“EL ENTE”, BASADA EN LOS HECHOS REALES DE CARLA MORAN.

En el año 1974 Carla Moran, una mujer viuda con tres hijos en edades adolescentes, se presentó en el departamento de parapsicología de la universidad de California, afirmando que un ser espectral la atacaba sexualmente de forma reiterada. El Dr. Barry Taff, director en ese momento del departamento de parapsicología, en su excepcitismo no dudó en diagnosticarla un desorden mental. Pero lo que no encajaba en el diagnostico eran las huellas de marcas y heridas típicas de los abusos sexuales con violencia.

Con evidentes síntomas de angustia, Carla le contó al Dr. Taff que por la noches en su propio dormitorio, una entidad invisible la violaba. En ocasiones la agresión sexual era tan violenta que en su cuerpo eran visibles magulladuras y heridas incluso en la zona vaginal.

Después de muchas pruebas psicológicas incluida la hipnosis regresiva por parte del especialista Kerry Gaynor, éstas demostraron que Carla Moran era estable emocionalmente y no padecía ningún desorden psicológico.

Un equipo de investigadores formado por psicólogos, parapsicólogos y fotógrafos decidió instalarse en la casa de Carla Moran para documentar las agresiones. Durante los diez días de estancia vislumbraron orbs que rodeaban continuamente a la mujer, los cuales fueron fotografiados en varias ocasiones, también fueron testigos de varios sucesos extraños así como de estallidos de luz muy rápidos que no pudieron filmar con el equipo de entonces.

Una de las veces mientras hablaban con el hijo mayor de Carla Moran en la cocina de la casa, un armario se abrió y de él salió una cacerola disparada. Segundos después Carla gritó: “Está en el dormitorio”, los investigadores corrieron hacia el dormitorio y haciendo un barrido fotográfico para fotografiar al ente, sólo captaron el torso de Carla pero su rostro aparecía borrado, la foto se tomó cuando ella dijo: “Está delante de mi cara”.

La tercera noche que los investigadores pasaban en la casa, vivieron la experiencia más aterradora, una luz salió de la pared y se expandió por toda la habitación en todas direcciones. Los investigadores relataron que pudieron ver una imagen dimensional que se asemejaba a tres luces redondas, una amarillenta y dos blancas.

Carla Moran afirmaba que el atacante era un hombre o al menos tenía la anatomía de uno y a veces estaba acompañado de otras criaturas que se encargaban de sujetarle las piernas mientras éste la violaba.

Desesperada Carla se trasladó al laboratorio de la universidad de California, donde vivió dentro de una casa de cristal especialmente diseñada para ella, allí era monitoreada por cámaras de seguridad y tenía vigilancia constante, pero aún así el ente pudo hallarla y continuar sus agresiones.

La primera noche que fue ultrajada sexualmente dentro de la casa de cristal, los que pudieron verlo observaron como el cuerpo de Carla se retorcía, movía y elevaba como si realmente la violaran, pero no podían ver a ser alguno. A pesar de las pruebas, algunos de los médicos seguían creyendo que Carla era presa de sus propios traumas, ya que durante las sesiones de hipnosis Carla explicó los abusos sexuales a los que fue sometida de niña.

Finalmente Carla Moran se fue a vivir a Texas, allí volvió a sufrir de nuevo los ataques de ese ente hasta que éste se cansó y dejó en paz a Carla. Carla murió el 25 de julio de 2006 víctima del cáncer.

De los ataques que recibió Carla Moran durante muchos años, el director de cine Sidney J. Furie realizó la película “The Entity” conocida en los países hispanohablantes como “El Ente”. La actriz Barbara Hershey interpretaría a Carla Moran.

FUENTE: https://labitacoradelmiedo.wordpress.com

El Pozo de las Cadenas (Leyenda).

Tecate es una ciudad de Baja California, ubicada al final de una peligrosa carretera conocida como “La Rumorosa”. Alrededor de 1910, en épocas de la Revolución, vivía ahí un matrimonio muy pacifico y trabajador. Era una pareja sin hijos. El hombre cultivaba las tierras y su esposa se encargaba del cuidado de la casa. En aquella época no había mucha gente en los alrededores.

Un día aparecieron unos hombres que llevaban varias horas caminando bajo el sol ardiente. Muy cansados y sedientos, vieron al hombre que trabajaba en sus cultivos y con total educación le pidieron un poco de agua. El campesino se había bebido ya hasta el último trago, pero pensando en el mal rato que venían pasando aquellos forasteros, los invitó hasta su casa para darles agua del pozo.

Allí su esposa los recibió y ellos la saludaron quitándose el sombrero, bebieron toda el agua que pudieron, comieron como náufragos y conversaron larga y amenamente. Comenzaba a anochecer y no daban muestras de querer marcharse así que los amables anfitriones les prepararon un lugar para dormir. Pasadas las horas un grito rasgó el silencio de la madrugada, un grito que a lo lejos retumbaba avisando la proximidad de la muerte en los alrededores.

No se sabe que ocurrió a ciencia cierta, pero se dice que los extraños eran unos sangrientos delincuentes que intentaron robar al amable hombre, Aquellos extraños con corazón de piedra, aparentemente disfrutaban con el sufrimiento de todas aquellas víctimas que torturaban sin remordimiento. Pues liquidaron al hombre con una crueldad que nunca habían visto los habitantes de esa zona: lo amarraron con cadenas, le quitaron los ojos, lo echaron al pozo y luego le arrojaron piedras encima para cubrir su cuerpo ahogado. De su esposa y de los asaltantes nunca se supo nada.

Hay quienes cuentan por las noches del pozo salen ruidos de cadenas, gemidos de llanto e incluso escalofriantes alaridos de desesperación. Aseguran que pena en busca de su esposa desaparecida y de los malditos que la asesinaron, por las mañanas se pueden ver con claridad las huellas de sus pies encadenados. Al estar cerca se escucha con claridad el sonido de las piedras chocando contra el agua del pozo. Y hay ciertos desafortunados que cuando han pasado cerca del pozo en la madrugada, han escuchado burbujas, como si alguien se ahogara. Otros pocos, con actitud de valientes, que se han atrevido a mirar adentro del pozo, han visto un rostro grande, de un espectral azul blanquecino, gritando con los ojos inundados de angustia; y ascendiendo, ascendiendo como para querer contactar con el asustado visitante.

FUENTE: http://leyendadeterror.com/

Celebración de Aniversario con Yohanan Díaz Vargas

El día de hoy 28 de Mayo de 2016 estuvimos presentes en la Reunión “YOHANAN DÍAZ AND FRIENDS”  la cuál se llevó a cabo en la Casa de la Cultura de Azcapotzalco, dicha reunión se debió en parte para celebrar el Octavo Aniversario de la Columna Enigmas que se publica semanalmente en el Periódico El Universal Gráfico por el Investigador, Columnista y Conductor Yohanan Díaz Vargas.

La reunión contó con la presencia de amigos, invitados y seguidores de nuestro amigo Yohanan Díaz y de sus invitados, el lleno fué total y de un ambiente agradable, comenzando con una plática presentación de Yohanan en el cuál abordó temas sobre Ovins y la tecnología no humana que entra y sale de los volcanes así como el agradecimiento a los llamados Yohaneros, gente que lo sigue en diferentes partes del planeta quienes algunos estuvieron presentes en el evento.

Entre sus invitados especiales, Alma Luz Infinita quien tiene un contacto angelical, presentó una dinámica con los invitados haciéndoles llegar mensajes de sus ángeles.

En seguida estuvo presente el Investigador, Escritor, Conductor, Roberto Samael Contreras quién habló de sucesos paranormales en Azcapotzalco y a su vez teniendo como invitados a la Maestra Maria Elena Solorzano quien contó y compartió una leyenda sobre unos niños asesinados en San Lucas Atenco en Azcapotzalco y haciéndole compañía José Carbajal, encargado del Museo de Azcapotzalco, después Roberto Samael abordó un tema sobre una entrevista inédita que realizó hace años atrás a la Profesora y Escritora Adela Fernández (Q.E.P.D) hija del Actor ya fallecido El “Indio” Fernández, donde nos cuenta hechos sobrenaturales que ocurren en la Casa Fortaleza del “Indio”.

Después de éstas magníficas experiencias, Yohanan tomó la palabra y ocurrió algo inesperado, llegaron los regalos y unas palabras por parte de los “Yohaneros” hacia éste gran amigo y a los cuáles acto seguido se les entregaron sus credenciales, con palabras de agradecimiento a los presentes, amigos y seguidores llegaron las fotos del recuerdo y la despedida de ésta magna reunión.

Si te perdiste éste evento, el día de mañana 29 de Mayo del 2016, Yohanan Díaz dará una Conferencia en en Casino Life, ubicado en Insurgentes Sur No. 1288 casi esquina con Félix Cuévas, la entrada es gratuita y el acceso será a partir de las 16:45hrs., el evento tendrá comienzo a las 18:00hrs., el acceso sólo será para mayores de edad con Identificación Oficial, para mayores informes por WhatsApp al  5518524589.

Corporación Phantom México agradece de antemano la confianza, amistad y compañerismo de Yohanan Díaz Vargas así como de Roberto Samael Contreras, la Maestra María Elena Solórzano, José Carbajal, así como de los organizadores.

Martin Laurello, el hombre que giraba la cabeza 180º.

Un prodigo fisico inimitable.

 

En 1921 un hombre que se exhibía en circos y espectáculos llamado Martin Laurello, asombraba a quienes acudían a sus representaciones y conmocionaba a la comunidad científica. Era capaz de girar su cabeza 180 grados.

Martin Laurello (realmente llamado Martin Emmerling) nació en Nuremberg (Alemania) en 1885.

Comenzó a demostrar su extraña habilidad en Europa y en 1921 llegó a EEUU donde actuó en las atracciones de Coney Island. De allí pasó a los circos Ringling Bros. y Barnum & Bailey´s, y trabajó en los mejores espectáculos de América.

En cualquier hombre ordinario esta hazaña acabaría en la estrangulación o luxación de las vértebras del cuello, con el consiguiente daño a la médula espinal, y probablemente produciría parálisis del cuerpo o incluso la muerte instantánea Y es que Martin Laurello tenía la asombrosa capacidad de girar su cabeza 180 grados, hasta apoyar el mentón de la barbilla en su espalda. Era capaz de andar hacia delante mientras miraba hacia atrás; también podía girar su cintura y el pie derecho 180 grados.

Saber cómo era físicamente posible para Martin realizar aquellos virajes de cabeza sigue siendo un misterio para la comunidad científica.

En   1920, un médico estadounidense, el Profesor Nasher, escribió esta crónica en la edición dominical del “New York American”:

“Es una notable hazaña acrobática o contorsionista.

Notable por su novedad como por el persistente entrenamiento necesario para lograrla.

Lo que sí decía Martin es que aquella extraña habilidad fue fruto de tres años de duro y persistente ¡entrenamiento!.

He aquí un extracto de un panfleto de presentación de su actuación en Dreamland, Coney Island, en Junio de 1921: “Para darle una idea de cuán difícil es este truco, me gustaría llamar su atención sobre el hecho de que estoy haciendo esta actuación en los últimos 10 años y no he tenido ningún imitador.  Cuando mi cabeza se gira, todo el aire se corta, en otras palabras: no puedo respirar. Me llevó tres años hacer este truco a la perfección. También giro todo mi cuerpo y mi pie derecho. Aquí están algunos consejos para que usted consiga hacer esta hazaña:

Por la mañana después del desayuno, o antes si usted lo prefiere, trate de girar la cabeza. Pruebe esto cada mañana y se dará cuenta de que puede girar su cabeza más y más cada día. Después de tres años de dura práctica usted puede ser capaz de hacerlo tan bien como yo. Y ahora mis queridos lectores, quiero darles las gracias por su atención. Atentamente, LAURELLO… El hombre de la cabeza giratoria”.

Martin Laurello en la exposición “Century of progress” de Chicago en 1934. Aparece también Demetrio Ortiz, que era capaz de girar su cintura hasta ponerse en dirección contraria a sus pies.

Martin falleció en 1955, y creo que a día de hoy solo una persona ha logrado imitarle: la niña de “El exorcista”.

FUENTE: https://misterios.co

El Poltergeist de Rosenheim, Alemania.

Si hay un caso de poltergeist de los que podríamos llamar de “libro” ese podía ser perfectamente el caso de Anne Marie Schneider en Rosenheim, una pequeña población de Baviera en Alemania.

Corría el año de 1967 y en la oficina del abogado Sigmund Adams en la ciudad de Rosenheim, empezaban a ocurrir extraños sucesos que en un principio los empleados achacaban a pequeñas subidas de tensión en la red eléctrica.

Como cada mañana desde hace algunos meses,  la joven secretaria de dieciocho años Anne Marie Schneider se dirige a su puesto de trabajo en el bufete del abogado Sigmund Adams.

Los tubos fluorescentes del techo se averiaban constantemente. Incluso llegó a producirse una explosión fuerte de uno de ellos y estropearse toda la iluminación del edificio. Cuando el electricista examinó los tubos de neón se percató que éstos habían girado 90 grados interrumpiendo la conexión eléctrica. Apenas los hubo reparado todos, otro ruido violento se oyó y las luces volvieron a apagarse totalmente. Incluso cuando no estaban encendidas, las bombillas explotaban.

De repente comenzaban a sonar los cuatro teléfonos de la oficina al mismo tiempo, sin  que al descolgar haya nadie al otro lado de la linea. El señor Adams pensando que los teléfonos estaban averiados, decidió sustituir dichos aparatos por otros nuevos pero las llamadas continuaron ininterrumpidamente. Es así como Adams decide que un técnico de la compañía telefónica local examine todas las líneas que llegan a la oficina. La compañía telefónica no encontró nada anormal en las lineas.

La cosa empeoró cuando llegaron las facturas telefónicas con cargos de llamadas locales realizadas al servicio de “despertador” de la compañía telefónica. En un plazo de cinco semanas se habían hecho unas 600 llamadas a este servicio telefónico.

En octubre de 1967, las luces de la oficina empiezan a actuar de forma extraña. Los tubos fluorescentes del techo se averiaban constantemente. Incluso llegó a producirse una explosión fuerte de uno de ellos y estropearse toda la iluminación del edificio. Cuando el electricista examinó los tubos de neón se percató que éstos habían girado 90 grados interrumpiendo la conexión eléctrica. Apenas los hubo reparado todos, otro ruido violento se oyó y las luces volvieron a apagarse totalmente. Incluso cuando no estaban encendidas, las bombillas explotaban.

La compañía eléctrica comprobó todos los circuitos de la oficina y se instalaron medidores de voltaje para medir las variaciones de tensión que fluían a través de la oficina. Se registraron aumentos repentinos lo suficientemente potentes como para hacer saltar los fusibles de la caja de interruptores. Cuando la fotocopiadora comenzó a tener fallos sin motivo aparente, se decide cortar la corriente eléctrica de la oficina y utilizar un generador independiente para obtener electricidad, pero el extraño fenómeno continuó con independencia de ellos usando el generador.

El profesor Hans Bender de la universidad de Fribourg, investigador reconocido en materia de poltergeists, llegó en compañía de unos colegas a primeros de diciembre de ese mismo año. Una semana después se reunieron con dos físicos del Instituto Max-Planck, especializados en la física de los plasmas, que comenzaron a buscar anomalías en la instalación eléctrica y telefónica. El equipo de Bender observó rápidamente que los fenómenos inexplicables y las perturbaciones de potencia se producían sólo durante las horas de trabajo. Y siempre tenían como centro la persona de Anne-Marie. A menudo, la primera anomalía registrada por el material de vigilancia se producía en el momento en el que Anne-Marie cruzaba el umbral de las oficinas por la mañana.

Al entrevistar a Anne Marie pudo comprobar que la joven estaba confusa emocionalmente y reprimía bastante ira dentro de ella, por otro lado le confesó que ni le gustaba el trabajo en la oficina de Sigmund Adams, ni este como jefe.

Entre diciembre de 1967 y enero de 1968, el equipo de Bender, así como los ingenieros de la compañía de electricidad y los oficiales de policía, llegaron a observar platos decorativos saltar de las paredes y cuadros mecerse e incluso girar alrededor de su gancho. Bender grabó lámparas que oscilaban y ruidos de detonaciones, aunque no pudo registrar los movimientos de los cuadros. Otro investigador sí pudo registrar un cuadro que efectuaba una rotación de 360 grados sobre su eje. El equipo de Fribourg observó cajones que se abrían ellos mismos y documentos que se desplazaban solos.

En dos ocasiones, un archivador de unos 150 kilos se alejó de la pared  una treintena de centímetros. Mientras que se producían todos estos fenómenos los investigadores percibieron que Anne-Marie se encontraba cada vez más nerviosa. Llegó un punto que la joven secretaria manifestó contracciones histéricas en brazos y piernas. Cuando Anne Marie dejó el trabajo a mediados de  enero de 1968, los fenómenos cesaron en seguida en la oficina.

Se documentó que los fenómenos eléctricos la siguieron en varios de los puestos de trabajo que tuvo, incluso que su novio terminó dejándola cuando el marcador eléctrico de la bolera en la que jugaban dejó de funcionar inexplicablemente. Después de eso, se dice que ella finalmente se casó en 1969 y el poltergeist se detuvo por completo.

Lo que hace tan interesante este caso es la cantidad de documentación que existe respecto al mismo y de tan distintas fuentes, ya no solo de investigadores del fenómeno paranormal sino gente corriente como electricistas, trabajadores de la compañía telefónica, policía judicial, periodistas,  etcétera.

Es importante recordar que la mayoría de las actividades poltergeist normalmente se centran en los niños pre-púberes (especialmente las niñas que parecen tener un cambio más psicológico y biológico) o el fenómeno se centra en estos entornos se negatividad prospera, al igual que con las personas maltratadas o ambientes abusivos.

Según algunos físicos estos experimentos fueron realmente un desafío a la física ya que lo que se vivió en Rosenheim no pudo ser explicado por la física conocida. El caso se convirtió en un documental de la BBC en 1975 como parte de una serie de televisión llamado “salto al vacío”.

Algunos escépticos proponen que la actividad poltergeist  podría tener una explicación física, como la electricidad estática, campos electromagnéticos, de infrasonido  o aire ionizado. Otros afirman que los  fenómenos poltergeist podrían ser causados por fenómenos más mundanos, como las corrientes de aire inusual, las vibraciones del aire o los temblores provocados por las corrientes de arroyos subterráneos.

FUENTE: https://labitacoradelmiedo.wordpress.com

El Vampiro del Cementerio de Highgate

Para muchos investigadores en lo paranormal la figura del vampiro se remonta muchos siglos atrás, criaturas sobrenaturales inmortales con la cualidad excepcional de alimentarse de la sangra humana y que actualmente aún se encuentran entre nosotros. Una prueba de esto lo podemos encontrar en el conocido cementerio de Highgate, en el distrito londinense de Islington, donde según una gran cantidad de testigos habita un vampiro real desde 1970. Innumerables informes hacen mención a que en el cementerio descansa el “El Rey Vampiro de Valaquia”, un noble de Valaquia que fue traído a Inglaterra en un ataúd. A partir de 1960 las historias de misteriosas apariciones en el cementerio comenzaron a circular y los medios de comunicación empezaron a informar sobre el primer vampiro de Inglaterra en más de cien años.

El cementerio Highgate fue construido en 1839, pero en la década de 1960 cayó en el abandono y la decadencia. No tardaron en aparecer las primeras historias relacionadas con el cementerio embrujado, que incluso sorprendió a los medios de comunicación.

Pero mucho antes de los caso más actuales en los años 60 y 70, la primera vez que se informó de la aparición del vampiro fue en 1922. Increíblemente, varios testigos aterrorizados afirmaron ver un ser oscuro con una envergadura de dos metros, volando alrededor de la iglesia de West Drayton. Este suceso ocurrió una noche de abril iluminada por la luna llena. Según detallaron los testigos, la entidad se escapó por el cementerio, serpenteando alrededor de las tumbas. Dos policías que se encontraban cerca del lugar lo persiguieron, y para su horror, la criatura emitió un chillido escalofriante, justo antes de que batiera sus alas.

Un anciano del lugar afirmó haber visto a la misma entidad de un cuarto de siglo antes de este incidente, en la década de 1890. Él insistió en que era el espíritu de un vampiro que había matado a una mujer en Harmondsworth y, a continuación, bebió su sangre. Pero la mañana del 16 de abril de 1922, una persona fue atacada cerca del cementerio, atravesándole el cuello y drenándole la sangre. El hombre se desmayó y cayó al suelo. Fue llevado al hospital de Charing Cross, donde los cirujanos insistieron en que había sido apuñalado con un objeto tubular fino. Pero el paciente se mantuvo firme en que no había sido una persona.

Sorprendentemente, una segunda víctima llegó a Charing Cross, solo dos horas y media más tarde, con heridas graves en el cuello. Él había sido atacado por un asaltante invisible, exactamente de la misma manera, en el mismo lugar que la primera víctima. Por la noche una tercera víctima llegó al hospital. La policía confirmó que esta víctima también había sido objeto de un ataque idéntico, en el mismo lugar, al igual que los dos primeros.

Fue entonces cuando empezaron los rumores de que había vampiro en Londres. Debido al terror generalizado entre los habitantes de Londres obligó a las autoridades a contratar a un cazador de vampiros profesional. Un policía afirmó que el vampiro había sido “cazado” y puesto a descansar en uno de las más profundas bóvedas del cementerio de Highgate, con una estaca de madera en su corazón.

Pero a pesar de los casos ocurridos a principios de siglo, las historias sobre el vampiro de Highgate volvieron en 1963, cuando dos chicas de 16 años estaban caminando a su casa por la noche después de una tarde de diversión con los amigos. Su viaje de regreso las llevó a pasar por el cementerio. Pero en un momento dado, las chicas no podían creer lo que estaban viendo pasar delante de la puerta norte del cementerio, los cuerpos de las personas fallecidas parecían estar saliendo de sus tumbas.

Otro incidente similar ocurrió algunas semanas más tarde, donde una pareja estaba caminando por el exterior del cementerio. La mujer observó algo horrible “flotando” detrás de las rejas de hierro de la puerta. Su novio también lo vio, y los dos se quedaron congelados mirando la aparición fantasmaldurante varios minutos. Sus rostros mostraban una expresión de horror absoluto.

Otras personas informaron haber visto el mismo fantasma detrás de la puerta del cementerio, donde las lápidas son visibles a cada lado, hasta que se consumen en la oscuridad. Algunos de los testigos que afirmaron ver la figura espectral escribieron al periódico local para compartir su experiencia.

Debido a la gran cantidad de testimonios, se decidió investigar el misterio que tenía aterrizado a gran parte de la población. Los descubrimientos que realizaron fueron totalmente desconcertantes, encontraron por todo el cementerio cadáveres de animales que se les había drenado la sangre. Poco tiempo después, la figura fantasmal fue descrita como un vampiro real.

Pero no fue hasta 1971, que los hechos llegaron a las oficinas de las autoridades, cuando una niña dijo ser atacada por el vampiro en el exterior del cementerio. Ella regresaba a su casa cuando fue súbitamente arrojada al suelo con una fuerza sobrehumana por una “figura negra, alta y con una cara blanca mortal”. En ese momento, un coche se detuvo a ayudarla y el vampiro “desapareció” con en el resplandor de los faros.

La llevaron a la comisaría de policía en un estado de shock, por suerte sólo sufrió abrasiones en sus brazos y piernas. La policía hizo de inmediato una búsqueda exhaustiva por la zona, pero no pudieron ofrecer una explicación al incidente. Según el testigo que ayudó a la niña, el supuesto vampiro se desvaneció por una pared de 3 metros.

Otro caso que aterrorizó a la opinión publica fue el del hombre que se sintió hipnotizado por algo en el cementerio. Accedió una noche en el cementerio en busca del origen de una misteriosa luz, cuando la luz empezó a desvanecerse rápidamente y el hombre decidió irse, pero se sintió completamente perdido. Al no ser una persona supersticiosa, caminó tranquilamente en busca de la puerta cuando de repente se dio cuenta de que había algo detrás de él. Él se sintió verdaderamente aterrado por el miedo al ver una figura alta y oscura en frente de él. Tan grande era la intensidad de su miedo que se quedó inmóvil durante varios minutos después de que el vampiro se desvaneciera. Más tarde recordó que era casi como si hubiera estado paralizado de miedo por una misteriosa fuerza.

Los habitantes londinenses cansados del vampiro de Highgate decidieron comenzar la “Caza del vampiro de Highgate” el 13 de marzo de 1971. La caza duro alrededor de tres días, donde una multitud de personas armadas con ajos, cruces, agua bendita y estacas, ayudados de las autoridades, buscaron sin existo al vampiro.

Treinta años más tarde, David Farrant, un experto en el vampiro de Highgate, tiende a descartar la etiqueta vampiro a los misteriosos sucesos ocurridos en el cementerio. Él mantiene con absoluta certeza que el vampiro de Highgate no era ninguna broma ni un vampiro, pero sin embargo, se trataba de algo muy real y no precisamente de nuestro mundo.

Farrant, el autor que más libros ha vendido sobre el tema, cree que el vampiro de Highgate puede ser la energía psíquica de las personas que permiten que el vampiro se materialice cuando prevalecen las condiciones adecuadas.

Otros expertos creen que la aparición del vampiro de Highgate viene acompañada de dramáticos descensos caídas en la temperatura, los relojes se detienen simultáneamente, objetos aparecen y desparecen misteriosamente, además de un efecto dramático sobre los animales que se encuentran muy cerca.

En la actualidad, continúan los aterradores informes del cementerio Highgate, la ultima fue el caso de una señora que conducía cerca del cementerio, cuando vio una figura alta y oscura de unos 7 metros con ojos luminosos que de repente desapareció a través de la pared del cementerio. En otro reciente caso un hombre que paseaba con su perro también afirmó ver al vampiro cerca del antiguo asentamiento romano, cuando de repente desapareció sin dejar rastro.

FUENTE: https://labitacoradelmiedo.wordpress.com

El poltergeist de Cooneen.

En las profundidades de la región boscosa del condado irlandés, Fermanagh, existe una cabaña vieja de piedra que a simple vista podría aparentar ser otro edificio ruinoso cubierto de graffiti.

En realidad, su historia involucra uno de los casos sobrenaturales más aterradores jamás ocurridos en Irlanda: el poltergeist de Cooneen.

Los Murphy.

Cien años atrás, esta cabaña fue hogar de una familia común  corriente, los Murphy. Consistía del patriarca Michael, la madre Bridget, y sus hijos Michael, James, Annie, Mary, Teressa, Bridget, Catherine y Jane-Ann. En 1907, Michael Sr. murió en un incidente laboral, dejando desprotegidos al resto de su familia. Después del luto, parecía que las desgracias para la familia Murphy habían acabado ahí… cosa no más alejada de la verdad.

A los cinco años de la muerte de Michael, Bridget y sus hijos comenzaron a escuchar toquidos provenientes de la puerta. Cada que iban a abrir la puerta para ver de quién se trataba, se encontraban con que no había nadie frente a la puerta. Con el paso de las semanas, las cosas empeoraron bastante: fuertes toquidos en puertas y ventanas, pasos en las escaleras y agresiones con platos, ollas y sartenes siendo arrojados por la cocina.

El padre Smyth y “las serpientes”.

Desesperadas, Bridget y sus hijas (Michael Jr. ya había abandonado la casa para entonces) decidieron pedir ayuda a varios sacerdotes. De estos, solo dos, el Padre Peter Smyth y el Padre Eugene Coyle de Maguirebridge accedieron a visitar la propiedad para ser testigos de estas extrañas ocurrencia.

Smyth describió sentir “serpientes” arrastrándose bajo las sábanas de una cama, y también que logró tocar a la entidad culpable; la cual se sentía como “una rata” peluda que se enroscaba en su muñeca y daba vueltas en torno a ella. Los sacerdotes inclusive escucharon lo que parecían ser ronquidos provenientes de los rincones oscuros de una habitación, y que fueron intensificándose hasta volverse escupitajos y siseos furiosos.

Coyle reportó haber sido testigo de la levitación de objetos, y señaló que la actividad paranormal parecía centrarse en Annie Murphy. Cuando la chica y su madre tomaban turnos para acostarse en una cama, la actividad parecía escalar hasta volverse insoportable.

Se realizaron dos exorcismos en la propiedad, ambos en vano. Incluso un policía local expresó su sorpresa total luego de ver sombras que bailaban en la casa y objetos siendo arrojados por los aires. Se descubrió que este poltergeist amaba la música, pues solía tocar en las paredes al ritmo de viejas canciones irlandesas, e inclusive llegaba a cantar por las noches con una voz escabrosa.

La legión del Mal.

Todo pareció empeorar luego del exorcismo, y los aldeanos de Cooneen llegaron a acusar a James Murphy de realizar hechicería e invocar demonios usando un libro que supuestamente había hallado en el bosque, llamado “La legión del Mal”. Repudiados por la comunidad entera, los Murphy se vieron obligados a emigrar a América desde un barco que salió de Glasgow.

Pero al parecer, la entidad los siguió a la nave, y los ruidos que provenían de su camarote eran tan malos que el mismo capitán del barco amenazó en arrojarlos por la borda para acabar con el fenómeno.

La cabaña hoy.

En años recientes, la sociedad paranormal del condado Antrim visitó la cabaña para realizar un trabajo de investigación.

Al llegar, descubrieron que la cabaña se encuentra en un estado bastante malo. La chimenea ha colapsado, las paredes se encuentran al borde de caer y el tejado amenaza con desplomarse sobre el interior. Varias cámaras y micrófonos dejado a lo largo de la noche captaron movimiento y sonidos de algo caminando en el interior. No podían achacárselos a animales, pues las cámaras no detectaron en ningún momento la presencia de seres vivos.