que el lugar al que pertenece es el río en que murió, la rusalka puede salir de él y trepar a un árbol, donde se sienta y canta, puede ir a un muelle y cepillar su cabello, o unirse a otras y bailar en el campo.

En algunas ocasiones se dice que los ojos de una rusalka brillan como fuego verde, en otras se dice que ellas son extremadamente pálidas. Su cabello es descrito como de color verde, y siempre húmedo. Según algunas leyendas, si se secase su cabello, la rusalka moriría.
Se cree que las “rusalki” eran más peligrosas durante la Semana de las Rusalkas a principios de Junio. Durante este tiempo, abandonaban las aguas profundas para columpiarse en las ramas de los abedules y de los sauces por las noches. Nadar en esta semana estaba estrictamente prohibido por miedo a que las sirenas arrastrasen al nadador hasta el fondo del río.
Rusalka es también una ópera con música de Antonín Dvořák y libreto de Jaroslav Kvapil (1868-1950), estrenada en Praga el 31 de marzo de 1901.
El libreto contiene elementos que aparecen también en La Sirenita de Hans Christian Andersen y Undine de Friedrich de la Motte Fouqué.
El aria más conocida de la ópera es la Canción a la luna, que canta Rusalka para pedirle que la convierta en un ser humano que pueda ser amado por el Príncipe.
El primer acto tiene lugar en un lago a la luz de la luna. Allí, tres ninfas acuáticas bailan felices hasta la llegada de su padre, un espíritu de las aguas que se pone a jugar con ellas. En ese momento, Rusalka, la 4º hermana, se despierta y confía a su padre que se ha enamorado de un joven que suele ir al lago a bañarse. Rusalka explica que quiere tener un alma y así ser humana para poder estar con el hombre al que ama. El padre, tras advertirle que si hace eso perderá la inmortalidad y viendo que está decidida, le dice que vaya a hablar con la bruja Jezibaba quien le ayudará pero con condiciones. Si quiere ser humana, será a cambio de su voz. Otra condición que le pone es que si su amado la rechaza, no será ninfa ni humana y tendrá que vagar por el lago en soledad. Rusalka, que sólo piensa en el amor, acepta. Llega el hombre, que resulta ser un príncipe y le pregunta si es ninfa o humana. Rusalka lo abraza y se la lleva al palacio…

Se decía que en el fin de lo tiempos rusalka estaría con un ser humano único quien seria su procedente de las nuevas generaciones a seguir y él los guiaría a una nueva era de poder y magnitud como ser único y todopoderoso. En su mano derecha tendría a Flintz
Conocedor de todos los secretos de todo ser vivo en este universo, y a su izquierda a Rusalka misma conocedora de toda las ciencia, sabiduría e inteligencia.
Nunca hay que confundir a una rusalka con una sirena, ni hablarles de ellas, ya que ambas especies femeninas acuáticas se detestan.

Monumento al OVNI de Ängelholm


El monumento al OVNI de Ängelholm es un altar dedicado en un supuesto OVNI que aterrizó en Kronoskogen, un barrio de Ängelholm, en Suecia. Es el único altar de esta clase en Europa, excepto por el monumento al OVNI de Emilcin en Emilcin, Polonia. Se erigió en 1963, situado en un claro en los bosques que rodean a Kronoskogen, que ha presenciado numerosos “vuelos de prueba a gran escala” en aquella época. El monumento al OVNI de Ängelholm recuerda el aterrizaje de un OVNI, que se dice, tuvo lugar en 18 de mayo de 1946 y que fue visto por el jugador sueco de hockey sobre hielo Gösta Carlsson. El monumento consiste en una reproducción a escala del aparato y las huellas dejadas por el aterrizaje, construidos de cemento.
Clas Svahn, presidente de UFO-Sverige, ha investigado el caso y ha escrito un libro junto a Gösta Carlsson sobre el incidente. Según él, no había pruebas convincentes de que dicho evento aconteció de la manera que la relató Gösta Carlsson.

¿ESTA EN CHAPULTEPEC LA ENTRADA AL INFRAMUNDO?

LOS HABITANTES DEL LAS PROFUNDIDAD
Por: Roberto S. Contreras Esparza

En el Distrito Federal, para fortuna nuestra y al igual que en otras partes del país, tenemos lugares importantes, mágicos, cargados de leyendas y tradición. Estos sitios, por su ubicación e historia guardan esa energía y misticismo que ha perdurado hasta nuestros días y han sido fundamentales en el desarrollo del pueblo mexicano. Sitios como el Zócalo, el cerro del Tepayac, el cerro de la Estrella, el Ajusco o Chapultepec, son sólo algunos de los sitios que por su función social, política y religiosa, siempre han sido de gran convocatoria para los mexicanos. Y precisamente es de uno de ellos, el cerro del Chapulín, del que trataremos en este articulo. Como casi todos sabemos, Chapultepec significa “Cerro del Chapulín”, este cerro es una roca en la cual fue construido un palacio donde vivieron los virreyes, mandatarios y gente importante de México, como el mismo emperador Maximiliano. Ese glorioso castillo fue el escenario en 1847, donde los alumnos del Heroico Colegio Militar hicieron la memorable defensa contra los invasores norteamericanos.
CHAPULTEPEC PREHISPÁNICO
Pero también, el lugar considerado como la “esmeralda del Anáhuac”, era en el pasado un lugar a donde iban reyes y poetas de caza o a contemplar la naturaleza. Ahí se asentaron varios pueblos indígenas como chichimecas, toltecas y mexicas. Éstos últimos, en su peregrinaje desde tierras del norte a finales del siglo XIII, se quedaron ahí durante 20 años aproximadamente. Desde este punto fueron expulsados por los tecpanecas de Azcapotzalco, antes de fundar la gran ciudad de México-Tenochtitlán, en el centro de la laguna del valle de México. Los tenochcas, mexicas o aztecas, como se les conoció después, llegaron a dominar toda Mesoamérica a partir de la alianza que establecieron con los pueblos de Texcoco y Tlacopan (Tacuba). Una vez establecida la gran Tenochtitlán, se consideró a Chapultepec como un lugar sagrado desde donde Moctezuma Ilhuicamina, señor de los mexicas, mandó construir un acueducto, que pasaba por la Calzada Tacuba, para traer agua desde los manantiales de Chapultepec hacia la gran Tenochtitlán.
UNA ENTRADA AL INFRAMUNDO
Posteriormente, Moctezuma Xocoyotzin hizo que en Chapultepec se construyeran estanques para criar peces y enriqueció la flora del bosque con gran variedad de plantas y árboles venidos de toda Mesoamérica. Nezahualcóyotl, señor de Texcoco y aliado de los mexicas, mandó construir un palacio al pie del cerro, cercó el bosque e introdujo más especies de animales y plantas, como los ahuehuetes (Ahuehuete o Ahuehué, nombre común de un árbol de la familia de las Taxodiáceas que crece en México), que todavía se conservan hoy en día. El zoológico del emperador Moctezuma, maravilló a los mismos españoles (curiosamente el zoológico aún se encuentra ahí). Además el emperador contaba en ese lugar con baños de aguas termales, un temazcal (del náhuatl temazcalli, “casa del baño caliente”), del que aún podemos apreciar sus vestigios y admirar su tamaño. Pero lo más increíble es que a las faldas de este pequeño cerro, nuestros antepasados veneraban y tenían localizada en ese místico sitio, una entrada al infierno, al inframundo en donde se creía que vivía el rey de los muertos, Mictlantecutli del cual se decía que gobernaba el noveno y último mundo subterráneo, el Mictlán.

UNA HISTORIA SECRETA
Con referencia a la importancia y veneración que nuestros antepasados tenían por de este sitio, encontramos en el interesante libro del investigador de temas prehispánicos Gutierre Tibón, que se narra la historia de un personaje importante y de gran inteligencia de nombre Huemac (el de la mano grande), un sacerdote del dios Quetzalcóatl, que gobernó la ciudad de Tula allá por el año de 1070 y del cual se ha dicho que era el mismo dios, y que también (como Quetzalcóatl) fue engañado y despedido por su misma gente. Triste y desilusionado por ese acto hacia el de su pueblo, este hombre santo abandono ese lugar y ya no se supo más de él.
HUEMAC SE INTERNO EN UN MUNDO SUBTERRANEO
Entre la historia y la leyenda sobre el destino de Huemac, se cuentan varias versiones de lo que le sucedió a este personaje después de salir de su tierra. Como la que narra un interesente acontecimiento que dice que Huemac, después de abandonar a su gente se internó en una cueva a la que llamaban Xico, con el significado de “ombligo”, la cual según textos e historias orales aztecas, se encuentra en la inmediaciones del poblado de Chalco, en el estado de México, en el poblado del mismo nombre (Xico). Al llegar a dicha cueva se interno el sabio Huemac y se decía que ahí había vivido por siglos, que no salió más. Curiosamente esta historia del sabio Huemac-Quetzalcóatl nos recuerda los relatos de otras partes del mundo que hablan de una civilización o raza que por muchos años ha vivido y se ha desarrollado en el subsuelo, las historias sobre estos habitantes de las profundidades vienen de varias regiones importantes del planeta, como los asiáticos relatos de los insólitos habitantes del fondo de la tierra, la gente del reino de Agharta.

LA SUPERSTICION DE MOCTEZUMA LO VENCIO
Otra de esas leyendas no menos interesante, relata que Huemac en realidad se interno al Valle de México, llegando a una gruta sagrada en Chapultepec y en ella no se introdujo a vivir ahí se cuenta que se ahorcó. Algunos años después en 1519, el emperador Moctezuma por medio de prodigios se enteró de la llegada de los invasores españoles y debido a los múltiples portentosos y extraños sucesos de aquellos días, se dio cuenta de que su imperio estaba llegando a su fin. Debido al gran temor de este supersticioso gobernante, que confundió a Hernán Cortés con el mismo Quetzalcóatl, mandó a reunir a sus magos conocedores de las antiguas leyendas y decidió enviarlos a la cueva de Chapultepec, al inframundo, en busca de sus habitantes, a pedir consejo. Una comitiva de hechiceros, jorobados y enanos, a los cuales se las consideraba en el pasado con cierto poder fue enviada a ese mágico lugar. Se cuenta que el grupo llegó a Chapultepec y bajaron por la gruta en busca del divino Huemac, “el de la mano grande”.
Narra la historia que el mismo Huemac se hizo presente y le mandó decir a Moctezuma que no fuera cobarde, que se enfrentara a su destino. Los hechiceros, al regresar a dar el mensaje al emperador, tan sólo consiguieron enfurecerlo. Pero cuando Moctezuma se quedó solo, recibió la visita de un mensajero de los dioses, quienes le advertían de su próxima muerte. Con gran temor y después de pensarlo, el rey azteca decidió suicidarse en la gruta de Chapultepec, ahí en donde 500 años atrás Huemac hiciera lo mismo que el emperador pretendía. Al llegar a la entrada del inframundo, Moctezuma, en el último momento se arrepintió y con cierto valor decidió enfrentar su destino, consumándose lo que la historia nos cuenta.

PERO, ¿EN DONDE SE ENCUENTRA LA ENTRADA AL INFRAMUNDO?
Según escribió n su libro Gutierre Tibón, que en 1974 en compañía de un licenciado y un doctor buscaron y encontraron la gruta sagrada de Chapultepec, que para nuestros antepasados marcaba la entrada al inframundo. Esa cueva está localizada a escasos metros de un antiguo y gran árbol ahuehuete que lleva por nombre de “El Sargento”, a las faldas del carro de Chapultepec… El mismo Gutierre Tibón nos relata su experiencia cuando busco ese lugar:
“Bajamos hasta un pequeño subterránea en cuyas paredes están empotradas lápidas conmemorativas de trabajos coloniales, relativos a las captaciones de manantiales acuíferos destinados al acueducto. La más antigua inscripción data de 1571, medio siglo después de la caída del Imperio Azteca… “En al pequeño subterráneo hay un baqueta que permite bajar a un cuarto más estrecho, de unos tres metros de alto. Echando un papel encendido vimos la entrada de una galería que se interna en el cerro”… Más adelante nos cuenta Tibón, que dos de los trabajadores con más tiempo en el bosque de Chapultepec, le relataran que ellos habían si habían recorrido la cueva y que encontraron una galería que llega justo debajo del cerro.

FUIMOS A LA BUSQUEDA DEL INFRAMUNDO
Interesante la descripción que hace este escritor sobre la cueva del inframundo. En la actualidad, tratando de saber más sobre ese enigmático lugar, nosotros fuimos en su busca de este mítico sitio y guiándonos por, las pistas que nos da Gutierre Tibón, logramos bajar y recorrimos la parte que queda visible de la mencionada cueva y encontramos que a pocos metros de la entrada hay una placa conmemorativa que dice lo siguiente: “Zona arqueológica. Excavaciones realizadas en 1973, como parte del drenaje profundo, dieran coma resultado e1 descubrimiento de restos de construcción prehispánica y del antigua acueducto en la zona comprendida entra el estanque de Moctezuma y la cueva conocida como Cincalco”. En esta placa podemos entender claramente que nos indica, que la cueva, que por cierto se encuentra en su parte interior bloqueada, es un paraíso y no el inframundo, porque Cincalco significa “El lugar de la casa del maíz, paraíso par donde desciende el sol, casa solar”. Es el lugar de todas las mujeres que mueren en un parto, las Cihueteteo, las mujeres diosas, porque dieron su vida al traer al mundo a un guerrero.
¿QUE DEBEMOS ENTENDER POR INFRAMUNDO?
Pero, ¿qué es el Inframundo? En e1 Interesante libro de la investigadora Adela Fernández, “Dioses Prehispánicos de México, (Mito y deidades del panteón náhuatl)”, podemos leer lo que significó para nuestros antepasados el inframundo: Inframundo o Tlaxico (en el ombligo de la tierra), al Chicunamitlan (los nueve recintos infernales), en donde se encuentra Mictlantecutli, Mictecacihuatl (los señores de la muerte). Finalmente nos damos cuanta de que, al parecer, esta cueva tiene dos posibles acepciones que nosotros entendemos como el cielo o el infierno. Y aunque en la actualidad el lugar se encuentra bloqueado, no deja de tener gran relevancia por su significado histórico y sobre todo místico, que le daban nuestros antecesores prehispánicos. Y aunque no sabemos con certeza cuál podría haber sido la verdadera función de este enigmático recinto, sí era la entrada al inframundo o al Cincalco. De una cosa sí podemos estar seguros: Chapultepec fue y sigue siendo un lugar lleno de magia, misticismo e importante para el pueblo Mexicano.

VIAJE MAGICO AL OTRO CHAPULTEPEC

LOS SECRETOS DEL CERRO DEL CHAPULIN

Por: Roberto S. Contreras Esparza y Eloy Flores

En el Distrito Federal, para fortuna nuestra y al igual que en otras partes del país, tenemos lugares importantes, mágicos, cargados de leyendas y tradición. Estos sitios, por su ubicación e historia guardan esa energía y misticismo que ha perdurado hasta nuestros días y han sido fundamentales en el desarrollo del pueblo mexicano. Sitios como el Zócalo, el cerro del Tepeyac, el cerro de la Estrella, el Ajusco o Chapultepec, son sólo algunos de los sitios que por su función social, política y religiosa, siempre han sido de gran convocatoria para los mexicanos. Y precisamente es de uno de ellos, el cerro del Chapulín, del que trataremos a continuación. Por ejemplo: Chapultepec significa “Cerro del Chapulín”, este cerro es una roca en la cual fue construido un palacio donde vivieron los virreyes, mandatarios y gente importante de México, como el mismo emperador Maximiliano. Ese glorioso castillo fue el escenario en 1847, donde los alumnos del Heroico Colegio Militar hicieron la memorable defensa contra los invasores norteamericanos.

CHAPULTEPEC PREHISPÁNICO
Pero también, el lugar considerado como la “esmeralda del Anáhuac”, era en el pasado un lugar a donde iban reyes y poetas de caza o a contemplar la naturaleza. Ahí se asentaron varios pueblos indígenas como chichimecas, teotihuacanos, toltecas y mexicas. Éstos últimos, en su peregrinaje desde tierras del norte a finales del siglo XIII, se quedaron ahí durante 20 años aproximadamente. Desde este punto fueron expulsados por los tecpanecas de Azcapotzalco, antes de fundar la gran ciudad de México-Tenochtitlán. Una vez establecida la gran Tenochtitlán, se consideró a Chapultepec como un lugar sagrado donde Moctezuma Ilhuicamina, señor de los mexicas, mandó construir un acueducto, que pasaba por la Calzada Tacuba, para traer agua desde los manantiales de Chapultepec hacia la gran Tenochtitlán. En la actualidad podemos visitar Chapultepec y saber más de todo ese legado que alberga, pero lamentablemente por desconocimiento o desinterés la mayoría de la gente solo visita el lago o el zoológico. Pero hay más, hay secretos que aún están por descifrarse e historia y lugares que debemos conocer, como no lo explico el profesor Carlos Hernández en esta interesante entrevista.

VIAJE AL OTRO CHAPULTEPEC

R. S. C.: ¿Cuál es tu nombre y a qué te dedicas aquí en Chapultepec?

C. H.: Mi nombre es Carlos Hernández, soy maestro asesor educativo de aquí del MNH (Museo Nacional de Historia) y una de mis actividades fundamentales, es dar visitas guiadas a los jóvenes desde nivel de pre-escolar hasta niveles de Universidad en Chapultepec, principalmente mi residencia es aquí en el Castillo, pero estamos también ofreciendo esta actividad “Explorador de Chapultepec” que es el recorrido arqueológico alrededor del cerro mismo.

R. S. C.: Para quien va a leer esto, algunos puntos importantes de ese recorrido, ¿cuáles serían?

C. H.: Más bien es importante toda la actividad, porque ustedes fueron testigos precisamente de visitar zonas arqueológicas, aposentos que en algún momento tenían el carácter astronómico de la época Mexica y conocer aspectos sobre el segundo Imperio, visitamos las escalinatas de la emperatriz y la antigua alberca que era del Colegio Militar, pero también conocimos otros espacios, como por ejemplo, lo que son los talleres de carpintería, de electricidad y que en algún momento tuvieron el uso de ser precisamente lugar de talleres para herrajes de caballos, y bueno asimismo ustedes tuvieron la oportunidad de visitar el Castillo de Chapultepec por lo menos en la parte externa y saber sobre su historia. Yo creo que los puntos que tocamos son importantísimos, son todos, y que no hay ningún nivel, todos tienen su grado de importancia.

VESTIGIOS EN CHAPULTEPEC DE HACE MAS DE 1250 A. C.

R. S. C.: Digamos que estamos viendo el otro Chapultepec, no el que todos ven cuando vienen de visita, este es algo más, ¿el recorrido como cuánto dura?

C. H.: Aproximadamente una hora y media, depende mucho de los intereses de cada una de las personas, porque hay que señalar que hay preguntas que tenemos que darles respuesta y bueno pues a uno le encanta estar ahondando en datos históricos, mi trabajo es más de cuestiones enciclopédicas de datos, pero también en el recorrido sabemos que hay ciertos caracteres simbólicos de interpretación y que es necesario tener un conocimiento un poco más amplio sobre cómo abordar estos recintos.

R. S. C.: Chapultepec es mágico, es místico, para gente que va a leer esto y desconoce, ¿por qué se llama así a Chapultepec?

C. H.: Mágico, Místico, pues es una historia desde época prehispánica, un lugar donde concluye precisamente no solamente en cuestiones de recreo, es el corazón mismo, también de la Ciudad de México un órgano vivo, en la época prehispánica también se considerado mucho, aquí hubo precisamente adoraciones a Dioses de la fertilidad como a la deidad Tláloc el Dios de la lluvia, la deidad Chalchihuitl, a la deidad Xipe Tótec, al Dios Huitzilopochtli, deidades importantísimas dentro de la concepción o cosmovisión indígena Mexica. Yo creo que lo mágico radica en eso, desde esa época histórica prehispánica hasta la actualidad, pero también hay que dar el reconocimiento de que estos fueron lugares de asentamientos antiguos, por lo menos se ha registrado material, fragmentos de cráneo de mujer que estuvo aquí viviendo hace más de 1,250 A. C.

R. S. C.: ¿Aquí fue registrado ese hallazgo?

C. H.: Sí, precisamente donde se encuentra la talla en piedra de Moctezuma Xocoyotzin, ahí enfrente esta una especie de joya como especie de estanque por decirlo así, ahí es donde se realizaron excavaciones arqueológicas, encontrando precisamente ese pequeño fragmento.

R. S. C.: ¿Esto es a un costado del Monumento a los Niños Héroes?

C. H.: Sí, está detrás del Monumento de los Niños Héroes, el monumento viejo, el primero de ellos, que está al pié del cerro que es un monolito donde están inscritos los nombres de los que participaron en la batalla de Chapultepec, entre ellos Miguel Miramontes, pero detrás de este monumento se encuentra esta zona donde fue este descubrimiento.

¿PORQUE NO HAY MUSEO DE SITIO EN CHAPULTEPEC?

R. S. C.: ¿Esto está en el museo de Antropología?

C. H.: Estos objetos, muchos de ellos se encuentran precisamente aquí conservados en la dirección de salvamento arqueológico del INAH, otros se encuentran en el Museo de Antropología, para su estudio.

R. S. C.: ¿Pero, en especial este, por la historia, por lo que contiene?

C. H.: Ahí, esa es una buena pregunta, ahí si desconozco, no sabría decirle donde se encuentra ubicado, pero es una buena pregunta para investigar.

R. S. C.: ¿Hay datos de ello? ¿Hay algo escrito sobre este descubrimiento?

C. H.: Sí, claro que sí, hay varios libros que refieren precisamente a estos, no solamente a este descubrimiento si no a otros descubrimientos, por ejemplo, hay un libro precisamente que habla sobre Tacubaya, sobre esta parte de Tacubaya, que está en relación con el Bosque de Chapultepec, es un trabajo realizado desde hace un buen tiempo desde hace más de diez años, pero de cierta forma han tenido presencia aquí en el Castillo de Chapultepec en conferencias y han dado más estudios precisamente a los hallazgos arqueológicos del Cerro de Chapultepec inclusive todavía hay un programa de salvamento arqueológico a en un lado del Molino del Rey, cerca de la casa de Los Pinos, es cuestión de ver que es lo que descubrieron aunque en esta presentación ya se dieron los primeros indicios de que es lo que encontraron.

R. S. C.: ¿No hay Museo de Sitio?

C. H.: Pues el proyecto está del Museo de Sitio, inclusive dos o tres cédulas que están aquí a un lado del Cerro de Chapultepec hay un lugar donde está marcado donde dice que hay un Museo de Sitio pero hasta el momento no existe, cosa que debe de ser fundamental, este lugar es prácticamente un imán de la gente de la Ciudad y del interior de la República Mexicana, bueno pues porque no un Museo de Sitio aquí en el Bosque de Chapultepec y contribuir el INAH con los descubrimientos y porque no observar este fragmento de cráneo, ¿no?

¿QUE HAY DE LA ENTRADA AL INFRAMUNDO?

R. S. C.: ¿Aquí hay una entrada al Cincalco, al Inframundo?

C. H.: Ah sí, se atribuye mucho a la cuestión de las cuevas, Cincalco es una palabra de Origen Náhuatl, que tiene tres palabras o elementos morfológicos, Cin que en lengua Náhuatl significa Diente, Cal o Cali que significa casa y Co que significa lugar de, “Lugar de la casa del Maíz o del Diente, pero como el diente tiene la forma de un grano de Maíz, estamos atribuyéndole precisamente al Maíz, entonces el lugar del Cincalco puede ser cualquier cueva del Cerro de Chapultepec, regularmente la cueva que pudiera tener mayor acceso los Mexicas, el pueblo Tolteca, un pueblo antes de los Mexicas y de los Toltecas, los teotihuacanos era posiblemente la cueva donde está ahorita un elevador, ahí comentan una historia o leyenda que este Huémac, uno de los Tlatoanis gobernantes Toltecas “se suicida”, se auto sacrifica para dar como tributos en propia vida y salvar de sequía a su propia gente que estaba muriendo por cuatro años de sequía, entonces ahí es donde se auto sacrifica y se inmola, y finalmente se cuenta esta historia parte del Castillo y del Cerro de Chapultepec, Huémac, que significa “Entre las manos grandes” según se menciona mucho que no es porque tuviera las manos grandes si no porque era “El gobernante”, el que tenía el poder , el de las manos de autoridad”.

R. S. C.: Volviendo al recorrido para la gente que desconoce y que creo que son muchos, ¿a qué hora inician?, ¿cómo tiene uno acceso a ellos?

C. H.: Si ahorita tenemos dos horarios, uno a las diez de la mañana, y el otro entre doce y doce y media cada quince días, dos sábados por mes y los que estén interesados precisamente nos llaman por teléfono aquí al Catillo de Chapultepec a Servicios Educativos, y no hay costo, totalmente gratuito para toda la familia, bueno ya de cierta edad de siete u ocho años para arriba, hemos tenido experiencia de visitas guiadas a personas grandes de ochenta o más años, pero afortunadamente era una persona de campo y estaba acostumbrada a subir y a bajar y si podía, pero otras no pueden por eso aconsejamos tener eso en mente si quieren venir a este recorrido, ya que hay tramos medio difíciles que tenemos que cruzar. Tenemos la visita para grupos de familia, y hacer de esto una actividad familiar.

UNACORDIAL INVITACION PARA TODOS LOS QUE QUIERAN SABER MAS DE NUESTRO PASADO

R. S. C.: ¿Entonces finalmente, para la gente que va a leer esto, que podría decirles sobre esté interesante y diferente viaje al Bosque de Chapultepec?

C. H.: Que están cordialmente invitados, nosotros nos ubicamos al pie del cerro en donde se estaciona el tren, este tren que sube y baja el Cerro de Chapultepec para el Catillo, pues los esperamos, están cordialmente invitados, y pues creo que es una experiencia diferente no solo el imán cultural es el Castillo, también está el aspecto arqueológico, que está aquí esperando para que ustedes lo descubran, el programa se llama “Exploradores en Chapultepec”, y es gratis.

R. S. C.: Muchas gracias profesor.

Esta es la interesante platica que sostuvimos con el profesor Hernández, que nos mostró y comento más de esa zona, y estamos conscientes de que abran más descubrimientos, más que contar e investigar y que Chapultepec fue y sigue siendo un lugar lleno de magia, misticismo e importante para el pueblo Mexicano.