Calico, un pueblo fantasma en San Bernardino.

Calico, un pueblo fantasma en San Bernardino

El pueblo del viejo oeste californiano, ubicado en San Bernardino, donde la gente busca fantasmas

El Pueblo Fantasma de Calico, una recreación de una comunidad minera del viejo oeste situada en el condado de San Bernardino, vive su época dorada por estos días de Halloween en los que los turistas buscan espantos.

“Frecuentemente me preguntan si de verdad hay espantos”, explicó Kathy Payne, gerente de Calico, el Pueblo Fantasma.

“Yo les pregunto ¿quieres que los haya? Algunos creen y otros no, pero eso depende de cada visitante”, comentó esta especie de alcaldesa de la atracción turística que cobra auge en esta temporada.

Como todos los años, este fin de semana miles de visitantes disfrutarán de actividades familiares orientadas a divertir a los niños, como “La búsqueda del fantasma del pueblo”.

Un tren turístico recorre las diferentes rutas del Pueblo Fantasma de Calico. /EFE

Muerte e historia

La celebración del Halloween es también la ocasión ideal para visitar el cementerio histórico de Calico, con más de un centenar de tumbas y que recrea el ambiente de los filmes de vaqueros.

“Creemos, siendo históricamente correctos, que hubo quizás sólo una balacera en el momento en que Calico estaba activo”, destacó Payne.

Wayne Hartel, guardabosques de Calico, precisó que los buscadores de plata murieron realmente afectados “por la enfermedad de los pulmones rojos, por respirar el polvo al excavar” y no debido a balaceras o accidentes dentro de las minas.

“La mayoría falleció después que se fueron a trabajar a otro lado”, indicó Hartel.

Por otro lado, las casas de madera y adobe de este pueblo minero que inspira canciones, literatura y películas sucumbieron, en su mayoría, con el paso del tiempo, según Payne.

Turistas caminan y otros observan, frente al restaurante principal del Pueblo Fantasma de Calico. /EFE

Una atracción tenebrosa

Pero a mediados del siglo XX, el empresario Walter Knott compró los terrenos del pueblo y guiado por fotografías antiguas reconstruyó las casas para crear un sitio de recreo, como su parque campesino “Knott’s Berry Farm”, en Buena Park, California.

En 1966 el empresario donó el pueblo reconstruido al conjunto de parques del condado de San Bernardino y esta especie de museo al aire libre fue denominado como le conocía la gente: Calico, el Pueblo Fantasma.

“Es interesante que exista este tipo de pueblos ante las grandes ciudades que hay aquí en Estados Unidos, y que se conserve esta comunidad”, dijo el turista mexicano Aarón Martínez.

“Sobre todo en nosotros que vimos muchas películas del viejo oeste y de los vaqueros, me llamó la atención, parece que se asemeja un poco a esas películas”, aseguró.

Martínez destacó el aspecto educacional de la reconstrucción histórica, al considerar que es interesante conocer “cómo era la vida anteriormente, cómo eran las costumbres”, dijo.

FUENTE: https://laopinion.com

Anuncios

El cerro de los espantos.

Muy pocos se atreven a subir al cerro de Zamaricote. Según los habitantes de Pore, Paz de Ariporo y Támara, los pocos que lo hicieron no regresaron siendo los mismos, porque las faldas de esa montaña fueron encantadas por los indígenas Achaguas para impedir que robaran sus tesoros.

Que se sepa, nadie ha llegado hasta su cima. Pero todos aseguran que allá hay una laguna que aparece de la nada para ahogar a quienes se atreven a llegar hasta allí. Incluso, dicen que unos estadounidenses que lograron alcanzar la punta del cerro en helicóptero fueron atraídos por la laguna y desparecieron sin dejar rastro.

Algunos aseguran haber visto una guacamaya gigante, de hermoso plumaje, que se desvanece cuando alguien intenta atraparla. Otros, que cuando alguien se atreve a clavar un machete en el bosque o cazar un animal, el cerro ruge y comienza a llover tan intensamente, que se borran los caminos, lo que hace perder a los atrevidos aventureros.

Muchos llaneros afirman que hasta hace unos años los espíritus de los indígenas vagaban por Zamaricote, y que a veces, desde Pore, se divisaban las fogatas que hacían y que cubrían el cerro con una espesa nube de humo.

Otros afirman que el cerro es un enorme filón de oro que no se puede extraer, porque se correría el riesgo de ocasionar un derrumbe que taparía todo el norte del Casanare.

Pájaros que desaparecen, caminos que extravían, lagunas que atraen. Zamaricote es toda una cuna de espantos. Y si no, al menos de unas buenas historias de terror que alejan a quienes se antojan de conocerla.

FUENTE: https://www.semana.com

La casa de los espantos.

Saltillo cuenta con sus leyendas propias. Mito o realidad, estas perviven a través de las generaciones y forman parte de esa otra historia popular, más entrañable y más cercana a la vida cotidiana de los pueblos.

A espaldas de la Catedral, en la calle de Bravo, existe una vieja casona de dos pisos conocida como La casa de los espantos. Así la llama don José García Rodríguez, emblemático escritor y poeta saltillense de la primera mitad del siglo 20. Don Pepe dejó una bellísima narración de la leyenda de esa casa en sus Obras Completas, editadas por la Universidad Autónoma de Coahuila en 1983. Sus descendientes volvieron a publicarla años después, en el cincuentenario del fallecimiento del poeta.

Dice don Pepe que la frase Se acabó el año del Señor de 1627, estaba grabada en una de las viejas vigas del techo de la casa, y que dos amigos presenciaron los hechos que dieron pie a la leyenda. Uno de ellos intentaba rentarla y no se decidía debido a los rumores del vecindario, referentes a ruidos y vientos extraños y fantasmales, como de otro mundo, que se oían en la vieja y destartalada vivienda abandonada desde hacía tiempo.

Había escasez de casas de renta, y ante la necesidad de un lugar donde vivir y las serias dudas que tenía aquel amigo, el otro, que era bastante escéptico en los menesteres relativos al más allá, le propuso dormir en la casa vacía por algunas noches para confirmar por sí mismos la verdad o la mentira de los rumores.

La primera noche se instalaron en uno de los aposentos del segundo piso y se pusieron a jugar ajedrez. A las 12 de la noche oyeron el aullido largo y lastimero de un perro, el fuerte golpe del azote de una ventana interior y un espantoso crujir de maderas rotas. Al mismo tiempo sintieron una ráfaga de aire helado que les caló hasta los huesos, no obstante que todas las puertas y ventanas estaban cerradas. Muertos de miedo, se acercaron a un cuarto donde se veía luz. Allí presenciaron esta escena: una estancia amueblada con severidad, pero lujosamente, y una joven y bella mujer (doña Leonor) que escribía silenciosamente sobre un escritorio y de vez en cuando mecía una cuna a su lado. Sigilosamente, apareció un mozo de gallarda presencia (don Gonzalo), quien aseguró a la dama que no tenía más intención que verla durante un instante, antes de partir muy lejos, para siempre. Sorprendida, ella le reclama su presencia en su habitación, cuando llega su esposo don Pedro, y estalla en celos. Los dos se baten a duelo, don Pedro mata a don Gonzalo, apuñala a su propio hijo y a su mujer, y con ayuda de un criado, los empareda en un muro del mismo aposento. Al día siguiente, el par de intrigados amigos abrió el muro y encontró los cadáveres. Entre ellos estaba la carta que escribía la dama y que dejaba totalmente clara su inocencia. Con la cristiana sepultura de los cuerpos, desaparecieron de la casa los extraños ruidos y los desafiantes vientos.

Es interesante conocer y comparar las diferencias en los modos de vivir y de concebir la vida, la muerte, el honor y otros sentimientos en las distintas épocas. La narración de don Pepe nos permite conocer los del siglo 17 cuando suceden los hechos, los del 20 cuando son encontrados y sepultados los cadáveres, y comparar ambos con las concepciones de nuestra época, tan diferentes.

FUENTE: https://vanguardia.com.mx

¿Existen de verdad los fantasmas? ¿Hay que tenerles miedo?

¿Qué son? ¿Ángeles, demonios, almas del purgatorio, algún otro tipo de criatura espiritual?
Ya que actualmente nos encontramos analizando el misterioso mundo de las criaturas espirituales, vendría bien examinar el popular tema de los “fantasmas”.
¿Existen realmente? ¿O es una absurda superstición?
Cuando se habla sobre ángeles y demonios, normalmente surge la cuestión de los fantasmas. ¿Qué son? ¿Ángeles, demonios, almas del purgatorio, algún otro tipo de criatura espiritual?
Los fantasmas son tremendamente populares y son tema de innumerables películas y programas de televisión. Hay incluso autodenominados “cazafantasmas” que convierten en un trabajo la búsqueda de casas encantadas para tratar de capturar aunque sea una pequeña imagen de “fantasmas” de verdad.
Aunque la Iglesia no aclara oficialmente nada en relación a la concepción moderna de lo que es un fantasma, podemos deducir fácilmente qué son:
(Para mayor claridad, voy a hablar principalmente de la definición moderna/popular de fantasma. Son los “fantasmas” que a menudo encontramos en películas de terror o en programas de televisión. No clasifico a las almas del purgatorio como “fantasmas” según el sentido moderno de la palabra).
Para empezar, los testimonios sobre fantasmas siempre giran en torno a algo que asusta al individuo, ya sea un objeto en movimiento o una casa encantada. En ocasiones se trata de una silueta que alguien vio y que causa terror. A menudo, la persona que cree haber visto un fantasma, tan sólo ha advertido un atisbo y es la experiencia del momento lo que le produce escalofríos de miedo por el todo cuerpo. ¿Haría un ángel algo así?
Los ángeles no se nos aparecen de forma aterradora.
Cada vez que un ángel se aparece a alguien en la Biblia, es posible que la persona sienta temor al principio, pero al instante el ángel habla para apaciguar el miedo. El ángel sólo se muestra para entregar un mensaje específico de ánimo o para ayudar a una persona en particular a acercarse a Dios.
Además, un ángel no busca el engaño ni acecha tras las esquinas intentando esconderse de alguien. Su misión es muy específica y a menudo nos ayudan sin que nos percatemos de que son ángeles.
En segundo lugar, los ángeles no mueven los objetos de una habitación para asustarnos.
Por otro lado, los demonios quieren exactamente eso: atemorizarnos. Los demonios quieren engañarnos y hacernos creer que son más poderosos, buscan asustarnos para conseguir sumisión. Es una vieja táctica. El diablo quiere tentarnos para alejarnos de Dios y quiere hacernos sentir fascinación por lo demoniaco.
Quiere que le sirvamos a él. Al aterrarnos, confía en que estaremos lo suficientemente asustados como para hacer su voluntad y no la de Dios. De la misma forma que los ángeles pueden “disfrazarse” para no asustarnos (a menudo aparecen como seres humanos ordinarios), los demonios pueden hacer lo mismo, salvo que sus intenciones son muy diferentes. Los demonios pueden aparecer bajo alguna imagen supersticiosa, como un gato negro, o fantasmal para conseguir intimidarnos.
Lo más probable es que si alguien ve un fantasma o ha experimentado algo en el contexto de una caza de fantasmas, de lo que se trata en realidad es de un demonio.
La última opción de lo que podía ser un fantasma es un alma del purgatorio, alguien que termina sus días de purificación en la tierra.
Las almas del purgatorio visitan a las personas en la tierra, pero es típico que lo hagan para pedir que se rece por ellas o para agradecer a alguien por sus oraciones. Durante siglos, los santos han dado testimonio de las almas del purgatorio, pero estas almas sólo deseaban las oraciones de aquellos a los que visitaban o mostrar agradecimiento tras haber sido admitidas en el Paraíso. Las almas del purgatorio tienen un propósito y no tratan de asustarnos o intimidarnos.
En resumen, ¿existen los fantasmas? Sí.
Sin embargo, no son amables como Casper. Son demonios que quieren que vivamos una vida de miedo para intentar que nos rindamos a ellos.
¿Debemos temerles? No.
Aunque los demonios puedan hacer uso de bastantes tretas, como mover objetos de una habitación o aparecerse a alguien de forma horripilante, sólo tienen poder sobre nosotros si se lo permitimos. Cristo es infinitamente más poderoso y los demonios huyen ante la única mención del nombre de Jesús.
Y no sólo eso. A todos nosotros se nos ha asignado un ángel de la guardia que está siempre a nuestro lado para protegernos de amenazas espirituales. Nuestro ángel de la guardia puede defendernos de los ataques de demonios, pero sólo lo harán si pedimos su ayuda.

FUENTE: https://es.aleteia.org

La verdadera historia de Caperucita Roja.

Tras el Siglo XVIII el cuento popular va sufriendo continuas adaptaciones tendentes a su moralización. Se introducen en su texto variantes para dulcificarlo y el añadido de una moraleja se hace frecuente. Ya Charles Perrault, que en 1697 dio a conocer el cuento oral de Caperucita Roja, suprime esa especie de comunión en la que Caperucita consume carne y sangre de su abuelita descuartizada (léase el cuento oral originario al final del artículo). El bueno de Perrault, quizá, no quiso tener problemas… Más tarde los hermanos Grimm le darán una nueva vuelta de tuerca al cuento introduciendo un final feliz.

Pero los cuentos populares, generados a espaldas de la religión, no tienen el propósito de moralizar ni educar, limitándose a exponer de forma amena la crueldad humana y su fatalidad. En la casi generalidad del cuento actual, de marcado carácter pedagógico ideológico, la intención es educativa tendente a la domesticación del niño lector para interiorizarle creencias. Son las consecuencias del krausismo religioso tan de moda entre los pedagogos. El cuento de caperucita Roja, que hoy pasa por la simpleza de contenido en la que se le enseña al niño a “obedecer a los papás y no hablar con desconocidos” fue a lo largo del siglo XIX ampliamente matizado todavía sin la pérdida de su alto contenido sexual originario. Por una parte la inocencia y por otra el creciente deseo sexual que la pubertad trae consigo hacen de Caperucita Roja un relato abierto a todo tipo de interpretaciones. Había una vez una niñita a la que su madre le dijo que llevara pan y leche a su abuela. Mientras la niña caminaba por el bosque, un lobo se le acercó y le preguntó adonde se dirigía.

– A la casa de mi abuela, le contestó.

– ¿Qué camino vas a tomar, el camino de las agujas o el de los alfileres?

– El camino de las agujas.

El lobo tomó el camino de los alfileres y llegó primero a la casa. Mató a la abuela, puso su sangre en una botella y partió su carne en rebanadas sobre un platón. Después se vistió con el camisón de la abuela y esperó acostado en la cama. La niña tocó a la puerta.

– Entra, hijita.

– ¿Cómo estás, abuelita? Te traje pan y leche.

– Come tú también, hijita. Hay carne y vino en la alacena.

La pequeña niña comió así lo que se le ofrecía; mientras lo hacía, un gatito dijo:

– ¡Cochina! ¡Has comido la carne y has bebido la sangre de tu abuela!

Después el lobo le dijo:

– Desvístete y métete en la cama conmigo.

– ¿Dónde pongo mi delantal?

– Tíralo al fuego; nunca más lo necesitarás.

Cada vez que se quitaba una prenda (el corpiño, la falda, las enaguas y las medias), la niña hacía la misma pregunta; y cada vez el lobo le contestaba:

– Tírala al fuego; nunca más la necesitarás.

Cuando la niña se metió en la cama, preguntó:

– Abuela, ¿por qué estás tan peluda?

– Para calentarme mejor, hijita.

– Abuela, ¿por qué tienes esos hombros tan grandes?

– Para poder cargar mejor la leña, hijita.

– Abuela, ¿por qué tienes esas uñas tan grandes?

– Para rascarme mejor, hijita.

– Abuela, ¿por qué tienes esos dientes tan grandes?

– Para comerte mejor, hijita. Y el lobo se la comió.”

FUENTE: http://tushistoriasdeterror.blogspot.com

MUÑECOS POSEIDOS.

Según estudios de expertos en lo paranormal, las energías, ya positivas o negativas, se pueden canalizar a través de los objetos o casas que hayan estado expuestos al contacto de unas determinadas personas o en su defecto, a espíritus malignos que llegan a poseer al objeto o casa en cuestión.

En este artículo me referiré a muñecas(os).

Siempre dan impresión los muñecos(as) o maniquíes que estén hechos a la perfección, así como muñecos de cera y si se mueven ,pues para que  debatir…este miedo irracional a las muñecas – os se llama pediofobia, aunque yo personalmente, sólo les temo a algunos,no a todos,osea,que no tengo esa fobia.

En España hay registrados varios sucesos de cierta notoriedad, como el ocurrido en 1991 a la familia Gutiérrez Lázaro, residente en Vallecas, cuando falleció la joven Estefanía Rodríguez después de practicar la ouija.

A partir de la tragedia, la familia comenzó un calvario de encuentros violentos con lo desconocido que conoció uno de sus clímax cuando las dos hermanas de la víctima vieron algo parecido a un hombre arrastrándose por el dormitorio, instante en el que todas las muñecas de la pared fueron arrojadas por una mano invisible al otro extremo de la habitación, e incluso, el retrato de Estefanía se quemó por dentro inexplicablemente, sin dañar ni el marco ni el cristal.

Si bien estas muñecas no cobraron vida, parece que sí fué así en el caso más reciente de Arcos de la Frontera.

En 2005, los medios de comunicación se trasladaron a este pueblo gaditano para hacerse eco de los sucesos que estaban padeciendo María Josefa Tejada, su esposo Cristóbal y sus hijos Elena y José Manuel.

Dentro del torbellino de fenómenos extraños que vivieron en su casa, destaca el que tuvo como protagonista a una muñeca. José Manuel, el pequeño de la familia, aseguró entre sollozos que una de las muñecas de la pared del dormitorio le hacía gestos con las manos. Cuando Cristóbal la cogió y la golpeó en un arrebato de cólera, todos pudieron oír, según dijeron, la queja del juguete: “¡No me maltrates!”.

Después de aquel incidente la noticia saltó a los medios de comunicación de la provincia y a nivel nacional, teniendo un segundo punto de máxima tensión ante la presencia de los redactores del programa de Tele5 “TNT” cuando algo parecido a un niño se manifestó ante ellos.

Valga recordar que Pepi Tejada afirmó haber visto la presencia espectral de un pequeño sin globos oculares al pie de su cama…Aquella experiencia traumatizó a la redactora que en aparición televisiva (sombreada) narró su agónica vivencia. Desde otros medios como Localia Tv Sevilla, “Año/Cero”,”Enigmas” ,”La Esfera” o Boira” se trató ampliamente todo este caso de apariciones, manifestaciones espectrales, ruidos extraños y sombras…

El equipo (MST) desplazado desde Sevilla y que realizó diversas pruebas no halló nada que pudiera servir de prueba para ratificar lo que la familia narraba,simplemente encontraron indicios que podían servir para explicar desde un punto de vista científico-médico las causas que afectaban tales como Baja frecuencia y excesiva humedad que en acción continuada puede provocar diversos fenómenos en la mente humana, en fin, cada uno que piense lo que quiera.

Viajando ahora hasta la localidad de Cutún, en Chile, nos encontramos con un misterio aún no resuelto que se remonta al año 1976. Entre los muchos y sorprendentes fenómenos de la “casa embrujada”, como se vino a llamar el hogar del matrimonio formado por Nicasio Torres y Rosa Sarriá, testigos de todo lo acontecido, nos incumbe la increíble animación de un muñeco de trapo.

Según los testimonios, entre ellos el de Gabriel Orrego, vecino que pudo presenciar el suceso, el muñeco, que servía para que Rosa clavara sus agujas de coser, saltó de la pared, rebotó en la hija del matrimonio y salió de la casa brincando. Al parecer, un sacerdote, Rogelio Bóxer, visitó el lugar y se llevó el muñeco a la Iglesia de San Francisco de la Serena, donde podría haber sido quemado.

FUENTE: https://sevillaciudaddeembrujo.blogspot.com

¿Existen los muñecos endemoniados? Estos son 7 muñecos Diabólicos que se mueven solos

Miles de personas han contado sus experiencias con muñecos u objetos poseídos por demonios, asegurando que los artículos cobran vidas y se mueven por si solos. Estas historias son tan reales que ellos mismo han grabado estas escenas de ultratumba cuando los juguetes sin razón algunas se mueven.

¿Existen los muñecos endemoniados?

A continuación les presentamos 7 casos en que los juguetes infantiles cobran vida:

1. Una niña estaba probando su cámara de video nueva, estando encendida en la parte de atras se puede apreciar como una de sus muñecas se empieza a mover.

2. En esta ocasion, un niño estaba navegando internet por medio de su notebook, dicho aparato era de su hermano, quien lo grababa para exponerlo ante su mama y lo castigara por tomar las cosas sin permiso, luego un muñeco cerca del niño mueve la cabeza de un lado para otro.

3. Por youtube una infante mostraba su colección de juguetes en vivo, y a los segundos de estar grabando dos de sus muñecas mueven sus brazos inesperadamente.

4. Un niño muestra a través de un video que su peluche de tortuga puede moverse por si mismo, luego de presentarlo el juguete se mueve.

5. Otro video muestra a un video que se queda dormido durante una grabación en vivo, y luego de unos minutos, un osito de peluche se empieza a mover.

6. Durante un “Live” un grupo de jovenes se contactan para conversar y de repente en el fondo de donde estaba sentados un muñeco que mueve todo su cuerpo como una persona.

7. Unas chicas se atrevieron a jugar el juego de “Charlie”, durante este juego diabólico empezaron a invocar un demonio al lado de ellas un peluche comenzó a moverse y quedo tirado en el suelo.

Aquí pueden ver el video:

FUENTE: https://www.noticiasprofeticas.com