Por qué nadie reconoce la autoría de la estatua que llegó a la Luna hace 46 años.

La estatua y la escultura en homenaje que se encuentran en la Luna

En la misión Apolo 16, en 1971, el comandante David Scott depositó una pieza creada por el artista belga Paul van Hoeydonck junto a una escultura en homenaje a los caídos. La historia de secretos y traiciones.

Nadie lo supo en ese entonces, pero semanas antes de que emprendiera vuelo Apolo 15 -la novena misión tripulada- David Scott, el comandante, se había reunido con el artista belga Paul van Hoeydonck en un restaurante. Todo lo que allí se dijera debía permanecer en secreto, le dijo y después le hizo la propuesta: quería que van Hoeydonck creara una pieza que homenajeara a los caídos en misiones espaciales anteriores.

Scott no dejó todo a la imaginación del artista. La estatua debía seguir ciertos requisitos: ser pequeña, sin género ni etnia que se pudiera identificar y diseñada con un material que pudiera afrontar la hostilidad de la Luna. Paul van Hoeydonck no dudó. Aceptó la propuesta. Aunque hay un punto en el que todavía hoy, 46 años después, difieren las versiones de ambos.

El astronauta asegura que le impuso una condición inquebrantable. La autoría de la pieza debía permanecer bajo estricto anonimato. No se podía conocer quién era su creador porque las políticas de la NASA así lo estipulaban. Sin embargo, el artista dice que esa cláusula jamás se sugirió en la reunión.

El 26 de julio de 1971 partió Apolo 15 hacia su destino y, pocos días después, Scott depositó, ante el desconocimiento de sus propios compañeros, la estatua junto a una escultura en la que se puntualizaban catorce nombres de cosmonautas muertos en el espacio.

Scott le tomó una foto a la estatua junto a la escultura con la idea de develarla ni bien llegado de la misión. Aunque el anuncio se demoró. Nadie se enteró de la existencia del homenaje hasta que el periodista Walter Cronkite lo mencionó poco antes del lanzamiento de Apolo 16 en 1972.

Paul van Hoeydonck, el creador de la pieza

En ese momento, van Hoeydonck hizo su aparición pública. Dijo que él era el responsable de la pieza depositada en la superficie lunar y pidió una página completa en la revista Art in America para anunciar la venta de 950 réplicas a un precio de 750 dólares cada una.

Se estipuló que la venta tendría lugar en la emblemática Galería Waddell, pero Scott se opuso. Aseguró que eso no era parte de la pautado, que iba en contra de las políticas de la NASA. De hecho, van Hoeydonck ni siquiera tenía los derechos de la estatua.

El escándalo se desató en Apolo 16, en el ’72, cuando los tripulantes llevaron 641 sobres estampados a la Luna con una sello de la NASA que los convirtió en oficiales. Un coleccionista alemán compró 100 de ellos por 21 mil dólares. Se suponía que el dinero se usaría como fondo para los hijos de los astronautas, que solo gozarían del beneficio una vez alejados de la NASA, pero la venta se produjo en el momento.

La agencia investigó el caso como posible beneficio extra de los viajes espaciales. Uno de los entrevistados fue van Hoeydonck. Querían conocer si estaba vinculado al hecho. Tal presión funcionó para desmantelar el evento en la Galería Waddell y solo se produjeron 50 réplicas de la pieza. Aún hoy, 46 años después, el artista no obtuvo la autoría de la estatua y dice que solo le pagaron por una copia.

FUENTE: http://www.infobae.com

Anuncios

Misnebalam, pueblo “fantasma“, cuyas leyendas traspasan fronteras.

El pueblo “fantasma” de Misnebalam alberga leyendas urbanas que llaman la atención de propios y extraños, quienes llegan a ese peculiar sitio, que alguna vez fue sede de una próspera comunidad henequenera y hoy prodiga historias sobrenaturales.

Misnebalam pertenece a la Subcomisaría de Santa María Yaxché y se encuentra en el kilómetro 17 de la carretera Mérida-Progreso, donde estuvo por muchos años una hacienda henequenera.

La Biblioteca Yucatanense contiene una publicación de 1927 con el título de “Constancias judiciales del atentado criminal cometido en la persona del ingeniero Don Fidencio G. Márquez”, el dueño original de la hacienda, el 22 de octubre de 1921, en el camino que conduce a la Estación de San Ignacio a la Hacienda Misnebalam.

En sus páginas se relata, a través de distintas declaraciones de los implicados, una historia de muerte y traición en los últimos años de la época dorada del henequén yucateco.

Según la Biblioteca Yucatanense, para 1921, Fidencio G. Márquez era el propietario de la finca Misnebalam, que en maya significa “cola de gato” o “cola de jaguar“, una próspera hacienda de entre muchas otras que protagonizaron el clímax económico que experimentó la península.

Un día, cuando Márquez recorría el camino blanco, o sac-beh en maya, que lo llevaba de San Ignacio a su finca, se vio en medio de un evento que traería desgracias para los involucrados.

El 22 de octubre, a mitad del recorrido, Márquez que iba con su hijo Fidencio y uno de sus trabajadores fue sorprendido por unos individuos que aparecieron en el camino. Luego de atacar y herir gravemente a Márquez los sujetos desaparecieron.

Como el propietario de Misnebalam era el objetivo de la agresión, sus dos acompañantes salieron ilesos y a pesar de la lejanía en la que se encontraban pudieron llevarlo de regreso a Mérida aún con vida y según los relatos logró sobrevivir.

En la actualidad los dueños de esa hacienda son Paulino Conde y José Pacheco, pero esta luce completamente abandonada, aunque en realidad, en su momento de auge llegó a estar habitada por 170 personas, según los censos hechos en la zona por el Instituto Nacional de Geografía e Informática (Inegi).

Aunque no existen bases para asegurarlo, decenas de notas y artículos aseguran que el pueblo fue abandonado debido a la constante aparición del fantasma de un niño llamado “Juliancito“, la cual es una de las principales leyendas que hoy rondan en el sitio.

Varias revistas y programas de televisión dedicados a lo paranormal han realizado trabajos sobre la historia de “Juliancito” y sus contantes apariciones.

También se habla de un monje que por las noches aparece en la iglesia del lugar, el cual viste una túnica negra y sube al techo de la iglesia, y ahí abre los brazos, así como voces y ruidos extraños, casas en donde no vive nadie, pero se prende la luz y otras muchas historias que se cuentan a todo aquel que llega al pueblo “fantasma”.

Todas estas historias y el hecho de que el sitio ha sido bautizado oficialmente como “fantasma” por quienes viven cerca ha provocado que el ayuntamiento de esta ciudad trabaje para incluirlo en la oferta de sitios que los visitantes pueden conocer en su estadía en la capital.

La directora de Turismo y Promoción Económica del ayuntamiento de Mérida, Carolina Cárdenas Sosa, señaló que trabajan con una cooperativa de colonos de Yaxché para establecer tres rutas que podrán recorrerse en bicicleta y una llegará al pueblo “fantasma”.

Otra ruta irá a un sitio arqueológico cercano a esa comunidad y la otra llevará al cementerio, por lo que el proyecto ofrece varias opciones a quienes acudan a ese lugar.

Detalló que diseñan la señalización para las rutas y en su primera fase sólo operará los fines de semana, aunque la idea es que la cooperativa pueda ofrecer los servicios a las personas que lleguen todos los días.

El plan también considera que los pobladores brinden alimentos y bebidas típicas de la región a los visitantes, pues se pretende impulsar el interés turístico y estimular la economía de los habitantes de esa localidad, expuso la funcionaria municipal.

“La realidad es que el sitio gana fama por los relatos y leyendas que han pasado de generación en generación y vamos a aprovechar esta oportunidad para incorporar formalmente al lugar a nuestra oferta turística a partir de este año”, resaltó.- Notimex

FUENTE: http://yucatan.com.mx

Cecil Hotel, ¿será el lugar más embrujado de Los Ángeles?

Con una larga historia de suicidios, asesinatos, misteriosas desapariciones y un sin número de reportes de actividad paranormal, el Cecil Hotel tiene fama como uno de los sitios más escalofriantes de Los Ángeles.

Construido en 1927 y ubicado en el corazón del centro de Los Ángeles, el hotel Cecil ha presenciado la gran evolución de la ciudad y cuenta con una larga y oscura historia. Varios suicidios, homicidios, la estadía de dos asesinos en serie y un sin número de reportes de apariciones y actividad paranormal han servido para afianzar la escalofriante fama del hotel.

Aunque el Cecil inició como un sitio agradable y acogedor, con el paso de los años el hotel fue deteriorándose poco a poco, hasta convertirse en un refugio para centenares de transeúntes.

Durante la Gran Depresión y a lo largo de los cincuentas y sesentas el hotel fue el escenario de varios suicidios y crímenes violentos.  Historiadores indican que el Cecil llegó a ser conocido como un escondite para los desdichados, desamparados y marginados.

El Cecil Hotel abrió sus puertas en 1927 y es considerado como uno de los lugares más embrujados en LA.

En la década de los ochentas Richard Ramirez, uno de los asesinos en serie más notorios en la historia del país, se hospedó en el hotel.  El llamado “Night Stalker” se alojó en el establecimiento de 1984 hasta 1985, periodo en el cual llevó a cabo la mayoría de sus crímenes.  Ramirez fue el autor de 13 asesinatos y su racha de violencia dejó una huella de terror en California.

Casi una década después, otro asesino en serie buscó posada en el hotel Cecil.  Jack Unterweger emigró de su natal Austria en la década de los noventas y arribó en Los Ángeles para dar inicio a su vida como un criminal “rehabilitado”.  El europeo había sido convicto de asesinar a varias mujeres en su país, pero fue liberado después de participar en un programa de rehabilitación social.

Tal parece que Unterweger nunca logró dicha recapacitación, ya que continuó su ola de violencia en EEUU.  De acuerdo con la policía, en 1991 Unterweger  ultimó a tres mujeres. El homicida huyó de Los Ángeles y posteriormente fue arrestado, pero no sin antes haber dejado una estampa escalofriante en la historia del Cecil.

Usuarios en las redes han circulado esta imagen, de uno de los presuntos espíritus que residen en el Cecil. ¿Tú qué vez en la foto?

Como si eso fuera poco, el Cecil también fue el escenario de la misteriosa muerte de Elisa Lam, una turista canadiense que desapareció en el 2013 luego de hospedarse casi un mes en el hotel.  Mientras las autoridades buscaban a la joven, algunos clientes del hotel comenzaron a quejarse de un sabor “raro” en el agua de sus cuartos.  Las quejas llevaron a los empleados del sitio a investigar las torres de agua.  Fue allí donde descubrieron el cadáver descompuesto de Lam.

Últimas imágenes de Elisa Lam antes de su misteriosa desaparición y trágica muerte en el Cecil Hotel.

Aunque la muerte de Lam fue catalogada como un suicidio, usuarios en las redes atribuyen el fallecimiento a las “energías” misteriosas y nefastas relacionadas con el hotel.  Estas historias cobraron más fuerza después de la publicación del video que documentó los últimos momentos de la joven. Las imágenes, captadas por las cámaras de seguridad del hotel, muestran a Lam dentro de un ascensor, aparentemente hablando sola y alzando sus brazos erráticamente.  El rodaje también parece mostrar a la joven escondiéndose o intentando huir. Dichas imágenes se han circulado en las redes donde abundan las teorías sobre la tragedia.

Elizabeth Short, la Dalia Negra, fue vista por última vez en el Cecil antes de ser brutalmente descuartizada.

Hoy en día el Cecil se llama “Stay on Main” y cuenta con 600 habitaciones para hospedar a los visitantes con nervios de acero. Cabe destacar que ni el cambio de nombre ha logrado borrar la escalofriante reputación del Cecil como uno de los sitios más embrujados de Los Ángeles.  De hecho, se dice que la tenebrosa y violenta historia del hotel sirvieron de inspiración para la serie de terror “American Horror Story: Hotel”.

FUENTE: http://www.univision.com

La rectoría de Borley, el lugar más embrujado del planeta.

Las casas embrujadas no existen sólo en las películas. Entrar en alguna de ellas es visitar un lugar donde todo lo conocido queda en un segundo plano frente a fenómenos que no podemos explicar y aterran al más valiente.

Todavía hay quienes se resisten a creer; quienes prefieren vivir en un mundo seguro y racional; quienes desean negar la existencia de fenómenos imposibles de explicar por las reglas que rigen el mundo actual. Ellos son quienes deberían ganarse un paseo por la Rectoría de Borley, el lugar más embrujado del planeta.

Esta denominación no es caprichosa. Es el resultado de hechos inexplicables que ocurrieron allí durante siglos y que sólo pueden explicarse dentro de la “lógica” paranormal. Hechos que traspasaron los rumores de la región y que se convirtieron en tema de debate nacional e internacional de la primera mitad del siglo XX, luego de que la historia llegara a medios populares como el Daily Mirror o Life.

¿CÓMO COMENZÓ TODO?

El origen de la primera construcción es impreciso. Se dice que el primer establecimiento data de la Edad Media. Que por entonces era sólo una casa grande levantada con piedras, que ofició luego como un monasterio para la comunidad rural local. Fue un tiempo después que se convirtió en rectoría, cuando Borley (condado de Essex, Inglaterra) fue tomando forma de pueblo y construyó una iglesia cerca más acorde al progreso de la región.

El edificio final fue erigido en 1862, por orden del reverendo Dawson Henry Ellis, cuando éste fue asigando al lugar y buscaba un establecimiento más acorde a su numerosa familia. El arquitecto encargado fue Augustus Pugin y el estilo elegido fue el victoriano, típico de las construcciones de la época. Ese mismo que asusta hasta en las fotos.

Vaya uno a saber por qué razón los fenómenos paranormales comenzaron a suceder recién con la llegada de estos nuevos habitantes.

¿DÓNDE NACE LA LEYENDA?

Puede resultar pretencioso buscarle explicación a estos hechos, pero la leyenda en sí puede rastrearse al siglo XIV, cuando -supuestamente- un monje y una monja de un convento cercano vivieron una relación prohibida. Su romance fue descubierto e intentaron huir, pero fueron capturados. La pena fue capital. Al monje lo ahorcaron en público y la monja fue tapiada a las paredes del monasterio para que todo aquel que lo visite supiera lo que es vivir en pecado. Se dice que igual suerte corrió el chofer que los transportaba, que por cómplice fue decapitado para ponerle fin a su existencia.

Hay quienes desconfían de la veracidad de esta historia, pero nadie se atreve a negar los extraños hechos que comenzaron a suceder desde 1863. Pasos inexplicables en el interior de la casa, apariciones fantasmales y objetos que aparecían caídos se volvieron moneda corriente.

¿QUÉ FENÓMENOS OCURRIERON?

Entre los fenómenos registrados, los más espeluznantes hablan de un fantasma que vieron en 1900 las hijas del rector de turno. También son varios los que juran que es habitual ver un carruaje blanco y etéreo conducido por un jinete sin cabeza. Y cada 28 de julio son cientos las personas que se reúnen a ver un fantasma de mujer hacer un recorrido por los pasillos, en lo que se conoce como el Nun´s Walk (La caminata de la monja). Justamente, en esa fecha fallecía siglos antes la protagonista de la historia.

A tal punto eran alarmantes los episodios que, en 1928, el reverendo Eric Guy Smith y su señora se contactaron con la sociedad de investigación psíquica. La búsqueda fue a través del Daily Mirror, que envió un reportero a cubrir la historia, tras lo que resultaría conocida por el público en general. Aquel relato hablaba de un cráneo joven de mujer envuelto en papel marrón hallado en un armario por la esposa de Smith; de campanas que sonaban incluso después de que se les hubiera cortado la cuerda; y de extrañas luces que aparecían en las ventanas.

La serie de artículos detallando los misterios de Borley dio lugar a que años más tarde el prestigioso investigador Harry Price alquilara el inmueble durante un año para registrar cualquier fenómeno paranormal que sucediese. Lo acompañó un equipo de observadores que tomaron nota de lo vivido. El compilado de experiencias fue hecho texto en 1940, un año después de que el edificio fuera misteriosamente consumido por las llamas. El libro se llamó “The Most Haunted House in England: Ten Years’ Investigation of Borley Rectory” (“La casa más embrujada de Inglaterra: Diez años de investigación en la Rectoría de Borley”), como para que las cenizas también den que hablar.

FUENTE: http://www.latam.discovery.com

Bhangarh (India) La ciudad embrujada.

Sus ruinas tienen cuatrocientos años y son un reclamo turístico en la india. Junto a su riqueza arqueológica, incuestionable, llama la atención del viajero por las leyendas de almas atormentadas que, supuestamente, deambulan por sus polvorientas avenidas.

Óscar Herradón

La India está llena de suntuosos palacios que en su día pertenecieron a éste u otro maharajá. 

Lujo y ostentación que se mezclan con las leyendas locales para dar forma a historias de amor trágicas y damas ultrajadas condenadas a vagar por toda la eternidad entre sus paredes. Algunos de ellos, como el celebérrimo Taj Mahal, o los palacios de Jaipur, son lugares turísticos de obligada referencia que muestran el esplendor de los siglos en que fueron levantados, un contraste llamativo y algo vergonzante frente a la pobreza de las gentes que viven en las mismas latitudes. Sin embargo, un país tan rico en tradiciones y con un pasado de esplendor, guerras y un sincretismo religioso notable, esconde enclaves aún más sorprendentes. Es el caso de Bhangarh, que lleva abandonado 400 años y que está considerado “el lugar más encantado de la India”, título que ostenta oficialmente, ya que las autoridades hace tiempo que han prohibido la entrada a las ruinas entre la puesta y lasalida del sol: a la entrada de la fortaleza, un cartel en letras hindúes advierte de ello por orden del Servicio Arqueológico Indio, sin duda más por tema de conservación que de terrores nocturnos. Aún así, se trata de la única ciudad de todo el país que ha sido declarada encantada. Curioso… y atrayente imán para los turistas.

Se levanta en el estado de Rajastán y es una ciudad abandonada que data de 1573 o 1613 dependiendo de las fuentes a las que acudamos. Lo que es seguro es que la mandó construir el maharajá Bhagawant Das, para brindar a su segundogénito, Madho Singh, una segunda residencia, tal era el nivel de vida de su estirpe. Con Madho la urbe, que fue amurallada y tomó la forma de un fuerte, gozó de su máximo esplendor: se construyeron templos a diversas deidades hindúes, como Shiva, y cinco puertas de acceso, a cual más esplendorosa. En 1630 comenzó su declive. La gran hambruna que asoló la India en 1783 hizo que Bhangarh fuera abandonada definitivamente.

Cerca de las ruinas se erigió la nueva ciudad, que cuenta con 1.300 habitantes, pero la que más llama la atención de los turistas es, por supuesto, la antigua, la “hechizada”…

Y es que los lugareños están convencidos de que todas las personas que murieron en el fuerte Bhangarh ahora frecuentan el lugar, en forma descarnada. Según varios testigos, todo aquel que ha entrado en su interior, caída la noche, ha desaparecido sin dejar rastro. Curiosamente, un magnífico gancho para atraer a más gente a la zona, ávida de emociones fuertes.

Con su ruina, comenzaron a surgir las leyendas… y a acechar, caída la noche, las almas en pena.

LEYENDAS MALDITAS

Parece que el mito de Bhangarh como ciudad encantada surge de dos leyendas locales. Una de ellas está protagonizada por un mago local, de nombre Balu Nath, quien se encontraba en su retiro espiritual cerca de donde fue levantada. El gurú advirtió a los gobernantes que si alguna vez la sombra de alguna de sus edificaciones osaba tocarlo, la ciudad sufriría una maldición y sería destruida. Como en toda leyenda que se precie, aquello sucedió: uno de los maharajás construyó un palacio muy cerca de donde habitaba Balu Nath y una de sus torres acabó por hacerle sombra. Después, el desastre…

La otra leyenda habla de una bella y desolada princesa de nombre Ratnavati quien, cuando cumplió la mayoría de edad, se convirtió en la mujer más deseada por todos los pretendientes de la región. Y entre ellos se encontraba otro mago que dominaba las artes oscuras, un tal Shinghia, quien utilizó el poder de sus conjuros para doblegar la voluntad de Ratnavati, y fracasó: un buen día, encantó el aceite que la muchacha había comprado en el mercado, pero ésta, descubriendo el ardid, derramó el líquido viscoso. Parece que, en un giro bastante fantástico del destino, el aceite se convirtió en piedra y, no se sabe cómo, acabó por aplastar al brujo. Eso sí, no antes de que Shingia lanzara una maldición contra todos los habitantes de la ciudadela. Un año después, Bhangarh era atacaba por el reino vecino, cuyos soldados pasaron a sus habitantes, unos 10.000, a cuchillo, incluida la joven que había rechazado el amor del mago.

Dos maldiciones, a falta de una, fueron fatales para su destino. A veces la leyenda no es sino una alteración, maquillada, de la realidad histórica, y hay quien cree que aquel asedio pudo estar basado en un episodio verídico del que, sin embargo, no se ha hallado fuente historiográfica alguna. Por ahora, sólo los fantasmas que deambulan por sus ruinosas avenidas conocen lo que sucedió realmente entre sus muros.

FUENTE: http://www.revistaenigmas.com

EL GRAN ASTEROIDE QUE ROZARÁ LA TIERRA EN 2017.

Su nombre es Faetón 3200, y pasa más cerca del Sol (apenas 21 millones de kilómetros) que cualquier otro asteroide que haya sido nombrado; a esta curiosidad debe su nombre: en la mitología griega Faetón es el hijo de Helios, el Dios del Sol.

Viene siendo estudiado por el Centro Nacional de Estudios Espaciales de Francia desde hace 20 años; según calculan los científicos, en diciembre del año que viene tendría lugar su mayor acercamiento a la Tierra.

¿Cuán cerca pasará? A apenas 10 millones de kilómetros. Cuando se aproxime al máximo, los investigadores podrán observar sus características con extraordinaria precisión; hasta ahora saben que es un asteroide de tipo S (compuesto de material oscuro), que su órbita semeja la de un cometa, que mide alrededor de 5 kilómetros y que es el padre de la lluvia de meteoros conocida como Gemínidas.

Su última aproximación tuvo lugar en el 2007, y las próximas serán en 2017, 2050 y 2060. Recién se acercará más que esta vez en el 2093.

Es altamente improbable que esta aproximación conlleve riesgos para nuestro planeta; a no ser, claro, que repita lo que sucedió con el personaje mitológico que lleva su nombre, quien pidió conducir el carruaje de su padre (el Sol), y al hacerlo entró en pánico, perdió el control y terminó cayendo en la Tierra, para ahogarse en el río Po.

El pasado 21 de julio, un asteroide del tamaño de un Boeing 737 sobrevoló la Tierra a tan sólo un tercio de la distancia que separa al planeta de la Luna. Para alarma de la comunidad astronómica, el gigantesco meteorito no fue detectado por ningún radar terrestre hasta pasados tres días del acontecimiento.

Ahora los investigadores calculan que el 12 de octubre de 2017 la órbita de este asteroide lo llevaría a pasar muy cerca de la Tierra, y no se descarta un posible impacto que, dependiendo de dónde tenga lugar, podría tener consecuencias más devastadoras que las del meteorito que cayó sobre Chelyabinsk en 2013, ya que podría duplicar su tamaño. Judit Györgyey-Ries, astrónoma del Observatorio McDonald de la Universidad de Texas, cree que se deben realizar más observaciones para asegurar con certeza que no impactará contra la Tierra:

“A pesar de que tiene una gran incertidumbre a lo largo de la órbita, es mucho menor que la incertidumbre radial, por lo que sólo cambia la hora del sobrevuelo más cercano. Yo diría que en base a esto, no hay posibilidad de impacto en 2017, pero más observaciones podrían ayudar a reducir las incertidumbres “, explicó. Actualmente existen 1.572 asteroides registrados como potencialmente peligrosos (PHA), aunque ninguno está en curso certero de colisión con nuestro planeta.

El asteroide 2012 TC4 fue descubierto por el Observatorio Pan-STARRS, en Hawai, en octubre de 2012; en aquel entonces los astrónomos estimaron su tamaño entre 12 y 40 metros y la roca pasó a 94.800 kilómetros de la Tierra.

FUENTES: https://ve.tuhistory.com  https://mx.tuhistory.com

La iglesia de los muertos.

Los muertos necesitan de su propia iglesia sobre todo si aún vagan en este mundo, así dice esta historia de terror y no han decidido marcharse, mientras que cumplen con su cometido existe una iglesia para los muertos, esto es lo que dice la leyenda.

Existía un cementerio muy lejos de todos los pueblos, entonces sus visitantes decidieron construir una capilla para hacer sus cultos y no sentirse tan alejados de lo espiritual, todos se reunieron y construyeron un hermoso punto de encuentro. El misterio es porque la iglesia al otro día amaneció perfectamente construida pero con un aspecto oscuro, a la semana sus paredes se agrietaron y tiempo después daba el aspecto de llevar siglos en ese lugar.

Los habitantes furiosos de encontrar su iglesia así, empezaron a culpar a otras personas de hacer estos daños a la edificación, por lo que un grupo de indignados se organizaron para vigilar la iglesia de noche y descubrir quiénes eran los que causaban tanto daño.

El resultado de su vigilancia les cambiaría la vida, en la iglesia se encendieron las velas, las campanas sonaban, las puertas se abrían y voces se escuchaban, pero nunca vieron a nadie humano entrar, por lo que inmediatamente huyeron del lugar porque reconocieron que la iglesia era de los muertos.

FUENTE: https://www.leyendasdeterror.mx