Sentinel del Norte, La isla donde si vas te matan 100 x 100 asegurado

La historia dice que matan y se comen a los extraños. Los llaman la tribu perdida. Son violentos y viven en la edad de piedra. Solo el aislamiento total del mundo los ha preservado.

“Si un extranjero llega a su tierra inmediatamente lo matan y acto seguido se lo comen”, dicen que escribió Marco Polo sobre la extraña tribu que habita Sentinel del Norte, la misteriosa isla en medio del Índico, que nadie osa pisar.

Sentinel del Norte tiene sólo una extensión de 72 kilómetros cuadrados yestá poblada desde hace 60.000 años por una misteriosa tribu que prefiere no tener contacto con el mundo exterior para preservar su pureza y sus costumbres.

Según publicó el Daily Mail en un reportaje, no es buena idea acercarse.

Se sabe muy poco sobre sus habitantes y el lugar que ocupan: qué idioma hablan, cuántos hay, qué rituales llevan a cabo.

Tras el terrible tsunami de 2004, aviones y helicópteros sobrevolaron Sentinel del Norte para comprobar si la catástrofe había afectado a sus habitantes. La exploración fue tan superficial que no fue posible extraer muchas conclusiones, pero sí se confirmó que continúa habiendo vida humana.

La “tribu perdida”, los llamó el diario Daily Mail, en un reportaje reciente, sobre los violentos habitantes de Sentinel.

Los indígenas no quieren ni han tenido contacto con otras civilizaciones. Apuntan sus lanzas y arrojan piedras a cualquier avión que se aproxime. Y al parecer los visitantes no deseados pasan a mejor vida.

Sentinel del Norte, en la Bahía de Bengala, pertenece a la India. tiene sólo una extensión de 72 kilómetros cuadrados y está poblada desde hace 60.000 años por esta misteriosa tribu, que mantiene su pureza y sus costumbres de la Edad de Piedra.

Rara vez fueron fotografiados, aunque existen algunas imágenes de mala calidad de los 90s. También se sabe que sobrevivieron al tsunami de 2004.

El gobierno indio desistió de entrar en contacto con ellos y se limitó a establecer una zona de exclusión de tres millas alrededor de Sentimel.

Siempre medio la violencia cuando interactuaron con extranjeros. Van armados con armas caseras y jabalinas. Son de piel negra y van prácticamente desnudos. Viven de la pesca y de la tierra. En qué lengua hablan y qué estructura social tienen, es otro misterio.

La ONG Survival International, que defiende los derechos de las tribus, los describe como la “sociedad más vulnerable del planeta”, ya que -debido a su total aislamiento- sus cuerpos no son inmunes a las enfermedades. Una gripe puede ser letal.

El director de Survival International, Stephen Corry dijo que “las tribus del archipiélago de Andaman fueron exterminados por las enfermedades que trajeron los británicos en el 1800”. Y que “la única manera de impedir la aniquilación de la tribu de Sentinel del Norte es protegiéndola de los extranjeros”.

Según Survival International, los primitivos isleños son“extremadamente saludables, alertas y prósperos”, a pesar de las amenazas que los rodean y su manera ancestral de vivir la vida.

Su hostilidad hacia el mundo exterior les ha salvado la vida y es un reflejo de conflictos pasados. “El mundo exterior solo les ha traido violencia y desprecio”, dicen en Survival.

Oficialmente su administración depende de la India, pero hace mucho tiempo que las autoridades de este país no quieren saber nada del lugar. Además, se creó una zona de exclusión de tres millas alrededor de la isla para evitar incidentes debido a las hostilidades.

El último incidente tuvo lugar en 2006, cuando mataron a dos pescadores ilegales que se aventuraron conscientes de la riqueza de sus aguas.

Sus habitantes rara vez pueden ser fotografiados de cerca y casi nunca vistos en ningún video. La mayoría de las imágenes que existen son de mala calidad.

Se cree que los indígenas, conocidos como “la tribu que vive en la Edad de Piedra”, sobreviven de la tierra y de la pesca.

Esta foto fue tomada desde el helicóptero de la guardia costera india. en ella podemos ver el barco de los desafortunados pescadores que tuvieron el infortunio de encontrarse cara a cara con una tribu pre-neolítica que ha resistido prácticamente cualquier contacto con el mundo moderno. © Guardia Costera India

Resulta casi imposible creer que aún existan lugares poco o nada explorados en nuestro planeta. Y aún resulta más increíble, si cabe, saber que en alguno de esos lugares, todavía existan pueblos que no han tenido contacto con la civilización y que cualquier intento de contacto con ellos termina irremediablemente en una rápida huída, a no ser que quieras regresar a casa con cientos de flechas atravesando tu cuerpo -si es que logras regresar. Supongo que los tripulantes del carguero de Hong Kong, de nombre “Primrose” pensaron que habían llegado a la isla de King Kong tras haber quedado encallado su barco en un atolón de coral en un lugar indeterminado de la bahía de Bengala.

Aquellos marineros podían haber abandonado el buque mientras esperaban ayuda, pues desde donde se hallaba el “Primrose” hasta la playa, tras cual se distinguía una densa selva, no habría más de 500 o 1000 metros. Pero al ser la época de los monzones no quisieron arriesgarse a ser sorprendidos por una de las violentas y repentinas tormentas precisamente mientras realizaban la maniobra de evacuación hacia la que parecía ser una tranquila y deshabitada playa. Unos días después de haber encallado, aquellos náufragos, observaron con estupor como un grupo de aproximadamente unos 50 hombres de corta estatura, se afanaban en construir unas rudimentarias barcas con la inequívoca intención de acercarse hasta el barco. Hasta ahí todo bien. El dato poco tranquilizador era contemplarlos armados con lanzas y arcos y haciendo gestos y aspavientos que indicaban con claridad que aquellos visitantes forzosos no eran en absoluto bien recibidos. Alertada la tripulación, el capitán del “Primrose” creyó prudente alertar por radio de la posible amenaza de recibir una inminente visita hostil  a bordo , con el consiguiente resultado de verse forzados a mantener un enfrentamiento armado con aquellos misteriosos hombrecillos enojados, con lo que un helicóptero se aproximó hasta el lugar para recogerlos y trasladarlos a un puerto seguro.

La decisión de llamar a un helicóptero para ser rescatados de aquel lugar seguramente sirvió para que aquellos hombres pudieran contar su percance. Muy pocos visitantes han puesto los pies en la isla sin salir huyendo inmediatamente. Los nativos, Sentineleses –francamente, no se me ocurre otro gentilicio-, se han llevado por delante sin el más mínimo recato, a pescadores extraviados, a algún que otro periodista, antropólogos e incluso a algún oficial del gobierno de la India. En fin, un pueblo indómito y vistas sus reacciones ante los extraños, desconfiados.

FUENTES: http://www.unsurcoenlasombra.com/  http://declickenclick.com/

PARÁLISIS DEL SUEÑO (SE ME SUBIÓ EL MUERTO)

Quizá en varias ocasiones hayan escuchado la expresión se me subió el muerto que es una de las experiencias más aterradoras que pueda vivir una persona mientras duerme.

¿Qué significa cuando alguien dice que se sube el muerto?

Cuando una persona está en la cama comienza a escuchar ruidos, voces y pasos; inmediatamente después se siente una opresión en todo el cuerpo, literalmente como si alguien se te subiera y no te inmovilizara completamente; además es imposible gritar y algunos, incluso, tienen problemas para respirar. Esto es lo que la convierte en una experiencia aterradora, porque sientes a alguien encima tuyo; sin embargo, no lo ves y, mientras más te asustas menos puedes moverte o pedir ayuda.

Los parapsicólogos dicen que este fenómeno es causado por los espíritus del error para absorber la energía de la víctima mientras esta duerme. La mayoría de las personas que lo han vivido aseguran que es el espíritu de un muerto. Una tercera teoría es la de los viajes astrales en los que supuestamente el alma deja el cuerpo, cuando el alma regresa e intenta integrarse al cuerpo se experimenta este fenómeno.

La ciencia ha admitido la existencia de esta experiencia, aunque en realidad no tiene nada que ver con fantasmas o fenómenos paranormales; lo que la gente experimenta como se me subió el muerto no es otra cosa más que la parálisis del sueño o una narcolepsia que suele darse en periodos de stress o ansiedad extrema; la parálisis del sueño se describe como la incapacidad para realizar movimientos de forma voluntaria durante el inicio o al final del sueño. En pocas palabras, la parálisis del sueño se entiende como el periodo hipnogónico donde se está físicamente dormido pero mentalmente despierto.

FUENTE: http://lascosasquenuncaexistieron.com/

Leviatán

El leviatán es un ser monstruoso perteneciente a la mitología hebrea, mezcla entre una serpiente de mar y una ballena.

Es un ser conocido desde la antigüedad. En la Biblia se leen descripciones del leviatán en distintos pasajes y representa a un enorme monstruo marino creado por Dios y que simboliza el mal. Se ha llegado a pensar que también puede tratarse de una especie de cocodrilo gigante ya que, en el libro de Job, el leviatán representa al cocodrilo al que hay que dar caza.

Tiene el cuerpo con escamas muy juntas, a modo de escudo protector, dientes afilados y forma de reptil, de hecho, es bastante parecido a un dragón sin alas en su aspecto externo. Sus escamas son de color verde esmeralda o turquesa.

Es capaz de expulsar un ácido vaporizado por la boca, pudiendo provocar así quemaduras corrosivas en sus víctimas. Sus ojos están siempre iluminados, como incandescentes.

Se trata de un ser muy fiero y fuerte. Las historias sobre leviatanes han sido muy famosas entre pescadores, puesto que el leviatán es un monstruo muy temido en las aguas marinas.

El hecho de que el leviatán esté presente en aguas dulces y saladas hace pensar que, tal vez, sean dos seres distintos con el mismo nombre. O, tal vez, exista un leviatán de río y otro de mar.

FUENTE: http://www.seresmitologicos.net/

Ovnis y objetos extraños en pinturas y grabados antiguos.

Hoy vamos a hacer un repaso de varias pinturas y grabados que parecen contener algo muy parecido a ovnis.

Estas imágenes de dos cruzados son de un manuscrito del siglo XII, “Annales Laurissenses” (libros  histórico de eventos religiosos) y se refiere a un ovni que se ve en el año 776, durante el sitio al castillo de Sigiburg , Francia. Los Sajones rodearon y sitiaron a la población francesa. Ambos estaban luchando cuando de repente un grupo de discos aparecieron sosteniéndose en el aire sobre la iglesia. A los Sajones les pareció que los Franceses estaban protegidos por estos objetos y se retiraron.

Esta imagen proviene del libro francés “Le Livre Des Bonnes Meurs” de Jacques Legrand., que se  encuentra en el Chantilly Condé’s Museum. Algunas personas dicen que esta esfera es un globo… pero en 1338 en Francia no había ningún globo.

El  cuadro muestra “La Crucifixión” pintada en 1350. Dos objetos con figuras dentro se pueden ver en la parte superior a izq. y derecha del fresco. Se muestran dos agrandamientos de estos objetos. La pintura al fresco se localiza sobre el altar del Monasterio de Decani, en Kosovo, Yugoslavia.

Estos dos tapices fueron creados en el Siglo XV. Ambos representan la vida de María. En los dos pueden observarse claramente objetos con forma de sombrero. El primero es conocido por el título de “The Magnificat”. Los dos tapices se encuentran en la basílica francesa de Notre-Dame en Beaune, Burgandy.

“La Madonna de Saint Giovannino”  está en la Galería Nacional, Londres. Data del S. XV y fue pintada por Domenico Ghirlandaio. En ella puede observarse en la parte superior derecha un objeto volador extraño con destellos de luz , y más abajo un hombre con el brazo alzado mirándolo. Además, el hombre tiene el brazo alzado cómo si estuviese tratando de bloquear el sol para poder ver mejor el objeto que está en el cielo.

Este cuadro representa a Jesús y Maria montados en un extraño artefacto lenticular. La pintura se titula “El Milagro de la Nieve” y fue realizada en 1428 por Masolino Da Panicale (1383-1440). Este cuadro se encuentra en la iglesia de Santa María Maggiore, Florencia.

Pintura realizada por Carlo Crivelli (1430-1495), “La Anunciación” (1486) de la Galería Nacional, Londres. Una forma discoidal de la que parte un rayo de luz hacia la cabeza de María.

Este tapiz llamado “El triunfo del Verano”, se realizó en Bruges en 1538. Reside ahora en el Museo Nacional de Baviera, en Alemania. (Bayerisches). Se pueden ver claramente varios objetos con forma de disco en la parte superior del tapiz, tanto en el lado izquierdo con el el derecho. Como se puede ver en la ampliacion, los objetos flotando en el aire son iguales; tienen forma discoidal con una parte elevada en el centro, similar a la forma de un sombrero.

Esta representación de la crucifixión de Cristo es un fresco del Siglo XVII y se encuentra en la Catedral Svetishoveli, en Georgia. En este fresco pueden observarse dos objetos con forma de nave en ambos lados de Cristo, a la altura de sus manos. Además, se observa  una cara bajo cada objeto mirando hacia abajo.

Esta imagen es obra del artista flamenco Aert De Gelder (discípulo de Rembrandt) y se titula “El Bautismo de Cristo”, pintado en 1710, se encuentra en el Fitzwilliam Museum, Cambridge. Se observa claramente un objeto con forma de disco del que parten rayos brillantes de luz sobre San Juan Bautista y Jesús. Delante del disco se ve la paloma representando el Espíritu Santo.

Ésta es una ilustración del Renacimiento de un ovni  visto en Roma, detallada en el libro el ” Prodigiorum liber ” por el historiador romano Julio Obsequens – “Algo como una clase de arma, o proyectil, se elevó con un gran ruido de la tierra y voló en el cielo.”

Esta ilustración pertenece al libro “Ume No Chiri” “polvo de albaricoque”,publicado en 1803. Un barco extranjero y su tripulación fueron testigos en Haratonohama, Japón, de este extraño objeto. De acuerdo con explicaciones del dibujo, la cáscara exterior estaba hecha de hierro y cristal, y unas extrañas letras podían verse dibujadas dentro de la nave.

Paolo Ucello (1397-1475), magnífico representante del Quatrocento, pintó una tabla conocida como “la Thébaide” en la que se observa un Cristo crucificado y bajo él un extraño aprato describiendo una curva muy cerrada..

Este dibujo muestra dos objetos voladores sobre Hamburgo, en Alemania el 4 de Noviembre de 1697. Los dos objetos fueron descritos como “dos ruedas brillantes”.

Una ilustración que muestra un avistamiento de una rueda en llamas en el año 900 en Japón.

Esta imagen procede de una traducción al Tibetano del texto en Sánscrito “Prajnaparamita Sutra” del Siglo X, y se encuentra en un museo Japonés. En la ampliación se pueden observar dos objetos que se parecen a sombreros, y  uno de ellos parece que tiene agujeros. Los textos de los Vedas están repletos de descripciones de Vimanas. El texto sagrado Ramayana describe a los Vimanas  como naves circulares o cilíndricas con dos niveles, con agujeros y con una cúpula. Vuelan a la “velocidad del viento” y producen un “sonido melodioso”.

Ésta es una reproducción artística de un relieve encontrado en un laberinto en la isla Jotuo en el lago de Toengt’ing. Fue encontrado por una expedición que tuvo lugar en 1957 (dos años antes de un terremoto en esa región). La expedición se llevó a cabo por el profesor Tsj’i Pluma-Lai, quienes encontraron varios relieves que muestran a los “humanos” en vestidos con ropa extraña que se parecía a los trajes de los astronautas.

El cuadro se conoce como “La glorificación de la Eucaristía” y fue ejecutado entre 1598 y 1614, junto con el resto de la decoración pictórica de la iglesia que fue renovada en esas fechas.

Como su título indica, el cuadro es una representación bastante típica de la eucaristía. En la parte superior se puede observar, sobre una gruesa nube, a Jesús, en la izquierda y a Dios Padre a la diestra, quienes sujetan con sus manos, uno con la izquierda y otro con la derecha, dos especie de antenas que parecen estar enroscadas en una esfera de aspecto sólido y semitransparente. La punta de una de estas “antenas” está rematada por una cruz y la otra por una pequeña esfera. Sobre la esfera se observa una paloma, como representación del Espíritu Santo, que irradia una intensa luz. En el interior de la esfera, y para dar más efecto de esfericidad, se observa una escena de lo que parece ser una habitación con una puerta. Con apenas relieve, una faja ecuatorial circunda la esfera que, con la transparencia, se puede apreciar incluso por la parte trasera y que subraya de nuevo la materialidad del objeto.

FUENTES: http://joseluisfdez.eresmas.com  http://misterios.co/   http://www.taringa.net  http://www.bibliotecapleyades.net  http://sobreleyendas.com

Los Anunnaki

Los Anunnaki son un grupo de deidades sumerias y acadias que están relacionadas con los Anunna y con los Igigi, los dioses menores.

Según un mito babilónico y sumerio, los Anunnaki fueron los hijos de Anu, el cielo.  Anu, a su vez, era hijo de los hermanos Anshar y Kishar, dioses del cielo y la tierra respectivamente.  Por tanto, Anu era nieto de los dioses fangosos Lahamu y Lahmu, guardianes del templo en Eridu, en el cual tuvo lugar la Creación según el mito.  Lo que convierte a los Anunnaki en los bisnietos de los guardianes del templo de la Creación.

Enlil, señor del aire e hijo de Anu, sustituyó a su padre al frente del consejo de los Anunnaki y esta decisión provocó una disputa entre él y su hermanastro Enki, el señor de la tierra, dios triton del agua dulce, de la sabiduría, considerado por muchos como un alquimista.

Los Igigi, los dioses menores, rehusaron continuar trabajando para mantener la armonía del Universo y Enki, en el Shabbat o Shappatu, creó a la humanidad para que ésta asumiera la responsabilidad de realizar las tareas que los dioses menores habían abandonado.  Los Anunnaki, el alto consejo de los dioses y de Anu, fueron distribuidos por el planeta Tierra y el mundo subterráneo.  Algunos de ellos fueron el propio Enki, Asaru, Asarualim, Asarualimnunna, Asaruludu, Namru, Namtillaku o Tutu.

La reinvención del término los Anunnakis surgió en 1964, tras la publicación del libro Mesopotamia antigua: retrato de una civilización muerta, del asiriólogo Adolph Leo Oppenheim, quién popularizó este concepto que fue tomado por distintos blogs y personajes del mundo esotérico y de pseudociencias de Internet. Por otra parte, el escritor y conferenciante británico David Icke sostiene que los anunnaki son extraterrestres que continúan controlándonos a través de los gobiernos y las grandes fortunas.

El azerbaiyano Zecharia Sitchin publicó una decena de libros conocidos cómo Crónicas de la Tierra a partir de la década de 1970.  En ellos, supuestamente quedaban traducidas tablas sumerias de escritura cuneiforme y textos bíblicos en su escritura original (a pesar de ignorar completamente las propias fuentes lexicográficas sumeroacadias, como las listas gramaticales de palabras). El primero de ellos, El 12º planeta, da una versión inventada del Génesis.

El libro narra la llegada de los Anunnaki (Elohim o Nefilim bíblicos) a la Tierra procedentes de un supuesto planeta llamado Nibiru hace unos 450.000 años: seres altos de unos 3 metros de altura de piel blanca, cabellos largos y barba, quienes se habrían asentado en Mesopotamia y que, por ingeniería genética, aceleraron la evolución del Neanderthal a Homo Sapiens aportando su propia genética, por la necesidad de tener trabajadores esclavos.

Según las novelas de Sitchin, la tecnología y poder de los Anunnaki aún no ha sido superada, plantea que podían efectuar viajes espaciales y manejar la ingeniería genética hace 450.000 años, y que habrían dejado sus rastros en toda la Tierra con tecnología aún desconocida como por ejemplo con pirámides (egipcias, mayas, aztecas y chinas), Stonehenge, el “puerto espacial de Baalbeck”, las líneas de Nazca y hasta Machu Pichu.

Las especulaciones e invenciones de Sitchin han sido descartadas por científicos, historiadores y arqueólogos, que están en desacuerdo tanto en su traducción de textos antiguos como en su comprensión cierta de la física.

FUENTE: https://es.wikipedia.org

Origen de los monstruos

La palabra monstruo se utiliza para designar a “…cualquier criatura legendaria aparecida frecuentemente en la mitología, las leyendas y la ficción.”

Los monstruos eran para las antiguas mitologías como la griega, seres híbridos provenientes de tierras lejanas y desconocidas que nada tenían que ver con la intervención humana o satánica, sin embargo, conforme avanzó la historia, los monstruos comenzaron a ser vistos de manera muy distinta. Les sorprenderá saber que en una época tan llena de supersticiones como lo fue el siglo XVI, los monstruos estaban completamente disociados de la mitología y también de las fuerzas del maligno, los monstruos que antiguamente encarnaban la figura del minotauro, las sirenas, los dragones o los tritones, pronto pasaron a convertirse en niños cornudos, con trompa, sin boca o cualquier otra deformidad que estuviera fuera del entendimiento de aquellos tiempos.

En una época en la que existía una encarnizada lucha contra el demonio, traducida en sangrientas cacerías de brujas, los monstruos, sorpresivamente, no formaban parte de las filas del mal, el origen de los monstruos era totalmente divino, de hecho, el origen de la palabra monstruo se encuentra en el francés antiguo “monstre,” derivado a su vez del latín “monstrum” cuya raíz “monere” significa “advertir.” Esta advertencia la encontramos claramente en Des monstres et prodiges, un libro escrito por Ambroise Paré y publicado en 1573, donde el origen de los monstruos podía deberse a cualquiera de las siguientes causas:

Las causas de estos monstruos son muchas. La primera es la gloria de Dios. La segunda su ira. La tercera, la cantidad excesiva de semen. La cuarta, la cantidad insuficiente de semen. La quinta, la imaginación (por ejemplo, los “antojos” de las madres encintas, que producen efectos reales). La sexta, la estrechez o pequeñez de la matriz. La séptima, la postura indecente de la madre, cuando, estando embarazada, se sienta demasiado tiempo con las piernas cruzadas o apretadas contra el vientre. La octava, por la caída o los golpes dados contra el vientre de la madre estando embarazada. La novena, la enfermedades hereditarias o accidentales. La décima, la descomposición o corrupción del semen. La decimoprimera, la mezcla de semen. La decimosegunda, las artimañas de los mendicantes malintencionados del hospital. La decimotercera, la intervención de los demonios o diablos.

Como podemos ver, en el siglo XVI se creía tanto en la existencia de demonios, como en la de monstruos; sin embargo, los primeros (contra quienes realmente debía lucharse a toda costa) apenas lograban intuirse con la marca del diablo, con supuestos aquelarres y pactos satánicos; mientras que los segundos eran visibles a cualquier ojo y eran producto de errores humanos, de malos comportamientos y, por ende, eran castigos divinos enviados a los padres (generalmente la madre) por sus fallas y debilidades.

De acuerdo con Paré, la única intervención demoniaca para engendrar monstruos es la decimotercera; pero en definitiva, los monstruos estaban relacionados con la voluntad divina para enmendar comportamientos inmorales, en esta época se creía además que el nacimiento de un monstruo era señal indiscutible de que una gran catástrofe (epidemias, tempestades, etc.) se acercaba; estas catástrofes eran también un castigo divino, ya no sólo contra los padres que habían obrado mal, sino contra todo un pueblo que comenzaba a transgredir las normas morales.

Los monstruos del siglo XVI podían inspirar miedo o repugnancia; sin embargo, nunca representaron una amenaza diabólica, sino la voluntad de dios para castigar comportamientos reprochables en los humanos.

FUENTES: http://lascosasquenuncaexistieron.com/  http://www.monstropedia.org/

Nazino, la tenebrosa isla de los caníbales

En la primavera de 1933 una nueva jornada de sufrimiento aguardaba a la Unión Soviética. En plena dictadura de Stalin barbaridades y salvajismo eran el pan de cada día de los ciudadanos rusos. Stalin ordenaba cada cierto tiempo efectuar “purgas” en las calles de las ciudades más importantes. Estas cacerías humanas ocasionaban que miles de personas en estado de miseria o de indefensión social, fueran arrestadas y embarcadas a destinos desconocidos, en lo más remoto y peligroso de Siberia.

Por aquel entonces Stalin determinó que fueran deportadas de manera forzosa, 6.144 personas, como parte de su plan de limpiar las ciudades de indeseables y para que colonizaran lugares silvestres y lejanos. Una mañana del año mencionado, fue embarcada esa muchedumbre rumbo a la isla Nazino, un pedazo de tierra sin vegetación alguna, inhóspito, agreste y desolado, lejos de cualquier traza de civilización. Allí no había esperanza de hallar cabañas, refugio, o campamento alguno.

Más de 30 personas fallecieron solo en el trayecto, por las pésimas condiciones en las que se hallaban las embarcaciones. Se les dijo que la isla Nazino sería solo una escala, una parada provisional. Sin embargo esa estancia se extendió durante un mes entero, al tiempo que la isla se transformaba en un sitio de pesadilla, tumba para miles de personas y el infierno para innumerables más. Nazino se convirtió en el espacio de los episodios más salvajes, bárbaros y animales del ser humano, que se manifiestan justo cuando es forzado a situaciones sin control alguno, límites extremos justo al borde de la demencia.

Mapa de la isla

Nazino se ubica en la región de Tomsk (Rusia), en el distrito de Alexandrovsk. No lejos de la isla, se encuentra el pueblo del mismo nombre. Pero desde 1930 este sitio fue nombrado como la Isla de la Muerte e incluso los marineros que se navegaban por el río Ob, la conocían por ese mismo nombre.

Los deportados fueron desembarcados con lo que llevaban puesto, sin víveres, sin ropa adecuada para las gélidas temperaturas siberianas. Muchos de aquellos desdichados llevaban ropa ligera, puesto que habían sido capturados de improviso y muchos llevaban las mínimas prendas. Era gente de todas clases sociales, edades y sexos: criminales, delincuentes, científicos, escritores, hombres, mujeres y niños. Todos ellos sin control alguno, abandonados a su destino en aquella olvidada isla.

Tan solo en la primera noche murieron 295 personas en la isla de Nazino, no obstante eso fue solo el inicio de la tragedia. En una carta desclasificada luego de 70 años, un subalterno le comunicaba a Stalin acerca de la llegada a la isla:

“En la isla no había ninguna herramienta, ni edificios, ni semillas, no había ni una migaja de comida. El 19 de mayo empezó nevar debido a la rosa de los vientos, y las heladas se apoderaron del lugar. Fue cuando la gente comenzó a morir. Muchos de ellos murieron alrededor de las hogueras mientras dormían, agotados por el frío y la humedad. El equipo de sepultureros enterró durante el primer día 295 cadáveres.”

Cinco días después de haber desembarcado, llegaron las provisiones: harina, 20 toneladas de harina y nada más. La entrega de las raciones se convirtió en un verdadero caos, puesto que los grupos más agresivos, integrados por delincuentes y criminales, se apropiaron de la mayoría de la harina e hizo entrega de ella, de acuerdo a su conveniencia. Se formaron estampidas enteras de gente desesperada de hambre y muchos murieron pisoteados por la famélica multitud.

Con apenas medios para encender pequeñas hogueras, los deportados, en su angustia, tuvieron que tragar la harina mezclada con el agua del río. Esto propició brotes de disentería y fiebre tifoidea, lo cual ocasionó numerosos fallecimientos más.

Las pocas personas que aún tenían fuerzas, intentaron escapar cruzando el río, sujetándose a viejos troncos. No obstante de inmediato eran acribillados por los guardias y los que no fueron alcanzados por los disparos eran arrastrados por la corriente. Pocos escaparon con vida de la Isla de la Muerte. En poco tiempo los deportados se decantaron al lado más primitivo y salvaje. Lo que quedaba de cordura en ellos, por la desesperación y el temor, desapareció, junto con toda compasión o sentido humano.

Los habitantes de Nazino se embriagaron de su instinto más primitivo y se arrojaron al canibalismo, de la manera más cruel e inhumana. No solamente comieron la carne de los muertos o asesinados, sino que las hordas embrutecidas inmovilizaban a sus víctimas y se alimentaban de sus cuerpos, aun estando ellas con vida. Tan cotidianos llegaron a ser tales eventos que en Nazino se utilizaba la expresión de “ordeñar la vaca” cuando se presentaba una de estas carnicerías.

Uno de los escasos supervivientes de la Isla de la Muerte, que en aquel entonces tendría unos 13 años, rememora:

“La gente moría por todas partes, se mataban entre sí. Entre los prisioneros recuerdo a una bonita joven deportada que estaba siendo cortejada y protegida por un guardia. Aprovecharon un momento en que él se había ido y la atraparon, la ataron a un árbol, y aun estando viva empezaron a cortarle trozos de carne de su cuerpo. Se la comieron totalmente viva, cuando el guardia regresó, la joven aún estaba con vida, pero había perdido mucha sangre, cortaron carne de sus muslos, cortaron sus pechos, pedazos de sus brazos… Cuando uno caminaba a lo largo de la isla, podría encontrarse con trozos de carne humana envuelta en telas y harapos, tiras de carne humana fileteadas colgadas de los árboles. Todo el terreno estaba lleno de cadáveres.”.

Un libro publicado mucho tiempo después, “Cannibal Island”, basado en relatos y documentos de los testigos, de la autoría de Nicolas Werth, detalla que innumerables personas, niños, mujeres y hombres, fallecieron en Nazino. Fueron más de 4 mil víctimas las cuales murieron en este dantesco lugar, asesinados, mutilados y devorados (no siempre en este orden) en circunstancias donde unos pobres seres eran los cazadores y muchos más eran las indefensas víctimas, fáciles de ultimar.

Años después, en la isla de Nazino se hallaron más de 30 fosas comunes, cada una de ellas con 50 o 70 cuerpos. Meses después aún aparecían cadáveres en las orillas del río Ob, tanto en las cercanías de la isla, como a distancias considerables. Y es que se cree que casos como este se hayan presentado en otras remotas islas de la URSS (Unión Soviética), en tal periodo y posteriores. Los ecos de la Isla de la Muerte, los alaridos de las víctimas aterrorizadas, parecieron difundirse desde muchos otros puntos perdidos de la Rusia salvaje.

FUENTE: http://www.misteriosarealidad.com