La mujer ensangrentada

Una familia aficionada al senderismo y la escalada volvía a casa tras un apasionante fin de semana en la montaña. El hijo de la pareja estaba entretenido en la parte de atrás del coche con su teléfono móvil mientras los papás se ocupaban de conducir por aquella carretera nocturna infestada de niebla. Ellos habían realizado este trayecto muchas otras veces, pero aquella noche era un tanto diferente… La situación climatológica no estaba siendo la más amigable y debido a la escasa visibilidad tendrían que estar mas alerta y reducir la velocidad sobretodo en los tramos dónde habían curvas pronunciadas.

Llevaban cerca de dos horas de camino y todavía faltaban otras dos para llegar a casa cuando, de golpe y de entre la espesa niebla apareció una mujer en medio de la carretera, totalmente ensangrentada. El padre pisó fuertemente el freno del vehículo, consiguiendo de este modo que el resto de miembros de la familia se sobresaltase, y salió apresuradamente del coche para socorrer a aquella persona accidentada.

La mujer parecía estar fuera de si, llorando desesperada. El padre la sujetó suavemente por los hombros y la apartó a un lado de la carretera para evitar que cualquier otro vehículo pudiera atropellarlos por culpa de la niebla. Tanto la madre como el hijo salieron tímidamente del coche, intentando prestar atención a lo que acababa de ocurrir.

–  ¿se encuentra usted bien? – preguntó él, visiblemente preocupado.

– Por favor, ¡necesito ayuda! – respondió ella casi de manera automática. – acabo de tener un accidente allí delante… ¡mi coche se ha despeñado por el barranco con mi bebé dentro!

Toda la familia se escandalizó al escuchar aquello. El padre decidió tomar su equipo de escalada y una linterna para bajar por el barranco lo más rápido posible. Aquel pequeño bebé podría estar atrapado entre todo el amasijo de hierros del vehículo… y los segundos serían cruciales para salvarlo.

Los minutos pasaron y la familia estaba cada vez mas inquieta, ya que el papá estaba tardando bastante en regresar. La mujer accidentaba se quedó a un lado de la carretera, llorando y temblando, totalmente desbordada por la situación. Pero entonces el hombre volvió muy nervioso, sosteniendo algo entre sus brazos… al parecer el bebé se había salvado.

– ¿Dónde esta la mujer? – preguntó, visiblemente alterado a su esposa. Ciertamente era muy extraño verle tan desencajado.

– está aquí detrás…

Pero cuando voltearon a mirar hacia el lugar donde estaba la mujer, esta ya no estaba. Había desaparecido, se la había tragado la tierra.

El padre se metió rápidamente en el coche y ordenó a su mujer e hijo que hicieran lo mismo. Después de eso puso el seguro y se fueron de allí a toda velocidad.

– ¿Por qué diablos te estás llevando al bebé? – preguntó escandalizada la madre, que ya empezaba a asustarse con toda aquella situación. – ¿Dónde esta la mujer? ¿No deberíamos buscarla? ¡Estaba herida! no podemos dejarla aquí.

– Cuando bajé por el barranco y saqué al bebé del coche… – hizo una pequeña pausa, siendo consciente de que lo que iba a decir no era precisamente fácil de creer.

– vi a la mujer que nos paró en medio de la carretera… estaba ahí abajo… muerta.

FUENTE: https://www.terrorparanormal.com

El juego de la Ouija

Muchas veces recibo preguntas de algunos lectores acerca del tablero de la Ouija, de si es seguro utilizarlo, de si deberían comprar una Ouija y ver qué es lo que ocurre… y la verdad es que la respuesta no es tan simple como parece.

El problema de la Ouija es bastante simple: Cualquier persona puede utilizarla fácilmente, y no es necesario poseer ningún tipo de habilidad real para que surta efecto. En otras palabras, lo que convierte a la tabla Ouija en una herramienta sencilla de utilizar es también lo que la hace potencialmente peligrosa para quien la usa. Las compañías y distribuidoras de juguetes las venden en cantidades industriales, pero la mayoría de personas que compran una Ouija no son realmente conscientes de lo que han adquirido. ¿La tabla Ouija es mala? No, no más que cualquiera de tus tableros como el del Monopoly o el Parchís. ¿Son peligrosas? Depende, en manos inexpertas, o que no son respetuosas con lo que están haciendo, podría ser peligrosa.

Debes mirar a la Ouija como si fuera la versión espiritual de cualquier sala de chat de los años 90 y seguro que te harás una idea de lo que estoy intentando decir. No hay absolutamente nada de malo en intentar hablar con otra gente que no conoces… hasta que uno de ellos resulta ser un psicópata o alguien peligroso. La conclusión es que nunca sabrás quien es realmente la persona que hay detrás de la pantalla del ordenador, y lo mismo ocurre con la tabla Ouija.

No puedes controlar lo que sucede con el juego de la Ouija

El propósito de la tabla Ouija es responder a una serie de preguntas, invitando a los espíritus a hablar con nosotros. Evidentemente, no hay ninguna garantía de que esto pueda suceder, pero tampoco hay forma alguna de controlar lo que sucede mientras jugamos. Otra gente piensa que es mas peligroso utilizar otras herramientas como las cartas del tarot o los péndulos, pero eso está bastante lejos de la realidad.

Por otro lado, algunas personas creen que la Ouija es utilizada por aquellos que quieren ser poseídos de manera voluntaria por un espíritu. (recordemos que ser poseído no siempre tiene que ser algo malo, por muy raro que esto suene). Para que un espíritu pueda contactar con nosotros a través de la planchette, es necesario que dicha entidad trabaje a través de ti. El espíritu no moverá la planchette por si mismo, sino que te utilizará a ti para que seas tu quien la deslice con tus propias manos, a modo de posesión.

Una vez que has abierto la tabla Ouija y has empezado una sesión, habrás caído en una trampa. Los desenlaces de hacer la Ouija sin tomar las precauciones adecuadas pueden ser múltiples, ya que realmente lo que estás haciendo con la Ouija es llamar aleatoriamente a cualquier entidad cercana, y por lo tanto, jamás sabrás quien o qué espíritu será atraído a utilizar la planchette.

Jugar a la Ouija de manera segura

Entonces ¿Qué es lo que nos empuja a practicar la Ouija? ¿Queremos saber cosas de nuestro futuro? ¿Queremos que un espíritu nos posea? Quizás simplemente lo que buscamos es comunicarnos con un ser querido que ya ha fallecido… o simplemente buscar respuestas que nos confirmen que hay algo mas allá de todo lo que conocemos.

En cualquier caso te daré algunos consejos que ter ayudarán a jugar a la Ouija de la manera más segura posible.

  1. Realiza una limpieza de energía en la habitación donde vayas a hacer la Ouija. Hay muchas maneras de limpiar una estancia de malos espíritus o energías negativas, así que si quieres aprender a hacerlo, aquí te dejo una guía que te ayudará. Esta recomendación es vital si lo que quieres es hacer la Ouija, porque así no atraerás a la posible negatividad que tengas en casa.
  2. Esparce sal alrededor de la tabla Ouija. Muchas personas afirman que haciendo esto podrás mantener a los diablos alejados de tu sesión de Ouija.
  3. Pide ayuda y protección a los espíritus que te protegen. Si crees que en tu casa o cerca de ti hay alguien velando por tu seguridad, pídele ayuda y protección antes de hacer la Ouija.
  4. Intenta contactar solo con espíritus o personas especificas. No abras tu hogar a cualquier ser espiritual que esté dispuesto a establecer contacto contigo.
Existen muchas directrices, normas y consejos a la hora de realizar una Ouija, y podrás encontrar infinidad de información si sabes dónde buscar. Te recomiendo que investigues y te informes mucho antes de hacer cualquier sesión de Ouija, y si consideras que no estás lo suficientemente preparado, simplemente no deberías hacerla.
FUENTE: https://www.terrorparanormal.com

Las reglas de la Ouija.

Si tu intención es jugar a la Ouija quizás te convendría conocer todas las normas y recomendaciones básicas antes de empezar. En este artículo podrás encontrar mucha información valiosa que te ayudará a protegerte de los malos espíritus que podrías invocar con la Ouija, y también las reglas de la Ouija que te ayudarán a jugar correctamente.

Recomendaciones que debes tener muy en cuenta antes de jugar a la Ouija.

  • El juego de la Ouija debe ser llevado a cabo en una habitación silenciosa, y la iluminación debería ser tenue para potenciar nuestra concentración.
  • Es recomendable que la cantidad de personas mínima para jugar sea de dos, y la máxima de ocho. También puedes hacer la Ouija a solas, pero es peligroso y podrías exponerte a toda clase de peligros, sugestiones y adicciones a la propia tabla de la Ouija.
  • No utilices la tabla Ouija si te sientes enfermo, decaído o frágil, ya que eso podría hacerte mas vulnerable contra todo tipo de ataques espirituales y posesiones.
  • De esto ya hemos hablado brevemente en el punto número 2. Es importante que no conviertas al juego de la Ouija en una rutina, ya que estas cosas pueden generar una adicción muy difícil de controlar, y al final esa adicción puede volverse muy peligrosa.
  • No realices la Ouija en cementerios o en espacios donde hay una energía negativa muy grande.
  • Si tu planchette es de cristal, recuerda limpiarla siempre cada vez que vayas a utilizarla.
  • Tu tablero de Ouija es de tu propiedad. Nunca se la prestes a otra persona.
  • Si has decidido jugar, tómatelo muy enserio y escoge a personas cercanas a ti que sean de confianza. No hay que tomarse esto a broma, ni hacer preguntas irónicas o burlescas a la Ouija.
  • Como en muchos otros aspectos de nuestra vida, experimentar y ser constante nos ayudará a mejorar nuestras facultades sensitivas. Con esfuerzo y perseverancia podrás lograr cosas increíbles con la Ouija.
  • Siempre debe de haber una persona presente que no participará en el juego de la Ouija, pero que se ocupará activamente de anotar las preguntas y respuestas. También puede grabar la experiencia para poder revisarla mas tarde.
Sigue al pie de la letra las reglas de la Ouija
  1. Todos los participantes del mal llamado juego de la Ouija deberán sentarse en torno al tablero. Además, también será necesario que busquen obtener la máxima relajación y abstracción de la mente, ya que es muy importante que se olviden de todo lo que les rodea.
  2. En el grupo debe de haber una persona sensitiva que dirija al juego e indique los pasos a seguir.
  3. Todos los participantes deberán colocar sus dedos indices sobre la planchette, que estará situada en el centro de la tabla. No debes presionar la planchette con fuerza, simplemente hay que posar los dedos suavemente en su superficie.
  4. Una vez cumplidos los tres puntos anteriores, será el momento de formular una pregunta y concentrarse colectivamente en la planchette. Si todo sale bien, se producirá la primera respuesta fruto del movimiento de la planchette.
  5. La planchette se moverá una y otra vez hasta haber completado una palabra o frase, señalando una a una todas las letras necesarias. Una vez haya terminado, la planchette volverá al centro de la tabla Ouija.
  6. La persona sensitiva que se encarga de dirigir el juego podrá empezar con las preguntas, y después todos los demás participantes podrán ir haciendo las suyas propias.
  7. Toda pregunta formulada por los participantes de la Ouija debería ser lo mas corta y clara posible. De este modo lograremos obtener una respuesta con mayor frecuencia, aunque esta también será igual de corta. Si uno de los presentes no tiene ninguna pregunta que realizar, o se ha quedado en blanco, la persona sensitiva o líder del grupo deberá tomar el control de la situación.
  8. Si uno de los participantes empieza a arrepentirse de estar allí, se asusta o se empieza a reír, deberá levantar el dedo de la planchette y marcharse.
  9. Un modo de aumentar la efectividad de la Ouija es realizar siempre preguntas que formen parte de un mismo tema, y centrarse siempre en lo mismo.
  10. Aunque uno o varios participantes se asusten, es recomendable que jamás se corte la experiencia en seco. Además, la interacción entre los participantes y el espíritu invitado debe ser lo más natural y amigable posible.
  11. Si el juego de la Ouija no está funcionando como se esperaba es aconsejable parar y olvidarse de la experiencia por un rato. Pasada una media hora podrás volver a intentarlo de nuevo.
  12. La persona sensitiva será la encargada de cerrar la sesión y terminar con la experiencia cuando lo crea conveniente.
Conclusiones de las reglas de la Ouija
Sé que no podré convencerte de que no juegues con la Ouija. Si ya has tomado tu decisión, lo único que puedo hacer es recomendarte encarecidamente que sigas las reglas de la Ouija y que intentes tener en cuenta las recomendaciones que hemos mencionado en este artículo.
Recuerda que este juego no es como los demás, y que debes tener mucho respeto y ser cuidadoso con los todos los detalles, empezando por las tablas de la Ouija.
FUENTE: https://www.terrorparanormal.com

Fotos de Fantasmas y sus historias

Estas fotos de Fantasmas pueden hacer que no duermas demasiado bien esta noche, así que te recomiendo que las compartas con tus amigos y no las veas a solas si eres una persona asustadiza. Nunca sabremos a ciencia cierta si todas estas imágenes de fantasmas son reales  o simples trucajes, pero algunas de ellas son realmente espeluznantes.

Mucha gente dice que una buena imagen vale más que mil palabras, así que he decidido recopilar estas fotos de fantasmas reales para compartirlas con todos. Además, podrás conocer la historia que se encuentra detrás de todas y cada una de ellas.

Foto de Fantasma en la iglesia

De entre todas las fotos de fantasmas y apariciones destacaremos esta por ser una de las mas terroríficas.

Pero no solo es por el horrible espectro que aparece en la imagen, de hecho lo mas perturbador de ella es que aún a día de hoy nadie ha podido demostrar que esta foto de autentico terror sea falsa o esté trucada de alguna forma. Muchos la han analizado, e incluso algunos de ellos han afirmado totalmente convencidos que, en efecto es una foto de fantasmas totalmente real.

Esta fotografía fue tomada por el reverendo Kenneth Lord, que, aterrorizado por su hallazgo, pidió ayuda a multitud de expertos en todo el mundo con el fin de intentar encontrar una explicación lógica a esta terrorífica foto, pero la explicación nunca llegó.

¿Que harías si tras revelar un carrete de fotografías en las que aparece tu pequeña hija te encontrases con algo así? Esto mismo es lo que le ocurrió a un padre cuando se dispuso a ojear las fotografías que había tomado la semana anterior…

Miró una por una todas las fotos, y se dio cuenta de que en la mayoría de ellas habían luces extrañas y manchas que no tendrían porque estar ahí… incluso llegó a pensar que el carrete estaba dañado, pero ese no parecía ser el caso.

De entre todas las imágenes hubo una en especial que lo aterrorizó, y se trata de la foto de fantasmas que puedes ver mas arriba. Es evidente que la pequeña niña puede ver lo que a simple vista la mayoría de adultos no podemos, y su padre relacionó automáticamente este suceso paranormal con el extraño comportamiento que había tenido su hija en las ultimas semanas.

Él afirmó que la pequeña actuaba extraño, se quedaba parada mirando al vacío muchas veces, y en otras ocasiones parecía tener miedo sin ningún motivo.

Este señor que podemos ver en la fotografía fantasmal explicó que él y su hijo estaban pasando el día en la costa este de st Andrews cuando tomaron esta instantánea. En ningún momento fueron conscientes de lo que había detrás de ellos hasta revelar el contenido de la cámara, y darse cuenta de que, efectivamente no estaban solos en aquella playa.

Justo en el centro de la foto podemos apreciar una figura difuminada, aparentemente humana que se encuentra en la orilla de la playa. Viste con botas de goma y un anorack con capucha, asemejándose en gran medida a un pescador.

Era un día terriblemente frío y los protagonistas de esta vivencia de fantasmas aseguran que no había absolutamente nadie por allí. Nunca olvidarán el espanto que sintieron tanto padre como hijo al ver la fotografía en casa un tiempo después.

Esta tenebrosa imagen fue capturada en Inglaterra por un fotógrafo de bodas llamado Nill. Él estaba fotografiando uno de estos festejos cuando vio lo que parecía ser un niño escondiéndose detrás de una de las casetas del lugar. Al principio pensó que se trataba de alguno de los pequeños invitados intentando jugar, pero poco a poco fue dándose cuenta de que aquello, fuera lo que fuera no era una persona humana normal.

Dos amigos decidieron salir al jardín de la casa de uno de ellos para fumar unos cigarros. La noche estaba siendo divertida, así que decidieron tomar algunas fotografías como recuerdo.

Todo se tornó mas siniestro cuando uno de ellos empezó a escuchar ruidos muy extraños a su alrededor, y mas tarde empezaron los susurros… Ninguno de los dos compañeros podía ver nada fuera de lo normal, así que tomaron alguna que otra fotografía para asegurarse.

No fueron conscientes de la existencia de esta terrorífica figura oscura hasta que pudieron ver las fotos algún tiempo después. Sin duda una foto de fantasmas que te hiela la sangre.

Si te lo estás preguntando, estos muchachos jamás volvieron a salir al jardín de casa a fumar de noche.

No se si la palabra “peculiar” es la mas adecuada para definir esta foto de fantasmas… La historia de esta familia estadounidense se remonta a 1950, Texas. Los Cooper se acababan de mudar a una vieja pero imponente casa que habían comprado recientemente, y estaban muy entusiasmados con su nueva vida. Eran una familia amable y cálida que, desde bien temprano hizo amistad con la vecindad.

Por todo esto fue que ellos decidieron preservar el emocionante momento realizando algunas fotografías familiares en su nueva casa. Poco o nada se imaginarían lo que iba a ocurrir, pues aparecería un invitado mas en las imágenes tomadas en la celebración.

En esta foto de espíritus podemos observar a un individuo, aparentemente de piel negra y rostro difuminado colgado del techo. Es evidente que no se trata de una persona normal y nos da una sensación terrible el solo hecho de verla. ¿Cual será el verdadero pasado de esta casa? ¿Que oscuros sucesos tuvieron lugar allí?

Era un domingo soleado del año 1959 y la señora Chinnery fue en compañía de su esposo a visitar la tumba de su madre. Ella llevaba consigo una cámara fotográfica para realizar algunas fotografías como recuerdo de su visita, y después de tomar algunas instantáneas decidió que ya era suficientes por ese día.

Cuando volvían a casa, la señora Mabel Chinnery decido hacerle una fotografía a su marido, que estaba sentado en el coche esperándola.

La sorpresa y la emoción invadieron a Mabel cuando, al revelar las fotografías de aquel día descubrió algo increíble en una de ellas. Parecía que había alguien mas en el coche donde estaba su marido, una persona muy especial que reconoció casi en el acto. Su madre fallecida, aquella a la que había ido a visitar aquel día, estaba sentada en la parte trasera del vehículo.

Varios expertos en el ámbito de la fotografía afirmaron con determinación que esta imagen de fantasmas no era fruto de ningún error, manipulación o reflejo, dejando bien claro que es real.

Freddy Jackson era un militar de las fuerzas armadas y un  experto mecánico. Desgraciadamente falleció dos días antes de que fuera tomada esta fotografía de grupo.

Sus compañeros se alarmaron mucho al ver que su fallecido compañero de armas aparecía en esta foto justo detrás de uno de los miembros del pelotón.

Un hombre aficionado al mundo de la caza compartió en la red una fotografía que había realizado por casualidad mientras cazaba ciervos en el bosque.

Él solía esconder su cámara de fotos por la noche para realizar fotografías automáticas y de este modo averiguar donde se escondían los animales, pero lo que encontró en su lugar le dejó aterrorizado.

Podemos observar la figura de un hombre agachándose o incluso cambiando de postura en las diferentes fotografías que obtuvo este cazador. ¿Que estaría haciendo esa persona de noche en mitad del bosque? ¿De verdad era alguien que simplemente estaba allí o era un fantasma real?

Sin duda una fotografía de misterio que te inquietará y hará que te preguntas cuan seguro es un bosque de noche.

Esta es una de esas fotografías de miedo que son muy difíciles de creer como ciertas pero que al mismo tiempo presentan una serie de detalles que te hacen dudar.

Esta fotografía fue tomada por una enfermera que trabajaba en un hospital, y podemos apreciar que ella fotografió la pantalla de una cámara de seguridad que estaba colocada en una de las habitaciones del complejo. Podemos observar con bastante nitidez la figura terrorífica de lo que parece ser un demonio acechando a un paciente que está postrado en una camilla. El individuo extraño incluso llega a subirse encima de la cama del paciente.

La enfermera nos cuenta que pocas horas después este paciente falleció, y que son muchas las enfermeras que se negaron a entrar en esta habitación después de los hechos.

Curiosamente hay muchos testigos que afirman haber visto todo tipo de figuras demoníacas en hospitales. ¿Quizás estos seres están acechando a las personas que, por su condición física están mas cerca del otro lado?

Esta fotografía fue tomada en el año 1936, concretamente en Inglaterra. Fue realizada por los fotógrafos de una conocida revista de la época, y hasta día de hoy todavía no se ha podido demostrar que sea falsa.

El lugar en cuestión dónde ocurrieron los hechos es la mansión Raynham Hall, donde muchos testigos aseguran haber visto al espectro de Lady Dorothy Townshend vagando por sus habitaciones. Esta mujer murió en circunstancias verdaderamente misteriosas… Sin duda una de las fotos de fantasmas reales mas increíbles de la historia.

La profesión de fotógrafo seguramente debe de estar compuesta por profesionales que, a lo largo de su vida laboral deben de haber fotografiado todo tipo de cosas extrañas que no tienen ninguna explicación, y si no lo crees pregúntale a Chris Brackley, el creador de esta foto de espectros.

Chris estaba realizando una sesión fotográfica en la iglesia de San Botolph, Londres y quedo verdaderamente perturbado con lo que vio al revelar una fotografía en concreto. Justo delante del órgano, en la parte superior derecha de la fotografía, podemos apreciar una figura fantasmagórica de una persona.

El fotógrafo Chris Brackley asegura que en aquel momento solo habían tres personas en la iglesia y ninguna de ellas se correspondía con aquella misteriosa figura. De hecho, su hallazgo le sorprendió tanto que decidió investigar por su cuenta y hablar con varios trabajadores o personas cercanas a la iglesia de San Botolph.

Finalmente un constructor que trabajó allí se puso en contacto con Chris para decirle que había reconocido la cada de aquella mujer de su fotografía, pues la había visto en un ataúd en la iglesia el día que falleció.

Esta horrible foto fue tomada justo después de un brutal accidente de coche que se llevó la vida de todos los chicos que viajaban dentro del vehículo. Poco se sabe acerca de esta fotografía ya que no hay mucha información sobre ella en Internet, por lo que nunca podremos comprobar con exactitud si esta es una de esas imágenes paranormales reales o es sólo un trucaje.

Pero como dato interesante, muchas personas afirman que, cuando uno muere en un brutal accidente de trafico su alma se queda vagando por unos minutos en el lugar del siniestro. ¿El motivo? El accidente ocurre tan rápido y la persona muere de una forma (a veces) tan instantánea, que su espíritu no alcanza a saber que es lo que ha ocurrido.

Todos hemos escuchado terroríficas historias de fantasmas que han tenido lugar en los sanatorios… hospitales antiguos donde, por lo general eran tratados los pacientes que sufrían de tuberculosis. Hoy en día existe una cura para este mal, pero antiguamente cuando una persona enfermaba de tuberculosis lo único que podía hacer era recluirse en uno de estos sanatorios, con el fin de no contagiar a los demás.

Pero ¿que ocurría con los que trabajaban allí? En efecto, muchas enfermeras, celadores y médicos terminaron contagiando de esta enfermedad mientras intentaban tratar a sus pacientes, y este fue el caso de la protagonista de la foto fantasmal, la enfermera Mary Lee. La pobre jovencita tuvo la mala suerte de contraer la tuberculosis mientras trabajaba en el sanatorio de Waverly Hills, y terminó suicidándose en una de las habitaciones de los pacientes al no poder soportar la idea de estar enferma. Al parecer, se colgó de uno de los aparatos de luz que había en el lugar.

El parecido es francamente razonable. ¿Que harías tu si tuvieras la mala suerte de fotografiar una imágen de fantasmas como esta?

La familia Whaley murió trágica y misteriosamente en esta casa, y desde entonces muchas de las personas que la visitan afirman con total rotundidad que en ella ocurren cosas verdaderamente extrañas. Muchos han visto al señor Thomas Whaley sentado en el salón, o a la que parecía ser su difunta mujer paseando por el jardín. Pero lo que mas ha inquietado a todo aquel que se atreve a visitar este lugar es la aparición de la nieta de la familia, la cual agarraba los brazos a las personas que caminaban tranquilamente por los pasillos.

Se cree que quien aparece en esta foto de fantasmas es Thomas Whaley, sentado en el sofá que tanto le gustaba.  ¿Te atreverías a pasar una noche en esta terrible casa embrujada?

James Courtney y Michael Meehan, marineros de profesión y miembros de la tripulación del S.S Watertown, estaban realizando sus trabajos de limpieza en un tanque de petroleo cuando se produjo un extraño accidente que terminó con la vida de ambos jóvenes. Se produjo un escape de gas terrorífico que los mató casi en el acto sin que nadie pudiera hacer nada por ayudarlos. Por aquellos tiempos lo único que podía hacer el resto de la tripulación por darles un entierro digno era arrojarlos al mar.

Pero la traumática historia no pensaba acabarse ahí, ya que unos cuantos días después, el capitán de la tripulación pudo observar cómo dos extraños rostros aparecían en las olas, muy cerca del barco. Pronto, otros miembros de la tripulación empezaron a observar esas mismas caras cuando hacían sus rondas en la cubierta… así que al final decidieron tomar unas cuantas fotografías para demostrar al mundo que lo que estaban viendo era real. Aquellos rostros se parecían mucho a los de sus compañeros fallecidos…

Tiempo después algunos detectives privados analizaron concienzudamente esta supuesta foto de fantasmas, y varios de ellos pensaron que se trataba de un montaje.

Esta fotografía parece normal, y podríamos pensar que simplemente había un hombre detrás de esta anciana, pero primero debemos conocer la historia que se esconde detrás de esta imagen. Esta instantánea fue tomada en 1990 por una de las nietas de esta señora, pero ¿cual es el problema realmente? Sin darse cuenta, fotografiaron al difunto esposo de la abuelita, que había muerto diez años atrás, en 1980.

No puedo imaginar la sorpresa (o el terror) que sintieron las protagonistas cuando revelaron esta fotografía de fantasmas y se dieron cuenta de que se había colado un familiar muy cercano en la escena. Esta imagen es totalmente real, y a día de hoy nadie ha podido encontrar una explicación o demostrar que haya sido trucada de alguna forma.

Esta es una de esas fotografías de fantasmas que ha dado la vuelta al mundo y se ha vuelto verdaderamente famosa por representar a la perfección las apariciones de fantasmas y sucesos paranormales. Fue tomada en el cementerio de Bachelors Grove (Chicago), por un miembro del grupo Ghost Research Society que estaba realizando un pequeño reportaje allí.

En esta foto podemos ver la silueta de una mujer vestida de blanco que está sentada junto a una lápida. Lo extraño del asunto es que el cementerio estaba vacío en ese momento y sólo se encontraban presentes los miembros del equipo ya mencionado. Sea verdad o mentira, esta imagen ha pasado a la historia como una de las mas increíbles y perturbadoras de la red.

FUENTE: https://www.terrorparanormal.com

Mi madre me llama

Una pequeña está jugando animada en su habitación cuando escucha que su mamá la está llamando desde la cocina, que se encuentra en la primera planta. Ella corre escaleras abajo para ver que es lo que quiere su madre, pero cuando llega al pasillo, la puerta del armario empotrado que se encuentra allí se abre abruptamente y una mano se extiende y la atrae hacia adentro.

Es su madre.

Le susurra al oído lentamente: “Ni se te ocurra ir a la cocina. Yo también la he escuchado”.

FUENTE: https://www.terrorparanormal.com

¿Cuantos dedos tengo?

Mi pequeña hija me despertó. Debían ser las 11:50 de la noche aproximadamente. Mi mujer y yo la habíamos recogido del cumpleaños de su amiga Amanda, la llevamos a nuestra casa y la acostamos nada mas llegar. Mi esposa se había ido a la cama a leer un libro mientras yo me había quedado dormido viendo un programa de televisión.

– Papi, papi – susurró, tirando suavemente de la manga de mi camiseta. – Adivina cuántos años voy a tener dentro de un mes.

– No tengo ni la mas remota idea, peque – le contesté mientras me ponía las gafas de vista y me incorporaba lentamente. – ¿Cuantos años?

Ella simplemente sonrió y levantó cuatro dedos.

Ahora son exactamente las 7:40 de la mañana. Mi esposa y yo no nos hemos apartado de ella por casi 8 horas. Mi hija todavía se niega a decirnos de donde los ha sacado.

FUENTE: https://www.terrorparanormal.com

Un maniquí con cuerpo humano

En Junio de 1968 una mujer apareció en un hospital vestida con una bata blanca, cubierta totalmente de sangre.

Esto no suele ser algo muy sorprendente si tenemos en cuenta lo que es un hospital, y que por lo general las personas cuando sufren un accidente acuden directamente allí para ser atendidas. Pero hubo algo en concreto que causó que la gente que estaba allí vomitase. De hecho, muchos testigos huyeron aterrados.

El primer detalle escabroso era que la mujer no parecía ser una “humana convencional”. Mas bien se parecía a un maniquí, un maniquí que se movía como un ser humano común y corriente. Su cara era literalmente perfecta, como la de una muñeca, y no tenía cejas.

Desde el momento en el que ella llegó al hospital hasta que las enfermeras la llevaron a una habitación y la limpiaron para prepararla para una sedación, estuvo tranquila y en ningún momento cambió su expresión, o mas bien su falta de expresión. Se mantuvo dócil e inmóvil todo el tiempo, incluso cuando los médicos dijeron que la sedarían hasta que llegase la policía.

Por muchas preguntas que hicieran, la extraña mujer jamás contestaba a nada. El personal del hospital empezaba a sentirse incomodo en su presencia y muy pocos de ellos lograban mirarla a los ojos por mas de unos pocos segundos.

Pero todo cambió en el mismísimo instante en el que intentaron sedarla. Ella se defendió con una fuerza sobre humana, provocando que dos miembros del personal de seguridad tuvieran que sujetarla con fuerza mientras ella se tambaleaba en la cama, siempre con su misma expresión vacía.

De repente, volteó sus ojos, aquellos que no reflejaban ningún tipo de emoción y miró al médico. Ella sonrió.

Al ver aquella escena, una de las enfermeras que estaba allí ayudando a mantener la situación bajo control pegó un grito y la soltó. Los allí presentes pudieron apreciar lo que se medio escondia dentro de la boca de aquella extraña y monstruosa mujer; Tenía unos dientes afilados que parecían espinas, y de hecho mas de uno pensó que no era para nada seguro dejar que aquel extraño engendro estuviera sin amordazar.

El médico le devolvió la mirada, totalmente perturbado por aquella espeluznante visión, y preguntó mas para si mismo que otra cosa, “¿Qué diantres eres?”

Aquella extraña mujer giró su cuello, observando así a todos los presentes de la habitación, hasta que el cuello empezó a partirse. Todos pudieron escuchar el sonido de los huesos romperse.

Huno una larga pausa, un largo silencio… los segundos parecían eternos y aquella mujer todavía seguía sonriendo, con sus dientes afilados y su mirada vacía. Otros miembros de seguridad se habían movilizado para acudir en la ayuda de los que estaban allí, y podía escucharse sus pasos atolondrados acercarse por los pasillos.

Cuando aquella monstruosa cosa los escuchó acercarse, se abalanzó con fuerza hacia el médico, hundiendo sus horribles dientes en la parte delantera de su garganta… con tal agresividad que arrancó su yugular de forma sencilla.

El médico cayó de bruces al suelo y se llevó las manos al cuello mientras jadeaba y pedía auxilio como bien podía. Se estaba ahogando con su propia sangre.

Ella se incorporó en la cama, aprovechando el shock y el terror que había provocado en los allí presentes, y acercó su cara a la del médico, que yacía casi desvanecido en el frío suelo. Se inclinó con calma, incluso con elegancia, y le susurró algo al oído.

“Yo soy Dios…”

Lo último que alcanzó a visualizar aquel medico fue a la mujer acabando con las vidas de los allí presentes, incluidos los hombres de seguridad. Su última visión sería la de verla deleitarse con ellos uno por uno, sin remordimientos, sin piedad.

La enfermera fue la única que sobrevivió, y nunca jamás volvieron a ver a aquel monstruo.

FUENTE: https://www.terrorparanormal.com