ZoZo – el demonio de la tabla Ouija

Quien haya visto ‘El Exorcista’ o escuchado las historias de programa ‘La Mano Peluda’, debe saber que la tabla ouija es algo que no debe tomarse a la ligera, o ser manipulado por inocentes y gente que desconoce las repercusiones de entrar en contacto no con nuestros seres queridos que han pasado a mejor vida, si no con la multitud de entidades oscuras que viven fuera de este plano de existencia.

La siguiente historia data el año 2007, y fue encontrada en la página About.com, en una sección en que los lectores pueden enviar sus anécdotas de encuentros con lo paranormal. Como experiencia personal, leí la historia por primera vez un viernes durante la noche, y genuinamente me causó un escalofrío; en especial al saber que si uno busca más a fondo en internet, puede encontrar multitud de historias respecto a la entidad oscura conocida como ‘ZoZo’, que ha sido identificado como un fantasma vengativo, un ser de energía oscura e inclusive un demonio.

A continuación, la más perturbadora de las múltiples historias de ZoZo halladas en internet, que ha obtenido tanta popularidad que inclusive se prepara una película basada en los escalofriantes relatos de este ser…

(Traducción literal de la página about.com)

DE TODOS LOS nombres que han salido durante sesiones de Ouija, tal vez ninguno ha causado mayor consternación que el nombre de ZoZo. Los lectores de este sitio así como otros, han reportado que el nombre ha aparecido multitud de veces en sesiones de Ouija, siempre en un contexto negativo. A través de la tabla, ZoZo maldice, ataca y amenaza — incluso a veces dicho explícitamente que es malvado, un demonio o proveniente del infierno. ¿Es este simplemente un tipo de fenómeno viral en que los lectores de dichas historias acerca de los encuentros con ZoZo crean sus propios encuentros de forma inconsciente al usar la tabla? O es, como Darren W cree, ¿un demonio real? Clama haber tenido múltiples encuentros con esta entidad. Esta es la historia de Darren… y su advertencia…

ESPÍRITU TRAVIESO

Estaba genuinamente fascinado y perturbado por la multitud de veces en que ZoZo ha aparecido, incluso en muchos estados diferentes y en muchas tablas ouija diferentes. Siempre se portaba de forma malvada y decía literalmente que quería poseer a mis novias y llevarlas al paraíso. Cuando le preguntaba donde estaba el paraíso, decía INFIERNO.

Una vez, luego de que ZoZo se portase de forma extremadamente malvada, caminé hacia mi baño, solo para encontrar a mi hija de un año a punto de ahogarse. Su madre la dejó sola en la bañera “solo por un segundo” y de alguna forma el grifo se abrió solo, llenando rápidamente la bañera. Instintivamente levantó la cara y estaba a meros segundos de quedar sumergida cuando la saqué del agua. Al siguiente día la hospitalizaron por alguna extraña infección interna, y fue puesta en aislamiento por 14 días mientras los doctores intentaban descubrir la enfermedad. Casi la perdimos y eso fue lo que me llevó a sospechar en un ataque demoniaco.

Al mismo tiempo, mi novia comenzó a entrar en un estado de trance. Su personalidad cambió de una persona muy dulce a una huraña y desconsiderada. Antes de esto, ZoZo dijo que la iba a poseer y a comerse su alma. Estaba grabando música para un proyecto de rock a futuro y recuerdo haberle preguntado en tono de broma cuál era su opinión, que como debía llamar a mi banda. Él dijo LENGUA DE HIERRO, que en ese momento sonó como algo muy genial.

Y me dí cuenta que no era nada genial cuando vi que la lengua de mi hija se hinchó estando en el hospital, casi asfixiándola. Su lengua se volvió dura como roca y distorsionó su rostro, hinchándose hasta el punto en que colgaba grotescamente de su boca. Tomamos turnos a su lado en el hospital durante un tiempo que me pareció eterno, antes de que mi hija comenzara a recuperarse de su extraña aflicción.

Cuando los huéspedes se quedaban a dormir en nuestra casa, decían que escuchaban voces aterradoras provenientes del interior de las paredes. Los objetos eran arrojados a través de los cuartos, y había arañas saliendo de todos lados. El hermano de mi novia, que vivía con nosotros, se quejaba de que no podía dormir durante la noche por que escuchaba “conversaciones” tan fuertes que no le permitían descansar. Creía en fantasma, y aunque no le asustaban, decía que esto era definitivamente demoniaco.Las luces se apagaban y se encendían solas, las puertas abrían y cerraban por sí mismas. Una noche en nuestra habitación pudimos escuchar una risa viscosa que salió de la nada, y hasta este día no puedo explicar el terror que me provocó esa risa. Otra noche, desperté por lo que se sentían como manos alrededor de mi cuello, ahogándome. No podía respirar, y no podía gritar…

Luego de 30 segundos me soltó y yo jadeé en busca de aire. Lo mismo le ocurrió a mi novia la noche posterior.

 
MALDICIÓN FAMILIAR
 
En otra noche, el hermano de ella y yo estábamos de pie afuera de la puerta corrediza de cristal en la parte trasera del porche, hablando sobre una supuesta maldición en su familia. Abruptamente exclamé, “¡rechazo esta maldición en nombre de Jesucristo!”, y no terminé de decir eso cuando un ruido ensordecedor y una vibración sacudieron la casa con un ‘boom’ tan alarmante que incluso los vecinos vinieron a ver si había escuchado algo extraño. Entonces supe que no lo habíamos imaginado.
Saqué la escalera para ver si algo había caído sobre la casa solo para encontrar absolutamente nada. Las cosas se calmaron un poco luego de eso, y hasta este día creo que lo que sea que causó el ruido también causó que la perturbación se fuera. Por un rato.
Mi novia rompió conmigo y fue cuando conocí a alguien de Michigan de forma online, y me mudé con ella. Ella no creía en espíritus, y decidí hacerla una creyente…
 
EL COLLAR DE CRÁNEOS
 
Viviendo en una pequeña ciudad en Marshall, Michigan, no había tiendas que vendieran tablas ouija, así que bajé una del internet. La imprimí y para mi horror, ZoZo regresó. Decía que venía del ‘ciberespacio’ y cuando le pregunté donde vivía, dijo COLLAR DE CRÁNEOS. No pensé en ello hasta que le pregunté de nuevo donde era, y esta vez dijo ESPEJO. Solo había un espejo en la habitación donde estábamos agachados en el suelo, y fue ahí cuando escuché gritar a la sobrina de siete años de mi novia, quien estaba ahí con un amigo, viéndonos. Miramos el espejo y vimos un collar con un cráneo, moviéndose atrás y adelante, ¡viéndonos con brillantes ojos rojos!
El hijo de mi novia había colgado el collar en uno de los postes de la cama de agua horas antes de que bajara la tabla de papel. Casi saltamos de nuestra piel, y aunque habían caído casi tres pies de nieve esa noche, pronto nos encontramos en el patio delantero, sin saber qué hacer, aterrados y congelados de miedo.
Mi novia estaba tan fascinada que condujo 40 millas para complar una nueva tabla ouija fluorescente para mi horror. La noche siguiente, tuvimos otra sesión en el mismo cuarto. ZoZo vino rápidamente, incluso si yo no participaba. Las soblinas de mi novia estaban usando la guía y yo escribíael nombre de un color en secreto, y luego lo escondía donde nadie podía verlo.
Le dije a las niñas que le preguntaran a la tabla qué color había escrito. Rápidamente dijo SI, y luego AZUL.
Recuerdo haber sentido escalofríos mientras le lanzaba el papel arrugado a mi novia. Sus ojos se abrieron de par en par cuando leyó el color escrito: ¡AZUL! Intentamos lo mismo con formas y colores, y la tabla supo todas las respuestas.
 
LA APARICIÓN DE LA FOTO
 
Una noche le preguntamos a la tabla si el espíritu podría mostrarse. Dijo SI, y me dijo que apagara las luces y tomara una foto del collar sobre la tabla. Lo hice y lo que apareció fue realmente espeluznante, por decir poco. En la parte superior de la foto podíamos ver esqueletos ‘alados’ volando a su alrededor, y con la misma forma de este collar de esqueletos. En el medio aparecían otros rostros espeluznantes. Podíamos ver por lo menos cuatro rostros malvados en la imagen. Envié esta imagen a varios “expertos” y ninguno pudo identificar lo que eran.
Como si esto no fuera suficientemente extraño, ahora viene la verdadera parte aterradora. Hace unos meses busqué en Google l apalabra ZoZo. Para mi sorpresa, ¡muchas otras personas también habían sido contactadas por el demonio del mismo nombre! Leí otras 20 historias similares y ahora estoy convencido de que esto no es mera coincidencia.
Supuestamente ZoZo es un nombre antiguo de demonio, que posiblemente significa ‘El Destructor’. Hay historias de posesión demoniaca asociadas con este ZoZo, y creo que es mi deber el avisarle a la gente que se alejen de esto si llega a presentarse en una sesión de Ouija.
Estoy investigando este fenómeno para un libro, y estoy en las fases iniciales para presentar mis descubrimientos a un demonólogo de reputación, que ha estado involucrado en cientos de casos de actividades paranormales alrededor del mundo, incluído Un Embrujo en Connecticut.
¿QUIÉN O QUÉ ES?
 
¿Quién es este ZoZo? Supuestamente el perro de tres cabezas que resguarda las puertas del infierno tiene un tatuaje en su frente que dice ‘Zoso’. También, ZoZo es un término que supuestamente significa ‘666’, según Aleister Crowley. Jimmy Page de Led Zeppelin también usa Zoso como un símbolo en el cuarto álbum de Zeppelin. ¿Pueden Zoso y ZoZo estar de alguna forma conectados?
¿Es ZoZo el Diablo mismo? ¿O es algún demonio vagabundo que tiene el poder de manifestarse a sí mismo donde sea y como sea que se le llame?
Escuchen mis advertencias gente: Si juegan Ouija y preguntan en tono de broma si hay un nombre y dice ‘ZoZo’, terminen la sesión de forma apropiada, bendigan la casa, y nunca — repito, NUNCA pregunten de nuevo. Y si son lo suficientemente valientes como para conversar con este espíritu, no lo antagonizen o actúen de acuerdo a sus direcciones.
Sé lo que he visto, y sé que han visto otras personas que han entrado en contacto con este ser. Es tan peligroso que no hay forma de describirlo. Sé que no toda sesión es negativa, pero cuando juegan con este ZoZo, están jugando con fuego. Todo lo que he descrito aquí es verdadero y no estoy exagerándolo de ninguna forma. Tal vez me tome algunos años, pero intento escribir un libro al respecto, pues tengo varias historias que no tengo tiempo de mencionar aquí. Todas salen de eventos verdaderos que tomaron lugar al hablar con este ZoZo.
Amigos, gente más sabia que yo me ha dicho que el mundo espiritual es “más real” que este mundo de supuesta realidad. Las tablas ouija pueden ocasionar desgracias en su vida. Mantengan una mente abierta y por encima de todo… ¡Tengan cuidado!
FUENTE: http://mitosmonstruosyleyendas.blogspot.mx/
Anuncios

El niño de la ventana

El niño de la ventana es un mito algo escalofriante muy conocido por los habitantes de Guanajuato. La historia cuenta que un día, los papás de un niño de poco edad, aproximadamente 5 o 6 años, salieron de su casa sin motivo aparente hacia un lugar que hasta el día de hoy se desconoce y dejaron al pobre e indefenso niño dormido en su habitación.

Pasaron largas horas y la necesidad de alimentarse despertó al niño, quien rápidamente se dirigió a la habitación de sus papás, pero con una mirada entristecida se dio cuenta que no estaban. Era ya media tarde y el descuidado infante que aún no entendía con claridad que sucedía, se sentó en el borde de una ventana que daba hacia la parte frontal de la casa y con una vista panorámica de la calle, espero con ansias el regreso de sus padres que no sabia donde habían ido.

Con el paso de los día el hambre, el cansancio, la soledad y la melancolía venció aquella alma pura, quién seguía recargado con una mirada desgarradora en la ventana. El tiempo se estaba agotando y en un parpadeo, el niño cayo estrepitosamente al suelo, esfumándose por completo todas las esperanzas de vida.

Pocas semanas después, los vecinos intrigados por la inactividad dentro de la casa y al querer averiguar que sucedía, entraron forzando la puerta principal y lo primero que encontraron a su merced, era el cuerpo del desamparado niño, a quién le dieron santa sepultura en un cementerio cercano.

Después de todo este mediático desenlace, aún no se sabe el paradero de sus papás ni el motivo por el que abandonaron  a su hijo.

Lo que si conoce es la historia de terror que envuelve a esta casa, en donde algunos testigos cuentan a punto de caer la noche se puede apreciar la silueta de un niño de aspecto pálido y deteriorado en la ventana que desaparece al mirarlo fijamente.

FUENTE: http://leyendadeterror.com/

El Campo de Juegos de los Muertos

En el cementerio de Maple Hill, en Huntsville, Alabama; existe un área conocida como El Campo de Juegos de los Muertos, que de acuerdo con las historias locales, está embrujado por los niños enterrados cerca.

La leyenda del viejo cementerio (fundado en 1822, y el más viejo en Alabama) especifica que los espíritus de los niños del cementerio van ahí a jugar de noche, mientras que otra historia más reciente narra que en 1960, una multitud de niños fueron secuestrados, y sus cadáveres hallados en el área del Campo de Juegos de los Muertos.

Hay multitud de historias, que van desde columpios meciéndose solos, fantasmas de niños corriendo por los juegos, risas y voces infantiles y orbs que se rumora son los espíritus de niños muertos. Esta clase de fenómenos ocurre entre las 10 de la noche y las 3 de la mañana.

A pesar de haber sido removido en 2007 para incrementar los lotes del cementerio, la actividad paranormal del área no disminuyó en lo absoluto, al grado que en el 2008, un investigador de la Sociedad Paranormal de Alabama tomó la fotografía de una niña fantasmal en el lugar.

FUENTE: http://mitosmonstruosyleyendas.blogspot.mx/

El Caporal y el Diablo (Leyenda de Aguascalientes)

.

El Marqués de Guadalupe vivió en Aguascalientes en el siglo XVII. Era un hombre muy rico, de fuerte carácter pero bondadoso con los empleados de la hacienda en que vivía. Uno de sus ranchos lo administraba un caporal llamado Resendes, al que apodaban el Caporal Ardilla por su agilidad en los caballos. Resendes era cumplido, pero también muy pachanguero y mujeriego; y como era espléndido con el dinero las mujeres se lo disputaban. Como gastaba tanto dinero en sus diversiones los habitantes de la Villa de Nuestra Señora de la Asunción de las Aguas Calientes afirmaban que tenía pacto con el Diablo, lo cual era verdad.

A cambio de los dineros que recibía, Resendes entregaría su alma a Satanás el día 24 de diciembre de 1870. Mientras tanto el muchacho aprovechaba la vida. Pero todo llega, y el plazo se cumplió. Un día antes, Resendes lloraba de miedo y se arrepentía de haber realizado tal pacto satánico. Cuando el caporal se enfrentó al Diablo le pidió un aplazamiento. Satanás aceptó, pero alegó que debía cumplir con el Marqués de Guadalupe y levantar una barda alrededor de todas sus tierras; le dijo que si para cuando cantaran los gallos no había terminado de construir la barda, quedaba libre del compromiso y no se lo llevaría al Infierno, pero que si terminaba antes el alma se iría con él al Infierno. Resendes aceptó, en seguida tomó un gallo que escondió bajo el brazo. Pasadas unas horas, el caporal apretó al gallo que empezó a cantar, al oírlo, los otros gallos de la hacienda lo imitaron.

Por supuesto que el Diablo no había acabado de levantar la barda; muy enojado se vio derrotado y se alejó, refunfuñando, hacia los infiernos, lamentando el alma que había perdido, nunca se percató del engaño. Arrepentido de su vida anterior de disipación y farra, Resendes le confesó al Marqués lo disoluto que había sido y su terrible pacto con el Diablo. El Marqués muy espantado por la confesión, acudió a ver la barda para comprobar que lo que decía su caporal era verdad. Al verla se convenció, pero como era muy bueno, lo perdonó. Resendes cambio de vida, se volvió serio, dejó las parrandas y vivió muy feliz por haberse librado de perder su alma con el poderoso Lucifer.

Fuente: http://www.mitos-mexicanos.com/

El fantasma de la terminal del tren (Leyenda de Guanajuato)

Hace mucho tiempo en un pueblito llamado Jaral del Progreso, Guanajuato, el presidente municipal decidió mandar a colocar bancas en un parquecito que se encontraba en la terminal del tren, con la finalidad de dar comodidad a los usuarios de la dicha terminal, ya que en ese entonces se viajaba mucho en tren, como referencia la terminal se encontraba ubicada cerca de un panteón.

Las bancas fueron sujetos de vandalismo durante la noche, aparecían muy maltratadas, rayadas, rotas etc., por lo cual se decidió mandar un vigilante para cuidarlas, y curiosamente los vigilantes se empezaron a enfermar al igual que se negaban a seguir con su encomienda.

Al presidente le pareció muy rara esta situación, mando a investigar lo que estaba sucediendo, le comentaron una historia descabellada sobre un supuesto fantasma que aparecía y espantaba a los vigilantes, esto le pareció ridículo y decidió mandar a un policía de su confianza. El policía le decían El Chino Herrera, se comenta que era muy barbero con el presidente por lo cual estaban seguros que no se iba ha negar participar en esta misión aunque supiera la historia del fantasma.

Pues bien acudió al lugar sin temor y al otro día no se presento a trabajar, reportándose enfermo, el presidente acudió al hospital para saber lo que había sucedido con el Policía, este  alcanzo a platicarle lo sucedido antes de morir.

Platico que todo estaba normal y alrededor de las 12:00 de la noche, empezó a correr un vientecito frío junto a una densa neblina, posteriormente escucho ruidos, que le parecieron el llanto de una mujer, por lo cual se acerco donde provenía el llanto.

A lo lejos entre la bruma noto una silueta blanca que parecía de una mujer, por lo cual se acerco para comentarle que era muy tarde para que anduviera rondando por ahí, al acercarse vio que la mujer salía del panteón y que no movía las piernas, mas sin embargo se movía, en ese momento quedo sorprendido y espantado al ver que la mujer vestida de blanco viajaba suspendida a aproximadamente a unos 30cms., del suelo, el rostro no se le veía solo unos ojos de color rojo encendido. La mujer se abalanzo sobre de el sin darle tiempo de correr, desmayándose del impacto.

Esa noche el policía murió y en su lecho de muerte juro que todo era verdad. Ya nadie fue a cuidar las bancas después de lo sucedido y cuentan que a lo lejos en las noches escuchan el llanto de una mujer, muchos siguen diciendo que escuchan el llanto y ven a una mujer en las noches.

Fuente: http://www.mitos-mexicanos.com/

El Autobús Fantasma

Cuenta la leyenda que en una peligrosa carretera entre montañas un autobús sufrió un accidente muriendo todas las personas que en él viajaban. Desde entonces dicho autobús circula de noche y aquel osado que atreva a montarse en él…

De la ciudad de Toluca a la ciudad de Ixtapan de la Sal, anteriormente era obligado transitar por una carretera bastante sinuosa y peligrosa, pues bordea un precipicio sumamente profundo casi vertical y de roca sólida. Actualmente existe una autopista.

Un día de tantos un autobús partió de Ixtapan de la Sal con rumbo a Toluca. El viaje era de lo más normal aunque circulaba por la noche, muchos de los pasajeros habían hecho ese viaje varias veces así que aprovechaban para dormir. El autobús inició el viaje lleno, subió por la cuesta sin problemas cuando comenzó a llover, como tantas veces en esa parte del camino, entonces alcanzó el punto más alto y luego inició el descenso e iniciaron las famosas curvas de Calderón, un tramo de carretera, en el cual las curvas son sumamente cerradas y peligrosas, además se caracteriza porque sin importar si se va a Toluca o se viene de ella esa parte es de bajada, pues es parte de una hondonada bastante grande y donde hay un puente en el cual sólo cabe un auto y está además al salir de una curva muy cerrada.

En ese puente han ocurrido accidentes muy graves y muchos de ellos mortales, está tan hondo que a no ser por la cantidad de piedras afiladas a los lados, fácilmente podría sujetarse un “bungee”. El autobús en cuestión inició su descenso, con lluvia y por supuesto el pavimento mojado. De repente los pasajeros se percatan de que el autobús está ganando velocidad y se asustan, reclamando al conductor, quien no dice nada en absoluto, entonces sumamente nervioso al fin atina a decir:

¡¡¡Están fallando los frenos!!!

En poco tiempo el autobús toma tanta velocidad que es imposible controlarlo y en una curva el autobús se precipita al vacío, muchos mueren instantáneamente a causa del golpe, otros yacen inconscientes, hasta que el autobús se incendia y en poco tiempo es consumido por las llamas. Nadie escuchó los gritos de los pocos pasajeros que pedían ayuda y todos mueren de una forma horrible.

Mientras tanto en las oficinas de la central de autobuses no reciben el reporte de que el autobús número 40 de esta línea de autobuses haya llegado, está demasiado atrasado y era el último de la noche de modo que si se averió, no habrá otro que lo alcance y pueda traer a los pasajeros, de modo que se envía un vehículo a investigar. No parece haber rastro de él en todo el trayecto, al menos no hasta llegar a las curvas de Calderón, donde una patrulla de la policía ha localizado un terrible accidente. No hay supervivientes y los cuerpos están unos destrozados fuera de lo que quedó del autobús y otros calcinados dentro del mismo.

Sólo fue noticia por poco tiempo, pero a partir de esa fecha y por las noches si te encuentras en la carretera de Ixtapan de la Sal, con rumbo a Toluca por la noche e intentas subir a un autobús, es posible que sea el número 40 el que se pare y te abra la puerta. Al abordarlo notarás que es un autobús antiguo, pero en buenas condiciones, y como algunas líneas de autobuses usan vehículos no tan nuevos, no te importará mucho, pero entonces te percatarás de que aún cuando va lleno, con personas de pie, hay siempre un lugar vacío, o dos o tres, siempre de acuerdo con el número de personas que se acaben de subir. Nadie ocupa esos asientos así que te sientas aún cuando te parece raro, y sientes un vacío en el estómago. Te percatas de que a pesar de la hora nadie va dormido, mujeres hombres y niños van despiertos, pero nadie habla, ni siquiera los niños, es un silencio pesado, además todos van bien arreglados ¿Por qué? Nadie lo sabe.

El auxiliar del chófer quien revisa los billetes (o te cobra el pasaje) comienza pocos minutos después a revisarlos, preparas el importe de tu pasaje pero, jamás pasa a tu lugar para solicitar el costo, eso es aun más raro, pero piensas que al bajar en la terminal pagarás.

Llegas a Toluca sin contratiempos, pero pasada la media noche, entonces el chófer detiene la unidad antes de llegar a la Terminal y te dice que debes bajar en ese momento, aunque el trayecto no ha acabado y no entiendes la razón obedeces. Entonces al llegar a la altura del chófer, el único que habla, y al intentar pagar tu pasaje, te dice que no es nada y añade:

“Baja ahora y no te gires antes de que cierre la puerta o jamás dejarás el autobús”.

Quienes obedecen, bajan y no se giran, si no hasta que se escucha el sonido de la puerta al cerrar y el motor del autobús arrancar, sólo para darse cuenta de que no hay autobús, este mismo ha desaparecido. Los desobedientes al bajar y girarse ven el autobús hecho pedazos, dentro esqueletos descarnados y el chófer mirándote sin decir nada. El autobús desaparece y la persona en cuestión muere unos días después.

Se dice que a partir de ese momento su fantasma sube al autobús y viajará eternamente en él por causa de su desobediencia. Si por casualidad algún día viajas a Ixtapan de la Sal y de regreso tu auto no funciona, no te arriesgues, si es de noche, a subirte a un autobús, quizá sea el número 40.

Si es así sólo obedece las instrucciones de ese modo podrás contarlo, de lo contrario serás condenado a viajar por esa ruta en ese autobús por la eternidad…

FUENTE: http://www.leyendas-urbanas.com/

Autoestopistas Fantasmas

Una de las historias de fantasmas que más se repiten entre las Leyendas Urbanas es la de los autoestopistas fantasmas. Almas en pena que murieron en un accidente de tráfico o en algún punto de la carretera y que se comportan como una persona normal hasta llegar a un determinado punto o kilómetro de la autoestopista.

Por norma general su aspecto es el de un autoestopista normal y las personas que les recogen piensan que estan ayudando a alguien. Su comportamiento es normal en la mayoría de los casos, aunque en otras ocasiones se habla de una profunda tristeza o actitudes que demuestran que se encontraban “como asustados” cuando se acercan al punto donde fallecieron.

El atormentado en ese momento suele desaparecer (incluso con el coche en marcha), aunque en algunos casos al llegar a una curva (lugar donde se presupone que fallecieron) algunos gritan antes de desvanecerse como consecuencia del recuerdo del día de su muerte.

Personas que han sufrido encuentros con Autoestopistas fantasmas han dado descripciones exactas del rostro y vestimentas de las personas que recogieron. Descripciones que al ser verificadas con familiares o informes policiales demuestran que esas personas tuvieron un encuentro real.

La Joven Autoestopista Fantasma

En 1931 una joven fue asesinada mientras era conducida a su casa después de un baile en el O’Henry Ballroom de la avenida Archer de Chicago. Vistiendo su blanco vestido de fiesta y sus zapatos de baile, fue enterrada en el Cementerio de la Resurrección, también en la misma calle.

Durante varios años después de lo ocurrido, algunos automovilistas han declarado haber visto a una joven con un antiguo vestido blanco practicando el autostop en la avenida Archer. Se cuenta que, sobre todo, la recogían hombres solteros o que ella subía a los coches sin ser invitada y pedía que la llevaran a casa y luego les hacía dejarla en el Cementerio de la Resurrección. Algunos automovilistas han asegurado que la mujer salía del coche sin abrir la puerta.

Una noche del mes de diciembre de 1977 un hombre pasó en coche y reparó en una mujer joven vestida de blanco detrás del portón del Cementerio de la Resurrección. Creyendo que tal vez se hubiera quedado inadvertidamente cerrada dentro, el automovilista llamó a la policía.

Pero cuando llegaron, la joven había desaparecido. Notaron, sin embargo, que las barras de hierro forjado del portón del cementerio estaban ligeramente dobladas hacia fuera y distinguieron a ambos lados las huellas de dos manos.

Un Muchacho que Desaparece

Una noche de invierno de 1965, Mae Doris, de Tulsa, Oklahoma, emprendió sola el viaje de sesenta y cinco kilómetros para ir a la casa de su hermana en Pryor. .Mientras conducía por la autopista 20 -recordó Doris- a pocos kilómetros al este de la población de Clarenmore, pasé por delante de un colegio y vi a un muchacho que parecía tener once o doce años haciendo autostop en la orilla de la carretera.»

Compadeciéndose de un muchacho tan joven en una noche tan fría, Doria detuvo el coche y se ofreció a llevarle. «Él subió y se sentó a mi lado en el asiento delantero -dijo ella-, y charlamos sobre las cosas de que suelen hablar las personas que no se conocen.» Doria le preguntó qué estaba haciendo en aquel lugar, y él le dijo: «Jugando a baloncesto en el colegio.» El pasajero parecía tener 1,65 metros de estatura y buena constitución, «como un muchacho aficionado a los deportes y que ejercitaba los músculos». Era blanco, de cabello castaño claro y ojos grises azulados. Pero, sin saberlo, Mae Doria habla recogido a un fantasma autostopista.

El muchacho señaló al fin una alcantarilla en las afueras de Pryor y dijo: «Déjeme allí.» Como no vio ninguna casa ni luces, Doria le preguntó dónde vivía, a lo cual respondió el chico: «Allí.» Ella estaba tratando de adivinar dónde era «allí» cuando el pasajero desapareció sencillamente. Doria detuvo inmediatamente el coche y se apeó de un salto. «Corrí alrededor del automóvil, casi histérica -dijo-. Miré en todas partes, arriba y abajo de la carretera, a la izquierda y a la derecha, pero fue inútil. Había desaparecido.» Más tarde, recordó Doria que el autostopista no llevaba chaqueta, a pesar del frío invernal. Una conversación casual con un empleado de una empresa de servicio público, mantenida dos años después del suceso, la enteró de que el personaje fantasma había sido recogido por primera vez en el mismo lugar en 1936.

Un Autoestopista Pertinaz

Estaba conduciendo su automóvil desde Mayagüez, Puerto Rico, hacia su casa en Arecibo, en la noche del 20 de noviembre de 1982, cuando Abel Haiz Rassen, mercader árabe que vive en Puerto Rico, cruzó un sector conocido como The Chain. Un hombre calvo estaba de pie en la orilla de la carretera, haciendo autostop. Haiz Rassen miró al hombre, que tenía unos treinta y cinco años y vestía camisa gris y pantalón vaquero pardo, y siguió adelante.

Pero cuando se detuvo ante un semáforo en rojo en la siguiente encrucijada, se paró el motor de su coche. Mientras trataba de ponerlo de nuevo en marcha, no se dio cuenta de que el autostopista abría la portezuela y se metía en el automóvil.

-Me llamo Roberto -dijo el hombre al sorprendido Haiz Rassen-. ¿Tendría la bondad de llevarme a mi casa, en la urbanización «Alturas de Aguada»? Hace casi dos meses que no veo a mi esposa Esperanza y a mi hijo.

Haiz Rassen se negó, diciendo que su esposa le estaba esperando en Arecibo. Pero Roberto insistió. El conductor volvió a tratar de poner el coche en marcha, y éste arrancó de pronto.

Convino en llevar a Roberto hasta el restaurante «El Nido». En el curso del breve viaje, el importuno pasajero le advirtió que condujese con cuidado y que no bebiese. Y pidió a Haiz Rassen que rezase por él.

Haiz Rassen se detuvo aliviado en la zona de aparcamiento del restaurante. Unos que le observaban de cerca le vieron hablar animadamente, al parecer consigo mismo. Uno le preguntó si necesitaba ayuda.

-No -respondió Haiz Rassen-, pero este caballero quiere que le lleve a casa.

Se volvió a su derecha para señalar al pasajero…, pero allí no había nadie.

Estaba tan impresionado que a punto estuvo de enfermar. Llamaron a la Policía, y dos agentes, Alfredo Vega y Gilberto Castro, le llevaron al hospital local, donde refirió su extraña historia.

Escépticos pero todavía intrigados, los agentes se dirigieron a la urbanización y llamaron a la puerta de la casa que dijo el conductor que le había indicado Roberto. La abrió una mujer que llevaba un niño pequeño en brazos. A preguntas de los agentes, respondió que se llamaba Esperanza y que era viuda de Roberto Valentín Carbó.

Su marido, que era bastante calvo, llevaba una camisa gris y unos pantalones vaqueros pardos el 6 de octubre de 1982, en que había muerto en un accidente de automóvil, en el lugar exacto de la carretera donde Abel Haiz Rassen le había visto por primera vez seis semanas más tarde…

FUENTES: http://www.escalofrio.com/    http://www.mundoparanormal.com/