El fantasma de un hombre aparece en el selfie de una adolescente.

Las redes sociales y la tecnología móvil dieron lugar a un extraño fenómeno llamado selfie, lo que antes se llamaba autofoto. Por lo general el selfie es tomado mediante la cámara frontal de la mayoría de los teléfonos inteligentes, sosteniendo el aparato en dirección de uno mismo con el brazo, para posteriormente compartirla en las redes sociales. Cualquier persona que tenga un teléfono inteligente puede hacerse un selfie, pero la gente joven parece estar especialmente involucrada en esta tendencia.

Algunos selfies muestran primeros planos extremos, otros parte de un brazo tatuado o la persona delante del espejo en posturas sensuales. En Internet tenemos todo tipo de selfies, pero hay otros que van más de lo que podemos entender. En ocasiones las autofotos han llegado a mostrar figuras sobrenaturales justo detrás del usuario, sin que se percate de su presencia. Estos “selfies fantasmales” provocan un gran revuelo en las redes sociales, donde miles de internautas muestran su terror públicamente.

Este ha sido el caso de una niña de 13 años, quien se hizo un selfie durante en un viaje de pesca cuando vio algo que la dejo sin palabras. Detrás de ella y justo al lado de su hermano había la figura oscura de un hombre con una gorra y traje.

El fantasma del lago

Una niña de 13 años se hizo un selfie durante un viaje de pesca con su familia en Tifton, en el estado estadounidense de Georgia. La foto muestra a Haley sonriendo en un barco, y detrás de ella está su hermano Kolton, de espaldas e inclinado con una camisa verde y una gorra. Pero junto a él también hay lo que parece ser el rostro fantasmal sonriente de un hombre con una gorra y posiblemente un traje. Aunque lo más aterrador es que no había nadie más con ellos.

“Observé a mi hijo Kolton al fondo de la imagen y luego se puede ver claramente un hombre de pie a su derecha”, escribió Jessica Ogletree en la descripción de la foto de su hija Haley publicada en Facebook. “Este señor no estaba con ellos ese día y no había nadie más en ese lago donde estaban pescando. Las únicas personas que había en el barco eran Haley, Kolton, y sus abuelos. Haley revisó sus fotografías cuando vio esto. No es necesario decir lo asustada que estaba, fue entonces que me llamó.”

Jessica cree que el hombre fantasmal apareció porque era el cumpleaños de Kolton, y ese día mi hijo pescó el pez más grande de su vida, por lo que el espíritu de un pescador muerto quiso expresar su aprobación. El selfie ha sido compartido más de 6.000 veces desde su publicación en Facebook y cuenta con más de 3.000 comentarios y más de 4.000 “Me gusta”.

La reacción en las redes sociales ha sido desigual. Mientras que algunos internautas parecen estar convencidos de que la foto muestra a un visitante desde el plano espectral, otros sugieren que el selfie es el resultado de una excelente edición con Photoshop. Pero algunas personas comenzaron a especular sobre quién era el fantasma e incluso se han llegado a publicar fotos de un hombre con un cierto parecido que murió en esa misma zona.

También hubo quien dijo que a parte de la figura oscura hay dos fantasmas más en los árboles del fondo. Pero aparte de las opiniones y comentarios, una cosa es segura, si el fantasma es real, entonces su sonrisa demuestra que no tenía malas intenciones, por lo que la familia Ogletree puede estar relativamente tranquila.

FUENTE: http://www.mundoesotericoparanormal.com

Una Muerta En El Autobús

Cuenta la leyenda que una mujer que regresaba del trabajo en un autobús a altas horas de la madrugada se quedó petrificada al ver como dos hombres ayudaban a subir a un mujer que parecía inconsciente. Aunque en realidad…

Un autobús de servicio nocturno hacía su ronda por el centro de la capital, aunque en fin de semana solía ir lleno de jóvenes que regresaban de fiesta, entre semana el transporte no llevaba a mas de tres o cuatro personas en cada viaje.

Sandra era una de esas trabajadoras noctámbulas que terminaban su jornada laboral al amanecer, pero hoy había tenido suerte y se pudo escapar un par de horas antes de la empresa donde trabajaba como teleoperadora. Mientras subía al autobús iba pensando que con  un poco de suerte podría dormir del tirón y levantarse a una hora “normal”, como el resto de sus conocidos, para pasear por el parque a la luz del sol. Como echaba de menos hacer vida diurna, pero por desgracia su trabajo por la noche era agotador y en más de una ocasión los jefes les obligaban a hacer unas horas extras, que por supuesto no se reflejaban en su sueldo.

El conductor de la ruta ya era un habitual, pero la verdad es que Sandra no era muy dada a hablar con desconocidos por lo que al “picar” su billete intercambio una sonrisa con él y continuó avanzando. Sentada en la parte central del autobús, luchaba contra el sueño mientras trataba de mantenerse despierta, no quería pasarse de su parada y acabar en la otra punta de la ciudad. Como casi siempre el transporte estaba casi vacío, sólo un chico con aspecto de universitario escuchando música con su ipod mientras ojeaba cientos de hojas de apuntes.

Sandra miraba aburrida por la ventana cuando sintió que el autobús se detuvo a recoger otros pasajeros. Dos hombres subieron colgando de sus hombros a un mujer que parecía inconsciente, muy probablemente se hubiera pasado con la copas y sus amigos la estuvieran llevando a casa, era el pan nuestro de cada día durante el fin de semana pero un martes era más extraño ver un espectáculo como aquel.

Los hombres avanzaron de lado por el pasillo mientras la mujer parecía envolver con sus brazos el cuellos de sus acompañantes, sin duda estaba totalmente inconsciente porque arrastraban sus pies por el suelo con cada paso que daban hasta el fondo del autobús. Una vez allí se sentaron en la última fila uno a cada lado de la mujer. Su aspecto desaliñado y el pelo cubriendo su cara impedían ver si se encontraba bien. Pero Sandra que no tenía mucho más que hacer lanzaba miradas furtivas a los extraños compañeros de viaje.

Los tres se mantenían en silencio y los hombres parecían un tanto agitados, probablemente por tener que cargar a cuestas a la mujer, que francamente tenía unos kilitos de más, cuando descubrieron que Sandra les miraba continuamente le lanzaron una mirada tan fría e intimidatoria, y se dijeron algo el uno al otro que no alcanzó a escuchar. De inmediato bajó la cabeza y asustada no se atrevió a mirar de nuevo hacia atrás.

Pero pasados unos minutos su curiosidad pudo a su miedo y se acordó que tenía un set de maquillaje en el bolso, sacó un pequeño espejito y empezó a buscar el ángulo para mirar que hacía el trío sin ser descubierta. Los hombres estaban distraídos mirando por las ventanillas como intentando descubrir donde estaban o buscando algún lugar. La mujer que ya no estaba rodeando con los brazos los cuellos de sus acompañantes y se había recostado en el asiento, parecía que se había despertado y  miraba hacia ella. Sandra aprovechó que los hombres no podían verla para girarse a mirar a la mujer.

Casi se cae al suelo del susto cuando vio la cara de la mujer con la boca totalmente abierta y los ojos como platos mientras la miraba, nuevamente agachó la cabeza y se giró al frente. El aspecto de la mujer la había dejado impactada, la miraba como con ojos de terror y tan fija y fríamente que parecía una muñeca. Sin poder evitarlo miraba por el espejo qué sucedía una y otra vez, pero la mujer no dejaba de mirarla, inmóvil.

Mientras se giraba nuevamente a ver que sucedía sintió una mano en el hombro que casi la mata del susto, era el chico del ipod que se había levantado mientras ella estaba distraída. Con una cara de miedo que Sandra nunca podrá olvidar la miró y la susurró al oído.

“Bájate conmigo en esta parada y por lo que más quieras no mires a la gente que está sentada detrás”

Sandra sintió algo en su tono de voz que no le hizo dudar que el chico estaba muerto de miedo y debía obedecerle. Ambos bajaron en la siguiente parada, con la cabeza agachada y sin mirar a los extraños personajes que se habían sentado en la otra punta del autobús.

El autobús continuó su viaje y cuando sintieron que ya se había alejado lo suficiente el chico se giró hacia Sandra y le dijo:

“Esa mujer estaba muerta, esos locos la llevaban como si estuviera borracha o desmayada pero estaba muerta, estoy estudiando medicina y te puedo asegurar que presentaba claros indicios de rigor mortis. Estaba totalmente rígida y tenía la cara y las manos moradas. Esos psicópatas la llevaban paseando por la ciudad como si tal cosa. Tenemos que llamar a la policía”

NOTA: Esta leyenda urbana es posiblemente una de las que más tintes de verdad puedan tener de las que hemos puesto hasta ahora. La idea de que cualquiera a nuestro alrededor se puede ocultar en la oscuridad y soledad de la noche para disfrazar un crimen es por desgracia mucho más común de lo que pudiéramos pensar. Y sin duda el momento propicio para “deshacerse” de un cadáver es a altas horas de la madrugada cuando no hay casi nadie por las calles.

FUENTE: http://www.leyendas-urbanas.com

La Diosa Dziewica

Dziwa, Siwa, la misma que Venus. Dziewica, diminutivo de Dziwa, significa también una joven ó doncella en lengua eslava.  Los Vendeos la adoraban bajo el nombre de Siwa de la hermosa cabellera: como diosa del amor y del placer, era esposa de Krodo, dios del tiempo. Mas si el nombre de Siwa procede de la palabra polaca Zywia , nutrir, se puede mirar esta diosa como la fuerza terrestre que produce y nutre: entonces ella tiene por es poso a Zibog, el dios de la vida.  Algunos autores reputan a Siwa como la diosa de las plantas y de la fertilidad en general.  Se ofrecían á Siwa sacrificios sangrientos: se la inmolaban animales y también hombres, y sobre todo los prisioneros cristianos.

Es muy poca la información que se tiene sobre esta deidad proveniente de la Cultura eslava y que asemeja las diosas del amor de otras regiones como Afrodita, Xochipilli, Hathor y Erzulie entre otras, Al contrario de lo que ocurre con la mitología griega o la mitología egipcia, no se han conservado fuentes de primera mano que permitan el estudio de la mitología eslava. A pesar de algunos testimonios controvertidos (como el Libro de Veles), no está probado que los eslavos poseyeran sistema alguno de escritura antes de que adoptaran el cristianismo. Las creencias religiosas y las tradiciones eslavas se fueron transmitiendo de manera oral durante generaciones, y fueron olvidadas tras la llegada del cristianismo. Sin embargo, se conservan datos sobre ellas en diversos escritos de los primeros misioneros cristianos que llegaron al territorio eslavo, aunque el interés que estos mostraron por dichas creencias no fue muy grande ni muy objetivo. Se conservan algunos restos arqueológicos (ídolos, tumbas, etc.), pero no amplían demasiado las informaciones ya existentes. En las canciones folclóricas y las leyendas populares de los pueblos eslavos sobreviven viejas creencias que remontan a la antigua mitología. Esta fragmentación de las fuentes hace que la tarea de establecer las creencias mitológicas de los antiguos pueblos eslavos sea difícil y compleja, dando como resultado numerosas malas interpretaciones, confusiones o simplemente embustes.

Las luces Hessdalen y Foo Fighters

En 1997, Harald Dale estaba acampando con su familia en el valle de Hessdalen, Noruega. Justo después de las 6:30h, una noche, Harald, salió a lavarse los dientes cuando notó algo extraño. Tres luces en una formación de triángulo estaban parpadeando en el cielo oscuro. Las luces sólo flotaban allí, la intensidad de su brillo iba cambiando con cada parpadeo. Harald entró corriendo a llamar a sus hijos para que lo vieran. Unos minutos más tarde, las luces desaparecieron. Harald se había convertido en una de las muchas personas en presenciar el misterioso fenómeno conocido como los las luces Hessdalen. .

Este fenómeno de las luces se remonta al siglo 19. Han sido vistas brillar en diferentes colores, incluyendo azul, rojo y amarillo, y se han observado flotando a poca distancia por encima de la tierra o cruzando el cielo a gran velocidad. Las luces eran particularmente activas durante la década de 1980, con un máximo de 20 informes de testigos presenciales cada semana.

Los científicos han estado estudiando las luces durante años, pero aún tienen que llegar a una explicación ampliamente aceptada. Las teorías incluyen el polvo ionizado, las partículas de combustible en el aire, y, naturalmente, los ovnis.

El término “Foo Fighters” se aplicó a varios avistamientos de ovnis que se produjeron durante la Segunda Guerra Mundial. Durante la guerra, los pilotos de combate y las tripulaciones en los buques de guerra observaron luces extrañas en el cielo y objetos de plata que parecían discos.

A finales de 1942, un piloto de la Real Fuerza Aérea estaba volando “Hurricane”, un avión de combate, sobre Francia, cuando se dio cuenta de dos extrañas luces volando hacia su avión. Supuso que era un trazador al fuego hasta que se dio cuenta de que las luces en realidad lo estaban siguiendo, repitiendo todos los movimientos que hacia mientras estaba en el aire. No importa lo mucho que lo intentara, el piloto no pudo evadir las luces. También notó que guardaban un espacio aún entre ellos mientras lo perseguían. Sólo después de varios kilómetros desparecieron de su vista.

Este extraño incidente se produjo apenas cuatro meses después de que los infantes de marina en las Islas Salomón dijeron haber visto una formación de más de 150 objetos de color plateado corriendo a través del cielo. Los marines observaron que los objetos hacían un ruido extraño y que no tenían colas o alas como los aviones. Toda mención de los avistamientos fue suprimida hasta que la guerra se acercaba a su fin. Los primeros informes no salieron en los periódicos hasta diciembre de 1944.

FUENTE: http://www.losmasraros.com

El fantasma de la catedral de Nidaros en Trodheim.

Trondheim es la tercera ciudad más grande de Noruega. En esta ciudad se encuentra una de las iglesias de piedra más antiguas y más grandes de Europa. La Catedral de Nidaros es una catedral medieval construida en 1070 y fue restaurada en 1814. Además, esta hermosa iglesia es el resultado de una gran cantidad de historias y leyendas que recorren el interior de sus paredes así el monje sangriento es probablemente el fantasma más famoso de Noruega.

Varias generaciones de noruegos han visto el fantasma de un monje sangriento en esta catedral. Como la mayoría de las buenas historias de fantasmas existen leyendas sobre este monje.

Un testigo creíble vio el fantasma del monje y fue tal la expectación que se publicó en el periódico, Aftenposten en 1930. La esposa del obispo fue el primer testigo de ver la aparición durante un servicio religioso en 1924.

Mientras que el sacerdote cantaba un himno la esposa del obispo María vio la aparición de un monje al lado de un arco en la catedral. Ella noto los ojos azules brillantes del monje.

“Tenía una tonsura, y llevaba una túnica de monje. Su rostro era hermoso, con líneas nítidas y brillantes ojos. El monje se acercó a través de uno de los miembros del coro que asisten a la misa.Mientras que el sacerdote estaba delante del altar, el monje se movió detrás de él”.

Alarmada Marie vio el monje colocar sus manos alrededor de la garganta del sacerdote y comenzó a estrangularlo.

Otros en la iglesia vieron las manos del monje el en cuello del sacerdote, pero no vieron el resto de él. Además, la mujer (Marie) vio que el monje tenía una raya de sangre en su garganta y ante ello desvió la mirada para luego ver el monje de pie en el área original cerca del arco de la iglesia. Ella lo describió como un ser joven y muy guapo.

El sacerdote que realizó el servicio declaró que había tenido un sentimiento de desesperación, y luego sintió un sensación de que algo se le ha quedado atascado en la garganta. Parte de la leyenda es que Marie también vio esta aparición quitar su cabeza de su cuerpo ensangrentado antes de que desapareciera.

Varios testigos en los últimos años han visto este monje en la catedral, en las capillas más pequeñas y también cerca del cementerio. Sin embargo, otros testigos han visto las manos de este monje alcanzar y ahogan otras personas. Parece que esta es la forma en que muestra su descontento con la gente que no le gusta. Otros afirman que incluso han conversado con este monje fantasmal.

Otro fenómeno en curso en esta iglesia se ve en una pequeña habitación en el sótano de la catedral, pues este sótano se utiliza como una tumba para las figuras prominentes de Trondheim.

Varios testigos han visto pétalos de rosa por el suelo de esta pequeña habitación.Una vez a la semana se aparecen pétalos frescos y los pétalos a marchitados se desaparecen. Nadie sabe quién lo hace. La entrada a esta sala siempre se mantiene bloqueada.

FUENTE: http://www.canaldelmisterio.com/

La costumbre de cruzar los dedos para invocar a la suerte.

Si ayer les hablábamos de la protección que solicitamos aparentemente al tocar la madera y alejar la mala suerte, hoy lo haremos de la vieja costumbre de cruzar los dedos cuando se desea invocar a la fortuna, aunque también hay que tener en cuenta que este gesto se realiza cuando queremos decir una mentira, como si al hacerlo quisiéramos evitar el castigo o la pena por mentir, que no deja de seguir siendo una invocación a la buena suerte (de que no nos pillen en la mentira).

Con este gesto lo que se pretende simbolizar es una cruz, y según los más supersticiosos, sirve para alejar la mala suerte y para alejar las influencias maléficas que puedan interferir en nuestra vida. Sin embargo otros autores niegan la relación de este signo con la cruz cristiana, otorgándole un origen mucho más remoto.

Su posible origen precristiano se basa en que quienes cruzaban los dedos lo hacían porque el dedo índice y mayor (que son los que se cruzan) representaban a dos dioses paganos, Zeus y Cronos.

Zeus controla el destino y Cronos los deseos. Al sobreponer el dedo que representa a Cronos sobre el que representa a Zeus se pretendía que los deseos se superpusieran sobre el propio destino.

Así quienes hacia el gesto de la cruz estaban intentando que sus deseos vencieran a lo que el destino le tuviera preparado.

No deja de ser una teoría más pero que no carece de sentido si tenemos en cuenta que las religiones paganas estaban muy presenten en los pueblos precristianos.

Otros autores difieren de esta teoría y nos indican que su uso procede de una manera discreta de hacer el símbolo de la Santa Cruz.

Los condenados y presos que se encontraban esposados se persignaban de esta forma ya que no podían hacerlo de otra forma y en otras situaciones permitían hacer referencia al cristianismo sin delatar sus creencias.

Lo cierto es que el origen no está claro y es discutible, pero hay algo innegable y es la costumbre de cruzar los dedos como símbolo de suerte.

Otra utilización de este gesto y que ya hoy en día se encuentra casi en desuso es su uso como manera de alejar a los malos espíritus.

En sociedades medievales, muy proclives a las supersticiones y creencias en lo paranormal, la presencia de entes y espíritus del mal eran muy comunes. Hacer la señal de la cruz alejaba a estos espíritus y protegía de la mala suerte.

Hoy día esta superstición se utiliza únicamente como manera de que las cosas nos salgan bien y que la suerte esté con nosotros. No pensamos en la cruz, ni en su simbolismo cristiano o esotérico. No importa, lo único que nos interesa es que lo que deseamos se cumpla.

Existe también la creencia popular que tener cruzados los dedos mientras decimos una mentira no protege de haber pecado. Es como si esta mentira no incumpliera ninguna norma religiosa. Incluso si nos descubren la mentira se suele decir que teníamos los dedos cruzados y que no pasa nada por haber actuado así. Estábamos protegidos.

Muchos de quienes utilizan el cruzar los dedos lo hacen por inercia. Es un comportamiento aprendido lo cual le resta el poder que pudiera tener.

Los símbolos tienen poder pero es aún más fuerte el poder de nuestra mente. Si pensamos que hacemos algo que nos dará suerte las probabilidades de cumplir nuestro deseo aumentan. Ahora bien, si solo cruzamos los dedos por inercia no estamos aportando nada de nuestra energía ni atracción.

Pensemos que lo que hacemos tiene valor y esto lo tendrá. SI el poner los dedos de una manera u otra nos da confianza, debemos hacerlo.

En cualquier caso, no deja de ser una curiosa manera de invocar a la buena suerte y es sin duda fácil, practica y barata… ¡y la tenemos siempre a mano!

FUENTE: http://www.tarotamigo.com/

La Leyenda de Ebu Gogo

En la isla de Flores, Indonesia, existen leyendas sobre un extraño humanoide que acecha en lo más profundo de las selvas; una criatura cuyo nombre se traduce como “la Abuela que come todo”. Hablamos del monstruoso y temido Ebu Gogo.

Descripción.


Reconstrucción del documental “Cannibal in the Jungle”.

A los Ebu Gogo se les describe como “personas” pequeñas, de apetito voraz y hábitos caníbales. Son similares a chimpancés u orangutantes, con bocas de gran tamaño, cuerpos pequeños, grandes barrigas y brazos alargados. Se dice que caminan de manera cómica y además de tener su propio lenguaje extraño consistente de murmullos; son capaces de imitar la lengua humana para engañar a sus víctimas.

De acuerdo con las leyendas, los isleños de Flores se reunieron para atacar a las bestias; conduciéndolas a una serie de cavernas en la ladera de un volcán, donde a varios de ellos se les quemó vivos. La leyenda del Ebu Gogo ha sido transmitida de generación en generación, y se cree que posiblemente puedan ser una memoria cultural de una especie humanoide ya extinta.

Homo Floresiensis: “El Hobbit de Flores”.

Comparación de cráneos entre un “Hobbit” y un humano.

Las descripciones dadas del Ebu Gogo por los pobladores de Flores resultaban fantásticas, cuentos exagerados comparables al del Orang Pendek en Sumatra, el Yeti del Himalaya o el Sasquatch de Norteamérica. Al menos, hasta que en el año 2003 la isla de Flores fue sede de un hallazgo que revolucionó el campo de la antropología.

En ese año, un equipo formado por arqueólogos de Australia e Indonesia se encontraba buscando evidencias de la migración original del Homo Sapiens desde Asia hacia Australia cuando en una caverna en las faldas del volcán Liang Bua se encontró un pequeño esqueleto que no coincidía con nada en el registro fósil humano.

Varias excavaciones posteriores dieron como fruto siete esqueletos más que databan de un espacio entre 38,000 años hasta 13,000. Junto a ellos se encontraron herramientas de piedra de un tamaño adecuado para ser manipulados por un ser de noventa centímetros de alto; y se cree que fueron hechos con huesos de un elefante extinto llamado Stegodon.

El descubrimiento de la especie fue revelado hasta el 28 de Octubre de 2004, cuando se le bautizó como “Homo Floresiensis” y se le apodó como “Hobbit”, en honor de la raza pequeña en la mitología de J.R.R. Tolkien. En un principio se creía que era un primate desconocido, al cual se le llamó Sundanthropus Floresianus (“Humano Sunda de Flores”), pero posteriormente se determinó que el cráneo pertenecía al género Homo.

Reconstrucción.

Análisis subsecuentes revelaron la posibilidad de que la especie podría haber sobrevivido hasta hace 12,000 años; convirtiéndola en la penúltima especie humana sobreviviente además del Homo Sapiens (en comparación, se cree que el Hombre de Neanderthal desapareció hace aproximadamente 40,000 años).

Los paleontólogos sugieren que debido al bajo nivel de las aguas en la última glaciación, el Hombre de Flores fue capaz de viajar desde Asia Continental a través de balsas de bambú hace 100,000 años (o hace un millón de años, si se cree en la teoría de que descienden del Homo Erectus) cuando las islas de Komodo y Flores estaban unidas por un estrecho de seis kilómetros de ancho a la tierra.

Su extinción se produjo durante la explosión del monte Liang Bua, la cual también aniquiló a gran parte de la megafauna de la isla; como el elefante Stegodon. Aunque el relato del Ebu Gogo ha llevado a primatólogos y folkloristas por igual a creer que el Hombre de Flores pudo haber sobrevivido hasta épocas históricas.

FUENTE: http://mitosmonstruosyleyendas.blogspot.mx/